lunes, 5 de marzo de 2012

Sevilla-Atleti o cómo cogerle el punto al punto


El Atleti empató en Sevilla y, qué cosas pasan, hay ya quien empieza a hartarse de Simeone, que es una cosa muy nuestra. Desde que llegó Simeone el equipo empata más que otra cosa, a veces con cierta justicia como en Sevilla, a veces por fallar muchas ocasiones claras, como contra Racing y Sporting. En un año en que la Champions parece asequible, por más que haya una sola plaza para varios equipos, habría que empezar a ganar partidos y dejar de empatar. En Racing de Avellaneda, Simeone terminó haciendo del empate el resultado estrella y culminó una buena temporada que no gustó a muchos. ¿Pasará esto en el Calderón?

Analizando el partido del Sevilla, uno llega a la conclusión de que quizás fuera el empate el resultado más justo. El Atleti fue mejor en el primer tiempo, pero no así en el segundo. En el primer tiempo, el centro del campo del Atleti controló el partido y Salvio tuvo hasta tres ocasiones, de las que marcó solo una que fue un golazo. En el segundo tiempo, el Atleti perdió metros, el Sevilla jugó por las bandas y el Atleti sufrió. Más que por las bandas, jugó por una, por la derecha, por la de Navas. Filipe Luis Filipe, a ratos fuera de sitio y a ratos sencillamente incapaz de hacerse con su par, fue una bendición para el Sevilla. Por el otro lado, entre el buen partido de Juanfran (una vez más) y el clásico partido de Reyes (una vez más), se vivió más cómodo. El partido de Reyes, con sus conducciones de balón mirando al césped, con sus carreras en dirección contraria a donde indica la lógica y el movimiento de sus compañeros, con sus caídas exageradas y buscadas, con sus deslizamientos por la hierba, sus miraditas al árbitro y sus sonrisas en momento inoportuno llenaron de lágrimas de alegría los ojos de la afición colchonera que, ante el televisor, recordaron cómo hace no tanto tiempo Reyes hacía exactamente lo mismo en el Atleti para asombro y loa de parte de la prensa y mansa obediencia de aquella parte de la grada que delega su criterio en los voceros oficiales de los medios.

¿Qué le pasó pues al Atleti, además de que jugó contra un equipo que lo hizo bien, sobre todo en el segundo tiempo? ¿Por qué empató de nuevo un partido que podía haber ganado? Varias cosas se adivinan como causas. La primera, y más de Perogrullo, es que faltaban los buenos. Ni Falcao, ni Diego, ni Arda. Faltaba también Godín, pero a Godín le puede suplir Domínguez mientras que a Falcao no le suple nadie y a Diego casi tampoco. De entre Falcao, Diego y Arda al menos dos son imprescindibles, y de esos dos, uno es Falcao. Sin Falcao, Adrián hizo a ratos de delantero centro y dejó claro que no es su sitio, que su sitio está cerca de alguien como Falcao. Falcao puede fallar goles fáciles o quedarse en blanco en esos partidos en los que acaba con cara de angustia. Pero Falcao, juegue como juegue, marque o no, se desfonda, lucha, presiona el primero, permite con su presión que el resto de compañeros no estén en inferioridad casi nunca, entra al remate con la determinación suicida del primer forçado de la línea. Falcao siempre da posibilidades a los centrocampistas y siempre hace que los centrales rivales anden con la mosca tras la oreja. Los interiores y laterales saben que, cuando no hay otro remedio, un balón hacia el centro del área será casi seguro rematado por Falcao aunque haya dos centrales de dos cero cinco, aunque Falcao llegue desde más lejos que los defensores, aunque se juegue un puñetazo en la sien; sin Falcao, los centrocampistas siguen elevando balones al centro del área, pero casi nunca hay rematador. Y eso que ayer lo hubo y Salvio metió un golazo en el minuto 9.

Sin los tres de arriba, de la defensa hacia delante el Atleti formó con Tiago, Mario, Koke, Gabi, Adrián y Salvio. En un buen equipo, estos serían jugadores que rellenarían los huecos para los que no hubiera jugadores más capaces; Adrián, claro está, es la excepción a esta regla. Mario y Tiago, jugadores más blandos de lo deseable, ocuparon el doble pivote. Gabi, omnipresente pero cada vez más fundido, salía el primero a presionar. Koke corrió como gusta a Simeone y tuvo poco el balón en un partido de muchas carreras y muchas pulsaciones. Adrián anduvo más perdido que de costumbre, posiblemente por no tener la referencia de Falcao dentro del área o de alguno de los centrocampistas más creativos por detrás de él, dado que Koke anduvo más concentrado en tapar que en destapar.

Salvio fue el protagonista del partido, nos pese o no. En el primer tiempo marcó un golazo, hizo un buen tiro al palo largo con la zurda en un balón que pudo haber pasado a Juanfran, y casi marca un buen gol de remate complicado al palo más corto pero Palop hizo un paradón. Hasta ahí lo bueno, a partir de ahí el resto. En el segundo tiempo, una contra fácil, nacida de un balón robado por Mario, terminó en una pérdida de balón calamitosa, un contraataque, un pase de Navas desde la derecha y el remate de Babá; Babá es de esos jugadores que no tocan casi el balón durante el partido y siempre acaban marcando al Atleti. El fallo de Salvio manchó su gol, y la consecución de fallos que vinieron después, aún más. Se supone que Salvio es un jugador de banda y desborde que vive cómodo con espacios, pero esas suposiciones chocan con lo que se ve en el campo: es una lentitud cómoda para sus marcadores, una previsibilidad que facilita al defensor su tarea, un lenguaje corporal en carrera que hace evidente hacia qué lado girará, si frenará, si acelerará, si pasará o intentará regatear. Ausentes Falcao, Diego y Arda, las alternativas en ataque disponibles en el banquillo era Salvio o Pizzi, pareja de atacantes conocida en ciertos sectores de la grada como “Susto y Muerte”, y con esto queda todo dicho.

El segundo motivo que puede explicar la pérdida de control en el segundo tiempo y el empate es el cansancio. El equipo se mostró fundido en el segundo tiempo, y dispuesto a asumir el empate como mal menor al final del partido. Gabi hizo la labor de dos hasta que sólo pudo hacer la de medio, Koke no paró de tapar espacios y renunció al trato del balón por llegar siempre apurado y tener pocos espacios. El altísimo ritmo que impone el estilo de Simeone implica motores de alta cilindrada y muchas revoluciones, y esto sólo es viable con jugadores que sean portentos físicos, de los que el Atleti carece, o con varios jugadores intercambiables. Simeone está tirando de pocos jugadores, el equipo titular es casi fijo y en partidos en los que no están aquellos capaces de tener el balón y marcar el ritmo como Diego y Arda, el esfuerzo se multiplica. Según avance la temporada y se llegue a las semanas finales, se verá un equipo aún más cansado, si no directamente fundido.

Y esta idea lleva al último elemento, recurrente, anual, un clásico. La plantilla del Atleti la confecciona el departamento financiero, sección comisiones, y no el departamento técnico. No hay recambios para puestos claves, no hay atacantes y todo se fía a Falcao, que marca la mitad de los goles del equipo. Si Filipe Luis Filipe se funde, el recambio es Silvio, recién llegado de una lesión eterna; Juanfran es lateral derecho y lo hace bien, pero no se le contrató para eso, para su puesto estaban el frágil Silvio y Perea, jugador al que se lleva buscando sustituto años. Hay unos cuantos centrales, eso sí, y un portero cedido y otro que inspira pánico, mientras que se ha cedido a un tercero a un equipo que va por delante en la clasificación y ahora está en el punto de mira de algunos clubes extranjeros. Hay varios medio centros con características similares, carentes todos de ese algo especial que les haría indiscutibles, ni muy muy físicos (salvo Assunçao) ni muy muy técnicos, algunos más tácticos y disciplinados, otros con supuesta clase y talento que enseñan con cuentagotas. De los jugadores de talento, uno está cedido y el otro es conocido por su querencia a las lesiones frecuentes y, desde hace unas semanas, por su afición a hacerse fotos en discotecas a altas horas de la mañana durante períodos de lesión. Como comodín para la parte delantera está Pizzi, el hombre de los 15 millones de euros al que nadie ha visto jugar lo suficiente y que cuando se le ha visto ha dejado la impresión de ser un jugador mucho más barato del pago de cuyo traspaso, por cierto, no se sabe nada. La plantilla es rara, descompensada, carece de jugadores clave para puestos clave y dos de ellos están sólo cedidos. Es más, las características de la mayoría de jugadores casan mal con la idea de juego de Simeone, técnico elegido más por lo que representa en la grada que por lo que convenga a la plantilla. El Club suele optar entre entrenadores de toque y posesión y otros de agresividad y contraataque independientemente de los jugadores disponibles, haciendo del grado de protección que puedan ejercer ante las críticas al palco y el monto de las comisiones los únicos criterios válidos para elegir cuerpo técnico.

Y, aún sin contar con jugadores ideales para su sistema y filosofía, sin haber participado Simeone en la confección de la plantilla, los futbolistas parecen haber entendido lo que se pide de ellos. Quizás porque la inmensa mayoría de partidos vistos este año por el que suscribe han sido de equipos dirigidos por Manzano y Villas Boas, lo hecho por Simeone en el Atleti en las últimas semanas le merece todo el respeto. De un equipo perdido e insulso se ha pasado a un equipo aguerrido y comprometido. De un grupo deprimido y sin chispa, se ha pasado a un grupo de jugadores que saben lo que tienen que hacer y que quieren hacerlo, jugadores que se apoyan, que ayudan a su compañero, que esperan el fallo del rival ante la presión del compañero para recuperar el balón rápido y cerca del área rival. El Atleti juega a algo y los jugadores lo entienden. El Atleti es por fin un equipo y no un grupillo sin fin común, y eso es mérito de Simeone. El equipo empata pero hace por ganar, y si no lo consigue es por las propias limitaciones de la plantilla. Con lo que hay, y más aún cuando hay ausencias importantes, poco más se puede pedir. Perder ya la fe en Simeone sería prematuro y, sobre todo, algo que una afición que ha sufrido recientemente a Quique Flores y Manzano no se debería permitir. Confiemos.

39 comentarios:

Libros Mondo dijo...

¡¡¡Aguante el Cholo, carajo!!!

Libros Mondo dijo...

Repito: ¡¡aguante el Cholo!!

Por lo demás, magnífico, as usual, Maestro. No por repetido y esperado, deja de dar rabia que esta gentuza "confeccione" las plantillas que nos apaña cada temporada, llenas de oriundos, cedidos sin opción de compra, prestados con interesado interés, restos de saldo, primos de riesgo, etcétera... Mira uno al todopoderoso Barça y ve a Montoya, a Thiago, a Tello, a Cuenca, a Fontás, a Sergi Roberto y luego piensa uno, ¿por qué sólo Koke y de rebote milagroso? Pues eso: ¡¡¡aguante el Cholo!!!

Fran Omega dijo...

Pues hasta en eso, Sr. Mondo (que no lirondo) se nota la mano del Cholo: en un par de meses ya han ido, al menos convocados, Luque, Cidoncha y Regalón y, además, se puede ver constantemente al técnico en las gradas de Majadahonda; donde el asiento destinado al entrenador del primer equipo tendría, supongo, telarañas y, a su alrededor, más que plantas, arbolitos.

¡¡Aguante el Cholo!!. Que no me miren a mí, desde luego, entre la panda de descerebrados (dicho sea con todos los respetos, y en términos de estricta defensa de la opinión propia) que salían el día del Barça indignados, por no jugarle "de tú a tú" al equipo de los 13 Títulos, o que escribían que "el efecto Cholo se difumina" el domingo pasado. Es que hay cada cachondo ...

Dr. Caligari dijo...

Al parecer Salvio es mejor como un delantero que como extremo. Y como delantero se queda un peldaño por debajo de Diego Costa. (Ahora quiero empezar un estudio comparativo, siguiendo los criterios de Vilfredo Pareto, entre Salvio y Falcao)

Ningún jugador de la plantilla del Atleti tiene la capacidad de entender y construir el juego que todavía puede lucir Kanouté.

ISMAEL dijo...

Salvio es un petardo.
(Sufrió Irlanda del sindrome Simeone?)
Aguante ese Cholo grande!!!

Dr. Caligari dijo...

Empatia se llama? (...ao)

Jose Ramón dijo...

Habría que recordar que de los nueve partidos de Liga de Simeone, seis han sido fuera y de los tres de casa, dos han sido con Barcelona y Valencia...
¿Se podía ir un poco mejor?
Sí.
En Gijón Y Santander se mereció ganar y contra el Barcelona se pudo empatar perfectamente.
Cuatro o cinco puntos más...
Pero aun estando donde estamos, el cuarto puesto es perfectamente alcanzable.
Los cuatro próximos partidos son fundamentales.
A ver si hay suerte...
Yo sigo confiando (plenamente) en Simeone.

Fran Omega dijo...

¡Atención!. Uno va al Atleti-Besiktas, creyendo que se dirige a un simple partido de fútbol pero, en realidad, se trata de un hito histórico. ¿Que no?. Pasen y vean:

"No es un partido más, ni mucho menos, sino un encuentro con un gran telón de fondo entre dos de los miembros de la Alianza Estratégica Internacional de Clubes que, sobre el césped del Estadio Vicente Calderón, ofrecerán el primer derbi ‘aliado‘ entre dos de las piezas que componen este grupo ...


... El consejero Delegado del Club Atlético de Madrid, desea que “este duelo represente un hito deportivo dentro de la Alianza Internacional, que se convierta en la máxima expresión de los principios del deporte y de la Alianza, y que ambos equipos ofrezcamos un espectáculo de gran nivel, como esta competición se merece, tanto dentro como fuera del campo”.

(Y en estas cosas pasan el rato, el condenado por estafa a su propio Club).

ISMAEL dijo...

Es como de La Guerra de la Galaxias, por lo que veo...

Gonzalo dijo...

Aguante Cholo, por supuesto!!!!

No sé quién puede criticar a nuestro entrenador si hace un análisis de lo ofrecido hasta ahora. Para mí, ahora tenemos señas de identidad. Pecamos de plantilla cortísima y descompensada pero eso no es culpa suya. El partido del otro día, de no ser por el compromiso que ha impregnado en el equipo lo hubiésemos palmado fácil, y hubiéramos tenido que hablar de las bajas, de la mala suerte o del calentamiento global.

Qué gran palabra, D.Fran: Alianza Internacional. Sólo espero que en Oriente medio no se lo tomen a mal.

Vicente dijo...

Koke en Onda Madrid 101.3

jesusez dijo...

Demasiadas elegías a dos puntos perdidos ya...

Carlos Fuentes dijo...

eso de las elegías va por lo que dijo Koke en la radio?

Carlos Fuentes dijo...

o por lo que pone por aquí?

cdelrui dijo...

Esto suelen ser cosas de D. Paquito, pero vaya, de vez en cuando se agradece leer las verdades del Barquero.
http://www.as.com/futbol/articulo/atletico-anos-75-fichajes-333/20120307dasdaiftb_23/Tes

Pero el mal está tan extendido, que la gente no lo quiere ver. Sólo hay que leer los comentarios que acompañan a esta noticia. Que pena.

Buenos días.

jesusez dijo...

No sé lo que dijo Koke en la radio Don Carlos y lo que usted pone por aqui, como casi siempre, lo suscribo plenamente. Era simplemente un pensamiento que me rondaba por la cabeza y he querido plasmar aquí a modo de lamentación por tanto empates, ya sean justos como el de Nervión o injustos, los más. Incluso me lamento también por no haber empatado, mire usted, como en el caso del partido contra el Barça, perdido también de forma injusta.

P.D. El Nápoles me cae bien, pero Torres les va a destrozar, al tiempo.

Paquito dijo...

Convocatoria para mañana

13 Courtois
25 Asenjo

_2 Godín
_4 M Suárez
_6 Filipe Luis
_7 Adrián
_8 Salvio
_9 Falcao
14 Gabi
15 Pizzi
18 Domínguez
19 Koke
20 Juanfran
21 Perea
23 Miranda
26 Kader
41 Pedro
48 Saúl

Carlos Fuentes dijo...

ah ok, pensé que Koke había dicho algo raro. Nunca le he oído hablar. Si tuviera que juzgarle por su forma de jugar, presumiría que es cabal; si fuera por su peinado, no tanto

Vicente dijo...

No pude oírla entera, pero dio la impresión de ser un buen chaval en lo personal. Esperemos que no se estropee y que nos dure mucho.

Gonzalo dijo...

Empiezo a odiarme a mí mismo por encariñarme con Adrián. Dentro de poco empezaremos a tildarle de mercenario y a escuchar lo de "juegan donde quieren jugar".
Empieza a ser alarmante el bajón físico de las segundas partes. Quiero pensar que se han relajado visto el baño de la primera pero me genera dudas. No en la eliminatoria debido a la candidez de los turcos pero sí para lo que nos queda.

Russeus Albusque dijo...

Henry Cooper ha declarado en el intermedio del partido, cumpliendo con la ratio de gracietas que se cree en la obligación de decir, que también él tiene cláusula de rescisión.
Por favor, que alguien la pague!
No se podría hacer una cuestación popular al efecto?

Dr. Caligari dijo...

Reencarnación múltipla contemporánea: Salvio es Falcao.

Airos Arecnev dijo...

Buenos días caballeros,

sólo quería incidir en que ayer debutó un joven de apellidos Ñíguez Esclápez. Si ésta no es la senda, ¿cuál lo es?

Jose Ramón dijo...

Por cierto, Adrián (en el tercer gol) volvió a dar una lección de como hay que pararse.
Que parece fácil.
(pero no lo es)

Carlos Fuentes dijo...

Que maravilla...

Carlos Fuentes dijo...

Nos echamos a la calle en breve. Muchos kilts por las calles...

Homero Aguilar dijo...

Otro juego del Atleti a las 5 de la mañana (hora de México). Yo, que no soy tan madrugador, ya perdí la cuenta de esas levantadas tempraneras en día Domingo que me parece el Mundial del 2002. Ya no se si dormir temprano el sábado o seguir de corrido y dormir hasta después de juego.

Jose Ramón dijo...

Un abrazo D. Homero, si es que está despierto...

Russeus Albusque dijo...

Don Paquito, lo malo de tenernos tan mal acostumbrados, es que por un día que falla Vd echamos de menos la convocatoria.
Me voy a quejar al Presidente del blog! (ah, no, si era Vd...). Bueno, pues al Consejero Delegado (que no sé por qué me da que está en Dublín).

Homero Aguilar dijo...

Muchas Gracias D. José Ramón. Logré despertar y ya no supe si fue por mi o por el juego en sí pero lo vi medio dormido. Al final se ganaron 3 puntos más.

Homero Aguilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente dijo...

¿Por que se ovaciona a Simao cuando nos marca un gol en contra y por que se silba a un jugador como Falçao cuando no para de presionar y desmarcarse?.
¿Por que se ovaciona al Cholo (merecido) y se ignora a Abel?.
¿Por que se ha frenado la protesta contra el palco cuando es obvio que la culpa del bajón físico es

Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente dijo...

Continuo
esta directamente relación con la lamentable planificación deportiva de esta temporada que va a terminar con la venta, como mínimo de un jugadorazo como Adrian?

Jose Ramón dijo...

Porque no se sabe de fútbol, D. Vicente.
(no hay más razón)

Jose Ramón dijo...

"...cuando no para de presionar y desmarcarse"
Y de marcar goles.
(21 lleva)
Yo ayer tuve varias discusiones en la grada por los silbidos a Falcao.
Y el día del Besiktas, cuando se aplaudió a Simao en el gol, mi hijo se giró y dijo: "Oiga, que nos ha marcado un gol, si le cambian, le aplaudimos, pero si nos marca un gol..."
En fin...

jesusez dijo...

No sólo es una cuestión de plantilla mal confeccionada, sino de que ayer había dos partidos a las doce de la mañana y ninguno a las ocho de la tarde y nadie del cluzzz alzó la voz.

Cuando un jugador lo da todo en el campo, no se le puede silbar, está vedado, llámese Radamel o Mariano.

Fran Omega dijo...

Tras entonar un ¡¡Juanfran Selección!! y, hablando de silbados en el Calderón ...

... ¿Desde dónde clavó ayer Raúl García el golazo que derrotó al hiper-mega-chachiguay Bilbao?. ¿Desde fuera del área?.

Vicente dijo...

Tenía mas por qués pero el iphone se bloqueaba..., en fin ¡sería por la hora!

Y no es por nada, ¿pero se imaginan uds., a Raul García entrenado por el Cholo?.