lunes, 10 de diciembre de 2012

Cinco. Y de cinco, uno


Cinco goles marcó Falcao en un partido, cinco goles, ni más ni menos, y ahí estuvimos para verlo y para coger una pulmonía de tiro cruzado, una pulmonía en carrera, una pulmonía en plancha, una pulmonía de esas que merecen la pena.

_____

Cinco goles metió Falcao al Deportivo de la Coruña. Cinco. Hasta ahora, parece que sólo Vavá había metido cinco goles con el Atleti en liga, sólo Vavá. Vavá, que ganó dos Mundiales con el Brasil de Garrincha y Pelé,  marcando en las dos finales. Vavá, que estuvo en el Atleti del 58 al 61, según dice la Wikipedia, y que murió en 2002 sin que el Club organizara un minuto de silencio, si uno no recuerda mal.

Cinco golitos metió Falcao como cinco golitos tuvo la loba, cinco golitos detrás de una escoba. Cómo puede una loba madre parir cinco retoños detrás de una escoba es algo que escapa a las más preclaras mentes de la zoología y la biología y aún así se le enseña a los niños sin escolarizar y éstos lo entienden a la primera y no le dan mucha importancia. Cómo consigue un jugador meter cinco goles en un partido es algo que escapa a las entendederas de casi cualquiera que haya jugado un poco al fútbol, y aún así Falcao lo hace con naturalidad, sin darse importancia, sin alharacas, sin adornarse. Para Falcao es tan sencillo meter goles como para la loba parir tras la escoba, tan sencillo como para los niños asumir que tras el alumbramiento misterioso no hay más que cinco lobitos delgados como el palo de una escoba y con propiedades miméticas ante, como única muestra de asombro, no hay que hacer documentales ni llamar a un veterinario, sino que basta con mover las manos abiertas, las manos abiertas y con guantes que Falcao abre cuando mete uno, dos, tres, cuatro, cinco golitos.
______

Dejando de lado la mala educación o el despiste del Club, que ya es algo común (aunque mitigado desde que llegó el actual equipo de comunicación, más pendiente de estas cosas), la noticia del día es que Falcao metió cinco goles en el Calderón él solito y en un mismo partido. Los cinco goles eclipsaron el partido de Diego Costa, que esta vez se dedicó a jugar en vez de innovar sobre la forma en hacer llegar escupitajos a la cara de los rivales, jugó bien y metió un gol. Eclipsó el buen partido de Koke y el flojo partido de Mario, el impreciso partido de Arda y el buen partido de Godín, ayer más agresivo y adelantado a la hora de defender y más confiado a la hora de irse hacia el área contraria. Eclipsó también el generoso partido de Filipe Luis y las reflexiones sobre lo mucho que se echó de menos su presencia en el estadio del otro equipo grande de la capital, y el discreto partido de Juanfran, desentonado a ratos como casi todo el resto de liga. Eclipsó la vuelta de Valerón, que casi mete un gol de cabeza a pesar andar de lado a lado del campo sin ya mucho sprint que ofrecer, y al que algunos científicos contrastados insultaron durante el partido, consiguiendo ya de paso que al retirarse fuera ovacionado por la grada, como no podía ser de otra manera.

Falcao eclipsó pues todo lo eclipsable y más, incluyendo la segunda plaza del Atleti, el próximo partido contra el líder y la diferencia de puntos contra los rivales por el segundo, tercer y cuarto puesto. Eclipsó también la victoria de Juan Manuel "Dinamita" Márquez  sobre Manny Pacquiao y la más que posible candidatura del Mono Burgos a disputar el mundial al mexicano en la categoría "arrancamiento de cabeza portuguesa por guantá con la mano abierta". Eclipsó, en fin, dos o tres fenómenos astronómicos infrecuentes, varios satélites de comunicaciones, el frío de la noche a la vera del Manzanares, la abundancia de camisetas del Depor en las gradas (que tanto nos alegra) y la festividad de Santa Leocadia de Toledo, Mártir, santa toledana a la que profesaba gran admiración el rey godo Sisebuto, autor del Astronomicón, poema en hexámetros latinos sobre, precisamente, los eclipses. Qué cosas tiene la astronomía, oiga.

Falcao marcó un gol, el primero, tras pase en profundidad, entrando por la derecha del área y cruzando el balón, que pasó bajo la mano del portero. El segundo, de tiro portentoso y sorprendente desde fuera del área, dejando correr la bola y sin pensárselo: tan portentoso y sorprendente fue que en el campo casi ni lo vimos, sólo vimos la parábola del balón que entraba, no tuvimos tiempo de ver cómo lo había hecho. Uy, a ver, cuidado, ¡gol! ¿qué ha pasado, qué ha pasado?, gol, oiga, ha sido gol, sí, gol, sí, pero quién lo ha metido, ha sido el colombiano, oiga, el Tigre ha sido, Falcao ha sido, qué tío. El tercero lo metió de penalti bien tirado y el quinto, tras sentar a un rival y buscarse el tiro en la pierna derecha, buscando luego el palo corto cuando todo el mundo esperaba que cruzase al palo largo.

- Oiga, ¿y el cuarto? ¿el cuarto? ¿se olvida Vd el cuarto? ¿está Vd tonto?
- No me olvido, oiga.

Y es que el cuarto gol de Falcao, que no fue ni el más bonito ni el más importante ni el más llamativo, resultó ser el más asombroso de todos a ojos del que suscribe.

El cuarto gol fue propiedad de Falcao en menos porcentaje que los demás, y sin embargo fue el más de Falcao de todos. Gran parte del cuarto gol fue mérito de Arda y quizás, de no haberse producido, habría sido también error de Arda. Arda, que había jugado mal el derbi y había dejado a la hinchada fría y enfadada por esa mano absurda que acabó en gol con matrícula de Ciudad Real, quería agradar en su vuelta a casa. Lo intentó durante el partido contra el Depor, pero no estuvo del todo acertado. Falló algún pase cómodo en contraataque de libro, se lió en una banda haciendo cucamonas con el tacón y perdió algún balón de esos que él no acostumbra a perder. Arda, a quien la grada adora, tiene la virtud de caer bien con sus andares de ánade y su sonrisa en el momento menos esperado, pero puntualmente no está acertado. Arda, no obstante, no es un tarambana y sabía al saltar al Calderón que le debía una a la grada tras su mal partido contra los odiosos vecinos del Norte.

Arda, decíamos, lo intentó y lo intentó pero no le salieron las cosas como a él le hubiera gustado, a pesar de que el rival invitaba a lucirse. Y, en éstas, recibió un balón en profundidad tras toque sutil de Adrián, lo suficientemente lejos de la portería rival para permitirle colocarse bien el balón antes de que saliera el portero, lo suficientemente cerca para confiar en su sprint de patitas cortas de despertador, con la distancia suficiente para que el defensa no le alcanzara y obligara a parar el juego y regatear. Arda lo vio claro, tan claro como vio toda la grada que, a su derecha, detrás de los centrales que le perseguían, iba Falcao lanzado en busca de su cuarto gol con el ansia del que persigue el primero de su vida. La grada hubiera agradecido un pase de Arda para contribuir a la gloria de su compañero, como en aquél lance de Torres en la final de la Eurocopa. Pero Arda lo vio aún más claro que el resto, vio clarísima su oportunidad de reconciliación y ni miró a Falcao. Arda, que debía una a la grada, se metió en el área, se acomodó la bola con clase y tiró una vaselina fina, limpia, un baloncito destinado a entrar en la portería y terminar con los compañeros abrazándole y con Arda en medio, sonriente como Netol, sabiendo que había recuperado el cariño de todos.

Pero frente Arda estaba Aranzubía, que no es manco en estas cosas. Aranzubía intuyó las intenciones del turco y tiró un manotazo que dio en el balón. Miró Aranzubía al balón que subía en parábola, lo miró el turco y lo miraron los centrales, que ya empezaban a frenar sabiendo que mucho no podrían hacer ante el toquecito del rival. Miraron todos pero, más rápido y con más rabia que el resto miró Falcao. Falcao, que ya llevaba tres goles, pudo haber frenado, como los centrales, y esperar acontecimientos. De haber entrado el balón, le habría dado un abrazo a Arda y tan contentos todos. De haber fallado éste, podría haber mirado a la grada y haber hecho grandes aspavientos: a mííííí, Arda, a mííííí, turrrrcooo egoííííssstaaaa, ¿es que no ves que estoy en racha? ¿es que no ves que puedo hacer historia metiendo un cuarto gol? Falcao, que no es de reproches sino más bien lo contrario, también podría haberse parado, haber puesto cara de póker o haber mirado hacia otro lado, que para algo llevaba ya tres goles marcados y al pobre rival no se le veía mucha capacidad de reacción.

Pero Falcao, ya saben, no es así. Falcao, una vez lanzado a hacer gol, tiene claro que su misión en la vida es meter ese gol. Si huele gol, ya puede tirar su compañero a puerta, ya puede pararla el portero, ya puede caer un misil Scud en el punto de penalti o ya puede venir el Intercity Madrid - Ponferrada con paradas en Valladolid-Campo Grande, Palencia, Sahagún, León, Veguellina de Órbigo, Astorga, Vega-Magaz, Brañuelas, Torre del Bierzo, Bembibre, y San Miguel de las Dueñas, que él sigue a lo suyo. Falcao ha demostrado en todos los partidos, acertado o no, que trabaja más que el que más y que lo intenta mucho más que el resto, que corre más que los que tienen menos cartel que él y lo necesitan más, que suda más que los que tienen más cartel que él (que son cada vez menos) y no tienen por qué tomar riesgos ni pasar fatigas. Así que tiró Arda y se pararon todos, todos salvo Falcao, que ahí siguió por si las moscas. Falcao pareció ver antes que el resto que el balón que despejaba Aranzubía podría caer en situación de remate, y allá que se fue.

Falcao destaca desde su llegada al Atleti por esos saltos suicidas al remate, por una ausencia total de miedo, por jugarse los dientes y el tabique nasal ya sea en una final importantísima o en unos dieciseisavos de Copa contra un Tercera. También esta vez Falcao vio ocasión de meter un gol y no se lo pensó: no pensó en que podría llevarse una patada en la cara, como casi le ocurre, ni en que podría acabar con la cabeza estampada en el poste. No pensó en que ya había metido tres goles y que no necesitaba gestos de arrojo para ganarse a la grada que ya le idolatra. No pensó en su nariz, ni en la frente esa que le reventó de un pisotón un amable colega de profesión, ni en sus dientes ni en su ego. No pensó en que podría fallar, llevarse una patada y terminar enredado en la red de la portería, como un atún de almadraba. Falcao vio la ocasión de hacer su trabajo y no dudó ni un momento. Pegó un salto felino, superó por centímetros el pie de un central y remató a la red por cuarta vez con la rabia del que mete su primer gol tras cincuenta intentos fallidos. Falcao metió el cuarto gol, algo que sólo habíamos visto hacer recientemente a fenómenos como Baltazar, Vieri y Pantic, y lo hizo dejando la sensación de que, sin importarle si en el empeño se quedará sin nariz, sin dientes o sin futuro, si tiene que hacerlo lo hará sea cual sea el rival, sea cual sea el partido, sólo porque es su misión, lo que debe hacer, lo que de él esperamos.

Por eso el cuarto gol de Falcao, que no fue ni el más bonito ni el más importante ni el más llamativo, resultó ser el más asombroso de todos a ojos del que suscribe. Por eso para el que suscribe lo más asombroso de este tipo no es su puntería ni su mejora constante ni su repertorio cada vez más completo ni sus números históricos, ni siquiera sus modales exquisitos incluso cuando recibe palos por todas partes. Lo más asombroso de Falcao es, qué cosas, lo que tanto escasea en algunas zonas del estadio: la honradez. 

72 comentarios:

OldTomDrinker dijo...

Pues que alegria oiga , y que consuleo , porque yo ayer , en lugar de disfrutar de semejante Bartidazo me econtraba viendo otro odioso derbi , esta vez baloncestitico pero con similares resultados a los de la semana pasada ... que alegria y que consuelo , y que razón tiene usted con su interpretacion del cuarto , yo cuando lo ví pensé lo mismo ... es más , estoy seguro de que de no haber sido por el colmbiano ,no habria acabado el balon en la red.

Carlos Fuentes dijo...

Sepa Vd, Sr Drinker, que me gusta mucho la palabra "Bartidazo", que desde ahora utilizaré para referirme a bares con croquetas de alta calidad y vermouth de grifo. Gracias

Dr. Caligari dijo...

Lo de las patas de despertador me encantó, oiga.(Barrefaeli)

Abantos dijo...

Absolutamente de acuerdo, ese es el gol que define al Tigre. Yo creía que entraba, pero no, probablemente no hubiera entrado. No le volaron la cara de milagro, porque el defensa, no tuvo ni la mitad de convicción para sacarla sin jugarse el tipo, que el Tigre para meterla, jugándose la cabeza.

Falcao, ya es, en año y medio, sin ninguna duda, uno de los grandes del atleti.

Y ahora empieza lo bueno, en liga, copa y uefa. Me temo ya no valen tantas rotaciones, pero eso que hemos ahorrado hasta el momento.

OldTomDrinker dijo...

muchas gracias , pero creo que el maravilloso termino bartidazo lo tomé prestado de este insigne blog ... creo recordar ... una pena no ser amigo de colgarse medallas ajenas , habria sido un buen momento.

Libros Mondo dijo...

A mi lo de Bartidazo me suena a Donis...

Carlos Fuentes dijo...

A ver, el neologista, que levante el dedo o calle para siempre

ISMAEL dijo...

El mío favorito es el Bar Misamel en Valencia: El Bar Misva (..ñaaaooo).

ISMAEL dijo...

Veo muy activo al Calatrava de Fernan Perez, pocas ganas de doblar la espalda....
Por cierto, ¿no eran dos hermanos?.

Carlos Fuentes dijo...

si, pero el otro es Mick Jagger

Libros Mondo dijo...

Noticia bomba: el levantisco levantino ha amanecido antes de las doce. Albricias!

Russeus Albusque dijo...

Bueno, pues feliz como siempre de coincidir con el dueño de la cosa. En lo de los pijamas de la entrada anterior, que siempre es un alivio verificar que uno va por el buen camino en la vida en algo de tanta importancia como la ropa de cama; y en lo del gol.

Yo, que vi el partido por TV porque los de pueblo aunque nos saquemos el abono teniendo chimenea en casa al final no nos vamos a Madrid a pasar frío (échenme Vds la bronca, que tendrán razón), disfruté, como todos, como un enano. Y de los cinco, el que me hizo levantarme del asiento con más emoción fue el del ariete, que quizá nunca se pueda emplear la palabra como símil futbolístico con más propiedad. ¡Mira, padre, a Falcao, si es que de verdad parece un Tigre! le dije con emoción a mi padre (que tampoco se emocionó mucho, la verdad, esto de pertenecer a una familia en la que tira más bien el color lechoso es una cruz); y es que los que practiquen el salto del tigre con su señora, en la foto que ilustra esta entrada tienen donde fijarse.

En fin, que Tigre con hambre e instinto asesino, o ariete que derriba portones fortificados, es quizá la mejor imagen del primer verso del himno del Metropolitano, rey de la furia española; por más que sea colombiano y que, aunque sea por siempre ya un icono para nosotros, pueda ser una estrella fugaz con la camiseta de nuestros amores.

Como diría un inquietante visitante de este blog, me pongan Vds a los pies de sus señoras; pero antes de dar el salto, claro.

Jose Ramón dijo...

En San Miguel de las Dueñas hay un monasterio muy bonito.
(oigan)

ISMAEL dijo...

Don Libro es más de la cuerda de Mick, pero del Rios.
Por cierto, Benson Señora (Benson Madame en estos momentos) es pariente del hermano Calatrava guapo. En serio.

Libros Mondo dijo...

Y usted, además de admirador, es amigo de Carlos Goñi. Seguro.
Yo es que, en lo de Benson Señora ya no doy crédito, sólo me salen miradas de hito en hito.

Libros Mondo dijo...

Y, por cierto, Maestro, la crónica, preciosa.

Espitama dijo...


Es el trabajo de Simeone el mejor de la historia de cualquier entrenador en un equipo de élite? Joer que quitando un par de jugadores (uno de ellos Diego) tenemos el mismo equipo que eliminó el Albacete sin que le tirásemos a puerta.

A mí me parece increíble.

Carlos Fuentes dijo...

Tambien dice mucho de Manzano

Fran Omega dijo...

¡Pero que me dice, DonIs!. ¡¿Que los Calatrava no eran hermanos?!. Anonadado me quedo.

Sensacional crónica, Don Dueño. Estoy de acuerdo con su elección, pero lo estoy después de leerle. No se me había ocurrido reflexionar así sobre esa muestra espectacular de instinto, del Gran Colombiano.

("Gol con matrícula de Ciudad Real", jajajajaja).

cristian vieri dijo...

Gol de Fernando. Y ha regalado el tercero. Enorme.

Fran Omega dijo...

¡Bien! ¡Viva nuestro Fernando Torres siempre!!.

Por cierto: viendo jugar a Diego Costa, y recordando que hace unos días recomendaba yo un descansito prolongado para el chico (la profundísima sabiduría, es lo que tiene ...) ...

... Pienso que este Atleti del Cholo es un asco. Ya no puede uno ni cogerle manía en condiciones a un jugador.

qsP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
qsP dijo...

Qué razón tiene D.Fran!!! cómo se echa de menos un Toni, Seitaridis, Gamarra, Eller, Nano, Pato Sosa, Maniche, Richard Nuñez, Avi Nimny, Reyes y Mista entrenados por Manzano.

Emilio dijo...

Siempre nos quedará Tiago....

Dr. Caligari dijo...

El domingo empieza mal.

Jose Ramón dijo...

El FCB es muy superior.
(a todos)
Hay que ganar el viernes.
Partido importantísimo.

Jose Ramón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente dijo...

Yo creo que bajamos los brazos y fuimos muy previsibles y dimos por bueno el no salir goleados, aunque el cambio de Mario por Adrian fue valiente, que fue lo que al final ocurrio.
No tengo mucha idea pero no estoy de acuerdo con D. Luis Aragones, hay que presionar arriba, cuando se pueda... La clave es meterles el susto en el cuerpo y se lo metimos, pero solo un poco...
¡Orgulloso del equipo, nadie podia pensar que fuera a ser fácil!

jesusez dijo...

El cambio de Mario por Adrián fue temerario y estuvo fuera de lugar, dicho esto, vamos segundos y hemos perdido tres partidos, ¿alguien no está conforme? (rotundo silencio durante unos segundos que parecían intermiinables hasta que repentinamente se alzó estruendoso un "Viva el Cholo" que fue respondido por otro "Viva!" por la totalidad de los asistentes, incluido el loro)

Carlos Fuentes dijo...

Viva!!

Libros Mondo dijo...

¡Viva!

Dr. Caligari dijo...

Barcelona 3 - 2 Spartak Moscu (gol de messi en el minuto 80)
Barcelona 2 - 1 Celtic (gol de alba en el minuto 90)
Celtic 2 - 1 Barcelona
Barcelona 0 - 0 Benfica

Si quieren, también Real Betis 1 - 2 Barcelona

Ayer el Barça no estuvo fino, Messi en plan DelPiero (marcando goles superfluos). No, no estoy conforme.

Dr. Caligari dijo...

Estando las cosa como están, el tren de la liga volverá a pasar en 2030, el siguiente en 2050, cuando, con un poquito de suerte, yo ya no estaré.
Quizás, solo había un 5% de posibilidad de ganar, pero no se intentó hasta el final.

Russeus Albusque dijo...

Tremendo su mensaje, Dottore.

Lleno de inconformismo y de ambición. Y de nostalgia (cuando el poeta dijo "mi alma no se contenta con haberla perdido" no se refería a la Liga, pero valga la adaptación del verso).

Aún a sabiendas de lo limitado de la plantilla, me adhiero y lo suscribo.

Que somos el Atleti, coño.

ISMAEL dijo...

Yo apuesto a que en 2050 usted sí que estará....Altísimo.

Vicente dijo...

Lo malo de estar en el 2050 va a ser que el estadio del atleti estara cerca de Guadalajara y a mi me va a ir mal ir a los partidos.

Fran Omega dijo...

No llego tarde para el ¡Vivaaaa!, ¿verdad?.

Una enmienda a su teoría, caro Dottore:

¿Tiene algo que ver, el nivel de motivación con el que sale el Barça al campo, o el ambiente que se respira en el Camp Nou durante un Barça-Atleti; con lo que sucede cuando el rival es el Spartak, Celtic, Benfica o Betis?.

Yo opino que no, y que jamás podremos pillarles, como éstos equipos, con el paso cambiado.

No sé si tienen muchos motivos de queja los aficionados de Sevilla o Depor, cuando sus equipos fueron apisonados por el nuestro. No sé si podemos quejarnos de no poder con este Barça.

Fran Omega dijo...

Por cierto: ¡Graaannnndes, Enormes, el Gran Vasco Aguirre y el Grandísimo Simao Sabrosa, en la pasarela Cibeles!.

Jose Ramón dijo...

Al FCB de los últimos años es muy difícil ganarle.
No es (evidentemente) imposible.
Nosotros (sin ir más lejos) lo hemos hecho varias veces.
Pero es muy difícil.
Si hubiéramos llegado empatados al descanso...

Libros Mondo dijo...

Pues yo, por ponerme inconformista como el caro Dottore, afirmo (y lo sostengo con pruebas) que en el Camp Nou no se ganó porque falló nuestro delantero centro. Ese que es muy bueno, muy bueno y muy beato, muy beato.

Dr. Caligari dijo...

Uy, Don Russeus me contesta con las palabras de Neruda, Don Ismael con las de Nostradamus, Don Fran con las de Pistorius y Pangloss y Don Libros con las de Battiato!

Russeus Albusque dijo...

Y, si tuviera que utilizar palabras ajenas, don JR supongo que citaría a César (veni vidi vici, alea iacta est, tu quoque fili mii), cualquier otro autor sobrepasa las 4 palabras por frase.

Fran Omega dijo...

Lo de Pangloss me ha hecho especial ilusión, Dottore, teniendo en cuenta que mi padre se llamaba Cándido. Puntería inaudita la suya.

Sostengo, no obstante, que cualquier visión optimista que se tuviera a priori, sobre el rendimiento del equipo del Cholo, hace meses que fue ampliamente superada por la realidad.

Como soy incapaz de llegar a su 5% de opciones, por una vez veo intercambiados los papeles de optimista y pesimista. Oh, sorpresa, sorpresa.

Libros Mondo dijo...

Por cierto, don Fran, he soñado despierto que el viernes Raúl García le mete tres al Celta. ¿Queeeeee?

Jose Ramón dijo...

Puede ser, puede ser, D. Russeus...

Jose Ramón dijo...

Pero constato que en algunos casos supero las cuatro palabras por frase.
(oiga)

Libros Mondo dijo...

La excepción.
Que confirma.
La regla.

Fran Omega dijo...

Lo mío son tres párrafos. De toda la vida.

¡Excelente sueño, Mr. Libros!. De Vuelta al Ruedo. Gloria a la Nobleza -rojiblanca y no baturra, sino navarra-.

De hecho, pienso brindar por ello, con famoso personaje alicantino, justo a continuación.

Jose Ramón dijo...

El Rubin Kazan.
(oigan)

Jose Ramón dijo...

Ya que hoy viene el Celta, una foto bonita.
http://t.co/XDKDz8Xz

Libros Mondo dijo...

17 partidos, 14 victorias, 1 empate y 3 derrotas. 37 goles a favor y 17 en contra.
Feliz año, chavales!!!

Libros Mondo dijo...

13, 13, no exageremos.

Jose Ramón dijo...

9 de 9 en casa.
14 de 14 en las tres competiciones.
40 puntos en 17 partidos.
Muy bien.

Jose Ramón dijo...

Gol de Torres.

qsP dijo...

Vaya con el gordo camarero español, han marcado siete jugadores distintos. Feliz Navidad, Señores.

Carlos Fuentes dijo...

Y vaya golazo el de Su Majestad!

Libros Mondo dijo...

Benítez, ponte un café con leche en vaso!!!

Carlos Fuentes dijo...

Oido

Homero Aguilar dijo...

Felices fiestas a todos. Saludos desde Monterrey, México.

Jose Ramón dijo...

¡Viva México!

Russeus Albusque dijo...

Muy feliz Navidad, don Homero y resto de lectores/opinantes de este extraordinario blog. Que 2013 nos traiga lo mejor a todos nosotros y a nuestro Atleti.

Vicente dijo...

Feliz 2013 a todos y q nos traiga muchas entradas de D Carlos. Un fuerte abrazo a todos

Dr. Caligari dijo...

2013!

Dr. Caligari dijo...

Gol de Perea!

Carlos Fuentes dijo...

el segundo de su carrera

Russeus Albusque dijo...

Decía el Marca que el primero. Qué embusteros.

Homero Aguilar dijo...

Yo vi ese gol de Perea. El segundo.

Jose Ramón dijo...

Partido importantísimo el de hoy.
Hay que seguir ganando.
(oigan)

Jose Ramón dijo...

44 puntos.
(muy bien)
15 de 15 en casa, en todas las competiciones.
Perfecto.
(oigan)
Buenas tardes.

Jose Ramón dijo...

Gran partido de Gabi.
Enorme el equipo en en el primer tiempo.
16 de 16.
Hay que seguir ganando.
Importantísimos los tres puntos de mañana.
Buenos días.

Jose Ramón dijo...

Otra vez la puerta a cero.
Da gusto ver defender al equipo.
Presión, presión y presión.
Indesmayables todos.
Vaya equipo que ha hecho el Cholo...

Russeus Albusque dijo...

Vaya equipo, sí señor.

Y a mi la alineación que ha sacado de inicio me gusta mucho, quizá más que la habitual. A ver si Adrián va cogiendo confianza y vuelve al nivel de superclase del año pasado, hoy le he visto con muchas ganas.

Ah, y retomo el lema que comparto con Il Dottore, mi alma no se conforma con haberla perdido. Adelante, adelante, adelante, Campeón.

Buenas noches.