lunes, 28 de abril de 2008

Ese equipo insustancial que resultó ser el nuestro

Ayer era día de eventos deportivos varios, unos con motores averiados y otros con tenistas triunfantes. Ayer hacía buen tiempo y el sol invitaba a pasar un domingo plácido disfrutando del balompié. Ayer quisimos ver un partido de fútbol pero nos tuvimos que resignar viendo al Atleti en Getafe.

___

Yo, que soy tonto, aún me sorprendo de la capacidad comunicativa que tiene un claxon. Con sólo una nota, sólo una, oiga, los conductores son capaces de articular varios mensajes claros y meridianos. Un toque breve es cuidado que voy o me das o llevas el abrigo pillado con la puerta, dos toques breves suelen ser un saludo y van seguidos de una sonrisa y una mano al aire. Muchos toques seguidos, normalmente con un ritmillo conocido difícil de describir por escrito significan que tu equipo ha ganado. Algunos toques son precisos: hay quien con un toque largo y contenido pretende decirte que llevas la puerta de atrás mal cerrada y, dado que tienes un niño con cara de malo, es posible que la abra y salte haciendo un tirabuzón y tengamos una desgracia. Un claxon también puede resultar cómico: el claxon grave de un camión hace mucha gracia porque asusta a las señoras; un coche grande con un pito agudo hace mucha gracia porque denota poca hombría a pesar del gran tamaño; un coche que está mal de batería hace mucha gracia al hacer sonar un claxon afónico que suena como Pepe Isbert. Algunos cláxones hacen mucha gracia, sí. Pero no todos hacen gracia, no todos los toques son amistosos. Un toque largo e intenso significa algo malo: que te muevas, mira que eres malo, aparta ya petardo, mujer tenías que ser, de Burgos tenías que ser (este ya no vale con las matrículas nuevas). Un toque aún más largo y más intenso significa todo lo anterior y además que como baje te enteras.

De todos es sabido que el que toca el claxon cree que el sonido únicamente llega a aquel al que pretende increpar. Al que pita le da igual que en las casas de alrededor haya un señor convaleciente o un bebé dormido o una señora enferma de los nervios: el pita a aquél coche verde que está cuatro puestos por delante que acaba de girar sin intermitente, quién se creerá ese, de Melilla tenía que ser, y lo hace convencido de que el de Melilla y sólo el de Melilla recibirá el pitido, desentendiéndose del hecho del que el pitido molesta e irrita a los cientos de personas que viven o caminan en el radio de acción de su claxon justiciero. De todos es también sabido que la burbuja de metal y vidrio del coche confiere autoconfianza ilimitada a su habitante, que desafía desde dentro y a pitidos a todo bicho viviente. Es distinto si el pitado se baja y resulta ser altísimo y tener cara de pocos amigos y abre la puerta del coche del pitante y le coge por las solapas: entonces aquél que tenía super-poderes dentro del coche pasa a ser una malva y se le aflauta la voz y pide perdón y confiesa que está pasando una mala racha. Así es Madrid, qué quieren que les diga.
__

Ayer, que era un día precioso y caluroso y algunas cosas más terminadas en oso jugaba el Atleti en Getafe y uno se echó a la calle con el optimismo de los ilusos que piensan que cuando el cielo está azul y las chicas visten camisetas de tirantes llegará el Atleti y rematará el día cuajando un partido memorable. Se echó a la calle el que suscribe, ya les digo, y lo hizo andando con torería como la ocasión requería, marcando los tiempos y gustándose en la cadencia. Anduvo así hasta el bar más cercano, en el que le dijeron al que suscribe que no echaban el partido del Atleti. ¿No? No. Vaya, peor para ellos, a la competencia que me voy con este tumbao tan castizo. Apretando el paso pero con el mismo empeño estético y altivez flamenca se acercó el que suscribe hasta otro bar con idéntico resultado, y luego a un tercero y hasta a un cuarto.

- ¿No?
- Que no, oiga.

A estas alturas no diré que el autor se arrastraba por la acera porque el autor soy yo mismo, pero sí les confirmo que de ese mítico andar de tipo que va alegre y confiado a ver un espectáculo de campanillas quedaba más bien poco. Eso sí, uno aprovechaba la ocasión para ir pensando que cuando uno tiene tantos problemas en su propia ciudad para ver al equipo de sus amores, mala cosa.

Encontró el que suscribe un sitio donde ver el fútbol, y no fue ni una biblioteca ni un centro cultural ni una escuela de arte dramático sino un pub irlandés lleno de pantallas, con todo lo que no puede faltar en un pub irlandés que se precie: sus extranjeros alicorados a horas tempranas, sus parejas con cara de decir que realmente un pub irlandés en hora futbolera NO es sitio para una cita galante, sus irlandeses animando al Munster contra los Sarracens y el homologado Olor Húmedo A Cerrado de pub irlandés, patentado y todo. Se sentó uno en un taburete el que suscribe (eso sí, con cara de que había venido directo a ese pub sin vagar por el resto de bares del barrio) y se dispuso a ver al Atleti en un monitor de televisión pegado a otro monitor en el ponían el mencionado partido de rugby y luego un partido de la Premier. De esta forma vio el que suscribe dos partidos a la vez, dos deportes a la vez o, mejor dicho, un partido de un deporte en un monitor y un catálogo de tipos sin rumbo ni interés en encontrarlo en el otro.

Jugaba el Atleti, equipo que está en zona Champions al que se le debía presuponer una cierta calidad o al menos competitividad o al menos energía. Y lo hacía contra un equipo que viene de jugarse - con el Bayern de Munich ni más ni menos - hacer algo gordo en la UEFA y que también ha jugado la final de Copa. Y a priori parecía que el partido debería dar de sí y resulta que el interés que tuvo el partido fue nulo. Nulo. Cero. Nada. Miraba uno el monitor y no veía nada que tuviera un mínimo interés. Prefería uno hablar con un inglés aficionado al Preston y alabar la fidelidad de las hinchadas inglesas a sus equipos, por pequeños y poco afortunados que sean. Prefería también uno entretenerse tallando en un posavasos el perfil de Santiago Martín, el Viti, aunque luego le saliera algo mucho más parecido a un posavasos destrozado. También prefería uno mirar al monitor vecino en el que las hinchadas rugbísticas mostraban su pasión y respeto por dos equipos que se rompían literalmente la cara por ganar un partido en el que se jugaban mucho. Prefería uno hacer cualquier cosa salvo mirar a su propio equipo, aquél del que reniegan los bares de la ciudad por no atraer ya a la afición, por espantar a los vecinos y por dormir a la clientela. Y no nos extraña.

Jugaba el Atleti a nada y a poco jugaba el Getafe. Desaparecido en combate Raúl García, fundido a pesar de haber parecido de tungsteno durante gran parte de la temporada, Forlán jugaba de medio. Decimos que jugó Forlán pero esto no es exacto, que Forlán ha desaparecido en los últimos partidos y no sabemos si es por hartura ante el nivel de la parroquia, por agotamiento físico o por cabreo existencial. Forlán ya no está y el equipo lo nota una barbaridad, igual que nota la ausencia de Raúl García. Gris Maxi, intrascendente Luis García y excesivamente verde para estas lides Camacho, sólo el Kun parece tener interés en ganar los partidos. Y menos mal que es así, porque sólo él parece poder sacar adelante lo poquito que tiene el equipo. Marcó el Kun el gol del empate y ya, eso fue todo lo que hizo el Atleti. Pudo marcar Luis García, sí, pero hubiera sido de chiripa, porque merecerlo lo mereció más bien poco.

Lo verdaderamente preocupante es que el Getafe, haciendo poco, de haber tenido la suerte un poco de cara le mete al Atleti tres. Falló un penalti De la Red, ya más concentrado en qué perfil deberá lucir cuando atienda las ruedas de prensa en el Bernabéu, y también estrelló el Getafe un balón en el larguero. Pernía sacó un balón que podía ir dentro y Pablo jugó un buen partido. Qué cosas, si no es por Pablo y algo por Perea el Atleti hubiera perdido otro punto. Pero el Atleti, salvo el Kun, no estaba por la labor de jugar al fútbol y, por lo que se ve, a la plantilla le importa más bien poco lo que pueda ocurrir de aquí al final de liga. Alguien ha debido comentarles que la Champions está asegurada, o que el resto de equipos seguirán pinchando partido tras partido, o que la vergüenza torera, la profesionalidad y el orgullo de los seguidores son conceptos anticuados en estos tiempos que corren en los que lo que de verdad importa es tener un móvil de los buenos.

Miraba uno al Atleti y ná. Ná. Ni ganas, ni juego, ni peligro ni ná. Faltas, si acaso. Veía uno el partido de ese equipo insustancial que resultó que era el nuestro y el partido no avanzaba, se varaba en cada jugada, el mal endémico del fútbol español. En la Liga de ahora cada contacto es falta y cada caída, tarjeta. Miraba uno las faltas del Atleti – Getafe y de reojo miraba cómo entraban al remate en cada corner del Aston Villa – Everton y le daba a uno cierta vergüencilla. Miraba uno en un monitor cómo trotaba el Atleti con la energía de un caniche entrado en años y se ruborizaba con el tranco de asturcón de cualquier jugador del monitor vecino. Si a algún mago de postín le hubiera dado por comparecer en el pub con ganas de epatar a la concurrencia y producir el milagro del trasvase de monitores, el Aston Villa le hubiera dado una paliza al Atleti y el Everton hubiera peinado a raya al Getafe. Mismo deporte y dos maneras de entenderlo, todo un ejercicio de pudor patrio cuando se comparan dos partidos en dos monitores vecinos.

El caso es que tras el insulso espectáculo de ayer, el Atleti sigue cuarto. Cuarto. Un puesto bochornoso para una liga muy mediocre que nos alivia, y esto nos da una idea de cómo está el tema. En este Atleti de hoy un mísero cuarto puesto nos sabe a gloria, aunque sea en una liga de colegio que por suerte toca a su fin. El único consuelo del día de ayer es que esperábamos terminar el día sufriendo aún más por culpa de los triunfantes pitidos de los seguidores del otro equipo grande de la capital, y al parecer la tortura psíquico-auditiva se retrasa unos días. Y ya les aseguro que ese día todo lo malo que uno pueda decir de un claxon se queda en poco.

39 comentarios:

Jesús dijo...

Gracias, Maestro, por el esfuerzo que supone ya, a estas alturas, glosar estas cosas. Tan sólo recordar, una vez más, que el sinvergüenza ese de la cara torcida no nos trajo dos refuerzos en enero cuando perdimos a Maniche y a Motta. Qué asco. Por cierto, en el partidillo de esta mañana contra el filial (que, desgraciadamente, ayer empató a uno en el Cerro del Espino ante el Pájaras Playa) ha marcado Mista dos goles y Miguelito uno. En fin, que yo estoy medianamente contento porque el Fulham ganó, contra pronóstico, por dos goles a tres en casa del Manchester City y hay esperanzas de salvación. Ahora mismo está con 30 puntos, penúltimo, por delante del ya descendido Derby County, y por detrás del Birmingham, que tiene 32 y al que recibe en The Cottage el próximo fin de semana en un auténtico partido a vida o muerte. Bolton (que recibe al Sunderland de Roy Keane) y Reading (que recibe al Totenham de Juande, que acaba de fichar a un joyón: Luka Modric) tienen 33 puntos. Todavía hay esperanza de salvación. Por cierto, qué caro está pagando Osasuna las torpes ambiciones despacheras del presidente ese que tienen, que parece un midget. Y, encima, es íntimo del Pelucas. En fin, que ustedes lo pasen bien y, de nuevo, gracias.

abantos1903 dijo...

Yo, que no tengo un móvil de los buenos, porque no soy capaz de leerme las instrucciones, y que soy tonto de remate, pero tonto perdido, de pecado capital, vaya, no entiendo el éxito mayúsculo que venden estos recien llegados, desde el cara torcida, hasta el mejicano, pasando por el pelucas y el mediocre de las gafas (¡¡va por usted, D. Jesús!!) y por toda la actual plantilla, de quedar cuartos en esta triste y mediocre liga de las estrellas, oiga,
la mejor liga del mundo, no se vaya usted a creer...
Ese cuarto puesto es una medianía del carajo, y cada jornada que pasa sin perderlo, se confirma.
Me borro hasta la próxima liga, Maestro, por lo que usted explica tan bien en su crónica. Por la falta de orgullo, de casta, de verguenza, de grandeza, de ese nuestro equipo.
Eso si, hoy he entrado tres veces a ver si había colgado su crónica. Hay cosas, por ventura, que no cambian. Será usted, con su clase habitual, el que me cuente el final de este suplicio.

Carlos dijo...

Con el Atleti actual, se le quitan a uno las ganas de seguir soportando sus tediosos partidos.
Obsérvense las declaraciones postpartido del mexicano: "no merecimos mas" "el equipo acusó el cansancio" "estoy contento con mis jugadores" etc, siempre las mismas, sin el mas mínimo argumento futbolístico, como demuestra su pobre preparación.
Y no digamos nada del comportamiento de los jugadores, olvidándose una y otra vez de hacer un guiño a la afición saludándola al terminar el partido.
De vergüenza. Club sin rumbo.
Saludos.

ISMAEL dijo...

Suscribo los comentarios de Abantos (cualquiera le lleva la contraria, con la fama que le precede). Es más, yo no vi el partido por decisión propia. No me queda ilusión, ni ganas de cogerme globazos (como a Usted Sr. Maris).
Me da igual la Champions y la madre que la parió. No me siento identificado con esa plantilla, ni mucho menos con los piratas que rigen el club.
Permanezco enlazado con el equipo a través de este Blog, donde el emperador del mismo nos sigue dando clases magistrales glosando lo que pasa (lo de la doble pantalla es de una precisión sublime, todos la hemos tenido en mente al ver a ese equipo ramplón).
Pero nos queda el sentido del humos como defensa: riamos pués de los dos gloriosos puntos obtenidos en los tres partidos últimos, en los que se ha comentado que "el equipo se jugaba algo..."
Au.
p.D.: ¿se han fijado en que cada día hablamos más de la liga inglesa y menos de la nuestra...?

Manu dijo...

SIn comentarios, como siempre un crack...y menos mal que no le dio por comparar con el partido de rugy entre Sarracens y Munster, donde se jugaban una plaza en la final de la Heineken Cup, equivalente de la Champions...si ya lo ha dicho usted:

"También prefería uno mirar al monitor vecino en el que las hinchadas rugbísticas mostraban su pasión y respeto por dos equipos que se rompían literalmente la cara por ganar un partido en el que se jugaban mucho."

Un saludo y AUPA ALETI!

Billie dijo...

Yo también soy amigo de ver el Atleti en los bares, al menos, puedes distraerte mirando otras cosas y escuchando los comentarios de los parroquianos. Además, en los bares hay ingentes cantidades de alcohol, muy necesario para ver al Atleti este año sin que peligre tu salud mental. Saludos y dígnese vuecencia a visitar el pobre atleti con más frecuencia. Saludos.

abantos1903 dijo...

Lo de Aguirre es de traca, le salva, como ya se ha dicho, una supuesta comparación, en la que al parecer sale ganando, con la funesta gestión de los del palco.

Eso, y el caer bien a la prensa: ésta le ha dado patente de corso, es intocable, ni una crítica. Los problemas del atleti no estan en el banquillo.

Pero digo yo, algo tendrá que ver este hombre, tras dos años de trabajo y con una plantilla de 80 kilos (menos 36 del Niño Dios): un equipo sin rumbo, como dice el dueño de la cosa, sin actitud, sin verguenza, sin estilo, sin trabajo, sin carácter, sin hambre (y no han ganado nada ninguno..). Mierda en las tripas, con perdón.

Me debato entre el deseo de que queden cuartos por el bien del club y de su mancillado nombre o que nos quite el puesto finalmente un Racing o un Almería para que no me vendan el grandioso éxito de la temporada el mediocre y los del palco y la renovación automática de este cáncer sin dolor y con sonrisa que tenemos en el banquillo.

Yo lo habría echado tras el 0-6 de manera fulminante, hace ya mucho, y lo echaría ahora mismo, ya, sin esperar al final. No va a ser él el que nos meta en champions, a estas alturas.

MJ Navarro dijo...

Más que un blog, ésto parece una casa de acogida, un refugio con café caliente en día de ventisca y nieve, un albergue para homeless. De acuerdo, pero no se borren. Aquí hay que entrar con el partido sufrido, o de lo contrario acabaremos únicamente alabando al dueño. ¿Se imaginan Vds a Fernández sin poder opinar de Maxi o de Mariano? ¿A Abantos sin llevarle la cuenta de las pifias y/o virtudes a los porteros? ¿Al Sr. Stein sin un piropillo para Leo? ¿Al Sr. Maris recurriendo en calidad de consorte a la Liga francesa? ¿A D. Jesús sin poder poner a caldo a la Srta. Pepis, defendiendo sin argumentos a Miguelito y a Camacho? ¿Se lo imaginan sin comparar nuestra cutrez con La Máquina? ¿Se imaginan a D. Ismael liberado en exclusividad para los veteranos y viéndose obligado a donar su hígado a una facultad de medicina? ¿Se imaginan a Jurado sin Hele? ¿Se imaginan a D. Sordo, con eco? ¿Se imaginan sin ver al Kun?
Ea, al tajo, y leña al palco, que lo que quieren es desesperarnos. Ya lo estamos, pero no les demos el gusto.

Eduardo Fernandez dijo...

Lo de la fotito empiezo a pensar que es para provocarme.. Aunque se lo agradezco en el fondo, porque acaban los partidos, hago cuentas y nunca me salen 11 jugando de los nuestros..
Cuando veo la instantanea del capi, veo que realmente no era un espejismo y estaba ahí, haciendo el ridiculo con sus secuaces..
PD: Ayer vi un rato de un curioso programa que se llama Madrileños por el Mundo. Esta vez era en Chicago y quedaron con un gran tipo. Un profesor de escuela en un suburbio. Cuando entraron en su clase, presídía la misma, enciuma de la pizarra, una bufanda del Atleti.
Dejó claro que todos sus alumnos eran ya colchoneros sin saber muy bien que es el fútbol.
Cuando ya se despedían, la reportera le preguntó qué echaba de menos de Madrid y contestó: "A mi familia, a mis amigos y sobre todo, al Atlético de Madrid".
Y yo me emocioné y todo. Un sentimental, ya saben.

Nathaniel Maris dijo...

No sé ustedes pero a mí me parece cuanto menos sorprendente que el año en el que mejor posición den la clasificación de Liga ocupamos por estas fechas, existe una mayoría de atléticos que han perdido toda ilusión por el equipo.

Y la mayoría coinciden en apuntar los males mucho más allá del entrenador de turno.

¿Estamos ante el comienzo del hartazgo de la afición?.

Eso espero.

Nathaniel Maris dijo...

Eduardo, en el foro de SDH escribe ese caballero de Chicago.

Paul Marble dijo...

No estoy de acuerdo en lo de Pablo y Perea. Me parecieron horrorosos, como todo el año.
Y lo de los córners a favor es ya escandaloso. ¿Cuántos goles nos han metido así?. ¿Por qué lo tiró Pernía (no conforme, luego sacó otro)?. ¿A qué sube Perea, incapaz de despejar un balón de cabeza en área propia?. ¿Quién hace las coberturas?.
Y la pregunta más **** de todas: ¿por qué me sigo cabreando?.
Saludos.

MJ Navarro dijo...

Sí, lo de las jugadas de estrategia es de traca en éste equipo, Sr. Marble. Eso debería hacérselo mirar Aguirre porque es lamentable.
Por cierto, que yo no tengo nada a favor de Aguirre, y le tengo mi particular ojeriza por varios detalles que tienen que ver con Torres (sagrao)pero normalmente me gusta en las ruedas de prensa. Me parece sensato lo que dice, me parece que siempre se autoinculpa de los errores y salva a los demás, y a mí esos detalles me molan.
(Sí, es que soy medio tonta también, la Nati, sí)

Jesús dijo...

Yo estoy contigo, guapa. Y, ojerizas aparte, el mayor problema de este equipo son unos sinvergüenzas que no trajeron dos refuerzos en enero para cubrir dos bajas. Ya, me reitero y tal, oiga...

PD: esta noche pasa el Manchester Unaaaaaaai y, mañana, arrasa el Chelsea. ¿Alguien se juega unas cañas?

MJ Navarro dijo...

Yo, aunque sólo sea por no apostar jamás contra los intereses de Torres. Las veo, mire.

Jesús dijo...

Torres es Dios y yo su apóstol, no obstante el Chelsea arrasa. Vistas quedan.

GaN dijo...

Que injustos son ustedes. ¿Qué Aguirre no trabaja la estrategia? Pues el día del Almería, el 67% de los goles vinieron en jugadas a pelota parada. El caso es largar, oigan.

Carlos Fuentes dijo...

ah, la estadística, el noble arte del doble filo ...

MJ Navarro dijo...

Dice Cerezo que lo importante es que el Barça llegue a la final y que luego se enfrente "con quien sea". He tenido que ir a poner la plancha bien caliente en una pierna para calmarme.
(No me va a dar el cielo la alegría de que Torres levante la Champions, mecachentó.)

ISMAEL dijo...

Mucho la veo leyendo a Cerezo...

MJ Navarro dijo...

Peor: le escucho y le veo. Hay trabajos que no se pagan con dinero, espadachín.

ISMAEL dijo...

La gente, que es muy rara. Un amigo (ex-amigo para ser exactos) me mandó una foto con el innombrable MAGM, lo cual demuestra dos cosas: que el monstruo de la cara aviesa existe, y que hay gente pa' to'

MJ Navarro dijo...

Pues me acaban de regalar un desmaquillante de ojos bifásico, y también me he acordado de MAGM, fíjese.

abantos1903 dijo...

Ay, D. Jesús, que todos los males de la temporada van a ser que no le trajeron un par al mejicano en enero, vaya por Dios.

Si nadie es de Aguirre, ni siquiera la Srta. Navarro, y a todos cae bien, incluso a mi. El problema es que nadie le pide cuentas y mucho me temo, que así, al tran tran, nos lo zampamos otro año. No lo quiera dios.

Y hablando de Dios, le veo las cañas. Pasa el Liverpool, con doblete del Niño. A condición de que me las pague en la misma ocasión que a la Srta. Navarro.
(Por volverla a ver, aunque palmemos, Srta. Navarro)

Cerezo, ecce homo vacuo...

Carlos Fuentes dijo...

vista la pillada a Cerezo de ayer, me temo que a Aguirre poco le queda por aqui ...

Jesús dijo...

Yo también lo creo, pero no por lo que raje el Pelucas, porque este pobre no ha tomado ni una sola decisión en los últimos diez años. En todo caso será por lo que estén apañando Cara Torcida y su pelota el de las gafas necias. Abantos, para mi es obvio que la falta de esos dos recambios ha sido el talón de aquiles futbolístico del equipo, véase el hundimiento físico de Raúl y de Forlán para mayor abundamiento. No obstante, ya da igual, lo único que importa es cruzar los dedos: Atlético-Recreativo, Espanyol-Atlético, Atlético-Deportivo y Valencia-Atlético.
Veo la apuesta doble. Es más, fijo lugar y fecha para el pago: en La Ardosa el jueves 8 de mayo sufriendo el Espanyol-Atleti por la tele (por cierto, Tamudo se ha vuelto a lesionar y no estará).
Pásenlo bien, yo me voy a Barcelona.
Forza Atleti!!

MJ Navarro dijo...

Allí estaré, D. Jesús, con mi monedero bajo el brazo.

Nathaniel Maris dijo...

Señoras y Caballeros, espero verlos a quien lo desee esta noche viendo el partido de Torres y el Liverpool en el lugar acostumbrado para estas lides.

MJ Navarro dijo...

(Dígame que tiene Vd apalabrada la cosa para irnos de allí tan contentos, ande. Qué le cuesta, Nati?

Nathaniel Maris dijo...

Sólo le digo que he tenido una visión, agridulce en cuanto a lo que a nosotros respecta.

Y es que estoy convencido que el fútbol termina castigando a los que le maltratan.

Carlos Fuentes dijo...

¿La Nati tiene visiones? ¿vendrá esta noche vestida de zíngara, con pañuelo malva de esos con medallitas colgando a la altura de la frente?

Nathaniel Maris dijo...

Se asustaría, señor dueño de la cosa, de las visiones que puedo llegar a tener.......pero de zíngara poco...en todo caso puedo hacerle una demostración de la danza del vientre...de éso mucho...

Carlos Fuentes dijo...

hecho
(alertemos no obstante a los sismógrafos de la comarca)

MJ Navarro dijo...

Yo tengo un medallón de mentalista. Si no ha hecho puente, me lo llevo.

Álvaro dijo...

La situación del equipo colchonero es lamentable,haber si superámos el bache con una victoria contra el Recre y nos podemos asegurar un poquito más la Champions,aunque no está muy claro que nos metamos en ella finalmente.

Un saludo,www.delatletihastamorir.blogspot.com
www.hablemosdfutbol.blogspot.com

abantos1903 dijo...

D. Jesús y Srta. Navarro, ahi estaré a abonar lo que es debido, y a sufrir con ustedes, aunque había dicho que me había borrado hasta el año que viene...

Estoy de acuerdo con usted en el derrumbe físico y lo acertado de un par de incorporaciones en enero, pero sigo pensando que Aguirre tiene su parte importante en el fracaso deportivo y de espíritu de este equipo en los dos últimos años, aunque entremos, cruzo los dedos, en champions con la cuarta plaza.

MJ Navarro dijo...

Sr. Abantos: en todo caso, Vd pagaría la segunda. La primera es mía. Ya sabía yo que lo de borrarse era un ataquín momentáneo, oiga. Y D. Jesús podría pagar la tercera, porque el Chelsea no arrasó. Y todo a la salud de ese Niño que anoche marcó, y que emocionó al dueño como si fuera un chiquillo.
Por cierto, Drogba apunta maneras vikingas.

Nathaniel Maris dijo...

En efecto, es consolador ver cómo un hombre del tronío del dueño se emociona como si fuera el padre de la critura...¡¡¡qué bonito!!!.

Y sí, el impresionante futbolista que es Drogba es por otro lado, carne vikinga.

El chavalín estuvo de diez, un balón franco y golito, lástima que al Liverpool le falten 5 ó 6 jugadores de empaque.

Carlos Fuentes dijo...

a ver, Maris, a mi no se me llama consolador así como así. Ya se está Vd explicando