miércoles, 25 de febrero de 2009

Sobre ese partido que pudo acabar en tragedia (y acabó en vergüenza)


Sin haber estado en todos y cada uno de los hogares de los seguidores colchoneros que ayer acudieron al estadio Vicente Calderón (al que antes acudían a millares los que gustaban del fútbol de emoción y al que ahora acuden a millares los que se resignan a ver el escombro de un equipo que fue un Club, estadio al que también queda poco para convertirse en escombro, por cierto), a uno no le cuesta mucho llegar a la conclusión de que, mientras éstos colgaban en el perchero el abrigo y la bufanda rojiblanca, se hacían varias preguntas. Posiblemente se preguntarían por qué, y para qué, y si tiene sentido esto. También si tiene solución, de quién es la culpa de todo, si merece la pena tanto y tanto tiempo pensando en ese equipo que fue un equipazo y que ahora es un simulacro. Se preguntarían si no es mejor no ir el domingo, si merece la pena ir a Oporto, si no es mejor desconectar, alejarse, quitarse de en medio, quedarse a la cómoda profundidad del barniz, sin entrar al fondo ni a la esencia ni al por qué de lo que ocurre. Si no es mejor, en fin, ver esto del Atleti sólo como un pasatiempo de dos horas, aburrido y caro pero pasatiempo al fin y al cabo, y no como una forma de entender ciertas cosas que antes se entendían siendo del Atleti y que últimamente ya no.

Porque ayer, que hacía una noche magnífica y el campo presentaba un aspecto magnífico y la afición rival, que resultó ser mucho menos elegante de lo que a uno le hubiera gustado (algo aplicable a la nuestra, por cierto), llenaba medio fondo norte entero, el Atleti hizo uno de sus peores partidos de los últimos tiempos. Un partido malo con una actitud mala ante una afición dimitida: un poema, oiga. Si las cosas hubieran sido como debían, quizás el Atleti debió llevarse un 1-4 y aún así Leo Franco habría estado bien. El Oporto pasó por encima al Atleti desde el minuto uno, en el que Hulk, un portento físico que además parece que sabe qué hacer con un balón, se fue de tres defensas del Atleti con una autoridad que hizo pensar en la sangría que pudo ser y afortunadamente no fue. Dos minutos más tarde marcó Maxi un gol suyo, llegando desde su sitio y con la suficiencia que cada vez exhibe menos. El gol hizo pensar en que las cosas serían de una manera distinta a lo que realmente fue.

Y tras el gol, en contra de lo que uno podía esperar, la frialdad. La sensación de que, para los jugadores, todo estaba hecho. El relax, la distancia y casi la ausencia. Casi el desprecio por el rival y por lo solemne de la ocasión, la suficiencia, la falta de ambición, la desidia. Más bien la impotencia, quizás. Nada de seriedad ni de profesionalidad ni de entender lo que ocurre. Ni ganas ni fuerza ni alegría por haber metido un gol a la primera. Ni el realismo ni la humildad de asumir que el equipo de enfrente era mejor y que Leo Franco había salvado un par de goles en poco tiempo. Ni la astucia de leer el partido contra un rival superior contra un equipo limitado, ni la picardía de mantener una ventaja casi fortuita como quien guarda un tesoro. Tampoco la determinación de pelear a sangre y fuego contra un equipo más fuerte y mejor plantado que, sin embargo, jugaba fuera de casa. Nada de eso. Al contrario, el despiste, los pelotazos, los balones perdidos a los tres segundos de ser recuperados, las faltas lanzadas con aparentes fórmulas de laboratorio de equipo presuntamente trabajado que resultan en contraataques rivales. Las carencias en defensa, los errores de siempre, la falta de seguridad, la impresión de que no se iba a poder con la empresa. El fallo de Pablo, el gol fácil del Oporto, el empate, la conocida sensación de mirar al suelo lleno de pipas y de porquería, de sujetarse la frente con las dos manos, de girarse en el asiento buscando la mirada del compañero de grada que sufre en la fila de atrás para, una vez encontrada, morderse el labio inferior y balancear la cabeza de lado a lado y decir, una vez más, "pa'matarlos".

Empatado el partido que debía ir ganando, el Oporto jugó al fútbol. Y lo hizo bien y tranquilo, con la superioridad que da saber que el de enfrente es peor que uno. Jugaban contra pocos y lo sabían, sabían que Maxi anda de nuevo ausente y que Simao sólo no puede con todos, que Forlán anda espeso últimamente, fallando pases claros en posición de centrocampista que antes no fallaba, intuyendo que es realmente el Kun y no su esposa quien sufre los puntos de la cesárea. Sabiendo que con interiores que atacan un centro del campo potente puede fácilmente con Assunçao y Raúl García, y sabiendo que uno de los laterales, el derecho, dejó claro hace tiempo, quizás allí en Oporto, que lo del fútbol no va con él. Sólo Leo Franco pareció estar en el partido, haciendo paradas de mérito, más que nunca, con más frecuencia que nunca. Ujfalusi, siempre regular salvo cuando tiene alguno de sus fallos garrafales, dejó claro desde el principio del partido que por físico el rival era más rival que el que el Atleti podía gestionar. Entre Hulk y Lissandro y Meireles y más tarde Cristian Rodríguez se bastaron para acabar con el Atleti. Y eso que antes, al filo del descanso, un monumental golpe de suerte ponía al Atleti por delante.

Con uno de los goles más absurdos vistos en el Calderón en los últimos tiempos, en el minuto 45, cuando se supone que los equipos que encajan un gol se quedan planchados para los restos, el Atleti tomaba ventaja. El Atleti con suerte, quién nos lo iba a decir. Cualquier equipo bragado, sabedor de lo que el cielo le acababa de regalar, habría vendido caro cada palmo de terreno durante el segundo tiempo. Este Atleti no. Al trote miraba como corría el rival, al paso pensaba cómo intentar no perder la ventaja. El Oporto pudo marcar en varias ocasiones, pero no lo hizo en parte por fallos propios y en parte por mérito de Leo Franco. El Atleti hacía un partido que ya conocíamos con unos jugadores que ya conocíamos, plantado en el campo de una manera familiar. La sensación que transmitía la estampa es que el nuevo entrenador, que llegó afirmando que muchas cosas cambiarían con él, nunca había visto al Atleti de esta temporada: de otra forma no se explica que juegue con el mismo planteamiento que Aguirre, con los mismos jugadores salvo un par de excepciones y que transmita las mismas vibraciones que transmitía la peor versión del equipo cuando andaba al frente el mexicano. Quizás, al final, el problema no sea quién está al frente del banquillo sino algo más profundo.

Algo más profundo hay que buscar también para explicar la sensación de la grada. Aún antes de que el Oporto empatara y el equipo bajara definitivamente los brazos a pesar de quedar veinte minutos y jugarse la vida en su propia casa, el público no disimulaba su hartazgo. No sabemos si harto de ver al equipo haciendo lo que no debe o convencido de que su papel en este club no es más que el de pagano sin derecho a protestar, el público renunció a todo. Renunció a animar y renunció a apretar. Renunció a lo que es y renunció a lo que debería ser. Triste, la grada del Calderón no era lo que debería en un día feliz en el que juega la Champions el equipo que lleva la camiseta que nos trajeron los reyes hace ya unos añitos. Irritado, harto por tantos sinsabores, el público parece haber olvidado lo contento que se ponía uno antes cuando iba al fútbol e identifica su estancia en la grada con un mal rato, con sentir rabia e impotencia y un punto de vergüenza ajena. Seitaridis fue ayer el blanco de la indignación de la grada, lo que nos parece cuanto menos lógico. Seitaridis hizo de nuevo un partido horrible, con fallos garrafales y una obcecación con hacer pases a la olla que muestra su ausencia total de entendimiento de lo que va este juego. Un lance en el segundo tiempo resume bien su forma de entender estas cosas: una duda en un balón al que puede llegar pero al que prefiere no acercarse para evitar un golpe, Cristian Rodríguez que se la lleva con facilidad, robándole la iniciativa y la dignidad, Seitaridis que inicia la persecución al trote cochinero, dejando claro ante la grada que su orgullo es nulo, que su interés es nulo, que su profesionalidad es nula y que su vergüenza es nula.

Los cambios del entrenador tampoco ayudaron al equipo. Como dijo un talento ayer presente en la grada tras un viaje de muchos kilómetros:

- Parece que con Abel el equipo hace un juego más ofensivo

- En efecto. Yo llevo ofendido ya tres o cuatro partidos

Salió el Kun y en su lugar entró Sinama, que hizo poco. Entró después Maniche, quien se dedicó a lo que viene siendo su tarea fundamental en los últimos partidos: el cálculo del exacto número de pasos que separan los aspersores de la zona central del campo. Fiel a su misión como el jardinero de Le Carré, Maniche, pez en el río, cuenta y recuenta y vuelve a contar los pasos una y otra vez. Poco importa que el equipo contrario arme un contragolpe o que los suyos salgan al ataque: con la frecuencia de un bateador de cricket, Maniche va de un punto a otro calculando la distancia entre aspersores, valorando si el agua que estos echan es suficiente para el correcto riego de la zona por la que trota con su aire cansino y su estampa poco futbolísticas. La sabia afición portuguesa, formada en gran parte por botánicos y técnicos en horticultura, sí entiende la misión de nuestro héroe y así lo hizo ver gritando Manishu, Manishu, nombre del dios indio de la lluvia con el que bautizaron a su compatriota en sus años oporteños.

Acabó el partido y la gente se fue a casa. Harta, se fue a casa. Amargada, se fue a casa. En el camino a casa se preguntaban si había algún aliciente para ir al partido de vuelta más que ver la ciudad y comer bacalao y, con suerte, dar con un par de lugareños educados con los que charlar de fútbol y de lo bueno que está el vino que hacen. Sobre si merecía la pena hacer chistes sobre lo gracioso que es que "cambio" en portugués se diga "mudança" y lo apropiado del término en estos días en los que el Atleti acaba de vender el estadio. Posiblemente se preguntarían por qué, y para qué, y si tiene sentido esto. También si tiene solución, de quién es la culpa de todo, si merece la pena tanto y tanto tiempo pensando en ese equipo que fue un equipazo y que ahora es un simulacro. Se preguntarían si no es mejor no ir el domingo, si merece la pena ir a Oporto, si no es mejor desconectar, alejarse, quitarse de en medio, quedarse a la cómoda profundidad del barniz, sin entrar al fondo ni a la esencia ni al por qué de lo que ocurre. Si no es mejor, en fin, ver esto del Atleti sólo como un pasatiempo de dos horas, aburrido y caro pero pasatiempo al fin y al cabo, y no como una forma de entender ciertas cosas que antes se entendían siendo del Atleti y que últimamente ya no.

Y, lo peor de todo, lo realmente grave, es que el domingo allí estaremos de nuevo.

95 comentarios:

Paternoster dijo...

Muy buena cronica...Me ha puesto algo triste ver que recordaremos el ultimo partido Champions en El Calderon como un partido donde nos han humillado futbilisticamente !

Y hoy Torres espero que nos de una alegria !

Uffff!

Vicente dijo...

Exactamente, asi fue el partido, Don Carlos, se nota que hablado ud., con los 50.000 atléticos que padecimos una de las mayores vergüenzas de los últimos años, (para mi, solo comparable al 0-6 encajado contra el barça). Una jugada, eso si, se le escapa. En los ultimos minutos, contrataque rojiblanco lanzado por Assunçao, elige a Simaó, teniendo a de las Cuevas, solo en la otra banda, Simaó, noqueado como todo el partido, solo sabe pasarla a Maniche, que al estar contando aspersores, no sabe que hacer con el balón hasta que vuelve a ver cerca a Assunçao, para al final lanzar a puerta, con menos coraje que mi hijo de 4 años. Y yo pienso en que entre estos 3 capullos portugüeses, no le llegaban a nuestros julio prietos, marinas, rubios, arteches, ni a la suela de los zapatos.

ElCatenacho dijo...

Genial como siempre, dando en el clavo del sentimiento que nos embarga en estos dias-meses-años difíciles.

(Por otro lado, estoy ansioso a la espera de cruzarme con algún equipo, siquiera en copa contra un segunda b, en el que los jugadores contrarios parezcan más bajitos, canijos, y flojos que los nuestros. Si además diera la impresión de que los de rayas rojas y blancas pueden llegar, aunque sea saltando mucho, a cabecear un corner ya sería la releche).

Vito dijo...

Sobre el partido, nada que añadir, articulo completo como siempre.
El futbol en el Calderón se ve magnificamente, tambien nuestro antifutbol, que me dejó algo mareado (como cuando lo veo por internet).
Como dijo Don Ismael, poder charlar tras el partido ayuda a superar el disgusto.

Ya ni las derrotas del otro equipo me alegran (un poquito sí, vamos).

Paternoster dijo...

Respecto al Avatar !

Lo puse para verificar Quien Lee y Quien no a Dnha Emejota!

Solo D. Vito parece.

felipe dijo...

Qué bien lo ha expresado usted, hartazgo, cansancio, sensación de ida sin retorno.
Uno piensa ir a Oporto no a comer bacalao, qué también, sino a ver un partido histórico. El último, de éste que antes era un gran equipo, y hoy es una prestigiosa marca de algo que yo no entiendo, debe ser la edad, en Champions en los, como mínimo, próximos diez años.
Allí espero ver a algunos de ustedes porque se lo merecen.

yo_menendez@hotmail.com dijo...

Despues de una larga ausencia en mis comentarios (no en la lectura), me doy cuenta que aqui es donde realmente se expresa lo que siento cada vez que voy al Calderón.
Y no saben como me entristece este hastio, este buah,otra vez lo mismo, a mi que mi mayor ambicion desde canijo era ser socio numero 1 de este equipo, o entrenador.

Un abrazo a todos.
PD: creo que en Oporto pasaremos, porque nunca que he viajado hemos perdido, pero mas por supersticion que por conviccion.

MJ Navarro dijo...

Madre mía, qué apuro.
Respecto al avatar (y perdón por usar este blog para cuestiones que no vienen a cuento)le voy a decir algunas cosas, D. Pater:
-Si lo que quería Vd verificar es cuánta gente me lee, ya lo sabe. Uno o ninguno. Si es por constatar que soy pelagrera, y desconocida, no se apure. Yo lo sé hace muchos años.
- Si lo que trataba es de halagarme, va Vd fatal. Es más: me molesta que en un blog de otra persona pase lista Vd de algo que hasta que yo recuerde no le ha encargado mi periódico. Igual se lo han encargado y le pone Vd un celo al mandao que le van a nombrar empleado del mes, pero hasta que yo sé, no. No lo han hecho.Este, señor mío, no es mi blog. Si yo quisiera un blog para colgar mis cosas o para discutir sobre ello, lo hubiera creado y ya ha visto Vd que no.
- Ya sé que ignora Vd mis consejos, pero me atrevo a darle otro sabiendo de antemano que caerá en saco roto. Cíñase al tema y evite los adornos. Si no tiene nada que decir, apúntese a Pilates, pero evite los comentarios al peso.
- Y déjeme tranquila, se lo pido por favor. Dedíquese al Atleti. O si lo que quiere es otra cosa hay miles de blogs que se dedican a lo que Vd busca. Tenía noticias de la insistencia de "Peña El Único". No sabía que era tanta.

Dicho lo cual, pido disculpas al resto por tener que aguantar algo que es ajeno a este blog, lleno de personas pacientes y educadas.

Vito dijo...

Qué dice hoy Boluda?

MJ Navarro dijo...

Por una vez, D. Vito, la majadería del mes no la ha dicho el presidente de nuestro cluzz.

Por cierto, que el presidente de nuestro cluzz debería multar al Kun no sólo por irse a la ducha después del cambio, sino por irse de la ducha a una cena con unos amigos sin esperar a que acabara el partido. Sin embargo, me temo que lo que harán será "darle cariño".

Fran Omega dijo...

Cómo me fastidia ese tono amargo de la crónica, Don Carlos. Es decir; no que usted la emplee, sino que las circunstancias le obliguen a ello.

Que la única salida medio digna, sea opinar que en realidad casi dio igual el 2-2 final; porque de todos modos no hubiéramos podido, ni sabido, salir a defender en Oporto, el milagroso 2-1 que teníamos y no hay más remedio que salir (siempre) a marcar dos o tres, porque con "las contingencias defensivas" ya se cuenta ... da una medida exacta de lo que es este Atleti.

(Con permiso y como lector: leer a Doña MJ, en cualquier lugar, es un placer. Y hacerlo aquí, con esta sensación de proximidad, un privilegio. Parece mentira que un comentario ridículo, en la línea algo maniaco-obsesiva que mantiene el señor que no utiliza eñes, me obliguen a comentar algo tan obvio).

Vito dijo...

Es que todo se tuerce en nuestro equipo. Estas cosas no deberian pasar; es sintoma que se ha perdido el respeto por el club.
Me atrevo a decir que la culpa es mas de la directiva que del Kun.

Eduardo Fernandez dijo...

Llevo 10 minutos pensando en qué podía aportar en el apartado futbolístico que Vds no sepan: Nada.
Así que, sólo me queda decirles, que son Vds cojonudos porque sé que me cruzaré con vosotros el domingo en los aledaños del Calderón, soñando con ganar al Barcelona..

PD: Acaba de fallecer Diego Alcalá, el chaval del alevín del Atleti.

Estos desgraciados podían hacer algo por arrancarle su última sonrisa desde el cielo.

SodaPop dijo...

Pues yo, como ya dije, a jueves sigo pensando en no acudir el domingo. Ni al otro, ni al otro.
Más que nada porque lo que voy a ver ya no es equipo, ya no es el equipo por el que me peleaba en el el recreo con una marabunta de vikingos enardecidos, ya no es el equipo que me enseñaron a querer mi abuelo, mis tios y mis padres. No, a estos no los reconozco. Son unos tipos que se visten con una camiseta parecida y que juegan en nuestro estadio, nada más. El año que jugamos mis amigos el trofeo de fútbol 7 de mi pueblo con camisetas del atelti eramos más el Atleti que estos.
Una crónica amarga, Sr. Fuentes, como no podía ser de otra forma. Y la amargura se multiplica por mil con la noticia que acaba de reseñar el Sr. Fernández aquí arriba.

Saludos

Jesús dijo...

Menos mal que no consegui ver el partido, senhores. Jugaba el Manchester y tambien el Arsenal, asi que los pubs londinenses eran un hervidero de futboleros, pero no habia manera de ver al Atleti. Tampoco lo eche de menos, no les voy a enganhar, porque cerveza si que servian y estaba yo en companhia inmejorable (mejorando lo presente), asi que nos bebimos un trailer y acabamos riendo a mandibula batiente a eso de las cinco de la madrugada (local time). Don Ismael me informo del resultado y resumio lo acontecido con un parco "fatal". Me llamo tambien otro hermano atletico que, tal vez por explayarse, lo resumio en dos palabras "demasiada mediocridad", pero, ya digo, nos habiamos bebido un trailer de beers y, se lo juro, casi ni pense en el Atleti. Aunque de Aguirre me acorde un poquito... Por cierto, a Oporto hay que ir, exactamente por lo que ha dicho don Felipe.
Good morning!!

PD, huelga decir que estoy en un teclado pagano...

ISMAEL dijo...

Enhorabuena por su crónica en la que refleja con tanta precisión como profusión, lo que vivimos y sentimos en el campo.
Dicho esto, yo me lo pasé muy bien. Me lo pasé muy bien conociendo a algunos de ustedes, compartiendo nuestra amargura primero, nuestro sarcasmo después, y nuestras carcajadas al final.
Y digo esto porque yo pienso seguir siendo del Atleti, pese a esos malnacidos que nos dirigen y esos mamarrachos que nos representan. Mientras queden amigotes del Atleti con los que partirnos de risa tomando cañas, yo seguiré siendo de este equipo.
Es más, creo que ya soy capaz de tolerar hasta a Caniche: cada vez que salta al campo, me parece oir "mudança en el Atletico, salta o jhugador Manisshu", y me parto.
Dos postdatas:
1) para precisión semántica la de DJ Doggy: informado del resultado vikingo, contesta via SMS "que los fo..en" (pongan ustedes las dos eles).
2) Este malcarado de entrenador que nos han puesto, creo que no es Abel, es Caín. (cuñao que no he podido reprimir)

Carlos Fuentes dijo...

http://es.eurosport.yahoo.com/futbol/ruben-uria/article/240/

una buena crónica

Carlos Fuentes dijo...

por cierto, qué pena lo del chavalito del alevín, ´joder

yo_menendez@hotmail.com dijo...

Muy duro lo de el chico, mi hermano pequeño juega y entrena en ese recinto casi todos los dias y hoy al llevarle a entrenar rezaré por este chico y por su familia, porque no soy capaz de adivinar el dolor de sus familiares y conocidos.

Siento el tremendismo pero estas cosas me afectan mucho.

D.E.P

Liborius dijo...

Yo iba a escribir sobre la cronica, pero despues de esta noticia...no merece la pena hablar de ninguno de los males del Atleti.

Diego, siempre estarás en nuestros corazones.
Mucho ánimo a su familia.

laertes dijo...

Su crónica certera como siempre, pero me ha puesto triste el ver que ha renunciado vuesa merced a la busqueda de la sonrisa en sus sufridos lectores.
Fuí al Calderón con una sensación que vengo teniendo de un tiempo a esta parte, como de hartazgo. Sin embargo, durante un corto espacio de tiempo, que duró desde que metimos el gol hasta que nos lo metieron ellos, me animé y la sensación que tuve desde mi posición en el campo, fué que lo mismo que me pasaba a mí le pasaba al resto de la afición. A partir de su gol y hasta la fortuna de nuestro segundo, solo se escuchaba animar a los seguidores Dragaos.
Con el juego del equipo en la segunda parte aumentó la apatía que ya duraría hasta el final de partido.
Por las escaleras del vomitorio, el ambiente de cabreo y hastío eran tan grandes que cualquier chispa podría haber producido un incendio.
En fin, lo siento por mi hijo, por mi sobrino y por tantos chavales que seguramente ahora si empiecen a preguntarse por que son del Atleti.

Fran Omega dijo...

Es durísima la noticia de Diego que, desgraciadamente, se vio venir desde que hace unos días Maniche, a la salida del hospital, comentó que esperaban un milagro; lo que ya anunciaba la extrema gravedad, esas lesiones irreversibles y esa situación en la que no sabes muy bien qué desearle al niño.

Es una desgracia cruel, injusta y sin consuelo posible pero, alrededor de ella, debo comentar que me gusta cómo está actuando la gente del Club; por algo tan simple como tratar al niño como uno de los nuestros.

Por dar, en una situación como ésta, esa sensación (a veces tan olvidada) de familia ... que ya sé que es lo mínimo; pero que quiero pensar que, si no ahora, en el futuro sirva a su familia para sentir que su hijo, por ser jugador atlético, fue considerado como una persona muy importante.

Alonso Quijano dijo...

Vamos, que me estreno en el blog de la peor manera. Quizás por eso tantos fumaban porros. Humeantes columnas se alzaban el martes en el Calderón. Quizás buscaban olvidar a medida que veían a las 'neveras' portuguesas destemplar, sin mucho esfuerzo, a nuestra estelar defensa. Estelar porque están tan lejos como Orión o Pegaso. El miécoles me acompañó, durante todo el día, un fuerte dolor de cabeza y yo ya no sabía si era el efecto de los porros vecinos o del pos partido en el Calderón.

Conil dijo...

Esperaba que usted me levantara el ánimo, y le veo decaido como nunca. Magnífica crónica, pero triste. Supongo que no puede ser de otra manera. Me pregunto como explicarle a mi hija que ser del atleti merece la pena, pero de momento no encuentro respuestas. Lo peor con diferencia, lo de ese niño.

MJ Navarro dijo...

Coincido con D. Fran. Me gusta cómo se está comportando el Atleti con el niño. Incluso Maniche (ay, sí, Maniche) habló del crío en la rueda de prensa previa al partido de Champions. Supongo que el domingo habrá un recuerdo para el niño o al menos un minuto de silencio hermoso. Y en esas cosas seguro que el Barça se porta. Menudos son los canteranos.

Sr. Quijano: que sepa Vd que el porro en el Calderón es terapéutico.

Bacharach dijo...

Los porros del Calderón, esa es otra. Y las niñas del Calderón, tan bonitas ellas con sus porros en la mano, una calada discreta y luego a soplar hacia arriba, como mirando a no sé quién, como si el partido les quedase a un millón de kilómetros de distancia, qué suerte. Luego duele la cabeza, normal, porque ninguna se traga el humo y se te viene todo a la cara, todo a la vez, el humo y el gol y el pa'matarlos mordiéndose el labio inferior del que se sienta delante. Un mareo. Cada vez tiene menos gracia, pero alguna le queda, así que, en efecto, volveremos.

Vito dijo...

Que tristeza lo del chavalin.
Por lo leido, efectivamente, el club se ha portado bien en el asunto.

Vito dijo...

Yo durante el partido tuve visiones, absurdos futbolisticos, personajes de fantasia disfrazados con la camiseta del Oporto y lo peor de todo, con creces, fue reconocer Richard Nuñez en todas las caras de los jugadores nuestros. No, no eran porros, más bien diria ácida humedad del Manzanares.

Nathaniel Maris dijo...

Qúé tristeza se debió sentir en el Calderón, qué triste sentir que gente como el maestro ya ni siquiera nos anime con su ingenio afable.

Estuve viendo el partido del O.Lyon mientras con el móvil me informaba del partido y todas las crónicas que leía eran nefastas.

Qué triste, pero no dejen de ir, desen cuenta que los primros que desertarán son los mismos que no fueron al campo cuando nevó....al menos podría haber esperanza de que la gente apuntase masiva y de forma duradera a los verdaderos culpables.

Desde la verde Bretaña, saludos.

Carlos Fuentes dijo...

como dijo el gran Díaz hace poco en una entrevista, repitiendo las palabras de Collar, los que aquí tienen verdadero mérito son los abonados antiguos, que llevan veintipico año sin ver una jugada y ahí siguen

MJ Navarro dijo...

Yo no fui al campo cuando nevó, así que según la clasificación La Nati seré de las primeras en desertar, ojo.

Fran Omega dijo...

De acuerdo con usted, Mi Comandante, en que Díaz es Grande. Y también en que tenemos mucho mérito. Muchísimo.

Pero otros tienen más. Nosotros hemos vivido muchas cosas, sabemos lo que somos en realidad, tenemos memoria, costumbre y esperanza. Infinita, eso sí.

Los hay que están ahí por lo que otros les hemos contado, por lo que han leído, porque sí ... y ahí siguen, aunque ya hace tiempo que superaron la edad de hacer lo que les digan.

Ellos tienen mucho más mérito, porque nunca han visto una jugada, o las han visto con cuentagotas y, sin ningún recuerdo de Ben Barek, Gárate, Futre o Kiko como coartada, ahí están.

Jesús dijo...

Bueno, bueno, no se ponga tan tragico, que vieron a la Maquina...

PD, vivan los porros!!!

MJ Navarro dijo...

(Como ven, ya ha vuelto de Londres La Maquinilla)

Vito dijo...

...y vieron tambien Seitaridis, el estoico supremo, que no se contenta con aguantar las adversidades, incluso las provoca.

Don Jesús, le recuerdo que los porros son ilegales...

Jesús dijo...

Estoy en brick lane, chavales! Que bella nueva tienda con sala de conciertos se han hecgo los de Rough Trade... Y hace solete!!!!

PD, los porros son un derecho humano, caro don vito...

Carlos Fuentes dijo...

Brick lane, buenos restaurantes de comida bangladeshi, al menos cuando yo lo frecuentaba.
Y uno de los mejores mercadillos de Londres el sábado por la mañana. Como me dijo alguien que lo conocía perfectamente: "sin duda el mejor mercado de la zona: todos lo que se vende está recién robado"

ljrufo dijo...

Igualito que el charco de la pava, salvo que la comida es rumana.

Jesús dijo...

Dice Guti H. que se retira en el 2011 y que luego le gustaría jugar "en un país exótico, Estados Unidos, Qatar, Dubai, yo creo que cualquier sitio de esos sería una etapa bonita para mí". A ver Desahogatis que dice...

Jesús dijo...

(Nueva debacle, don Vito, en cancha de Banfield esta vez. 3 a 1. Por cierto, Omar Zarif expulsado antes del descanso)

Vito dijo...

No hay manera de ganar, D. Jesús.

Ayer Nedved dio el buen ejemplo, anunció su retirada.

Alonso Quijano dijo...

Me resisto a creer que todo sea culpa de Benjamín. De Bejamin Agüero, por supuesto. Que sea el responsable de las agujetas en los portentosos muslos de su padre. Yo le echaría la culpa a Pizza Hut, como sugiere M.J, o a los tradicionales asados argentinos de que ya no pueda girar del mismo modo cuando hace de pívot. Que su tren inferior, que más parece una yunta de bueyes, pese lo que un yunque. Ya saben ustedes que los asados en el fútbol argentino son de rigor para ‘cohesionar’ a un equipo. A lo mejor el Kun debería optar por invitarlos a todos, a ver si funcionan de nuevo como un equipo. Eso sí, corriendo el riego de perder de vista a Maniche y que luego ya no haya más carne en el asador. Ánimo, Benjamín, que nada de esto es culpa tuya. Y paz en la tumba de Diego.

ISMAEL dijo...

El periodiquillo ese llamado Marca dice que "Abel medita jugar con tres mediocentros y sentar a Simao".
Lo que me preocupa es eso de que Abel medita...
También dice que Rapel está pensando en Heitinga para el lateral derecho:
Está claro, hemos fichado de técnico a un iluminado, un sabio.

Jesús dijo...

El Sabio de Velada. También se dice y se cuenta por ahí que el Cluzz está haciendo nuevos acercamientos al entorno del Kun para ver qué le pasa al padre de Benji, que porque no está feliz. Me suena a mi que le han debido dar un par de voltios por la M-30: tienes que espabilar, chaval, que en este plan no sacamos los 60 kilos previstos por ti...

ISMAEL dijo...

Pues mire DJ, yo le mimaría a él a su padre, a su hijo, a su suegro, etc...
No vaya a ser que no le mimemos y se vaya a poner gordo y torpe, y acabe el equipo jugando mal, haciendo el ridículo, eliminado de copa y champions y a tropocientos puntos de los 4 de arriba, no, no lo quiera el altísimo....
P.D.: ande dj, usted que está enterado, cuéntelo hombre, que se dice por ahí que lo de Aguirre fué una maniobra, que no le han echado, que sigue entrenando al equipo, haciendo las alineaciones, poniendo a Maniche y Seitaridis, etc... Que Abel es Aguirre, que le han puesto una careta (una careta de bruto, eso sí).

Jesús dijo...

Un respeto a don Javier Aguirre, ¿eh?

MJ Navarro dijo...

No sabía yo que Estados Unidos fuera un país exótico. Mira, anda tú.
Lo del informe de Aguirre a Abel es como cuando te dan en el hueso de la risa.
He estado pensando que si el padre de Benja sigue en modo depresión post parto, deberíamos venderlo. Eso sí, no donde quiera él, ni donde quiera su suegro. El City me parece un sitio estupendo.

ISMAEL dijo...

DJ, ya sabemos que echaremos de menos a Aguirre, pero aún no, aún no. Dénos tiempo, hombre.
M, estoy de acuerdo con usted ¿quién se habrá creido el moñaco consentido ese que es?

MJ Navarro dijo...

A mí me tiene ya de uñas, qué quiere que le diga. "Está superado por la paternidad" dicen. Pues que lo hubiera pensando antes. Carne de cañón, D. Is. Al tiempo.

Vito dijo...

"Infelizmente", tenemos que mimar al Kun, aunque no nos guste, porqué la mayoría de la plantilla es un desastre.

Vito dijo...

(Sì, me gustaria abrir una lata de ébola en el vestuario, pero solo una vez llegados a lo 42 puntos).

MJ Navarro dijo...

(Pronúnciese "infelichmente")

Vito dijo...

Existe "manichemente"?

GaN dijo...

Convocatoria para mañana

_1 Coupet
25 Leo Franco
_2 Seitaridis
_3 A López
_5 Heitinga
_7 Forlán
_8 R García
10 Agüero
11 Maxi
12 Assunção
14 Sinama-Pongolle
16 Banega
17 Ujfalusi
18 Maniche
19 De las Cuevas
20 Simão
22 Pablo
24 Camacho

Jesús dijo...

En este caso, Abel lleva lo que tiene, con Mariano sancionado y la Pepis y Perea lesionados. Comentaban los medios que Abel medita jugar con un 4-3-3 y que eso supondría dejar a Simao en la banca, pero el Sabio de Velada ha dicho esta misma mañana que al Barça se le hace daño en la banda, así que, siguiendo ese discurso, tendrían que jugar Simao + 10, ¿no? También se asegura que Johnny será titular como lateral derecho. Veremos.

Jesús dijo...

En otro orden de cosas (no exactamente) ahora leo con estupor esto:

http://www.publico.es/deportes/204250/aguirre/dio/abel/informe/negativo/kun

Y alucino. Que elegancia la de los chavales de Miguélez...

Paternoster dijo...

Abel dice :

" Hay que intentar anular al Barca"

http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=591127

Ademas comenta:

" Contra el Oporto se dio la cara. "

Ufff

El H. dijo...

Ni con garra, ni con coraje, ni con corazón.

Los Guinness Drinkers se lo llevaron por nada más que uno. ¡Dita sea!

Y en la Ciudad Universitaria, peor aún. El Samur se llevó a dos españoles, y el resto del equipo se llevó unos 55 mil a 11.

¡Ged Glynn dimisión!

(Ah no, que es English).

Saludos,

H.

P.D. The Ilegal Canutings... bonito nombre para un grupo.

Jesús dijo...

Don Vito, el que no se consuela es porque no quiere: anoche el Pirulo Rivarola le amargó la fiesta a la Lepra, le empató el partido en el Coloso e impidió así que los pechos se pusieran líderes...

Vito dijo...

Ya es algo, D.Jesús.
Yo, esta tarde, me voy al basket para sufrir menos.

Vito dijo...

(((Sperdutti apunta a buen jugador)))

Jesús dijo...

Qué suerte la suya: yo no tengo alternativa, estoy obligado a ir...

GaN dijo...

Según Antonio Ruiz

25 L Franco
_5 Heitinga
22 Pablo
17 Ujfalusi
_3 A López
_8 R García
12 Assuncao
11 Maxi
20 Simao
_7 Forlán
10 Agüero

Paternoster dijo...

Gol de Heitinga mal Anulado !

ufff!

Vito dijo...

Milagro y sorpresa!

matute dijo...

Es hora que los dirigentes Colchoneros dejen de hacer pensar a la gente que el KUN es el conflictivo, que si se marcha es por que el quiere y no por que ellos quieren embolsar buena pasta con su venta, usan a este tal Abel Resino que no tiene ni voz ni voto para juzgar a quien puede ser hoy uno de los mejores jugadores del planeta. Kun demostraste que dejas la vida en la cancha y volviste la alegria a la aficion, fuiste, sos y seras idolo en el Vicente Calderón. KUN KUN KUN

Vito dijo...

Sr. Paternoster, su avatar es de mal gusto y es una falta de respeto.Tiene Vd la edad suficiente para entender estas cosas sin que nadie se las explique; pero, de hecho, a pesar de las explicaciones recibidas, Vd no ha entendido nada.

MJ Navarro dijo...

Es inútil,D. Vito. Definitivamente, lo hace para molestar. En concreto, para molestarme a mí. Y como tal me lo tomo.

Paul Marble dijo...

Por la mañana no compré el diario deportivo.
Por la tarde no fui al fútbol.
Un poco más tarde no compré el partido.
No puse la radio ....
... pero fumando sin parar en el tendedero de mi casa (a unos 2 km. del Estadio) oí rugir al Calderón.
¡Cómo escarpias, oigan!.
(No soy nada supersticioso, pero el sábado hago lo mismo).

ISMAEL dijo...

D. Paul, por favor, no se convierta usted en un nuevo talismán del equipo. No funcionan.
Todos hemos hecho locuras en casos semejantes, y al final la ansiedad es casi peor.
Yo pasé una etapa en que, cada vez que atacaba el equipo contrario, le quitaba voz a la tele y me tapaba la cabeza. Se puede imaginar en lo que se convertían los partidos...
Yo quiero verle a usté, caro Paul, disfrutando del partido que le vamos a ganar a los odiosos vecinos. Ole.
p.D.: Con lo de disfrutando me he pasado, lo sé. Es lo que tiene el optimismo post partido...
Pd2: Pater vete ya!!

Vito dijo...

...yo no quiero volver al basket (un horror inaguantable) como ayer, para que gane el Atléti, oigan.

Paul Marble dijo...

Don Ismael: me temo que lo del sábado es ya innegociable.

ISMAEL dijo...

Muy bien, pero abríguese, hombre de Dios.

ISMAEL dijo...

¿se fijaron como el Kun reaccionó, a los recientes comentarios minusvalorativos de la M, acerca de su persona?
En cambio, otros....

Fran Omega dijo...

Por supuesto, Don Ismael. Es reconfortante ver que el Kun ha reaccionado; teniendo en cuenta que Doña MJ tenía más razón que una Santa con sus comentarios.

Pero es que por excesivos, por ridículos, por servilistas ... han sido insufribles los artículos que hemos sufrido durante estos días: una cosa es que Agüero & Entorno se hayan pasado ochenta pueblos (tanto calambrito, tanto cansancio, tanta bobada) y otra, muy distinta, esa especie de niñata caprichosa, celosa, poco implicada y cabreadísima que nos han pintado estos días.

Sea como sea, que haya hablado como habló ayer ... donde debe, en el campo, ha sido una auténtica maravilla.

Y también habló alto y claro el Exmo. Sr. Don Diego Forlán: por el 1-2, por la desesperación tras su fallo y el inmediato 2-3, por haberse sentido muy culpable, y por haber utilizado ese sentimiento para meter, con toda el alma, el 3-3.

ISMAEL dijo...

Lo que yo decía, el clan de los periodistas maneja los hilos.

¿Alguien sabe por donde anda D.J., el optimista del blog?
Tras lo de ayer me lo imagino en Neptuno, cantando Campeones, campeones....

Vito dijo...

Hay que hablar tambien del pase de Manishu...

ISMAEL dijo...

Si, tiene pase vitalicio en el Gabanna...

Paul Marble dijo...

¿Puede alguien comentar el ambiente de ayer?. Fumándome los muñones en el tendedero, podía oir perfectamente el rugir del campo. Sólo recuerdo una cosa parecida: el gol de Fernando Torres a los otros.

SodaPop dijo...

pues ya tampoco fui al campo, pero al final lo compré para verlo "tranquilito" en casa.
Y me pasó lo que comenta D. Ismael: cada vez que atacaba el Barça, ponía el Paramount para ver un capítulo de Cuentame. Por esas cosas de la (mala) fortuna, cambié justo cuando la defensa del Atleti intentaba hacer el fuera de juego y nos casaban el tercero. Resultado: un puñetazo demasiado fuerte al brazo de madera del sillón y la muñeca inservible.
Así que aquí me tienen, con un super vendaje y una sonrisa de oreja a oreja.
He vuelto a recuperar (un poco) la fe.

Saludos

J. dijo...

La verdad es que sí, que había ambientazo, con nutridísima presencia culés, por cierto. La gente, esta vez, animó mucho, a lo que también ayuda notablemente que el equipo mostrara esa casta, ese coraje y ese ansia de triunfo. Todo ello personificado en Raúl García que volvió por fin a hacer un partido a la altura de su categoría futbolística. A la espera de las siempre sabias palabras del Maestro tan sólo comentaré un detalle: era un partido para dar alguna patada intimidatoria, de esas de "tranquilo, gañán, que estás en el Calderón". Se la llevó Dani Alves y se la pegó un portugués pequeño de ridícula minicrestita, el jugador más técnico de la plantilla.

Paul Marble dijo...

Portugués que, por cierto, fue el mejor jugador del Atlético (según Onda Madrid).

Vito dijo...

Y la mano de Abel? (u otra parte del cuerpo)

Mariano (que no Pernía) dijo...

Todos los equipos deberían traer a un actor tragicómico como el payaso del barsa que ayer encendió la afición. Hacía tiempo...

SodaPop dijo...

La mano de Abel donde de verdad lucía era debajo de la portería creo yo.
La única mano de Abel que vi ayer fue una defensa adelantada que no sabe jugar ahí y que nos costó un gol (el tercero) y nos pudo costar unos cuantos más.

En cuanto a lo del tal Alves (que me parece muy buen jugador) lo más gracioso de todo fue que cuando se retorcía de dolor por una entrada que apenas le rozó, el comentario del "locutor" de turno fue que lo más probable es que fuese algo grave porque Dani Alves no suele fingir. ¿Este hombre ha visto algún partido de liga ultimamente?

Saludos

J. dijo...

Ya nos gustaría tener un Dani Alves. Incluso medio Dani Alves...

ISMAEL dijo...

Pero tenemos a Manisshu, D. Jesús que finge como nadie...

ISMAEL dijo...

Finge jugar al futbol, quicir. Y a tiomierda no le gana nadie, ojo.

Mariano (que no Pernía) dijo...

Ofrecemos diez millones por Arbeloa. Yo les daba 15 si se llevan a Seitaridis.

Sr.Soda, si nos cambiasen a Seitaridis por Alves me hago blanco y me compro la camiseta de Gutiérrez.

Para ser un buen jugador no sólo hay que saber jugar bien al fútbol.

Saludos

Vito dijo...

Es un juego el tiomierda?

J. dijo...

Juego de mesa.

El H. dijo...

Es verdad. Esa jugada me sorprendió. Pensaba que Maniche iba a 'alojar' el balón en el 2º anfiteatro pero se la devolvió a Agüero para el 4º gol.

Por cierto, hay un jugador que dicen que es bueno, que juega cedido en el Hull City por parte del Manchester United.

Se llama Mateus Alberto Contreiras Gonçalves. Pero dejo al Ilmo. Sr. GaN que os diga su 'nombre artístico'.

Saludos,

H.

GaN dijo...

Manucho

ISMAEL dijo...

El tiomierda es como la Taba, pero con mayor graduación, D. Vito.
Yo no ví esa "gran jugada de Manisshu", de hecho ya no llego ni a verlo cuando salta al (y por) el campo.
Si se la devolvió rápido al Kun (con tal de no tener que hacer nada él, el muy sinvergüenza) me lo creo.
Ahora que me acuerdo, en el cuarto gol el Kun recibe en clara inferioridad y dos marcadores cerca, luego sí, sí debió ser Manisshu quien se la pasó...

Paternoster dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.