lunes, 7 de octubre de 2013

Memento mori II (o tengan cuidado ahí fuera)






Que Madrid está hecho un asco es algo que venimos notando los madrileños desde hace ya un tiempo, al menos dos años y pico, desde el partido contra el Strømsgodset, sin ir más lejos. Madrid está sucio y feo, además de triste. Lo segundo es por la crisis, lo primero dicen que también. No hay dinero, se conoce, para vaciar las papeleras. No hay dinero al parecer para soplar las hojas y regar las esquinas en las que los perros y los borrachos hacen pis, ni para recoger la mugre que se amontona en torno a los contenedores de reciclaje. No hay dinero para cortar el césped en los parques, ni para llevarse la rama que tiró la tormenta, ni para recoger esa bolsa de basura despanzurrada que va regando de mondas de naranja la calle principal. No hay dinero para arreglar las calles, para rellenar los baches tamaño piscina, invisibles en días de lluvia en los que las motos entran y salen como los ñus salen del río Mara en su migración anual, ni esos otros tipo marca de arado en los que, si uno mete la rueda delantera de la vespa, queda condenado a seguir por la hendidura hasta que ésta  termine, como si fuera un rail.

No hay conciencia tampoco del madrileño medio, quien, viendo la ciudad hecha un asquito, contribuye a la repugnancia general tirando de todo al suelo aunque, eso sí, protestando en los bares por la falta de personal de limpieza. Quizás animado por la costumbre general de llenar los arriates de porquería, el madrileño tira de todo y a todas horas y si alguien le afea la actitud responde insultando a la madre del denunciante y, ya de paso, a los inexistentes servicios municipales. La falta de civismo y la protesta simultánea gustan mucho en esta tierra, casi tanto como limpiar la propia conciencia con la excusa de que todo el mundo hace lo mismo. No hay dinero, se conoce, para explicar en las escuelas que lo público es de todos, que ensuciar no está bien visto, que si cada uno se hiciera cargo de lo suyo todo sería más fácil.

En el centro la basura desborda las papeleras y el olor de las esquinas recuerda a los urinarios del Calderón de hace unos años, cuando había una acequia evacuadora que discurría cerca de los pies de los usuarios y terminaba en un sumidero. Y eso es el centro, la zona donde van los turistas, los barrios que vende el Ayuntamiento a los turoperadores para que capten viajeros con la promesa de una vida cultural nocturna que ya no existe apenas. En los barrios, donde la imagen de la calle no vende en el extranjero, la situación es más grave y ya se escuchan relatos sobre vertederos espontáneos en los que habita la serpiente aquella del basurero de la Estrella de la Muerte,  pirámides de porquería que desafían en altura a las de Chichén-Itzá y baches inundados en los que se han hecho fuertes familias de castores de más de quince individuos.

Antes era común ver cuadrillas fosforescentes recorriendo la ciudad de cabo a rabo y limpia que te limpia, atronando las mañanas de sábado de otoño con unos motores pegados a un tubo que agrupaban las hojas caídas y regando las calles tras una tormenta con aparato eléctrico y caídas de cien litros por metro cuadrado en media hora. Los buenos, viejos tiempos en los que las calles se limpiaban casi demasiado parecen haber pasado y uno sospecha que el origen de la nueva tendencia está en el mismísimo Estadio Vicente Calderón, coliseo descuidado por sus propios propietarios ilegítimos, que escatiman en la limpieza y mantenimiento de los asientos para así pagar menos a la contrata de limpieza de la que, dicen, ellos mismos son propietarios. Uno no descarta que Cerezo, tan bien relacionado en las altas esferas madrileñas no electas, sugiriese a sus contactos en Ayuntamiento y Comunidad el cambio de estrategia: no limpien, oiga, nosotros llevamos no sé cuánto tiempo sin pasar un mocho por la grada del Calderón y ahí nadie se queja, oiga. Y encima, si se queja alguno, tengo los santos cojones de decir públicamente que me extraña tanta suciedad al ser yo un maniático de la limpieza y con eso todos tan contentos, ya verán.

Madrid está hecho un asco y de la ruina general sólo lo salva parcialmente el brillo de un equipazo de fútbol cuyo estadio también quieren convertir en un montón de escombros los mismos que no se ocupan de retirar la basura del resto de calles de la capital.

_________ 

En domingo soleado de octubre llegó la afición al Calderón prontito por la mañana, y tomó café con porras o chocolate con churros o café largo en vaso con leche templada o una mediana con leche y media tostada con aceite ¿y tomate o solo aceite? venga, tomate también, que es rojo y con el blanco de la miga del pan hacemos los alegres colores de tu raya roja y blanca, cuando al quedar campeones todo el público te aclama. ¿Y el niño? El niño quiere un colacao ¿quieres un colacao? No quiere, dice, póngalo igual, niño, el colacao, ven aquí a tomarte el colacao o te pongo en el techo de tu cuarto sobre la cama una foto de un primer plano de la cara de Diego Costa a tamaño cartel de cine de la Gran Vía y no pegas ojo hasta que acabes la Universidad, te lo digo yo, tómate el colacao que te conviene, niño ya. El fútbol a las doce de domingo es lo que tiene, que uno desayuna un rato antes de meterse al estadio y da la mar de alegría saber que el día comienza tomando el solecito en la grada del estadio.

La afición tomó el solecito y vaya si lo tomó: durante todo el partido, y a excepción de algunas zonas cubiertas, la afición se bronceó, pero solo por el lado que daba al fondo sur, por el que venía el sol de visita y con cara de domingo. No le dio tiempo al sol a cubrir todo el estadio en el tiempo que duró el partido y así, cuando después del final la gente se echó a la calle a celebrar una nueva victoria del equipo del Cholo Simeone y ocupó terrazas y barras de la zona del Rastro y la Latina, los que no habían ido al estadio se asombraron por la invasión de descendientes del Barón Ashler que tomó súbitamente la zona. Se ha quemado Vd pero sólo el lado izquierdo, tiene Vd la nariz colorá pero sólo el lado izquierdo, se le nota a  Vd la marca de la patilla de las gafas pero sólo el lado izquierdo. Así es, respondía la afición semibronceada, así somos los del Atleti, tan buen momento vivimos que nos ha dado por broncearnos en rojo y blanco, la mitad de la cara de cada color para que se note bien el lunes quién manda en la capital; así somos nosotros, váyalo sabiendo, oiga.

Salió el Atleti al campo y se llevó una ovación atronadora, la ovación que se le da a los equipos que llevan 7 de 7 ganados en liga, tres de ellos en salidas a campos complicados, más dos más en Champions que son nueve y no seguimos contando por no pecar de soberbios. Aclamo la afición al equipo y sobre todo lo hicieron los miles de niños chicos que ocupaban las gradas vestidos de rojo y blanco, como Dios manda. No cabía un alfiler en la grada del Calderón y hasta las escaleras de la grada de lateral estaban llenas de gente que intentaba controlar a los niños que subían y bajaban por las tribunas para agotamiento de sus cuidadores.

Salió el Atleti titular-titular y esto produjo el primer comentario de la grada. Vaya vaya, ni una rotación hoy, ni un cambio tras los dos últimos partidos y el esfuerzo que exigieron. ¿No era día para ver a alguno de los nuevos? ¿No era día para dar descanso entre los que más partidos llevan, por más que haya dos semanas de parón? ¿Cuándo tendrán minutos en casa Manquillo, Aldecoa y Guilavogui? ¿Será que el Cholo no se fía, que no quiere irse al parón con un mal sabor de boca, que la presión que pone el Barça obliga a no fallar nunca? Vaya vaya, todos los titulares, todos, qué cosas, oiga, qué cosas.

Salió el Atleti muy sólido y con ganas de solucionar las cosas pronto, como si Simeone supiera que todo lo que no fuera llegar desahogado al  último tramo de partido sería una losa demasiado pesada. Y así fue, o al menos lo pareció, y el Celta no jugó en campo del Atleti durante todo el primer tiempo, con lo que la grada entera miraba al fondo Sur y al asedio de los nuestros y gracias a ello cogió un poco más de color en el otro lado de la cara. El Atleti jugó serio y agresivo y el Celta se defendió bien y con orden – quizás con excesiva querencia a caerse al mínimo contacto - y entre todos destacó en el primer tiempo Juanfran, desatado a ratos por su banda, contento de recordar sus tiempos de extremo driblador y llegador. Jugó bien también Filipe Luis y entre uno y otro entraban y entraban hacia el centro del ataque donde Villa una vez más aparecía poco y Diego Costa aparecía más. Con el centro del campo más opaco que otros días, en especial Arda Turan, los laterales llevaron toda la alegría al ataque y los centrocampistas sostuvieron la presión y la recuperación.

Pero los contrarios también juegan, al menos a veces, y el buen primer tiempo del Atleti topó con Yoel, portero del Celta vestido de defensa de River Plate. Yoel paró un penalti tontorrón pero penalti al fin y al cabo, y también paró su secuela. Paró luego por arriba y por abajo, paró todo lo que le llegaba a puerta hasta que Filipe Luis se coló por su banda y metió un pase fuerte y cruzado que pasó por delante del primer palo, en el que estaba el portero. Al segundo entraban Godín y Diego Costa y en el campo pareció que fue el primero el que metió el gol, mientras que en los papeles parece que fue el segundo. Tanto da, uno cero tras un buen primer tiempo, quizás algo escaso pero ahí quedó.

El segundo tiempo fue otro cantar. El Celta dio un paso al frente y el Atleti lo dio hacia atrás, más justo en sus fuerzas y menos dominador. Poco a poco el Celta fue sintiéndose más cómodo y el Atleti pasó a tener un único recurso: el pase largo a Diego Costa, más beneficiado por tener más espacio por delante. Como el día del Osasuna, cada balón recuperado por la media llevaba al aficionado a buscar instintivamente el arranque largo de Diego Costa desde la izquierda hacia el centro. Eso mismo pensó Gabi cuando pareció despejar un balón recuperado en el centro del campo: pareció despejar, decimos, porque en realidad hizo un pase magnífico para que Diego Costa marcara el segundo en un momento importantísimo, cuando el Celta se crecía y el Atleti se achicaba. Controló Diego Costa en zona proclive a la Lagarterana, frente al cartel de Castellana Wagen, pero en este caso condujo bien, dejó atrás a su marcador y marcó un gol estupendo, otro más, otro gol importantísimo tras otra muestra de poderío. Diego Costa está en un momento espectacular, con una confianza y un físico que le permiten protagonizar unas arrancadas parecidas a las de De Villiers o Barret en el INCREÍBLE Sudáfrica – Nueva Zelanda del sábado, un partido que todos los aficionados al rugby deberían ver y que todos aquellos que nunca han visto un partido de rugby pero sienten una mínima curiosidad deberían ver también: deporte de kilates en su máxima expresión.

Momentos antes del gol de Diego Costa, Villa fue sustituido por Óliver Torres. Villa había fallado una ocasión clamorosa a pase de Diego Costa tras arrancada à-la-all-black de éste a la que Villa se sumó tarde, lento y sin potencia en la arrancada. Aún así, Diego Costa guardó el balón y puso un pase perfecto a Villa, que falló un gol más que probable. No es eso lo grave. El tema Villa, a juicio del que suscribe, empieza a ser preocupante. No por el fallo, que estas cosas pasan, sino por la falta de fuerza. No por los errores sino por el agotamiento que los provoca. No por la desconexión total del juego y la falta de protagonismo, sino por el estado físico que le lleva a ello. Villa se fue lesionado y algunos pensamos que le vendrá muy bien no ir a la selección y quedarse dos semanas bajo la vigilancia del Profe Ortega, porque algo no funciona en el asturiano.

Cuando el partido se ponía feo salió Óliver Torres por Villa y marcó Diego Costa. Equipo y grada entraron en una especie de agradable sopor que no presagiaba nada bueno; el primero pudo estar agotado; la segunda, excesivamente confiada. Dos cero era un buen resultado pero el Celta, con Rafinha a la cabeza y Nolito recién salido, empezaba a dar la sensación de hacerse con el control ante un equipo cansado. Marcó el Celta con casi 25 minutos aún por jugar y el susto se hizo hueco entre la afición tostada vuelta-sin-vuelta. La salida de Arda agravó la situación, al ponerse Óliver Torres a defender por delante de Juanfran. Óliver Torres, virtuoso del balón y siempre presto a enseñarse a los compañeros, se vio incomodísimo en su función táctica cerca de la banda y fue una y otra vez desbordado por los contrarios, que entraban cómodos por su banda ante la falta de entendimiento del chaval con Gabi y Juanfran. En un momento dado, aprovechando una pausa, desde la grada pareció que Gabi hablaba con gestos a Simeone, indicando con las manos un cambio a realizar: inmediatamente después el Cebolla Rodríguez pasó a la banda derecha, donde el Celta hacía sangre, y Óliver se iba a la izquierda. El Cebolla lo hizo mal, desfondado y sin su electricidad característica, despegado del follón y con tendencia a irse al centro, dejando huecos a  su espalda. Todo esto demostró varias cosas. La primera, que a Óliver le falta tiempo y que por ello es normal que Simeone tome precauciones. La segunda, que con cuatro o cinco lesionados a la vez, el banquillo ofrece muchas menos alternativas y por tanto es importante que los nuevos cojan minutos. La tercera, que Gabi es importantísimo, y no solo por lo muchísimo que corre. Por eso la lesión de Gabi, que en el campo pareció mucho más grave de lo que luego por fortuna fue, dejó a buena parte de la afición muy preocupada toda la tarde.

Tras un rato de asedio y angustia en el que Courtois dejó claro que con él siempre se pudo contar y en el que debutó Guilavogui y su estampa de fondista kenyano, terminó el partido. Dos a uno ganó el Atleti, que sigue con su racha triunfal; no obstante, la carga de partidos y la intensidad de los últimos pide a gritos descanso para algunos de los titulares y minutos para el fondo de armario. Por segunda vez consecutiva se sacó adelante un partido en casa de esos que antes se empataban o perdían, pero el mensaje no debe quedar en saco roto. “Memento mori”, susurraban a los generales romanos al oído cuando entraban triunfantes en Roma, “recuerda que eres mortal”, les decían para que no se relajaran y no se subieran a la parra. Memento mori debería recordar el equipo cuando marca el segundo gol en casa y da aire al rival: sin un 100% de intensidad, el equipo es menos; con parte del banquillo lesionado, el equipo es menos; con la grada de parranda, el equipo es menos. El Cholo lo sabe bien y ayer sacó la artillería pesada para un partido teóricamente cómodo, consciente del cansancio y de la enorme presión por mantener el pulso de la liga. Lo que el Cholo hace, bien está: ayudemos pues, memento mori. 

60 comentarios:

Libros Mondo dijo...

Es que el Cholo, Maestro, hace bien hasta esto: que se nos lesionen tres jugadores importantes con un parón competitivo de quince días por delante.
Por lo demás, de acuerdo en todo, salvo en lo del Torete, al que juzga usted con cierta severidad.
Es muy triste que un madrileño de segunda generación se tenga que exiliar de su castiza urbe. Pero motivos, por desgracia, hay muchos.

Carlos Fuentes dijo...

el Torete quién es?

O'Rey dijo...

Me está haciendo usted inútil, cada cosa que pienso la escribe de manera ejemplar, y así ni pienso, que algo quiero expresar le leo, y, coincidencia, expone lo que pienso, llevaba quejándome de la mierda en mi calle meses pero lo de la "delantera rueda de la vespa, queda condenado a seguir por la hendidura hasta que ésta termine, como si fuera un rail" me ha superado, terror paso cuando vuelvo por la M30 del Calderón y agarro la salida de Sinesio Delgado, siempre entro en la zanja, no puedo evitarlo.

Carlos Fuentes dijo...

un peligro total ... hay una llegando a García Noblejas que, si no está uno listo, le puede llevar hasta Calatayud o Medinaceli, si tiene suerte.

En cuanto al Torete, entiendo que es Oliver Torres, perdón ... no hay nadie más fan del chaval que yo, pero creo que si está mal no pasa nada por decirlo. Ayer el hombre pasó fatigas pegado al lado derecho, Gabi le corregía todo el rato y acabó cambiando por Cebolla. Me pareció bien, y también me parece normal que al chaval le cueste jugar ahí.

Gonzalo dijo...

Con Oliver hay que tener la paciencia que tuvo Aguirre en su día con el innombrable que juega en el City, con el agravante de que aquél, físicamente era mucho más fuerte y, además, venía de jugar en la élite argentina desde los 15 años. Oliver es muy bueno pero me consta que están realizando un plan físico con él porque es evidente que en el cuerpo a cuerpo debe mejorar mucho. Lo bueno es que tiene a los mejores maestros en ese arte con él. Lo del de Lagarto es tremendo. 10 goles en 30 tiros a puerta, y ni siquiera son lo más importante que hace este muchacho en el campo. Lo de Villa también me preocupa, espero que no le pique el mismo bicho que a Adrián. Ambos serán cruciales si queremos llegar lejos.
In Cholo we trust.

cdelrui dijo...

"Respice post te, hominem te esse memento" (mira tras de ti, recuerda que eres un hombre)

Más que al Atleti, D. Carlos, habría que írselo repitiendo a ese semidios con el 19 a la espalda cada vez que abre los brazos tras dejar por los suelos a sus víctimas. Espectacular su paso hacia adelante en la responsabilidad goleadora de un grupo que, partido tras partido, se está ganando un hueco entre los mejores de la historia y en nuestros corazones, que casi no caben dentro del pecho.

Madrid está en franca decadencia. Si vivieran en provincias y volviesen de vez en cuando al foro, se darían cuenta con mas intensidad. Es tristísimo...

Buenos dias.

felipe dijo...

Para los ocasionales visitantes de su ciudad, en mi caso para ver los partidos de nuestro Atleti, la degradación de la misma crece partido a partido.
En el camino a la estación de autobuses con mi chaval por una de las zonas nobles de Madrid, otrora ejemplo de limpieza urbana, fue él el que comentó literalmente.
-Madrid está muy sucia papá
Y eso que venía emocionado del Calderón y solo hablaba de su "Mejor Atleti de la Historia"

Carlos Fuentes dijo...

qué pena más grande da ver tanta inmundicia por todas partes ... ya sólo brilla el equipo

Libros Mondo dijo...

Brilla tanto que debería ser ilegal estar dos semanas sin ver ganar al Atleti.
Y, por seguir el diálogo, Maestro, no digo que no haya que decir que el Torete estuvo mal si lo estuvo. Creo que no estuvo mal. Tuvo la mala suerte de saltar al campo con el equipo pagando el esfuerzo físico de un mes y medio glorioso y, dos minutos más tarde, se metía el Celta en el partido con un golazo fruto de la potra. Y ahí el chaval, frente a una circunstancia distinta, no precisamente para la que le había hecho entrar San Cholo, creo que dio la talla en condiciones muy adversas. El que estuvo mal, para mí, fue el Cebolla.
En todo caso, que opine OhDonis, que todavía parece un figurante de película de José Antonio de la Loma.

Jose Ramón dijo...

El equipo sigue muy bien.
Nos va a venir bien el parón.
Cada vez me gusta más la pareja Miranda-Godín.
Es importantísimo recuperar a Villa.
Buenas tardes.

Russeus Albusque dijo...

Pues pensaba yo que el gentilicio en femenino de Lagarto (Sergipe, Brasil) era "Lagartona" y no "Lagarterana". Me guiaba por la canción popular: "Somos lagartooonas, vimos toodas do Lagartoo..."

Del tema Óliver (y conste en primer lugar que me encanta), ¿no puede ser que su manera de jugar no se adapte demasiado bien a los esquemas del Cholo? Yo es que tan pronto le veo de 9 (contra el Oporto, aunque seguramente es que no había más remedio), como casi de mediapunta a la izquierda, a la derecha... quizá en la selección le veo más en su sitio, que creo que es mediocentro organizador.

Blutarsky dijo...

Sobre el equipo, poco que comentar: bajar la ventanilla y disfrutar del paisaje.

Sobre la ciudad, yo casi siempre recuerdo a Madrid así, lo que si me pareció el año pasado es un enfado continuo y latente en la gente, no creo que esté tan mal la cosa.

ISMAEL dijo...

Primero fué Maniche, ahora Oliver, a quien se empeña en llamar Torete (imagino que por su devoción al Fari)....

Libros Mondo dijo...

Alucina, vecina, ha tardao dos días en pensarse una respuesta de línea y media...
(Lo de Torete fue por no llamarle El Jaro)

Dr. Caligari dijo...

Memento Mori es marido de Claudia Mori?

Alderweireld y Guilavogui: empiezo a pensar que no estén aptos para la practica del futbol.

Russeus Albusque dijo...

Alder...qué? Yo a quien pensaba que habíamos fichado es a Aldecoa, Dottore.

Y menos mal que se llama Memento Mori y no Memo Mentori.

Jose Ramón dijo...

¡Viva Prim!

Carlos Fuentes dijo...

qué pena lo de María Villota no?

Dr. Caligari dijo...

Una pena, efectivamente.

Libros Mondo dijo...

Se conocieron en casa de Jozean...
http://vozpopuli.com/deportes/33086-la-ex-del-futbolista-brasileno-se-desnuda-en-interviu-diego-costa-intento-enrollarse-con-mi-hermana-en-una-fiesta

Buona notte!

ISMAEL dijo...

Trás desmarcarse de una hermana, encaró a la otra. Qué delantero!

Carlos Fuentes dijo...

que maravilla

Dr. Caligari dijo...

Es una falsedad (cómo uno puede llegar fiarse de un diario llamado "voz populi"?), la historia se desarrolló de otra manera.
Huyó Diego Costa, junto con ambas las hermanas, de la fiesta antes que acabara mal, avisado por medio del Mono Burgos.
Pero Michele Zuanne al darse la vuelta, en busca de un ultimo martini, se convirtió en estatua de silicona, castigada por no haber respetado la voluntad de Simeone.
Y, claro, the man from Lagarto tuvo que conformarse con la que quedaba.

Libros Mondo dijo...

Me parece enormemente verosímil su hipótesis, Dottore.

María José dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manchego Curado dijo...

No se si he dicho ya que quiero que Lagarto vaya con Brasil...

Libros Mondo dijo...

Servidor, siempre, a sus pies de usted.
Good night.

Dr. Caligari dijo...

Negredistas!

Libros Mondo dijo...

(Hala lo que ha dicho...)

Jose Ramón dijo...

Bota mucho el balón ¿no?

Libros Mondo dijo...

La clásica alicatada del Vasco Aguirre. Como él bien hubiera dicho "un partido que se pudo perder, ganar o empatar". Lamentablemente, se perdió.
Forza Atleti!
Gracias Cholo!
(Il Dottore es fan de Sergio García, conste)

Jose Ramón dijo...

Lo normal hubiera sido un empate.
No acaba de arrancar Villa.
Y es abolutamente imprescindible que lo haga.

Jose Ramón dijo...

Por cierto, hoy cumple 69 años D. José Eulogio Gárate Ormaechea.
Todo el mundo en pie.

Abantos dijo...

Ya no me acordaba de lo mal que me sienta ver al atleti perder, carajo!

Libros Mondo dijo...

Buenos días, pechuguitas frescas:
http://www.canalla.com/noticias/rosario-esta-de-fiesta-y-en-orden.html

Libros Mondo dijo...

El gol del Sapito Hencina:
http://www.ole.com.ar/rosario-central/partido-mundo_0_1014498858.html

Dr. Caligari dijo...

Viva!!!

Dr. Caligari dijo...

(Enorme la asistencia, de cabeza, desde el suelo, involuntaria, del chino Luna)

Libros Mondo dijo...

Y 45 mil guerreros en el Gigante de Arroyito. Como dice todo rosarino bien nacido: "Pingüino, ¡saludá a tu papá!".

PD: Por cierto, Dottore, hablando de pechofríos, lamentable la imagen del Tata Martino, ¿eh? Parece nomás un remisero.

Dr. Caligari dijo...

Y además con sobrepeso, como Ancelotti, como Benítez.
Basta ya con los entrenadores gordos!

Libros Mondo dijo...

Gordacos no!

Libros Mondo dijo...

Una cosa bonita de verdad:
http://equipaciones-retro-futbolchapas.blogspot.com.es/2012/04/campeones-de-la-recopa-atletico-de.html

Jose Ramón dijo...

Y por si fuera poco, dos goles de Torres.

Benson Señora dijo...



...y por lo tanto yo estoy dispuesto a levantarme y a abandonar el bloj porque yo he venido aquí a hablar del pelo de Jaaarlderweireld y no a hablar de lo que opine el personal, que me da lo mismo.

...Es que pasa el tiempo, se acaba el tiempo, entra la publicidad, entran unos vídeos absurdos que todos hemos visto ya, y no se habla de el pelo Jaaarlderweireld. Pues entonces, ¿a qué he venido yo aquí?

Libros Mondo dijo...

Pues tiene usted toda la razón. Yo diré, parafraseando a un menda que lí el otro día, que más vale defensa bueno con pelo infame, que defensa infame con pelazo. Verbigracia: Fabiano Eller.
Quitando ese pelo malo, malo, malo, tiene una pinta excelente.
Y aprovecho para saludar.

Dr. Caligari dijo...

Don Benson!

Juan Martínez García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Benson Señora dijo...

Cierto,

hay que mantener la cortesía y las buenas costumbres:

-Saludos a todo el mundo!

La cita me parece más que acertada, y da que pensar, ¿que será de ilustres pelazos como el de Fabiano Eller o Richard Nuñez? Mi teoría es que están detrás de Daft Punk.

A monsieur Caligari: ¡Uy!

Sherezade dijo...

Hola!!

He encontrado tu blog por casualidad y me encanta, tiene un montón de información interesante.

Quería preguntarte si te gustaría intercambiar enlaces conmigo, porque yo tengo un blog donde enseño cómo se pueden ver los partidos de fútbol online. Si quieres, mándame un mail a info@partidosendirecto.es

Gracias y enhorabuena!!

Magda

Libros Mondo dijo...

Querida y grácil Sherezade: Arda Turan se ha caído de la lista para mañana. ¿Jugará el Torete?

Dr. Caligari dijo...

Ya no me queda ningún "¡Uy!"

Don Mondo, rechazo su canon!

Libros Mondo dijo...

Ay!

Carlos Fuentes dijo...

parece que sale Oliver Torres de titular, en efecto
tengo muchas ganas de verle un partido entero, y también de saber si Simeone 8y Gabi, que el otro día en el campo le iba corrigiendo todo el rato) se fían de él y da de sí.
En cuanto a Aldecoa, vi que se le criticaba mucho el primer día, contra el Espanyol. Yo no le vi mal, y le vi mejor contra los austriacos, que parecían maletes. A ver qué tal, la gente que le ha visto en el Ajax habla bien de él. No tiene mala pinta.
Termino con una bravata: ayer vi el partido de los dos pesaos de siempre y creo que, jugando como sabemos y casi acostumbramos, estamos para ganar a ambos. También pienso que jugando así, ellos pincharán más que otros años. Ahí lo dejo

Libros Mondo dijo...

Y yo recojo y replico: a ganar esta noche y punto.

Jose Ramón dijo...

Gol de Torres.
Que ha hecho un partidazo.

cristian vieri dijo...

Torres Man of the match, gol de perseverancia, de ambición, de fe, parece que el tipo ese malencarado lo va a recuperar...Con las ilusiones que me había hecho para el año que viene visto lo de Villa...

Libros Mondo dijo...

Vamos Torete!

cristian vieri dijo...

Cuánto me alegro de que Villa me calle la boca!!

Jose Ramón dijo...

10 partidos.
7 goles en contra.
Muy bien.
(oigan)

Jose Ramón dijo...

Sumando todos los partidos, 9 goles encajados en 15 partidos.