lunes, 17 de octubre de 2011

De comparaciones odiosas y optimismos desmejorados

Sólo los imbéciles, pensarán Vds y seguramente con razón, son capaces de hacer cola un sábado antes de las nueve de la mañana ante un pub cerrado para ver un partido de rugby entre dos equipos que no son los de uno. Probablemente sea cosa de imbéciles, sí, pero el caso es que, como imbéciles y además encantados de parecerlo, el sábado a las 8:45 de la mañana unos cuantos imbéciles formaban una cola absurda en la puerta de un pub irlandés del centro de la capital. Entre esos imbéciles, como casi siempre que hay imbéciles así en grupito, estaba el que suscribe.


Se jugaba Gales la posibilidad de entrar en la final del Mundial de rugby por primera vez en su historia, ahí es nada. Gales, país chiquitito que no es Estado pero sí país, se jugaba acceder a la final del Mundial de su deporte ante Francia, un país con casi veinte veces más habitantes y bastante menos vergüenza torera en lo que va de Mundial, de este Mundial en el que los franceses han renunciado a su estilo e identidad, a jugar con los titulares en los partidos de cruces y a aplicar la lógica a la hora de hacer alineaciones. Gales, que venía jugando el mejor rugby del Mundial hasta la fecha, con un partido memorable ante Sudáfrica y una victoria merecida y bien sudada ante los irlandeses, tenía ocasión de hacer historia con un equipo plagado de jóvenes y algún veterano aportando la experiencia necesaria para los agrupamientos. Sin Priestland, lesionado en el partido contra Irlanda, era Hook el jugador en el que se fijaron los ojos de los aficionados y fue, a la postre, uno de los protagonistas del partido.

Ya desde el principio, la sensación fue que Gales jugaba contra los elementos casi más que contra los de azul. A los doce minutos se lesionaba el Oso Jones, el galés llamado a poner experiencia en la melé, y su imagen, desolado en el banquillo por no poder ayudar a los suyos, es de esas que dicen mucho más que diez mil palabras. Poco después Hook fallaba un golpe de castigo por resbalarse en el último apoyo, dejando sin anotar tres puntos que habrían sido definitivos. Y, lo más grave, a los veinte minutos el árbitro expulsaba a Warburton por un placaje peligroso. Si la expulsión fue excesiva o no es algo que aún se discute en la inmensa mayoría de pubs, cafeterías, colmados, asilos y bingos del planeta entero. En directo, el placaje pareció de amarilla y sin bin y la cara de los asistentes al ver al galés en su banquillo y no en la silla de los castigados fue de sorpresa mayúscula. Los que saben de esto mantienen que el placaje es de roja según las últimas directrices recibidas por los árbitros, los que hemos visto el Mundial no recordamos tanto castigo para situaciones comparables. Sea como fuere, Warburton fue expulsado y llegó la primera gran lección del partido: ni una mala cara, ni una protesta, sólo el reconocimiento posterior del capitán galés de que la culpa, de existir, fue solo suya.

A la expulsión le sucedió una fase en la que Gales se sintió perdedora para, poco a poco, ir dando paso a la luz de la esperanza. Francia, rácana y triste, oscura, traidora a lo suyo y mezquina en el planteamiento, hacía lo justo, lo justito más bien. Sin juego a la mano, con una delantera que no se imponía con la autoridad que podría uno esperar a los galeses a pesar del inmenso Harinordoquy, Francia dejaba crecer en los galeses la llama de la confianza. Las cámaras recogían gritos de ánimo entre los galeses, creed en vosotros, son más débiles de lo que pensáis, somos más fuertes que ellos, más orgullosos, más fuertes. Gales abría el balón más, rompía la línea y ganaba los agrupamientos, jugaba como si tuviera un jugador más, sumando quince los catorce que estaban en el campo gracias a un plus de orgullo y un rival mezquino, la segunda lección de la semifinal.

Ensayó Gales y Mike Phillips, el potente medio melé galés, celebró el ensayo antes de posar el balón. Quizás un jugador más veterano habría renunciado a la celebración buscando acercarse a los palos, quizás un capitán experimentado habría gritado con voz de dragón para empujarle a hacerlo y dejarse de gestitos, quizás un señor con gafas y rebeca y altamente supersticioso no lo habría hecho. Pero Mike Phillips sacó la lengua, señaló a alguien y posó el balón cantando victoria antes de tiempo. Falló Gales la conversión y quedó a un punto, casi sin tiempo para adelantarse al triste rival y posiblemente en ese momento Mike Phillips comprendió algo que ya no olvidará jamás, otra lección en un único partido. Pudo ganar Gales gracias a un larguísimo golpe que intentó transformar Halfpenny desde un sitio parecido al que sí se cobró contra Irlanda. De nuevo jugando contra los elementos, el balón pasó un par de centímetros por debajo del larguero tras volar muchos metros. De llegar media cuarta más arriba el balón habría tocado palo y habría entrado, cerrando un guión parecido al de "Match point" de Woody Allen. Pero ayer no era el día y el guión era otro, era aquél de "llegaron los Sarracenos / y nos molieron a palos / que Dios ayuda a los malos / cuando son más que los buenos".

Los tres o cuatro últimos minutos del partido, con Gales buscando centímetro a centímetro la posibilidad de encontrar una posición propicia para el drop o para la entrada de su línea, son de esos que le hacen a uno querer ver partidos de rugby a todas horas. Un fallo final tras veinticinco agotadoras y dramáticas fases dio la victoria al equipo que peor juego había desplegado y privó de intentarlo una vez más al equipo que, una vez analizado el partido con más frialdad, dejó escapar entre los dedos la posibilidad de ganar y hacer historia por culpa de sus propios errores. Demasiados fallos a palos, un drop a pierna cambiada demasiado arriesgado, drops no jugados en el último suspiro, una conversión difícil por celebrar un ensayo prematuramente ... Gales, inmensa durante el partido, pudo ganar de haber tenido algo más de suerte y algo menos de fatalidad, algo más de experiencia y algo menos de ingenuidad, otra lección de la semifinal. Gales deja el mundial con sensación de poder llegar a ser un equipo enorme en poco tiempo, de citarse con la historia dentro de cuatro años - si los australianos lo permiten - y con el regusto amargo y dulce a la vez de no haber llegado donde debía pese haber peleado como fieras. Gales podrá ser tercera el viernes en una posible final del futuro y volver a casa con la cabeza alta y una cuenta pendiente mientras Francia, pase lo que pase el domingo, debería volver sacudiendo la cabeza, pensando en su lamentable imagen y considerando seriamente afeitarse el bigotito de racanería y mezquindad que ha lucido en el Mundial. Algún jugador francés dijo tras la semifinal que prefería jugar mal y ganar a jugar bien y no pasar; una semana anterior Brian O'Driscoll, capitán de Irlanda y máximo representante de la generación que se fue a casa en cuartos cuando podría, por primera vez, haber apuntado a la final, felicitó a Gales y dijo que le habría gustado ganar el partido, pero que las victorias hay que merecerlas. Ahí quedan ambas declaraciones, lecciones en verde y azul, para que las valore el lector tomando café (cortado).

El domingo, esta vez sin cola previa, jugaban Nueva Zelanda y Australia. Pocos neozelandeses y muchos australianos en el pub, muchos españoles e irlandeses, pocos o ningún francés, una mezcla estupenda. El partido del domingo, un clásico con todas las letras, atrajo menos público por no jugar ningún equipo con parroquia numerosa en Madrid. Si el día anterior los pubs se colapsaban por la asistencia masiva de franceses (no necesariamente aficionados al rugby), los plácidos australianos, educados y con chanclas, llenaron solo a medias el local y lo hicieron con una naturalidad y un saber estar la mar de agradable. Nada que ver con la futbolerizada afición francesa del día anterior, ruidosa y poco entendida en su mayoría, más pendiente de aplaudir los fallos del rival y lanzar sus despectivos gritos de ánimo que de entender de qué va el rugby. Aficiones así son un tormento para el aficionado con canas que empezó a ver rugby cuando las camisetas no tenían publicidad, cuando no había cambios sino en caso de lesión certificada por el médico rival y cuando Ashton, de haber hecho entonces alguna de sus celebraciones, se habría topado al caer con el puño cerrado de un delantero con barriga y malas pulgas impactándole en la cara. El sábado algunos de estos aficionados añejos, franceses y visiblemente abochornados por sus ignorantes pero audaces compatriotas, intentaron poner orden recordando en francés los códigos de las gradas de rugby. Para su esfuerzo en su ingrata misión de intentar amortiguar el bochorno causado por los suyos, todo nuestro agradecimiento y nuestro respeto. On connaît la chanson, merci.

Salieron los All Blacks al campo e hicieron su cada vez más teatral y exagerada haka Kapa O Pango, con Ali Williams en estado de trance rayando el ataque de idiocia. Los australianos, jóvenes y llamados a jugarse mucho el próximo mundial con los galeses, vieron el espectáculo y, a juzgar por lo que pasó luego, se quedaron impactados. Por el campo australiano pasó una marea negra que ríase Vd del Prestige. Con una velocidad imparable los neozelandeses movieron a los australianos de lado a lado del campo sin dar un segundo de tregua, sin perder tiempo en los agrupamientos, abriendo la línea de un lado a otro y vuelta a empezar. Ensayó Nonu tras una sensacional jugada de Dagg, destacadísimo todo el Mundial, y Weepu se encargó de patear. Menos acertado que contra los Pumas, Weepu falló varios golpes; si la duda tuvo intención de abrirse paso en algún momento entre los neozelandeses, llegó Cruden, el jovencísimo apertura que empezó el mundial de vacaciones y terminará siendo titular en la final tras la lesión de Dan Carter y sus sucesores, y echó spray anti-dudas por toda su zona de influencia, pasando de paso las vacilaciones a Cooper. No necesitó mucho más Nueva Zelanda; Australia buscó más maquillar el resultado que ganar el partido y, de nuevo según un guión pero esta vez el que todos habríamos escrito, los All Blacks estarán en la final sin que tengamos la sensación de que hayan sido probados al 100% todavía.



- Muy bien, oiga, todo muy emotivo, pero ... ¿Y el Atleti?

El Atleti, o más bien un sucedáneo del Atleti, jugó en Granada y por ello la afición lo vio, como el rugby, en bares y demás recintos sagrados. Como era de prever, y al contrario que por la mañana, no se vieron muchas colas de gente esperando para coger sitio en pubs, cafeterías, colmados, asilos o bingos para ver bien al Atleti, ni siquiera en Madrid. El interés que despierta el Atleti es cada vez menor y uno se explica que así sea cuando ve tres o cuatro partidos seguidos del equipo: según avanza la temporada, como casi siempre, el Atleti se diluye, se deshace, se va pareciendo más a lo que siempre pareció en los últimos años y menos al aparente espejismo de las primeras jornadas. El Atleti de los partidos de Racing y Sporting y de los veinte últimos minutos de Valencia se antoja ahora un trampantojo, un efecto óptico fruto de la inoperancia de los rivales y de la calidad de algunos de los jugadores nuevos en sus primeros días, aún no contagiados de la apatía general.

Eso sí, fiel a sus promesas, el que suscribe acudió al bar acompañado del cada vez más desmejorado optimismo, su fiel compañero de esta temporada. El optimismo, como bien saben biólogos, botánicos y adivinos, es una especie que necesita ciertas condiciones ambientales para poder desarrollarse. En el caso del optimismo colchonero, éste puede echar raíces, desarrollarse e incluso florecer en una variedad de ecosistemas. En un ambiente de buena planificación deportiva, el optimismo se desarrolla lento pero seguro, buscando la consolidación a largo plazo y sin prisas para así llegar a dar flores; esto es una elucubración meramente teórica de algunos botánicos, dado que nunca se ha producido en los últimos veinte años. Hay otros escenarios, empero, para el desarrollo sano del optimismo rojiblanco. Uno de ellos, la existencia en la plantilla de algún jugador de altura mundial surgido de la cantera o contratado cuando era muy joven, siempre y cuando se abone la situación con los nutrientes necesarios para hacer creer en un equipo creado en torno a éste. También, la inversión racional y lógica de los recursos económicos para crear una plantilla compensada o la contratación de un entrenador con personalidad e ideas claras, poco veleta y dado a plegarse a los deseos del palco y fiel a su propia idea de juego. Incluso la formación de un plantel con la cantera como referencia, en el que se entiendan cuáles son las señas de identidad del club sin necesidad de que las reparta el entrenador en una octavillita, puede fomentar la reproducción del optimismo. En todas estas situaciones y en alguna otra que se nos olvida, el optimismo se pone gordo y rosado y da gusto darle pellizcos en los muslos y cucharadas de potito haciendo el avión.

Enunciado lo anterior, no es de extrañar que esté el optimismo hecho un asco. Verdoso y cetrino, con ojeras oscuras, raquítico y con pelo ralo y sin brillo, el optimismo rojiblanco ha empezado un declive de los gordos. Da casi vergüenza ir al bar con el optimismo en este estado, la verdad, y cuando uno entra con él de la mano y todo lo bien peinado que puede con esos cuatro pelos que le quedan, es inevitable oír a las señoras cuchicheando a espaldas de uno. Ay Dios mío, qué mala pinta tiene ese optimismo, yo creo que ni lo bañan ni nada, no está en buenas manos con ese señor de las gafas con pinta de no saber freír un huevo y comer siempre de latas, así está el pobre, que da asco; camarero, dele a ese pobre optimismo un vaso de leche con colacao y una magdalena de las gordas, a ver si coge lustre.

Salió el Atleti al campo del Granada y casi dio igual quién saliera. Los últimos Atletis que jugaron en Granada eran Atletis grandes que aspiraban a cosas importantes y que mezclaban finos estilistas con guerreros solidarios, tipos capaces de meter goles a pesar de las patadas de Montero Castillo y Aguirre Suárez a sabiendas de que si la cosa se ponía fea habría detrás un Panadero Díaz para igualar fuerzas. El Atleti que salió ayer en Granada era un Atleti triste, con portero cedido, lateral derecho de circunstancias y medio campo sosaina incapaz de hacer frente a un recién ascendido. Un Atleti de delantero aislado y aburrido y de mediapunta desnortado. Un equipo de cerebro desasistido y desconectado, de delantero válido sentado en el banquillo y entrenador miope aportando más bien nada, salvo mandamientos impresos en Verdana caja 14. El Atleti tristón que jugó en Granada no tenía ni talento ni mordiente ni recursos ni torería, no tenía más que hacer que esperar el final del partido evitando algún gol rival y haciendo como que atacaba mientras miraba de reojo el cronómetro, contando los minutos para volver a casita y echarse la siesta.

Salió el Atleti y puso cara de a ver cuánto dura esto, que no nos apetece nada a estas horas. El Atleti que quería el balón los primeros partidos ha dado paso a un Atleti conformista y apático, la antítesis del Gales de la semifinal. El Atleti vio cómo le cabeceaban un balón al palo y siguió a lo suyo, que es poco. Vio como un equipete recién ascendido no sufría y no tenía ni miedo. El Atleti que salió en Granada, como venía apuntando, dejó de querer el balón y dejó de buscar la portería rival dando toques. Se limitó a apagar fuegos con una teterita, a tener el balón por tenerlo y poco más, a dejar el césped lleno de dudas y no sudar, total pa qué, oiga, total pa qué. Total pa qué, si lo hacemos mal nadie dirá nada, nadie montará un pifostio cuando salga el equipo en casa, nadie silbará más que a los débiles, a los torpes y a los que la directiva diga que son antipáticos; nunca silbará nadie a los responsables que no destaquen, así con estar en el pelotón de los del medio, todo bien. Total pa qué, si nadie de arriba nos dirá nada, si nadie vendrá a los entrenamientos ni a los partidos ni a los palcos, que estarán dando vueltas por la M-30 y sólo hablarán dentro de cuatro o cinco meses para lanzar datos económicos incontrastables. Total pa qué, si los buenos se irán y se quedarán los malos, si se fichará un lateral cuando haga falta un portero y un portugués desconocido cuando haga falta subir cuatro canteranos hambrientos de liga. Total pa qué, si luego ganaremos dos partidos a dos petardos y se hablará de racha victoriosa, de Champions, de números como los del Doblete, de estadio cinco estrellas con helipuerto y el maravilloso porvenir de Micael, del que nadie aún sabe nada. Total, pa qué, oiga, total pa qué.

A los galeses del sábado no hizo falta decirles que del campo saldrían exhaustos o lesionados, lo sabían ellos solitos. Tampoco hubo que contarles a los jugadores del Rugby Atleti que hasta el último minuto hay que bajar los hombros y placar rivales, por muy cansado que se esté. Ni hay que decirles a jugadores de miles de equipos de fútbol de barrio que es probable que anden cojeando media semana por las quemaduras que deja la tierra en las heridas. A los del Atleti, qué cosas, parece ser que sí hay que convencerles de todo esto. Se fichó un entrenador con sorprendente buena prensa y fama de psicólogo motivador y al cuarto partido está el equipo hecho unos zorros. En medio de varios partidos de rugby, uno de ellos con una carga emotiva impresionante, da vergüenza ver la actitud del equipo en Granada y da casi vergüenza el fútbol en general. Produce sonrojo la imagen dada ante un recién ascendido y la inoperancia del banquillo. Asombra ver cómo siguen ciertos jugadores en el campo y cómo se recoloca a otros, en ambos casos en perjuicio de otros más jóvenes y más identificados con el club pero sin agente con influencia.

Tras pocos partidos, resultan odiosas ciertas comparaciones y ciertas reflexiones. Y, mientras tanto, el optimismo con salud de tísico, y empeorando.

86 comentarios:

Paul Marble dijo...

El domingo por la mañana tuve el honor de dar el speech y repartir las camisetas de juego en el Rugby Atleti-CR Toledo. A las 22:00 del sábado estaba en blanco (no había tenido una semana “ingeniosa”). Dos horas después tenía para un libro.

Carlos Fuentes dijo...

... sobre qué no hacer, entiendo

Manchego Curado dijo...

Pues vaya día que echaron Vds! Dio Vd la turra, el niño rubio sacó una papeleta y el premio fue para su señora! Parecen Vds los Gil!

Carlos Fuentes dijo...

menudo escándalo, por menos en Italia bajaron a la Juve ...

Gonzalo dijo...

Iba a hacer un comentario sobre nuestro equipo de fútbol pero, total pá qué!

A un neófito como yo en el mundo del rugby le encanta leer cosas como las que usted ha escrito, sobre todo en lo referente a los comportamientos en un terreno de juego y en un bar.

Muchas gracias.

Paul Marble dijo...

La paciencia de los padres fue premiada por la inocencia de los niños.
Magnífica crónica, por cierto.

jesusez dijo...

La verdad es que debería usted pasar a glosarnos los triunfos del Rugby Atleti, porque el equipo de la SAD no da para más, por mucho que sus crónicas sigan siendo de lo poco bueno de los lunes.
Ni ganas le quedan a uno de comentar.
En fin, feliz semana.

Airos dijo...

Gracias por escribir este blog, señor Dueño.

Abantos dijo...

Pues yo

Abantos dijo...

Disculpen estaba probando contraseñas, que se me había olvidado.
Decía, que yo había decidido mantener una prudente y pesimista distancia con el equipo, y no había visto ningún partido del atleti hasta hace poco. Seguía al club por sus magníficas crónicas, viendo su sonrosado optimismo decaer partido a partido. Aún así, pensaba que un buen cocido a tiempo y un caldito con yema podría recuperarle, al pobre.
Pero cometí el eror de ver un par de partidos, el de Rennes y el del sábado en Granada. Y que quieren que les diga, estoy horrorizado. Qué poca ilusión queda ya, tan pronto. Hasta me parece malo el colombiano goleador.
Con este entrenador y este palco no hay nada que hacer.

Y además, el Mundial de rugby. Después de esto, que asquito da este atleti y el futbol en general.

Les seguiré leyendo, porque esto no se cura así por así, y me volveré a tragar otro partido del atleti, pero que poca ilusión me queda esta temporada. Son ya muchos años de desgaste.

un abrazo a todos.

SARA dijo...

Hola D Carlos.
Yo encima hice cola en los carmenes. Que decepción. Yo que pensaba ver un equipo que luchaba cada jugada y vi a reyes haciendo el imbécil, a falcao que no sabia donde estaba y a FLF que por algún motivo desconocido no subía. Imagino que lo que le gan dicho que haga.
Que desastre por Dios.

SARA dijo...

En el campo me sorprendió un aficionado del Granada que dijo: no lo ganamos ni al atleti. Ese comentario me tiene hundida desde entonces.

Libros Mondo dijo...

Mujer, es que pegaron un poste. Buenas noches.

Emilio dijo...

¿Sería mucho pedir traducción simultánea en las ruedas de prensa de Reyes?

Gran crónica, maestro.

Buenos días.

Fran Omega dijo...

Sí que son tremendamente odiosas las comparaciones, sí. Yo me llevaba a los "héroes futboleros" al Comunale de Orcasitas para que, poniendo unas cuantas velitas para que al menos la mitad lo entendiesen, vieran defender la rojiblanca con honor.

Claro que, leyendo el as de hoy, el Padre Gregorio nos deleita con un: "No hay que precipitarse. Estamos empezando. Adrián tuvo tres ocasiones frente al Granada y de haber marcado una, estaríamos hablando de un 0-1".

Si esa es su filosofía de vendeburras, entre eso y sus "mandamientos impresos en Verdana caja 14" (nivel segundo de infantil/primero de primaria) de la semana pasada, a mí ya se me han quitado las ganas de compararle con QQ.

Carlos Fuentes dijo...

qué bueno lo que comenta la Srta Sara, el comentario del granaíno es demoledor ...
no se me venga abajo, D. Abantos, Vd no ...

Jose Ramón dijo...

¿A ustedes no les pareció bueno Pizzi?

Carlos Fuentes dijo...

al menos le echó desparpajo ... eso sí, parece que hace falta verle más no?

Fran Omega dijo...

A mí, Pizzi me ha gustado desde el principio. Vale que me inspiro en las típicas jugadas de google ... pero también que, un tipo que jugando en el Paços Ferreira, le casca tres goles al Oporto, algo bueno, y mucho morro, tiene seguro.

jesusez dijo...

Hay que verle más, sí...pero con el pater Manzano se antoja complicado. Tamnbién me gustaría ver más a Koke y Assunçao y menos a Tiago, Gabi y Mario. Lo de Reyes...

Jose Ramón dijo...

A mí me gustaría:
Assunçao
Pizzi-Diego-Turan
Adrián-Falcao

Libros Mondo dijo...

Pobre Asunción...

Jose Ramón dijo...

Sí.
Quizás me haya pasado.

Carlos Fuentes dijo...

para interesados en rugby con facilidad para entender el acento de Surrey, estos vídeos para "aficionados de sillón al rugby" son una buena guía de introducción
http://www.videojug.com/film/armchair-fans-guide-to-rugby

Dr. Caligari dijo...

Optimismo vete ya!

Abantos dijo...

Que no me vengo abajo, jefe, que lo sigo a hurtadillas con la ilusión de siempre, en la radio o como sea.

El comentario del granaíno, es desde luego, demoledor. Fruto de tantos años ya de poca sangre y mal hacer. Nada nuevo que este blog no denuncie día a día desde hace años.
De qué nos sorprendemos.

Y en plan alineaciones, con lo poco que he visto al equipo:
reyes tiene calidad ,pero no sabe jugar a esto y es un descerebrado.
Asunción le da mil vueltas a Mario, a pesar del ninguneo durante todo un año de kiki. Koke que es cantera, y solo por eso debería tener oportunidades, es mil veces mejor que Tiago.
A Pizzi hay que verlo más, y Adrián me parece fijo, a pesar de su falta de gol.
La pregunta es, si todos lo vemos, por qué el curita no se entera.

Comentario optimista: con un buen entrenador, que los haga aún mejores de lo que son, hay plantilla para los objetivos actuales del atleti: quedar entre los cuatro primeros, luchar la uefa y ver si suena la flauta en la copa.

Comentario realista: con este entrenador,iremos a ver si no perdemos en Udine, para seguir con la tónica,ya que no marcamos "pero tampoco nos marcan, y eso es bueno" reyes dixit.

Paquito dijo...

Convocatoria para Udine.

_1 Joel
13 Courtois

_2 Godín
_4 Mario Suárez
_5 Tiago
_6 Filipe Luis
_7 Adrián
_9 Falcao
10 Reyes
12 Assunçao
14 Gabi
15 Pizzi
18 Domínguez
19 Koke
21 Perea
20 Juanfran
22 Diego
23 Miranda
24 Pulido

Manchego Curado dijo...

http://www.elmundo.es/elmundodeporte/2011/10/18/futbol/1318972617.html

(Parece que esta mona ya apunta maneras claramente vikingas)

Emilio dijo...

Dentro de un tiempo oiremos eso de "...un jugador nacido para jugar en...", Doña.

Aunque, a decir verdad, que Marchena sea el principal testigo de cargo, me transmite dudas más que razonables

Manchego Curado dijo...

Estando con Vd en lo de Marchena, a mí me ha convencido del todo el desmentido del ofidio en Twitter.
"Los que me conocen saben.." y me he dicho: Tate

Vicente dijo...

Despues de ver a Marchena fuera de si reclamndo al arbitro por el fuera de juego (¿?) que tambien reclamaba Benito Floro (o era Alfredo), es posible dudar sobre lo acontencido. Pero vamos entre Garrido (o Llaneza) y Agüero, siempre con Agüero (por ahora). Uno ¡que es un sentimental!.

Emilio dijo...

Por cierto, impagable el despliegue en el comentario de Floro ayer. Uno imagina un dúo con Juan-MaLillo y se le hace la boca agua.

A mí con Agüero me pasa algo raro. Después de todo, tengo ganas de ver sus partidos y no podría describir el sentimiento que tengo cuando le va bien. Supongo que será una fase del duelo, vamos.

Fran Omega dijo...

Cumpliendo mi promesa, y dada mi falta de tino respecto al personaje (el ofidio en cuestión), demostrada públicamente durante años, yo ... lo que diga Doña.

Pero yendo más allá, mi posición respecto a él (que no por ello deja de ser sentimental) es que algo tuvo que ver en la muerte de Manolete/asesinato de Kennedy/reciente lesión de Forlán y, en general, con todo lo negativo que surgiere.

Carlos Fuentes dijo...

yo no le tengo demasiada manía, quizás porque nunca le quise mucho (y quizás nunca le quise mucho porque siempre me pareció que apuntaba maneras de capibara, Hydrochoerus hydrochaeris, enorme roedor amazónico)

Vicente dijo...

Es un sentimiento parecido al mío, D. Carlos. Aunque era de los que gritaba Kun, Kun, Kun..., yo era, soy, de Forlan.

Eso sí, el gol de Agüero me estropeo el comentario que tenía pendiente compartir con uds., respecto a la idea que tenía su suegro del camino a emprender, en lo futbolístico.

Vaya partidito el del City, en la segunda parte y vaya con Mancini.

Abantos dijo...

A mi el ofidio me encantaría que siguiera en mi equipo, y me encantará que con sus goles elimine al madrid o al barsa de la champions.

Sin entrar a valorarle en lo personal, que es obvio que se portó como un perro.

Pero es que no puedo olvidar el gusto que daba verle jugar. Un jugador diferente. Magnífico.

Carlos Fuentes dijo...

Si, extraordinario. Y aún así, no fui yo nunca un devoto, quizás por faltarle ese punto de caballerosidad que nosotros, los de la rebeca, exigimos a los grandes

Vicente dijo...

Pero D Carlos es que esas cosas se aprenden en casa y aunque el entorno del Kun (el padre) parecía tener los pies en el suelo, venir a España con 18 años y convertirte en el ojito derecho de gentuza como Gil Marin, la verdad es que no ayuda.

Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dr. Caligari dijo...

Las declaraciones del Kun, este verano, me causaron enfado, creo recordar. Pero quedaron olvidadas "gracias" a la rabia destructiva que me entró al conocer los detalles, y los importes, del fichaje de Falcao.
Gracias a MAGM estoy casi en paz con Agüero.

Libros Mondo dijo...

¿Alguien dijo Marchena?

Fran Omega dijo...

A mí, recuerdo que el argentino que llevaba el 10 me gustaba calladito, lo cual excluye cualquier admiración por él fuera del campo, constando como nos constaba a todos, además, que era el niño mimado de MAGM.

Dicho lo cual, dentro del campo, mi admiración fue ilimitada y, siendo sincero, él correspondió con rendimiento, acompañado por Forlán y por otros en los buenos momentos, y sólo como la una en los malos, incluso en los peores, cuando QQ creó una situación en la que él y De Gea eran las únicas referencias.

Desde julio, mi ambición a largo plazo es que desaparezca de mis pensamientos.

Jose Ramón dijo...

Dos goles de La Máquina.
(oigan)

Abantos dijo...

"Estamos en ese trabajo de ascenso en todo lo que hacemos, independientemente de lo que se dé en el resultado. Le he dicho a los jugadores que deben estar relativamente tranquilos, porque este equipo ha disputado trece partidos y sólo ha perdido dos, con Barcelona y Valencia",
Con este tipo, adonde vamos.
Se le olvidó decir que en liga, sólo ganamos dos. Con los de la uefa y previa, "adorna", es un decir, la estadística.
Claro que, si califica a nuestro grupo en uefa de "bastante duro", entiendo que esté deseando no meterse en Champions.
El problema no es la plantilla, es el timonel, que destila un conformismo de equipo pequeño que así nos va.

Abantos dijo...

Hago votos por ser optimista desde dentro de una hora, ya saben, "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy"

David Vivancos Allepuz dijo...

Caballero, le felicito. Da gusto leer, al fin, algo excelentemente escrito sobre deportes. Cuántos redactores como tú harían falta en los periódicos nacionales. Cuántos.

Un saludo colchonero desde Barcelona,

D.

Emilio dijo...

¿Hemos de esperar en el día de hoy un debate de altísima fiabilidad pero de fácil y chistosa digestión sobre estados de forma de delanteros centro?

Buenos días...

Fran Omega dijo...

Durante este verano, un amiguete sevillista, tras negarse categóricamente a recuperar al Padre Gregorio, le dedicó a continuación varios "pero es que ...", "bueno, aunque ...", "teniendo en cuenta que ..." para justificar que al menos les metió en Europa, y que tal, y que cual ...

... "Con la plantilla que tenía", frase estrella del manzanismo que, como sabemos, coincide con sus defensores en estos lares, recordando aquella banda que, sin los goles de aquél peruano del Zaragoza, habría entrado en Europa.

Muy de acuerdo, Sr. Abantos: en el diccionario, junto a la expresión " conformismo de equipo pequeño" aparece su foto (con un dispositivo que permite cambiar el color de las varillas de las gafas).

Carlos Fuentes dijo...

gracias
Por cierto, las redacciones están llenas de excelentes redactores a los que no dejan hacer lo que les gustaría. Y tampoco crea Vd que todo vende .... que esa es otra!

Libros Mondo dijo...

Hoy palmamos 3-1, chavales.

Carlos Fuentes dijo...

dice mi verdoso compañero de tribuna que ganamos 0-1, gol de Falcao

Emilio dijo...

Dice el de las gafas de patillas intercambiables que 0-0 para seguir engordando la leyenda...

Gonzalo dijo...

Hoy no hay debates Don Emilio, teniendo en cuenta que se ha reunido de urgencia la Comisión Permanente de la Unión Europea para debatir acerca de los resultados de la archiconocida publicación Askmen. No se habla de otra cosa en la calle.

Y respecto al Kun, será un gusano, un perro o una ratita pero es el mejor jugador que yo he visto en un terreno de juego con la rojiblanca. Lo que me da pena es que ningun gran jugador quiera hacer carrera en esta sociedad anónima, otrora club histórico. Y a los que han querido, no les han dejado.

Vicente dijo...

Pues estuve yo ayer estuve perdiendo el tiempo con estos de askmen y entre los 49 deportistas mas influyentes estaban los dos portugueses llorones, un multimillonario argentino admirador del Che y el nen de Santpedor idolo de qq.

Ya puestos les dejo el link...
http://uk.askmen.com/specials/top_49_men

Por cierto vaya, vaya con Fernando Torres (y que bien estuvo Martin Vazquez).

¿Hoy?, espero que no hagamos el ridículo porque veo que a mi hijo le está empezando a pesar la presión ambiental...

Carlos Fuentes dijo...

es cierto, Martín Vázquez bien, y doblemente inteligente: primero por hacer comentarios con sentido común; segundo, por hacerlos al lado de La Mofeta Odontóloga, asegurándose por tanto de quedar siempre estupendamente dada la bajeza de su compañero de comentario

Jose Ramón dijo...

La (bien) denominada Mofeta Odontóloga se pasó todo el partido intentando desprestigiar a Messi.

Vicente dijo...

¡Que atasco!

Gonzalo dijo...

Tiene buena pinta. Seguimos sin encajar goles...

Emilio dijo...

Assunçao: o de como uno solo puede hacer el trabajo de tres simplemente conociendo de qué va esto.

Paquito dijo...

Pablo se ha llevado un trompazo muy gordo con el Birmingham.

Gonzalo dijo...

Me da vergüenza que mi equipo defienda los corners con los 11 en nuestro área. Simplemente dejando a dos jugadores arriba, uno en el centro del campo y el otro en banda, obligas a ellos a dejar tres sin subir a rematar, además de poder armar una contra como Luis manda.

Jugando al 0-0 contra auténticos profesionales en esto, el resultado es el que cabía esperar. ¿Cuál va a ser ahora el discurso, Goyo? Porque hoy sí hemos encajado goles

Libros Mondo dijo...

¿Hemos tirado alguna vez a puerta?
(Es que sólo he podido ver la última media hora)

Libros Mondo dijo...

Lo ha dicho Manzano:
"Hasta el primer gol el Atlético de Madrid era merecedor de ir por delante, pero el fútbol tiene estas cosas".
¡Qué cosas!
Buenas noches...

Abantos dijo...

Yo como prometí ser optimista a partir de ayer, no creo que la cosa vaya tan mal, de catorce partidos sólo hemos perdido tres.
Y el Udinese al fin y al cabo,ha demostrado ser uno de esos equipos de Europa que hace un grupo de UEFA "bastante duro".
Es colider en Italia, cuidado, y mireque lo lamento, Dr.Caligari.

Dr. Caligari dijo...

Yo también quiero ser optimista. Con la vuelta de Diego Costa todo esto se arreglará!

Fran Omega dijo...

La mentalidad defensiva del "técnico", la imposibilidad de que Falcao juegue sólo en punta y una muy evidente falta de confianza del equipo, que parece abonado a la sucesión de pases entre ellos sin fin, con el espíritu del "tira a puerta tú, que a mí me da la risa" ...

... Estropearon un partido serio, concentrado, dominado y que se tendría que haber ganado con la gorra, porque se hizo todo bien, menos precisamente lo más importante: hacer algo por demostrar si el tal Handanovic es, como dicen, un buen portero.

jesusez dijo...

Hombre Don Fran, ayer precisamente fue una decisión del pater, nada defensiva, la que convierte en un correcaLles el partido y ya se sabe que, en esas procelosas aguas del correcallerismo, nos ahogamos siempre.
Por lo demás, este equipo diseñado ad hoc por los golfos no es más que un fiel reflejo del tan manido "otro año otro timo". No esperen ustedes más, ni sus optimistas y enfermizos amigos, tampoco.

Fran Omega dijo...

La verdad es que discrepo, Don Jesusez. Lo del Padre Gregorio no fue decisión ofensiva, sino tribunera y desesperada, rompiendo el equipo, como se suele decir, tarde, mal, nunca ...

... Probablemente para que, luego, algunos comentaristas (¡ay Kiko, qué dolor!) digan que "fue valiente".

Nunca he visto al gilismo, ni como excusa, ni como coartada para que unos profesionales millonarios no hagan lo que saben, sin que les exijamos nada "porque ya se sabía y era de esperar". Hay plantilla suficiente para hacerlo mejor, opino.

jesusez dijo...

No le quito ni un ápice de razón, pero lo cierto es que sacó a Adrián por Gabi (tribunero pero ofensivo, en sus dos acepciones), cuando lo suyo es que lo hubiera hecho por Reyes, que había salido poco antes. Suena estrafalario pero así no hubiéramos perdido. Incluso podíamos haber ganado.

Es evidente que plantilla hay, pero como consiste en poner a los mejores y el pater no está por la labor o no sabe, es como si no la hubiera.

Jose Ramón dijo...

Al hilo de lo último que dice D. Jesusez, me atrevo a preguntarles a todos:
¿ A quienes y cómo pondrían ustedes en los 6 puestos de medio campo y delantera?

Libros Mondo dijo...

Quiénes: Gabi, Koke, Diego, Turco, Adrián, Falcao.
Cómo: Derrochando coraje y corazón.

Vicente dijo...

Equipo valiente y ofensivo, (Kiko vete ya!). Pero si Adrian jugo 10 min (los de la basura).
Falcao no es que este solo en punta. ¡Es que esta mas solo que la una!. El equipo cuando Gabi juega de Gabri es una pena. ¡Lo mismo paga Koke los platos rotos!.
Por cierto, Assunçao (por ahora) tiene que jugar siempre.

Gonzalo dijo...

Assunçao (indiscutible), Gabi, Diego, Arda, Adrián y Falcao.

Pizzi no me disgustó, por cierto.

Fran Omega dijo...

Assunçao, Koke, Diego, Turco, Adrián, Falcao. O sea, lo que dice el Sr. Mondo, pero metiendo a Assun porque, como Don Vicente, opino que Grabi lleva unos partidos en stand by.

Tienen que jugar dos arriba; y a Koke, Ardan y Diego, les sobran recursos para distribuírse.

jesusez dijo...

Coincido con los elegidos por Don Fran y con Don Gonzalo en lo de Pizzi, pero se vino abajo muy pronto (o quizá los defensas italianos, muy buenos por cierto, le calaron enseguida)

Emilio dijo...

Assunçao demostró que se basta y se sobra, ¿el resto? los que dice el Sr. Mondo por ofrecer algo diferente.

A mi Pizzi me parece un recurso, tal vez un revulsivo, de momento no creo que esté para más.

Especial hincapié en lo de Adrián y Koke, por favor...

Paquito dijo...

Convocatoria para mañana.

13 Courtois
25 Asenjo

_2 Godín
_4 M Suárez
_5 Tiago
_6 Filipe Luis
_7 Adrián
_8 Salvio
_9 Falcao
10 Reyes
11 Arda
12 Assunçao
15 Pizzi
17 Sílvio
18 Domínguez
19 Koke
21 Perea
22 Diego
23 Miranda

Joel, un consejo. Márchate ya de ahí. En enero mejor que en junio.

Libros Mondo dijo...

Y en noviembre mejor que en enero. Y si te puedes llevar también al pobre Pulido...

Dr. Caligari dijo...

No digan así, el cluzz y el entrenador creen ciegamente en la cantera.

Fran Omega dijo...

Pero muy, muy ciegamente.

jesusez dijo...

Impresionante varapalo al United...y al pobre De Gea.

Vicente dijo...

Yo tb soy optimista, creo q Manzano va a rotar consigo mismo. Vamos que no se come el turrón en el banquillo del atleti...

jesusez dijo...

Al compañero de grada de Don Dueño le han dado hoy la tarde...

Fran Omega dijo...

No se le puede negar al Padre Gregorio so tremenda originalidad: todo el mundo hace rotaciones, después de construir un equipo. Él, en cambio, lo hace al revés.

Me pareció elegantísima la camiseta de Cuantró. Opino que fue lo mejor de la tarde.

Jesús dijo...

Por lo que leo no me perdí nada optando voluntariamente por no ver al Atleti de Quilón y Mendes. Según el Padre Gregorio "el equipo está buscando su identidad". Bueno, a ver si hay suerte. La estadística no dice nada, ya lo sé, pero el Kun Agüero lleva el solito 9 goles en el City del Jeque, los mismos que suman los 21 jugadores de campo del Atleti de Quilón y Mendes. Ah, y Raúl García volvió a mojar. Ya está a dos de Falcao, el supercolombiano megacrack.
Bon giorno!

Fran Omega dijo...

Era previsible lo de Raúl García. Entorno agradable, hacer que se sienta importante. Lo demás ya lo pone él.

Una especie de milagro hizo que se le renovase, cuando parecía hecho que le dejarían salir gratis ... así que aún hay esperanzas.