lunes, 16 de enero de 2012

Sobre cosas que cambian y otras que no

Tres eran tres las cosas había que ver ayer en el Calderón, tres eran tres, unas psché y otras, mejor.


Lo primero que había que ver en el Calderón era la vuelta de Molina, el Tipo Distinto. También había que ver la vuelta de Simeone, pero a Simeone le veremos más y ya habrá tiempo de hablar de él, de diseccionar sus logros y fracasos y hasta de comentar cuando salgan de la grada los primeros gritos de Cholo, vete ya. Total, que por estas cosas y por otras filias personales, lo de Molina es lo primero.

Molina volvió al Calderón y lo hizo la mar de elegante y con pelazo rizado. Molina se abrazó al Cholo, también de elegante terno oscuro, y se puso en el banquillo, y escuchó gritos de reconocimiento y cariño que, al que suscribe, le gustaron mucho aunque se le quedaron cortos. Si de uno hubiera dependido, a Molina se le habría recibido en los medios, con ovación cerrada y grupo de majorettes vestidas de portero con camiseta amarilla y negra, tupé y sienes afeitadas. A falta de eso, al menos uno espera es ver a Molina muchas más veces en el Calderón, al frente de equipos grandes y triunfando como técnico. La vuelta de Molina es una alegría para todos los que vivimos el Doblete de cerca, para todos los que durante un par de temporadas nos vimos obligados a ceder en nuestra fobia al amarillo y para todos los admiradores de porteros que debutan en la selección nacional subiendo la banda izquierda.

Grande Molina, gracias por todo.
___
La segunda cosa que había que ver en el Calderón era, por supuesto, la vuelta del Cholo. El Cholo se estrenó contra el Málaga y el rácano partido del Atleti dejó cierta sensación de decepción, bocas torcidas con labios apretados, vaivenes de cabeza y pschés, no-sés no-sés y noquedaná,oigas. La vuelta del Cholo al Calderón se esperaba con el ansia de recibir bien a uno de los nuestros y también con la ceja levantada que denota algo de desconfianza tras el arranque del 2012, una dicotomía más en la bipolar existencia del aficionado atlético.


La prensa anunció un lleno monumental para recibir a Simeone que finalmente no tuvo lugar. El campo cada vez se llena menos y cada vez hay más huecos libres en zonas en las que antes había apreturas, pero desde los medios toca contar que está la grada de bote en bote, que la cholomanía ha hecho reventar las expectativas más optimistas del club y que se han vendido albornoces oficiales y abonos de segunda ronda como churros, oiga. Los que vamos al campo todos los días sabemos que las cosas no son así, y de hecho en la grada de lateral sólo se vio ayer, como novedad, un ala-pivot con capacidad y empaque para jugar de 4 o de 5 que impedía a los de detrás ver los contraataques y al que alguno, con gusto, habría mandado subir un par de filas para no tener así que levantarse cada dos por tres. Eso sí, al llegar el intermedio y levantarse el gachó, aquellos que tenían previsto protestar se lo pensaron dos veces y prefirieron encenderse un cigarrito y hablar mal de la alcaldesa.

El Atleti del Cholo jugó contra un Villarreal en escandalosas horas bajas, vaya eso por delante. Sin Senna, sin Cazorla, sin Rossi el potentísimo Villarreal de otros años parece muy lejos del equipo que ayer jugó en el Calderón en mañana dominguera fría cual noche invernal. Molina tendrá mucho que hacer para levantar un equipo que parece huérfano de referencias arribas, espeso en el medio y muy fallón atrás.

Criticado pues el rival de forma sibilina, y por aquello de no ponerse demasiado estupendo ni tirar cohetes con el juego de los nuestros, al que suscribe le gustó el Atleti que vio ayer, tanto de inicio como durante el partido. Frente a la roma alineación de Málaga, el Atleti de ayer pareció más lógico y ofensivo. Frente al recurso de la patada y la guerrilla de Málaga, el Atleti de ayer presionó fuerte y arriba, asfixió al rival, recuperó el balón con rapidez e hizo buenas jugadas. Frente a la sensación de más de lo mismo de la semana pasada, el Atleti mañanero y nublado de ayer pareció diferente al triste equipo de Manzano.

Salió el Atleti al césped seco y pardo de ayer en el Calderón y trajo buenas noticias. La primera, el buen partido de Tiago, cómodo en su posición de cinco y al nivel de algunos de sus primeros partidos en el Calderón, cuando pareció que podría cambiar el devenir del equipo él solo. Otra, la contribución de Adrián al juego de ataque, a pesar de una primera parte muy fallona e imprecisa; Adrián no se vino abajo a pesar de haber fallado pases fáciles y acabó haciendo filigranas en el penalti y también buenas jugadas de delantero listo y honrado, apareciendo por aquí y por allá, tirando diagonales como acostumbra. Sobresaliendo por entrega en un equipo que pareció físicamente mucho más entero que hace un mes, Falcao peleó como siempre, es decir, sin descanso y sin cuartel, y metió dos goles, uno de ellos tras penalti que no era. Falló también algún gol posible pero ayudó al equipo defendiendo el primero, tapando la salida de los centrales y facilitando la llegada de todos los compañeros a la presión. La blandura del Villarreal ayudó también lo suyo.

Gabi hizo el partido más raro. Siempre cerca de Tiago y detrás de Diego cuando el equipo atacaba, estuvo bien colocado, peleón y bien en la anticipación. Eso sí, recuperado el balón, Gabi falló balones fáciles, dio pases al contrario, pifió en malos momentos y recordó a Bejbl y su famoso síndrome, esto es, recuperar mucho para perder casi todo lo recuperado. Por colocación y ganas vimos bien a Gabi, pero los errores hacían pensar si en un partido como el de ayer, mucho más cómodo de lo pensado, no habría tenido sentido meter más tiempo a Koke. Ya veremos.

Turan lo hizo bien aunque a ratos anduvo menos brillante otras veces y Diego se gustó, y mucho. Diego metió un gol tras control estupendo a pase estupendo de Filipe Luis Filipe e hizo regates, caños, controles que evidencian su enorme facilidad para controlar balones que a otros suponen un quebradero de cabeza. Simeone, que parece conocer a los jugadores y a la grada como si fuera uno de ambos (que, bien pensado, es lo que es), quitó a Diego para que se llevara una ovación y éste la recibió tan contento. Quizás contagiados por el buen hacer general, Filipe Luis Filipe estuvo más activo y Juanfran, que se pegó una carrera a falta de cinco minutos como si faltaran ochenta, más entonado. Hasta Godín, tan descentrado y fallón a finales de 2011, pareció más tranquilo y cómodo que nunca.

En definitiva, el Atleti dejó una buena impresión en el debut de Simeone en casa. Aquellos que esperaban un equipo de amarre y patadón comprobaron con alegría que no parece ser el caso, al menos en lo visto por ahora. Los que quedamos orejigachos con la alineación de Málaga, vimos alineación que nos gustó y un equipo que supo jugar con cuatro jugadores ofensivos, el desafío al que siempre se han enfrentado los últimos entrenadores del Atleti actual y su racimo de medios centros tibios. Los que pensamos que sería muy difícil jugar con Tiago sosteniendo el centro del campo, dos laterales poco rocosos, Arda, Diego, Adrián y Falcao quedamos contentos con el partido de ayer y con la solución apuntada: presión arriba, compromiso, apoyos constantes, disciplina en los repliegues y en la colocación. Veremos si Simeone mantiene el dibujo en casa y sale más conservador fuera, veremos si en partidos más comprometidos se caerá alguno de los atacantes en favor de un peón de brega. Lo iremos viendo, pero por ahora, tras el jarro de agua fría de Málaga del que sólo se salvó la intensidad del segundo tiempo, el partido de casa ha sido una sorpresa agradable y un motivo para cierta esperanza.

Lo último que había que ver era la reacción de la grada, la intensidad de la protesta, la disposición de la afición para afear a la directiva la catastrófica manera de gestionar el club. La afición volvía al campo tras las derrotas contra Betis y Albacete y tenía la ocasión de tirar de las orejas al palco. Días antes, Twitter hervía con llamadas a la bronca y la reivindicación. El resultado fue escaso. Algunos cánticos durante el segundo tiempo, bastantes bufandas verde y oro y varias pancartas críticas - visibles como la del grupo de turcos que sigue a Arda o que las banderas colombianas que aparecen cuando marca Radamel - no llegan a sumar lo suficiente para hablar de protesta general ni mucho menos. Lo ocurrido en Zaragoza deja en evidencia a una afición que parece saber lo que pasa pero no quiere hacer nada para evitarlo por pensar que por mucho que se enfaden, nada cambiará. El efecto Simeone, ese recurso sentimental con el que tan bien juega el palco, también contribuyó al silencio de la crítica.

Por tanto, la situación es cuanto menos curiosa. En Internet hay un clamor general en contra de la directiva y el convencimiento claro de que hay que pedir cambios por mucho que las acciones estén a nombre de dos señores (con las reservas que todos sabemos). No hay foro ni comentario a noticia de medio grande o pequeño en el que no sean mayoría los comentarios en este sentido, y si uno se deja llevar por la euforia, no es difícil imaginar una manifestación masiva dirigiéndose en tropel hacia el estadio en día de partido. En el campo, sin embargo, la situación es bien diferente. El Calderón va poco a poco mutando en estadio silencioso en el que ningún grito sale de una zona que no sea el fondo sur. Ni para vitorear a Molina surgieron gritos espontáneos. Las peñas no se pronuncian y parece más interesadas en mantener una buena relación con la directiva que en el futuro del club, el hastío parece haber calado en la grada, que ya ni anima ni protesta ni ná de ná. Es cierto que cada vez va menos gente al campo, es cierto que muchos de los más críticos se han ido a casa hartos del timo anual. Su sitio, al contrario que antes, no ha sido cubierto por jóvenes aficionados de temperamento fogoso e incontenible querencia a la animación, sino que ha quedado vacío, esperando la llegada de la primavera para que germinen las semillas que se van acumulando bajo el plástico de los asientos. El Calderón, tan bullanguero y ruidoso antes, es ahora un campo tranquilo y mustio hasta ganando tres cero.

La falta de criterio de la afición, que lo mismo vitorea a Reyes que desea su muerte unos días después a pesar de que el final de la historia estaba escrito ya desde el principio, ha deshecho grupos y desunido compañeros veteranos. Las diferencias en opinión y el hartazgo han sustituido a la personalidad de la antigua grada, que vociferaba al unísono siempre en favor del interés del equipo y el Club, por más que luego, internamente, discutiera sobre si Landáburu era un maestro o un pecho frío.

El silencio de la grada y la diferencia entre lo que se lee en los ordenadores y lo que luego pasa en el campo puede tener muchas explicaciones, pero tiene una consecuencia clara. Las explicaciones varían: desde que la gente está harta hasta para quejarse y sólo quiere pasarlo bien en el fútbol e irse al bar, hasta que, en el fondo, los críticos son quinientos. Desde que la diferencia está en que al campo van cuarenta y cinco mil como mucho mientras que del Atleti hay millón y pico de seguidores, por lo que es imposible que el criterio sea parecido entre ambos grupos, hasta que la gente tiene claro que no se puede hacer nada. Sea por lo que sea, la conclusión es clara: en el campo hay poca protesta, mucha menos de la que debería haber. A pesar de que todo el mundo coincide en que el Atleti no está donde debería, a pesar de que todo el mundo tiene claro que mientras se siga gestionando el club como ahora no iremos a ningún lado, el espectador neutral que acuda al Calderón no encontrará un estadio en pie de guerra, ni si quiera una protesta civilizada y profunda; como mucho, una querencia inusual a buscar guerras con equipos que antes ni nos iban ni nos venían. Los medios acusan a la afición de estar dormida, pero aunque reprochan la inactividad, no hacen nada para despertarla. La inacción general hace fácil ridiculizar las protestas a las que se suman miles por teclado y sólo decenas en persona. La ridiculización de las protestas hace que los más activos se harten y terminen por dejarlo. El círculo vicioso se cierra con el silencio de los medios, que no tienen protesta que contar: cuando se pide que se haga caso a la Causa, se responde que no tiene el suficiente calado como para convertirse en noticia, y no les falta razón.

Queda, eso sí, intentar disfrutar con el equipo. Veremos si la ligera mejoría de ayer, el mínimo exigible como bien dijo algún ilustre en twitter, es pasajera o lo suficientemente estable como para resucitar el optimismo. Ojalá sea así, seguiremos teniendo fe aunque esta película la hemos visto ya demasiadas veces.

57 comentarios:

Fran Omega dijo...

La falta de protesta de ayer, era previsible.

Como se sabe, nunca es buen momento para protestar, truco del almendruco eterno de la mala gente del palco: al principio, porque es al principio; durante la temporada, porque descentras, no remas en la dirección del equipo y etc; y al final, porque no queda nadie contra quien protestar.


El día del regreso del Cholo, casi un mes después del último partido en el Calderón y en cita mañanera gélida, la sorpresa de una protesta mayoritaria, habría marcado Época ... y eso que, al menos, los gritos contra esa gente son audibles. Escasos, pero repartidos por todas las zonas del campo.

Más audibles, mucho más, que los recibidos por el Exmo. Sr. D. José Francisco Molina, de acuerdo con usted ... y eso que dichos gritillos de molina, molina, molina, mire usted por donde, sí que encontraron lugar en rueda de prensa. Como si el pobre Legendario estuviese como para hacerse eco de ellos.

Abantos dijo...

Un saludo a todos, tras tanto tiempo de pretender mantener una distancia con este equipo que tantos disgustos nos da desde que esta en manos de los dos truhanes del palco.
Como todos saben, el esfuerzo es vano. Les sigo leyendo todas las semanas, disfrutando de sus excelentes crónicas y agradeciendo el constatar que todavía quedan atléticos como ustedes luchando por cambiar lo que a tantos les parece imposible. Tras no renovar el abono y seguir como socio, a veces me siento mal por no estar con ustedes en la grada sumando voces contra el palco. Qué le vamos a hacer.
Aún asi me siguo ilusionando con las ligeras mejorías del equipo, con la marcha de ese entrenador que nunca tuvo que haber vuelto y con la llegada del Cholo, que me empuja a soñar con que todavía es posible salvar la temporada, ganar la uefa y alcanzar el 4º puesto, ese mínimo consuelo. Y siempre encuentra uno una excusa para marcharse al bar más próximo a ver al atleti.
Al fin y al cabo, queremos lo mejor para el equipo. Pero como usted bien dice, mientras no cambie lo esencial, esta película la hemos visto muchas veces.
Un abrazo, sigan así y feliz año a todos.

cdelrui dijo...

Yo también esperaba otra cosa, después de unos dias de incesante actividad twittera, (que para esto me hice una cuenta, oiga), y con un movimiento de aficionados en Zaragoza en defensa de su Club (10000, oigan, con la mitad me conformaría aqui, de momento) cometí de nuevo el error de imaginarme un Calderón algo beligerante. Algo, digo, un poquillo, una referencia, una chispita...Aaaah!, no aprenderé en la vida.
Larga vida a Molina. Le queda muchísimo trabajo en un Villarreal con muy mala pinta.
Y larga vida al Cholo, por supuesto. Ha hecho que el corazón de mi optimismo diera un latido. Uno sólo. Pero ya es algo. ¿No?.
Saludos.

Carlos Fuentes dijo...

hombre, el Sr Abantos, qué alegría más grande

no vieron Vds el césped como marrón, así tristón?

Carlos Fuentes dijo...

al final, cuando no es por el frío es por la hora, y cuando no, porque la megafonía está muy alta. Quizás haya que asumir que a la gente, o la mayoría, le trae al pairo el futuro del club y quieren que llegue otro y lo arregle. Quizás, digo, quizás

TXEMA dijo...

A mi también me gustó el equipo ayer. Y sobretodo me gustó Filipe Luis Filipe. Y no por lo maravilloso de su partido, sino por la sorpresa que me dió ver un buen partido de este muchacho al que ya di por amortizado.
Pero estas reacciones me recuerdan muy mucho a las reacciones que vivimos recién aterrizado Abel al banquillo. Esas reacciones, acuérdese, dieron para que el equipo entrase en Champions. Este año, la Champions está muy barata. Por lo que no sería descabellado volver a vivir la misma historia y que en un año demos por finiquitado el idilio entrenador-grada.
Ojala que no.
Saludos

Fran Omega dijo...

Es un quizás traducible como "con total y absoluta seguridad", me temo. Ya lo sabemos. Preferentemente un jeque, porque fichan mucho y es muy diver.

Hace tiempo que sólo creo en la vía judicial, lo que no quita que, como tantos de nosotros, lleve normalmente la bufanda verde y oro, junto a la rojiblanca, provocando que le digan a uno; o bien que hoy "no toca", o bien un anda, ibas preparado con la bufandita de Griffindor "por si" el Atleti volvía a perder, ¿eh? ... Y se te caiga el alma a los pies, claro.

cdelrui dijo...

Está demasiado extendido lo de "el club es suyo". Y por ello hemos de entender que pueden hacer lo que les venga en gana y no dejar de aplaudir entre pipa y pipa.
A veces me pregunto, si no seremos asi de idiotas o si existirá la lobotomía a distancia. ¿Son tan listos que tienen engañados a cientos de miles de personas?.
No me digan Vd,s que si, por favor...
Un saludo.

Carlos Fuentes dijo...

yo ya no sé bien qué pensar. Recuerdo un partido en San Mamés, cuando el equipo casi baja. Se jugaban el descenso y el campo estaba lleno, se pasaron animando 90 minutos y se salvaron. SEgún se pitó el final, se montó una bronca monumental, la gente se quedó en la grada y protestó por la temporada y puso a los jugadores y a la directiva de vuelta y media.
Personalmente, no veo eso posible en el Calderón. No se consigue que la gente entienda que se puede querer que el equipo gane y, a la vez, que se gestione de otra forma. Ni hacer pensar a la gente a medio plazo, más allá del partido y el atasco de vuelta a casa. O hacer que miren atrás y vean la curva descendente que muestra el club. No sé por qué es tan difícil de ver, ni por qué una victoria parece desautorizar al que quiere que las cosas cambien, como si el cambio sólo pasara por perder partidos.

De todos modos, nunca pasa nada. Y cuando parece que va a pasar, la directiva controla bien los tiempos: echamos a Manzano dentro de tres partidos, hasta entonces el culpable es él, luego viene un parón y, tras el parón, traemos a un símbolo para que la gente se calle. Y pasa exactamente eso, es increíble

Carlos Fuentes dijo...

por cierto, excelente artículo de Miguélez hoy en Sportyou, merece la pena

Vicente dijo...

Recien estrenada mi titularidad como socio del Atletico Club de Socios y tras no haber acudido al estadio este domingo, puesto que la vida familiar requiere de una planificación que a veces se hace imposible de compaginar con estos bailes de horarios, creo que las diferencias entre las protestas de Zaragoza y las del Atletico son claras.
El diario Marca presentaba a no se cuantas decenas de atleticos que siguen trabajando para (¿¿??) el club. Las protestas mañas estaban encabezadas por Nayim, Aguado.... y los rufianes mandan a Miró a segunda fila y ponen en primera al Cholo.
La salida de los delincuentes prescritos de NUESTRO CLUB necesita de algo más por parte de todos los que queremos al atleti y que tenemos claro, que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor que lo que estamos padeciendo.

Vicente dijo...

¿Miguelez?, el Manolete de Abellan.

Buen diagnostico de un mal médico.

jesusez dijo...

Don Vicente no estoy conforme con su comparación entre Miguélez y el otro.
Ko que cuenta Miguélez y ha recalcado Don Dueño en su artículo, es lo que me provoca el desinterés más absoluto por poblar esa grada sometida al más pertinaz y memo síndrome de Estocolmo.
Ayer estuve allí, pues me invitaron y bien que lo agradeci dado el buen partido. Pero mi desencuentro con los que me rodean se me hace ya insoportable, rayano en el desastre si a alguien se le ocurre decirme cualquier chorrada. Puede sonar a intransigente y lo es. Lo siento.

Hele Atlética dijo...

Mención especial también para Juan Fran. A mí me gustó. (esto era solo una coartada para decir lo que venía a decir: Landaburo era un pechofrío)

Carlos Fuentes dijo...

A mi Miguelez normalmente no me gusta, pero en ese articulo sí Como Franjuan, que normalmente no me gusta y ayer sí. Landáburu era frío pero bueno, como el roast beef. La grada se ha vuelto fría y cada vez sabe menos, como los tomates.

Jose Ramón dijo...

Buen partido.
El cesped, tristón.
(efectivamente)

Emilio dijo...

Lo más duro es lo que dice Don Dueño, la previsibilidad de cada movimiento de la directiva y el asumir que surten el efecto buscado. Cuando las cosas se ponen mínimamente feas, se desempolva un arma del calibre de Simeone y prueba superada.

Hace tiempo empecé a pensar en que el deporte tal y como lo conocemos (y padecemos) se está americanizando a pasos agigantados. Allí, salvo tal vez en el béisbol, no existe un sentimiento de pertenencia con respecto a unos colores, se trata de un espectáculo de consumo rápido, se trata de ir a ver deporte con mentalidad de quien va a un parque temático. A ese modelo nos dirigimos...y da mucha pena, la verdad...

Vicente dijo...

D. Emilio ojala nos estuvieramos americanizando para lo bueno y no para lo malo. Pero vamos, esto da para una tesis doctoral.

Lo que está claro es que de la grada del Calderon, desde hace mucho, se están yendo los buenos y se esta llenando de ...

Carlos Fuentes dijo...

a mi me resulta peligroso eso de buenos y malos en la grada. A algunos de los más activos ahora, se les habría llamado malos hace dos años. Hay gente informada y desinformada; se puede informar a la gente, sabiendo que luego, una vez informados, habrá activos, desinteresados, contrarios e indiferentes. Pero malos ... en fin, a veces perdemos también la perspectiva de que la afición es la que es, no la que nos gustaría que fuera.

Libros Mondo dijo...

A mi lo que me gustaría es que toda la afición fuera como usted, Maestro. Por cierto, les he visto aquí:

http://especiales.lainformacion.com/panoramicas/megafoto-atletico-madrid-villarreal/

Buenos días!

Fran Omega dijo...

Tiene razón Don Dueño, cómo no.

Conozco a gente que está en desacuerdo activo desde el principio, pero la mayoría procedemos del lado oscuro. Y cuando vemos la luz, nos parece mentira que no le pase lo mismo a todo el mundo, sin tener en cuenta que cada uno tiene su edad, sus circunstancias y, también, su derecho a elegir compañeros de viaje.

No ayuda nada, a ésto último, que cada vez sea más ostensible aquello que le leí aquí a Mr. Marble, hace un tiempo: que unos somos del Frente Popular de Judea, otros del Frente del Pueblo Judaico, y de repente se juntan unos cuantos, hacen doscientas fotocopias, montan la Unión Popular de Judea, y se escandalizan de que no les sigan diez mil.

Carlos Fuentes dijo...

si, en esa foto salgo y, mientras todo el estadio mira al campo, yo miro en dirección contraria. Una metáfora de mi existencia, o que alguien me insultó desde atrás

Vicente dijo...

Perdonen mi virulencia en los comentarios de ayer, fue la sobreexcitacion de un lunes raro, raro.
Si, es cierto que somos los que somos y que con estos bueyes habrá que arar el campo. Pero vamos ya se está percibiendo las maniobras del lado oscuro, hablando en las tertulias de la Champions League... Creo que por parte de los medios no vamos a tener, como era de esperar, ninguna ayuda ante nuestras protestas.

jesusez dijo...

Yo no tacho a nadie en la grada de malo, pero que los demás tampoco lo hagan conmigo, aunque reme en otra dirección y añada un SIN GIL al himno del Atleti.

cristian vieri dijo...

¡Qué duros -e injustos- éramos con Chus Landáburu! Recuerdo que, por su lentitud, mis amigos -hoy borrados como socios- y yo hacíamos burla de ella simulando desplazarnos en silla de ruedas por la grada. Que me dieran ahora mismo una media Ruiz-Landáburu-Quique Ramos. También hay que tener en cuenta que vino a sustituir a "Bossanova" Dirceu, y eso son palabras mayores.(Arrodillándome y haciendo ostentosos aspavientos de adoración a don José Guimaraes, que en gloria esté).
Por último, no olvidemos que fue uno de los primeros damnificados por el gordo seboso junto a Arteche y los dos Quiques. Sólo por eso, tiene mi más absoluto respeto y reconocimiento.

Fran Omega dijo...

Buenos días Sr. Miro. ¿A que se dedica realmente en el Atletico de Madrid? ¿Por que una defensa tan a ultranza de dos señores condenados por la justicia española? Gracias -
Yo no tengo ningun cargo en el Atletico de Madrid y no entiendo en que momento defiendo yo a ultranza a nadie...

(Gonzalito en ABC, negándose una vez más a reconocer su ocupación en el Cluz, que en este blog conocemos perfectamente)

Russeus Albusque dijo...

Bueno, pues suprimimos los calificativos "buenos y malos" y los sustituimos por el consabido "nosotros y vosotros" de un post anterior de don Carlos.

Y la cosa es que, salvando las distancias (que son enormes, pero no insalvables por ser un mero ejemplo) me da la impresión, desde mi limitadísima experiencia de abonado, de que en el Calderón ha pasado un poco como en el País Vasco. Pues para el que tiene cabal conocimiento de lo que pasa, pagar un abono es como un impuesto revolucionario que te exigen para vivir donde quieres vivir, donde está tu tierra y tus sentimientos. Muchos no aguantan esta ignominia, el pago de este chantaje, y se exilian "voluntariamente" (es curioso cómo en los foros se autodenominan "exiliado" gran parte de los que han dejado su abono). Con ese porcentaje de exiliados, al final los que cobran el impuesto revolucionario logran su objetivo, tener una mayoría social, ya sea para lograr buenos resultados electorales, incluso para pedir un referendum de secesión, ya sea para obtener el tácito plebiscito de la grada, que no se alza en armas contra el palco. Ésa, y sus sabios consejos, ha sido la consideración que me ha impulsado a re-abonarme, aunque no pueda ir a muchos partidos (dejaré mi abono a algún amigo que sé que también lleva la verde y oro). No sé si a don Jesusez y resto de exiliados les servirá esta disquisición para volver a hacer ruido desde donde suena en los medios, que es el Calderón (y el Dúo Sacacuartos lo sabe).

Russeus Albusque dijo...

Cambiando de tercio, una noticia muy de "La Codorniz": Botelho da positivo en un control de alcoholemia, como no podía ser de otra manera y su propio nombre indica.

Nomen est omen, que decían los romanos.

http://www.marca.com/2012/01/16/futbol/equipos/rayo/1326717453.html

Gonzalo dijo...

Tengo un amigo que fue a comprarle los reyes a los chicos a la tienda del estadio y le regalaron 2 entradas para el partido del Villarreal. Lo hacían por cada compra superior a 90 euros (una camiseta y poco más) y la chica le dijo que se había hinchado a repartirlas ese día. Mi amigo es abonado y la chica le dijo que le regalaba las entradas o le hacía un DESCUENTO DE 7 EUROS. Les prometo que no es broma. Como para exigirles que protesten

Esto genera la duda sobre cuántos de los que poblaban la grada (incluido el ala pívot) saben quién es Landáburu.

Libros Mondo dijo...

Es un hecho, verificado por muy diversos conductos, incluido el que explica Don Gonzalo, que el Cluzz regaló todas las entradas que pudo para convertir en una realidad su profecía de "el Calderón se llenará para recibir al Cholo". Esto es lo que nos toca.

cdelrui dijo...

Le he reconocido, D. Dueño. Ese pelazo es inconfundible...

Carlos Fuentes dijo...

ah, mire
y con quién cree que hablaba? es que no tengo ni idea de por qué miro para allá

jesusez dijo...

Don Russeus esa disquisición me la he formulado al principio unas cienes de veces hasta que comprendí la realidad: mi sitio no lo ocupa nadie porque la gente ya no se abona al Atleti. Lo demás que sale del cluzz o sus voceros habituales son fuegos de artificio, créame.

En cualquier caso lo que sí es cierto es que por cada "exiliado" hay un agitador menos en la grada y no sé si es bueno o es malo.

Se agradece su reflexión.

cdelrui dijo...

Tiene a dos personas en su línea de visión. A una de ellas prácticamente no se la ve pero está un asiento a su derecha y en la fila de atrás.
Siguiendo hacia su derecha (izquierda en la foto) hay un señor con sombrero negro y cazadora del mismo color, que también está en su línea de visión.
Por su gesto, D. Dueño, diríase que cualquiera de ellos ha lanzado al aire un recuerdo cariñoso al casito perdido o incluso que hubiese recordado las "sensaciones" de antaño.
Pero bueno, todo queda sujeto a que mis labores detectivescas y mi memoria fotográfica no me hayan jugado una mala pasada...

Russeus Albusque dijo...

Que haya un agitador menos en la grada, para mí indudablemente es malo, don Jesusez.

Le cuento mi experiencia sobre la gente que se abona o se deja de abonar: el sábado estuve en el Calderón haciendo mi abono de media temporada, a las 10 de la mañana. No había, en efecto, nadie, pero al ir a elegir localidad, lo más cerca posible de un amigo, en el sector 431 (primer anfiteatro, fondo sur, bastante centrado) no ví apenas sitios libres, tan sólo 8 ó 10, creo recordar.

Cierto es que los bulos mediáticos de la lista de espera y demás pamplinas son fuegos de artificio del cluzzz, sin duda. Pero también es cierto que, a pesar de la crisis, al menos en ese sector (puede ser que tenga demanda, es un cuasi-FA)no hay muchos sitios de sobra.

En cualquier caso, el argumento creo que vale igual se ocupen o no los abonos abandonados: si nos vamos los nosotros, vengan o no vosotros, la ratio agitador/comepipas (con todo el respeto para éstos) disminuye, y desde dentro del Calderón vamos a hacer menos ruido, eso seguro.

Otra cosa, eso sí, es que sea bastante cabreante ir al estadio muchísimos días, no por el equipo sino por la grada. Por ejemplo, el año pasado, despedir la temporada con el célebre "carnaval carnaval" dedicado al míster aquejado del síndrome del inseguro chungo que tan sabiamente le diagnosticó don Dueño, provocó que gran parte de los presentes saliéramos de allí más cabreados que una mona (yo ya me lo tomé a coña, y salí cantando "jijijí jajajá, Caca Saaanchez Floreees, el Atleti es carnaval, el Atleti está muy mal, pero noooo nos jode", tras hartarme de gritar "vikingos no" todo el partido).

qsP dijo...

Don Jesusez, yo le vi llegar a su localidad, algo justo de tiempo y durante el partido disfrutar con su amigo, engalanados en la verde y oro, y no sé si es por su presencia y quizás por la de tres o cuatro mas como Vd. pero los cánticos contra la directiva se oyeron en esos sectores algo más que otros días y como tengo comprobado de otros días, hay pocos que se arrancan, pero bastantes que siguen, así que me posiciono del lado de Russeus Albusque y espero verle "arrancándose" más a menudo.
Si un día se sentaran en cada uno de los sectores del estadio, cuatro de los del fondo sur y otros cuatro de los que ya no están, con los cuatro que quedamos, se iba a oir el "fuera del Calderón" hasta en casa de Gallardón.

Qué grande es Molina!!!

jesusez dijo...

Don qsP, estuve allí porque ese amigo me invitó y efectivamente entonamos cánticos agitadores a destajo - aunque he de admitir que no acompañé a mi amigo en el "ole ole ole gil a los leones" que improvisó cada vez que se cantaba al Cholo - , además de colocar una pancarta agitadora una vez más.

Lo que no le perdono es que no diera usted lugar a haber formado un trío que podría haber hecho época, pero ya le pillaré otro día, oiga.

Molina es enorme.

Dr. Caligari dijo...

As.com: "La afición dispone de 12 desfibriladores en la grada. El Calderón es catalogado Espacio Europeo Cardioseguro."
(Interpretación libre).

Emilio dijo...

¿Y con 12 desfibriladores se podrá reanimar el tan maltratado corazón de una institución que se dirige al colapso?

Pocos me parecen...

Libros Mondo dijo...

Sólo por tocar las narices: entre los 12 desfibriladores no habrá ninguno que se parezca a este que lleva el número 16 en un equipo de Manchester...

http://www.youtube.com/watch?v=aY7dZOCPoeY

Emilio dijo...

Entre lo poco salvable de la información deportiva de los últimos días, he escuchado a Cugtuá diciendo que, después de cada partido, los responsables de porteros del equipo de Torres se ponen en contacto con él para analizar sus aciertos, sus fallos y aconsejarle trabajos específicos...¿puede alguien confirmar si en nuestra dirección deportiva se realiza ese mismo seguimiento de los cedidos?...Suponiendo su respuesta negativa, ¿alguien en nuestra dirección deportiva sabe cuántos jugadores tenemos cedidos? ¿saben sus nombres? ¿existe la dirección deportiva? ¿existe algún tipo de dirección? ¿existe algo? ¿cuánto tardará en dejar de existir todo?

Dr. Caligari dijo...

Don Emilio, un caballero no hace estas preguntas.

ISMAEL dijo...

Aqui no se habla de esto, lo sé. Y conste que me es indiferente lo ocurrido o el resultado.
Pero no me digan que no es duro imaginar a Cerezo yendose a la cama apesadumbrado, quitandose su tan preciada camiseta (que lleva su nombre, oigan, y se la regaló un presidente) y triste por una nueva decepción de los suyos, snif...

Libros Mondo dijo...

¿Lo dice usted por el Racing-Barcelona de anoche?

Emilio dijo...

¿Por el partido que ayer se celebró en Ipurúa?

ISMAEL dijo...

No se burlen, que ese hombre es muy fiel a sus colores. A la ausencia de colores, para ser exactos...

Carlos Fuentes dijo...

Pregunta del día: cómo reaccionaría Cerezo ante el Disco de Newton?

Libros Mondo dijo...

Exclamaría, mirando hacia unos imaginarios pitones, que los discos giran donde ellos quieren girar y que, en todo caso, si no es el de Newton, vendrá otro disco mejor.
Hoy como puchero de gallina vieja.

Fran Omega dijo...

Caldo gallego y lacón, en homenaje a Tomás Reñones, Carriega y Rodolfo Dapena.

ISMAEL dijo...

Yo creo que diría que ese disco lo tiene desde hace tiempo, aunque ahora mismo no recuerda la última vez que lo escuchó, que le costó mucho dinero de su bolsillo, y le sigue costando todos los años, "el que quiera el disco, que venga y ponga el dinero, que de donde no hay no se puede robar", "sinvergüenzas" (así en voz alta, y generalizando).

Russeus Albusque dijo...

Cogería la camiseta de su equipo, con el 1 y su nombre a la espalda, y la giraría frenéticamente a ver si salían colorines.

Yo le llamo Henry Cooper, alias de inspiración cinematográfica como corresponde (ya saben, el legendario Mr Gary) compuesto de su nombre en inglés y de la mitad de la palabra "cooperador". Es ingeniosísimo, verdad?. Me lo he inventado yo, pero pueden decirlo Vds si quieren.

Paquito dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=MXg8_fnClrg

Paquito dijo...

Convocatoria para Anoeta

13 Courtois
25 Asenjo

_2 Godín
_4 M Suárez
_6 Filipe Luis
_7 Adrián
_8 Salvio
_9 Falcao
11 Arda
12 Assunçao
14 Gabi
15 Pizzi
18 Domínguez
19 Koke
20 Juanfran
21 Perea
22 Diego
23 Miranda

Megaan dijo...

Excellent blog.

Fancy the content I have seen so far and I am your regular reader of your blog.

I am very much interested in adding http://elrojoyelblanco.blogspot.com/ in my blog http://southafrica-2010-fifa-worldcup.blogspot.com/.

I am pleased to see my blog in your blog list.

I would like to know whether you are interested in adding my blog in your blog list.

Hope to see a positive reply.

Thanks for visiting my blog as well !

Waiting for your reply friend !!!!!

Jose Ramón dijo...

Bien.
(Buenas noches)

Dr. Caligari dijo...

Y sin el nuevo jugador clave del equipo, Tiago!

jesusez dijo...

Simeone ha vuelto reconvertido en Franjuan...
Bonyur !