jueves, 12 de abril de 2012

Silenciosas reflexiones tras derbi de gritos no escuchados

El partido


¿Jugó el Atleti como para llevarse un 1-4? Uno piensa que no. ¿Algo entonces que oponer al 1-4? Nada en absoluto. ¿Cómo se explica esta contradicción? Ni idea, pero es lo que uno opina.

El Atleti jugó dos partidos en uno, uno digno y hasta valiente a ratos, uno tristón y desangelado los últimos 30 minutos. El Atleti tenía muy pocas, por no decir ninguna, opciones de ganar a un rival que es claramente mejor en todas las facetas del juego, pero sí tenía alguna opción de hacer daño de haber gestionado el partido de manera más inteligente. No lo hizo. Lo poco que el Atleti podía haber hecho pasaba por llegar empatado o por delante al último tercio del encuentro y provocar la ansiedad del rival, las imprecisiones, el nerviosismo. Se cumplió lo primero pero no lo segundo. En el minuto 65 el Atleti estaba empatado y tenía el partido donde algunos queríamos. No supo aprovecharlo.

El Atleti no jugó mal hasta que recibió el gol de falta, fallo claro de Courtois según lo visto en el campo y según aquellos que lo vieron en la televisión. Que el rival iba a marcar era algo que todos sabíamos; por tanto el gol, por más que fuera evitable, no debería cambiar los planes. Cuando el Atleti tenía el balón, o más bien cuando Diego y Arda tenían el balón, daban sensación de poder hacer daño y de no pasar apuros; cuando el Atleti despejaba a la desesperada, entregando balones a los rivales a pocos metros del centro del campo, el equipo sufría. Cuando el balón lo tenía el rival el Atleti esperaba algo más atrás de lo deseable y bastante más atrás de lo que Simeone inculcó nada más llegar, pero aún así no se perdía el control del partido. El Atleti pudo utilizar más una banda, la izquierda, donde un lateral internacional que deja innumerables interrogantes dejaba espacios cómodos para Filipe Luis Filipe y Arda. El lateral en cuestión terminó por llevarse una amarilla y el público esperó que el juego se volcara por ese lado. No ocurrió.

Aún así siguió más o menos entonado el Atleti hasta que marcó Falcao, incansable y titánico en la pelea, como siempre. "Demasiado pronto", pensamos algunos de los que vemos al Atleti con frecuencia. "Demasiado pronto", parecieron pensar los jugadores, empeñados desde ese momento en jugar como si faltaran tres minutos de partido. "Demasiado pronto", pareció pensar el rival, quien se fue a por el partido sin la ansiedad que uno equipo rocoso y motivado le hubiera provocado. El Atleti dejó de tener el balón y se dedicó a pegar pelotazos, casi todos cortos y al centro del campo, cómodos para los rivales y sin continuidad de los centrocampistas buscando rechaces, robos, contraataques. Ahí, como en otras fases del partido, se echó de menos algún jugador con conocimiento del juego y con jerarquía suficiente para poner orden entre el pánico general. El Atleti empató y los jugadores parecieron pensar que más allá no llegarían, que habían tocado techo, que no marcarían otro, que con el empate salvaban la temporada, los muebles, el orgullo y el salario, señal de que nadie tiene ya claro ni lo que se juega en estos partidos ni en qué equipo juegan. El Atleti se hizo chiquitito y ramplón y las rayas empezaron a pesar a los jugadores como si llevaran un paso de palio de plata repujada. No hubo nadie que pusiera orden ni que diera gritos de mando, no hubo un líder colocando y calmando compañeros, pidiendo el balón y guardando las formas. Al igual que en el primer tiempo nadie tomó la decisión de volcar el juego hacia un lateral derecho rival limitado y sancionado, al igual que en el segundo tiempo nadie insistió en probar al también limitado lateral izquierdo rival (en este caso quizás porque Juanfran no podía descuidar demasiado su espalda). No hubo pausa ni personalidad en el equipo para gestionar la situación en la que todo el mundo quería verse, algo realmente preocupante.

En estas llegó el segundo gol rival, fallo del portero para muchos, no tan fallo para el que suscribe, que por su situación en el campo vio entrar el balón desde una perspectiva inmejorable, y que más que fallo se inclina por considerar que fue un golazo. El gol conllevó una imagen esclarecedora cerca del fondo Sur y, de paso, también el final del partido. Con el segundo gol terminó todo, para mayor sorpresa de los aficionados antiguos. Con un gol de diferencia y el equipo hacia adelante, intentando empatar el partido y arruinarle la fiesta al rival, podría haberse aceptado un 1-4 como castigo al exceso de audacia. Pero el Atleti bajó los brazos y acabó también encajando un 1-4, pero en este caso como castigo al exceso de flojera y con guinda en forma de nuevo penalti absurdo del cada vez más indefendible Godín. Nada nuevo, pero no por ello menos preocupante.

Una vez más el Atleti mostró un complejo que hace años no tenía, una vez más el Atleti no pareció el Atleti que recordamos, aunque cada vez sea más complicado recordar, por lejano, el Atleti grande que se crecía en el tercio de varas y al que los rivales temían más tras meterle un gol que antes de hacerlo. El derbi que ya no es derbi nos recuerda cada año que nuestro problema no es puntual sino estructural, no es superficial sino hondísimo, no es solucionable con una capa de maquillaje en forma de entrenador querido por la grada, sino que requiere extirpación quirúrgica de órganos vitales afectados por la gangrena.

La grada

Como es sabido por los visitantes al blog, el derbi en casa es el partido del año que menos gusta al que suscribe. No es por la derrota que ya se convierte en crónica, ni por el desagradable espectáculo de ver en directo celebraciones de goles que le hacen a uno lamentar que no esté cerca del celebrante el Pato Albacete con el puño cerrado y los dientes apretados sobre el protector dental. No es por el partido normalmente decepcionante de los nuestros ni por el cómodo partido de los de enfrente, no es por eso por lo que uno vive este partido sin mucha gana en el estadio, sino por lo que normalmente le hace sentirse mejor: el ambiente en la grada.

En día de derbi es la grada la que se vuelve más desagradable, la que se comporta de manera excesivamente excitada y faltona. La grada recibe a visitantes no habituales que ocupan los asientos que dejan libres los abonados y que, normalmente sobreexcitados, muchas veces alicorados y casi siempre enfadadísimos desde el minuto uno, cambian los biorritmos de la parroquia habitual. Los nuevos se levantan mucho, sobre todo los primeros minutos, interrumpiendo la visión de los de atrás cuando el balón está vivo, e insultan a unos y otros sin ton ni son. Los nuevos critican cada decisión del árbitro como si fuera intolerable, incluso cuando acierta y pita lo que hay que pitar, y confunden el apoyo con el insulto y la justicia con gritar con la boca muy abierta. El ambiente de la grada se torna pues desquiciado sobre todo durante los primeros minutos del partido, cuando aún perduran los efectos del alcohol y los aficionados ebrios se creen poderosos justicieros salvadores de la dignidad colectiva capaces de poner al árbitro en su sitio luego de dar un gran salto hacia el césped desde lo más alto del segundo anfiteatro. Pero hasta los efectos del whisky Dyc duran lo que duran y, tras unos minutos, se desinfla el ardor de los recién llegados y todo se torna algo más civilizado.

Es de justicia decir que la grada ayer estuvo más tranquila que otras veces, quizás por saber en parte lo que suele ocurrir, quizás por ser día de trabajo. Sí es cierto que, dejando aparte excesos etílicos y palabras fuera de sitio, la afición se va poco a poco domesticando y adormeciendo incluso en los partidos de más tensión. Esto lo saben los responsables de la mercadotecnia del club, que ayer nos sorprendieron con dos novedades del todo reseñables. La primera, con una rifa multitudinaria en el medio tiempo mientras se tomaba una foto para todo el estadio, anunciada por un locutor con voz del NODO y dicción de anuncio de medias de cristal de Radio Tafalla en los años 50. A esta garganta prodigiosa había emulado antes el colmo de las vergüenzas, la madre de todos los bochornos, el sumun del cerecismo de cine desarrollista aplicado al Calderón: un speaker, un animador de hotel de turistas franceses de esos que dirigen coreografías, un gracioso llamado a encender el ánimo fondos y tribunas. Un speaker en el Calderón y en día de derbi, señores, marcando la cuenta atrás para que el público amaestrado cantase el himno del Atleti en versión percusionada por Luis Cobos como si el Calderón fuera un recinto para celebrar llamadas a quintas o despedidas de soltero. Una cosa digo aquí y aquí quedará para la historia: si en el Calderón ponen un speaker y lo permitimos, si asumimos que un señor pagado para levantar ánimos en bodas y bautizos es quien tiene que decir a esta afición cuándo y cómo hay que cantar el himno, será el fin definitivo. La afición del Atleti lleva 100 años sabiendo cuándo hay que cantar y canta cuando le da la gana, no cuando se lo diga un animador de boite de crucero con bola de espejos. Hasta ahí podíamos llegar.

La afición del Atleti lleva 100 años sabiendo cuándo hay que cantar, decíamos en el párrafo anterior, y en el párrafo siguiente ya no lo tenemos tan claro. Tras el 1-2 y la bochornosa celebración de la facción lusa del rival frente al fondo Sur, la celebración más vergonzosa vista nunca en este estadio por el que suscribe incluyendo aquella del cánido Leandro (por más que seguidores del irritante visitante de ayer comentan que al parecer es algo común cuando marca su equipo), la grada se calló. Tras el 1-2, el momento en el que el equipo más necesitaba el apoyo, la grada guardó un silencio tímido y derrotista. En el momento en el que antes arreciaban los gritos de guerra, el Calderón se quedó mudo, abatido, sonado. Un 1-2 con un equipo volcado en el área rival con determinación suicida y empujado por una grada llamando a la pelea puede hacer hasta aceptable un 1-4; un 1-4 encajado en silencio y con los brazos bajados es triste, tristísimo. La afición, quizás huérfana de esos referentes en el campo que arrancaban gritos cuando todo iba mal a fuerza de correr hasta matarse por cada balón, ha perdido el tempo, el criterio a la hora de gritar.

La afición grita a veces contra el árbitro sin motivo para hacer pública la frustración general del que busca un culpable debajo de las piedras, y calla cuando el equipo necesita esa dosis extra de adrenalina, orgullo y glucosa que antes inyectaba en vena y a voces el campo entero. Se silba a jugadores que lo dejan todo y se contribuye a la burla de los nuestros por parte de los rivales, pero se calla cuando hay que asumir la responsabilidad y aportar lo que del público se espera, sea contra el palco o a favor del equipo. Las causas de este cambio son probablemente las mismas que explican por qué el Atleti juega el derbi como un castigo y no como un desafío; la culpa, eso sí, es sólo nuestra.

El equipo

A estas alturas, lamentablemente el Atleti está donde parecía que iba a estar, lejos de Champions, no muy cerca de la Europa League. La plantilla cojitranca y la llegada de Manzano a principios de temporada no ilusionó a nadie; el tiempo dio la razón a los escépticos y acabó con la esperanza de los disciplinados optimistas por convenio.

La llegada de Simeone supuso un soplo de aire fresco y algo de dignidad al banquillo ocupado antes por aquél que quería mirar a los ojos al Barcelona, con la irrupción de un equipo que jugaba como un equipo, con presión alta y solidaridad entre jugadores, pero el entusiasmo inicial se va evaporando. Ya no se presiona arriba, ya no hay esa rabia de los primeros partidos, pero no parece algo deliberado sino una obligación física. El equipo está cansado, la plantilla es corta, la calidad del plantel es la que es. Simeone ha aportado un plus de dientes apretados que con el cansancio y la frustración se diluye, pero no puede hacer mucho más: se puede hacer creer a un cojo que puede ser campeón de los cien metros lisos, pero cuando haya perdido 10 carreras seguidas él mismo empezará a darse cuenta de que lo tiene difícil. Si las cosas siguen su curso normal, encima, el año que viene cambiaremos de velocista cojo con expectativas de record mundial y la grada callará, una vez más. Así nos va.

55 comentarios:

cdelrui dijo...

Mi querido D. Carlos, esto no tiene solución. El cáncer se ha expandido. Metástasis en todos los órganos de este moribundo estamento. ¿No se puede hacer nada?.
Vernos hoy las caras es el eterno poema de la desazón. Y lo que es mas triste, de la resignación. ¿No se puede hacer nada?.
Para cuando esto reviente ya estará muerto, engullido por la vorágine mediatico-política que ha convertido en comparsas a cualquiera que no comulgue con la dualidad centralista-transmesetaria,y envenenado por dentro por razón de unos sinvergüenzas que el destino nos puso en el camino.
Y ya nadie se acordará de aquel Atlético de Madrid. Y entonces si que no habrá nada que hacer.

Tristísimos saludos.

Manchego Curado dijo...

En la Sexta anuncian imágenes de los radicales del irritante visitante solos en el estadio esperando a ser acompañados a sus cotos de caza por la policía. Aprovecharon la salida de Simeone por el túnel que da a la calle para insultarle. Dicen que son impresionantes. También impresionante la reacción del Cholo. A ver si llego a verlas.

Paquito dijo...

http://twitpic.com/98v5uc

Carlos Fuentes dijo...

echarán a este tío?

ISMAEL dijo...

A mi no me gustó nada el equipo. Salieron más nerviosos y asustados de lo normal, como si fueran ellos los que se jugaban la Liga.
El contrario es mejor, y su plantilla está muy por encima de la nuestra, pero equipos muy inferiores le han plantado cara... no sé.
Yo estoy harto de ese David contra Goliat, que encima no encuentra la piedra.
Y de los regalitos: cuando no es una mamarrachada es otra, siempre cediendo algún gol, como si le hiciese falta a los otros...
Opino que el penalty no se debió pitar: el arbitro permitió la disputa todo el partido, y no tendría que haber pitado esa falta (aún siendo penalty). Otro regalito.
Justo ahí terminó el partido, y la poca esperanza.
Se diría que estas cosas (tantos años, y tantas goleadas, que son muchas) deberían llevar a cualquier afición decente, a quemar el estadio. Pero no, parece que ya no importa, que nos hemos acostumbrado.
A mi se me acabó el efecto Simeone contra el Levante.
Como dice cierto obrerin amigo mío: Bah!

Libros Mondo dijo...

Al Maestro había que hacerle un monumento, por sentarse desde hace años a escribir la misma crónica después del partido contra el del muslito. Al canterano ese del Atleti no le echarán, que coño le van a echar. Si acaso cederle con opción de compra. A Simeone que no me lo toquen. Me gustaría oír la próxima charla del portero del Chelsea con el segundo entrenador de porteros del Chelsea.

Libros Mondo dijo...

(Y no, Maestro, no es golazo. En todo caso debía haber sido paradón)

Carlos Fuentes dijo...

desde donde yo lo ví, me pareció un golazo. Demasiado rápido para pararlo. Si lo para es un paradón extraordinario, pero no era fácil, el balón iba muy muy rápido y haciendo extraños. Pudo pararlo, sí, pero no fue eso lo peor de Courtois ayer. Además de la falta del primer gol (mal colocado, quieto y con la rodilla en el suelo) no salió nunca por arriba, dejó rematar balones que eran suyos. Mal, muy nervioso y poco resolutivo, los partidos difíciles le pasan factura, probablemenet porque es aún muy chavalín

ISMAEL dijo...

Tal vez se trataba de un homenaje a Leo Franco...

Carlos Fuentes dijo...

lo ridículo es que era cuestión de tiempo. Antes del segundo gol y tras el empate, jugamos como si estuviéramos en la prolongación. Cualquiera que haya jugado en un patio de un instituto sabe que así no se aguanta mucho tiempo. Un porterazo te salva ese partido, Courtois no lo es aún

Dr. Caligari dijo...

Es que Cronaldo es muy de Pitágoras, su celebración fue una clara referencia al famoso muslo de oro del filosofo.

Sigo penando que aunque los suplentes sean malos, hay que hacer rotaciones, más rotaciones. El equipo ya está fundido, e incluso con los titulares pierde partidos, como en la temporada de Qsf

Russeus Albusque dijo...

En efecto, Dottore, muy de Pitágoras. Por lo de "cateto al cuadrado", digo.

Bueno, Maestro, pues como tengo la rara habilidad de publicar mis comentarios justo antes de que Vd nos deleite con su nueva crónica, de manera que seguro que nadie los lee por quedar éstos en la antigua, sí quiero decir que es un orgullo coincidir con Vd, en este caso en lo decepcionante que fue dejar de oir a esa grada cuando el equipo más la necesitaba. Y, en fin, también he coincidido con don CD en el diagnóstico: cáncer terminal.

Pero bueno, como decía en el otro comentario, señores, el domingo tenemos una cita en que ni el compromiso de los jugadores ni la concienciación de la grada tiene nada que ver con lo de ayer. El domingo nos encontraremos con lo que puede que nos quede de nuestro sentimiento rojiblanco cuando todo esto se haya ido al garete (y por culpa nuestra, como bien dice don Carlos). El domingo, señores, la finalísima del Rugby Atleti es harina de otro costal. Espero que estemos todos allí. Sursum corda!!!!

jesusez dijo...

El equipo a mí tampoco me gustó. Salió abanto, frente a un Madrid al tran tran y acogotado por la responsabilidad de lo que se jugaba, acabando aconchado en tablas, desarmado y derrotado.

Don Carlos lo ha reflejado fielmente, siendo de los pocos que han hecho mención de esa forma tan triste de acabar el partido.

Para mí cuantró cantó en los dos goles, como lo hizo en el Bernabeu y contra el Barça, demostrando su excesivo verdor ante los que son sus ídolos inconfesbles.

Lo de Godín, impresentable. Yo le daría descanso perpetuo hasta que se vaya al Chelsea.

El cambio de Dominguez para subir a banda a Franjuan y oxigenar el medio pareció muy claro. Pero Simeone nolo vió. Lástima esa obcecación con los cambios.

Vicente dijo...

Hoy ha sido peor la reacción de los barcelonitas que la de los madridistas, estos todavía tenían el susto en el cuerpo.... Es increíble, pero hay gente que se cree que hay que buscar alianzas como si de partidos políticos o empresas se tratara.
El fallo táctico de la posición de Juanfran se vio desde el primer minuto cuando Perea le gano el primer sprint y en la siguiente jugada el que tendría que ser lateral de España, en vez de Arbeloa, hizo falta al gallo portugués.
Pero es indudable que el tema esta muy complicado, entre los insultos en mi sector hacia pude colar un grito anti directivos golfos y la gente se giro mirandome como si fuera un bicho raro.
Y espero equivocarme, pero parece claro que el Cholo triunfara en un sitio que no será aquí.

ISMAEL dijo...

Lo primero que dijo Cuantró, nada más llegar a España, es que su ídolo esa Casilláss...
Si no les plantamos cara sin la tripla de mochales (Salvio+Mario+Miranda), ya me dirán...
Claro que, no olvidemos que eliminando a los mestalleros (penalty, penalty!!!)...

Manchego Curado dijo...

El "canterano" ha pedido disculpas. Dice haberse "dejado llevar por sus sentimientos". Vamos, que lo ha arreglao el prenda.

Libros Mondo dijo...

Lo del prenda, Doña, es de traca. Aunque cabe también preguntarse como se puede exigir sentimiento atlético a unos chavales que ven, día sí y día también, como dicho sentimiento es pisoteado y arrastrado por el fango por los delincuentes prescritos y ferozmente antiatléticos que dirigen a su antojo el Cluzz y ensucian cada día el escudo que llevamos grabado en el corazón.

Carlos Fuentes dijo...

cierto
yo, personalmente, le invitaría a irse. No tanto por vikingo, sino por poco listo

Manchego Curado dijo...

De acuerdo en todo, D. Mondo.
A mí me parece obligatorio que reciba,al menos, un toque gordísimo.
La falta de respeto con la que el chaval se ha despachado es imperdonable.

Por otro lado, tampoco los que llegan al primer equipo son ejemplares. Uno de ellos gusta de alternar hasta las tantas las vísperas de partido. Luego nos preguntamos por qué no juega.

Libros Mondo dijo...

Si aquí lo tenemos todos muy clarito, no como en otros foros. En mi ánimo no está defender al canterano falto, obviamente. Lo que me molestaría, como ha sucedido tantas veces, es que al final el Cluzz se diera golpes en el pecho (como si debajo latiera un corazón atlético y no una cuenta bancaria en un paraíso fiscal) en plan de defensa de los valores del escudo ejemplarizando con el pobre falto. Y, además, ¿qué puede pensar el pobre falto sobre la dignidad del Atlético de Madrid frente al equipo de Cristobal Montoro cuando ve que un canterano atlético defiende la portería del Rayo mientras un joven talento del Chelsea, devoto de Casillas, defiende la meta rojiblanca?

Manchego Curado dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Aún así,si yo fuera entrenadora del chaval, no podría resistirme a contarle algunas cosas que son imprescindibles. No ya para jugar en este club, sino para la vida en general.

Russeus Albusque dijo...

Pues en efecto, es que para entrar en la cantera debiera ser necesario hacer un test mínimo de inteligencia para ver si los chavales llegan al menos al nivel de Forrest Gump, que recordarán Vds que andaba el hombre que si sí que si no, pero mucho más espabilado desde luego que el fogoso twittero admirador del odioso musli-exhibiente.

Totalmente de acuerdo con don Mondo, no hay referentes y tienen que pasar estas cosas, signos inequívocos de cómo está el percal.

Pero vamos, que si el resto de los chavales del equipo tienen, por tradición familiar o inspiración divina, un poco de sangre atlética por las venas, es para correrle a paraguazos, por atenernos a los estrictos límites de uso legítimo de la fuerza que se postulan en este blog.

Dr. Caligari dijo...

Entonces Godin y Miranda, sobre el césped, hacen lo que hacen estando sobrios y tras dormir sus ocho horas cada noche?

Jose Ramón dijo...

A toro pasado es fácil decirlo, pero yo hubiera puesto desde el principio a Perea de lateral y a Juanfran por delante.
Y a partir del empate, a Assunçao por Tiago, que estaba reventado.
El segundo gol es más golazo que fallo de Courtois.
(creo)
En el primero sí falla.
Y coincido con D. Ismael.Dado el tipo de arbitraje desde el principio(dejando jugar) el penalty no se puede pitar.
Aunque hay que decir que Godín (una vez más) no está demasiado listo.

yo dijo...

Al día siguiente le pregunte a mi hijo (7 años)cuantos hay del atléti en su clase, y me dijo que sólo él. Vivo en un pueblo de Madrid. Este es el futuro.
Gracias Giles y Cerezos

Carlos Fuentes dijo...

yo creo que a los canteranos debería exigirles, si no ser del Atleti hasta las trancas, al menos tener respeto reverencial por el escudo y las rayas. Un tipo que está en el Club, juega para el Club, viste la camiseta del Club y es lo que es en parte gracias al Club debe saber lo que es el Club, lo que representa, lo que duele a sus miembros y seguidores, lo que se puede hacer y lo que no. Es lo mínimo.

Primero, naturalmente, hay que explicárselo y ahí dudo si el Club actualmente explica nada o si está en condición de explicarlo. Pero es que es tan elemental hasta sin explicaciones que un tipo con una camiseta del Atleti en su foto de avatar no puede dedicarse a animar en público al máximo rival que no sé si en este caso es tanta la responsabilidad del Club.

cristian vieri dijo...

Coincido en su radiografía del paciente, Don Carlos. Únicamente me gustaría decir que esa sensación de que si nos meten un gol la reacción del Aleti va a ocasionar algo aún peor para el rival que vd. menciona como perdida en el tiempo, yo la tuve el día del 1-3 al Lazio. Después de encajar, al equipo se le veía encendido, recuerdo que incluso usted tituló su crónica según un gesto del Cholo que sugería eso exactamente. Claro que entonces, fue a los 10 minutos. Se ve que a los 65 ya no nos llega.
Por cierto, no olvide comunicar a la audiencia fecha y hora del entierro del optimismo. Mis condolencias a toda la familia.

Russeus Albusque dijo...

Yo creo que, dado el carácter de este blog, don Carlos hasta pondría una esquela -una esquela genial y codornizesca, claro-.

Pero ¡venga!, que nos queda el Socios, ¡y el domingo campeonamos en rugby!. Sursum corda, carajo, arriba los corazones!!

Jose Ramón dijo...

Una pregunta.
¿Si el FCB gana la Copa del Rey, el séptimo va a la EL?

Carlos Fuentes dijo...

el optimismo está ahí. Canijo y feúcho, pero ahí sigue
A día de hoy creo que llegamos a la final de la EL y nos metemos en EL nosotros solitos para el año que viene, quedando quintos. Qué les parece?

Manchego Curado dijo...

Yo soy optimista. Hace mucho que en el banquillo no había un tío que fuera uno de los nuestros. Lleva aquí tres meses y medio. Cuatro meses entrenando. Optimismo puro. Aquí nunca hay tiempo pero yo lo tengo para el Cholo.

Dr. Caligari dijo...

Oiga, Abel (y su mano) no era de los nuestros?

Manchego Curado dijo...

Sí, perdone. Se me olvidó Abel. Pero me acuerdo más de Aguirre que de Abel, fíjese. Me acuerdo más como uno de los nuestros. Y lo siento por Abel, que fue un desastre sobre todo por su comportamiento. Creo que el Cholo mantiene una actitud impecable. Y eso, para mí, es importante

Dr. Caligari dijo...

Eso quiero decir, que el entrenador sea (o no sea) de los nuestros no garantiza (o impide) nada.

Vi al Cholo bastante pasivo en el desarrollo del derby, aun sabiendo que mucho no podía hacer.

Dr. Caligari dijo...

(sí, en tiempos tan amargos y horrorosos, ganar un derby me da sentido a la temporada)

Manchego Curado dijo...

Por eso digo que es mi opinión. Que a mí, los míos, y sobre todo ese, me anima. El Cholo, digo. Y respeto que a Vd no se lo parezca. Y que Abel se equivocó por las formas y por ser un macarra en un banquillo tan falto de gestos atléticos, que no son, exclusivamente, macarras. Me explico fatal, lo se.

Libros Mondo dijo...

Yo la entiendo y estoy con usted y con el Cholo a muerte. Optimista soy algo más que Il Dottore: creo que en Vallecas podemos arrancar un empate.

Dr. Caligari dijo...

Abel era macarra y, como entrenador, malo. Lo segundo es más grave de lo primero, en mi opinión.
Simeone me parece mejor por educación y conocimiento del futbol.

(Macarra es un álbum muy famoso de los irlandeses Clannad, cuñao)

Dr. Caligari dijo...

Bueno, Don Mondo, no puede jugar Diego Costa, arrancar un empate es posible.

Russeus Albusque dijo...

Don José Ramón, ahí abajo tiene la respuesta, le copio un párrafo entero porque contempla las diversas posibilidades que este año se pueden dar, con Atlethic y Barca en la final.

El quinto y sexto clasificado obtienen la clasificación directa para participar la siguiente temporada en la Europa League, junto al campeón de la Copa del Rey. Si éste está clasificado entre los puestos 5º y 6º (clasificado para la Europa League), el equipo que obtenga la séptima posición también juega la Europa League, caso que también se dará cuando los dos finalistas de la Copa del Rey se hubiesen clasificado para la Liga de Campeones. Si sólo el campeón se clasificó para la Liga de Campeones, participará en la Europa League el subcampeón de la Copa del Rey.

Emilio dijo...

En tal estado de exigencia ando, que un entrenador con algo de sentimiento y que no diga tonterías me gana absolutamente. Cholo cumple de sobra ambos requisitos.

Fíjense que a su llegada, daba algo de miedo ese toque tribunero algo facilón que siempre atesoró Simeone, a día de hoy ha descartado con sus actos esos temores.

Jose Ramón dijo...

Muchas gracias D. Russeus.

Vicente dijo...

Seria una pena y bastante injusto que el Cholo saliera por la puerta de atrás

Libros Mondo dijo...

Don Vicente, seamos realistas, el Cholo sólo tiene tres caminos a partir del mes de junio.

1- El ingenuo: dejarse engañar por promesas de hacer una plantilla a su gusto y llevarse cuatro o cinco puñañadas traperas en forma de fichajes de Mendes Boys no pedidos o de Quilón Stars no deseados así como ventas traicioneras de jugadores que, al final, juegan donde quieren jugar. A partir de ahí , el Cholo decide comerse el marrón e intentar competir con una plantilla corta y mala y un once desequilibrado hasta ser señalado como culpable por el palco, la prensa y la grada y, poco después, destituido. Probabilidad 79,5%.
2- El cabal: reunirse y volverse a reunir con Caminero, Calam y compañía, exigir una plantilla compensada y amplia, combinando buenos jugadores con jóvenes de la cantera y con el regreso de Raúl García. Adrián intocable. Tras muchas reuniones, avisos, rumores y sinsabores, se desmantela de nuevo la plantilla y el Cholo decide no comenzar la temporada.
Probabilidad: 20,4%
3- El colaboracionista: el Cholo se queda a sabiendas de que hay que montar un equipucho con sobras de Mendes y Quilón, tras vender a Falcao, Adrián, Koke, Raúl García, Diego Costa y todo aquel por el que se reciba una oferta. Vendrán otros iguales o mejores.
Probabilidad: 0,1%

Paquito dijo...

@jmarcos78 Por cierto, el #Atleti está pidiendo un adelanto del 25
% (a poder ser) a los abonados vip de la próxima temporada, pero qué más da

Russeus Albusque dijo...

O sea que antes de empezar la próxima temporada ya ha desaparecido la SAD? No sabía yo que iba tan adelantada la cosa...

jesusez dijo...

Lo que debe salir antes de que empiece la nueva temporada, es el proyecto de ley de tratamiento de la insolvencia en el deporte. La resolución libre de contratos de los futbolistas acreedores de los clubes, elveto a los clubes morosos para jugar en Europa e incluso el descenso de categoría están en el horizonte y el primer candidato es el Atleti. El concurso ya no va a ser la solución.

Manchego Curado dijo...

Hombre, ya sabemos además, que están llamando a los abonados para ofrecerles los palcos Vip de La Peineta.

cristian vieri dijo...

En este estado de cosas, ¿pueden explicarme, como si tuviera cinco años, cómo se las arreglan para mantener vivo al optimismo? ¿Podríamos definir a Forrest Gump como optimista? ¿Antropológico, quizás?

Adal dijo...

Contestando a una pregunta de más arriba:
si el Barça gana la Copa del Rey iría a la EL el subcampeón (Bilbao). Este año es novedad que el campeón de Copa se clasifica directamente para la fase de grupos de la EL (antes jugaba una eliminatoria previa junto al quinto de la Liga, y el sexto jugaba dos previas, como el Atleti este año).
No he visto nada para el caso de que la plaza copera sea para el subcampeón sobre si va directametne a la fase de grupos o no.
En esta página se puede ver las vías de clasificación para las competiciones europeas: http://kassiesa.home.xs4all.nl/bert/uefa/access2012.html

Adal dijo...

Ampliando lo dicho en el anterior comentario, si la plaza copera pafra la Europa League la ocupa el subcampeón, éste no iría directamente a la fase de grupos sino que debería jugar dos eliminatorias previas, y la plaza directa la ocuparía el mejor clasificado en la Liga (el 5º).

Fuente: Circular de la FEF, pág. 2: http://kassiesa.net/uefafiles/2012-13-uefa-calendar-circular.pdf

Libros Mondo dijo...

Buenos días,

esto, creo, había pasado desapercibido. Que conste:

http://www.youtube.com/watch?v=fhX7ZKChgqE&feature=player_embedded

Jose Ramón dijo...

Chelsea-Liverpool final de Copa.

Russeus Albusque dijo...

Campeonamos en rugby!!!!

La tira y media de años después, el rugby rojiblanco vuelve a salir campeón, y asciende a primera división madrileña.

Emocionantísimo partido, qué les voy a contar a muchísimos de VDs, que estuvieron presentes. El ensayo que nos permitió ganar el bonus defensivo, puntito que nos proclama campeones pues empatando Hercesa tenía ventaja en cuanto al puntaje, se consiguió en el último minuto, como sólo -y tan bien- sabemos hacer los colchoneros.

Fran Omega dijo...

¡Qué tímido es el Sr. Russeus, que no se dio a conocer! (O qué bobo soy yo, si la cosa es que no le reconozco).

A toro pasado -es que intervengo con retraso- conste mi acuerdo al 200% con Doña, con Mr. Mondo y con D. Emilio, sobre la valoración de entrenadores: el Cholo es uno de los nuestros, Abel también -aunque el cargo le viniese tan grande y se le notase tanto- y Aguirre, opino, como si hubiese jugado aquí, y no en El Sadar.