jueves, 1 de mayo de 2008

Comuniones, por María José Navarro

A falta de triunfos, entrega y fútbol del equipo, la hinchada coge el toro por los cuernos y se lanza a llenar los tiempos vacíos entre disgusto y disgusto hablando de esas cosas que tanto nos gustan. A falta de alegrías por parte de quien deberían dárnoslas, al menos quedan aficionados con gusto y buena prosa que nos alegran los ojos. Gracias.

___

Antes del sábado pasado, yo no conocía a Martín. Conozco a otro Martín, que es un niño del Betis por el que estaría dispuesta a vender mis campos de algodón mañana mismo. Éste Martín, del que les hablo, tomaba la primera comunión hace ya una semana. ¿Ven cuánta coma? Pues soy incapaz de saltarme esa teclita que está al lado de la M. Un vicio como otro cualquiera. Desde que el Maestro me dijo que la diferencia entre un hombre y una mujer, escribiendo, se nota, fundamentalmente, en las comas, trato de evitarlas. Y me las cuento. Y me enfado si pongo muchas, y me alegro si son pocas al final, y acabo con un dolor en los hombros horroroso de la tensión comática, que es como la insaculación de Bono, pero en tontuna gramatical.

A lo que voy. Que estaba yo de comunión de mi ahijada, que me suena entre cándido y provinciano, pero que me hizo muy feliz, ya ven. Primero: porque me encanta mi ahijada. Yo no le gusto mucho a ella, pero la entiendo, porque en su lugar a mí me pasaría exactamente lo mismo. Ángela es altísima, muy alta para su edad. Qué chiquilla más hermosa y tal. Comentario familiar al uso. Ángela tomó la comunión con un vestidito, blanco roto, con un pelín de tutú, pero con la planta de un pivot de la Cibona. Paseaba Ángela por la iglesia con el mismo encanto que Tomislav Zubcic entraba a canasta, cuando apareció el cura. De esos curas que se llaman Carles y tienen el careto del número dos de la lista de los verdes por Tarragona. Carles nos ofreció, sin embargo, una selección de canciones marianas que necesitarían urgentemente un cover de Joey. Estabamos a punto de echarnos un pegaillo*, de esos fugaces y discretos, cuando de pronto oímos una voz, pero no conseguíamos ver a nadie. El caso es que el chaval leía que era un fenómeno, pero no veíamos a nadie. Dónde está ese señor que lee que da gusto, oiga. Y cuando se fue a su sitio, le vimos. Y le vimos con su pantalón marrón, su camisa blanca, y su chaqueta con coderas granate. Válgame la moda Fuentes, cómo cala, por Dios.

Martín resulta ser un niño muy pequeño pero parece muy mayor. Padece una de esas enfermedades en las que la naturaleza estaba de vacaciones, la normalidad pinchaba en un bareto aquel día en el que Martín nació, y las proporciones al uso se tomaban días propios. Martín es un crío, pero jurarías que se le ha agotado la vida ya. Martín tomó su primera comunión y su mamá se pasó la ceremonia tratando de contener una indisimulable emoción. Una mamá estilosísima y preciosa. La mamá de Martín subió al altar para contarnos lo difícil que es educar a un niño y las dudas que acechan a los padres sobre todas las decisiones que se toman. Lo hizo la mamá de Martín conteniendo una lagrimilla mientras su campeón la miraba orgullosísimo, con ese orgullo que te hace crecer un palmo y pechito de superhéroe. Estaba Martín abandonando la iglesia de la mano de su mamá cuando uno de sus familiares le cogió del hombro en medio del pasillo.

-Qué tal tu Atleti, Martín.

Y Martín, que no se fiaba del Almería, abrió un regalo enorme que resultó ser una equipación rojiblanca chiquitita, y que allí mismo, sin salir de la iglesia, se colocó. El Kun Agüero más lindo del mundo.

-Hola, Martín. Que si me das un beso que yo es que también soy del Atleti.

Ángela acabó harta del tutú y le hicieron daño los zapatos. Así que tuvo que repartir sus regalos descalza y con aspecto de haberle peleado un balón a Marc Gasol. Flores. Repartía flores y a mí me tocó el Amaranto, que no me digan Vds que no es sospechoso que, entre tantas, me vaya a tocar una con nombre de central colombiano fallón. El papá de Ángela es del Atleti. Y también todos sus hermanos. Son de Cebolla, Toledo, y abonados en el Calderón. La mamá de Ángela es de Pepino, Toledo, y aquel día se levantó de la mesa para agradecernos la visita y para recordar a una hermana de su chico a la que el cáncer se había llevado hacía apenas unos meses. Así que el papá de Ángela lloró, la mamá de Ángela también, y todos los abonados en el Calderón. Hasta que uno de ellos, encontró la fórmula para remontar y darle a Ángela la alegría perdida. Cantó el himno del Atleti. Y yo me acordé de Martín, ese crío al que éste equipo le debe, cuanto antes, una satisfacción de verdad. El pequeño Martín. Como diría el dueño de éste blog: qué tío más grande.

* Nota del Anfitrión: "Pegaíllo": en la Mancha, dícese de la siesta de corta duración, necesidad imperiosa y reparadores efectos súbitos.

26 comentarios:

Billie dijo...

El relato muy bonito pero no he acabado de entender la transición de Martín del Betis al Atleti y me estoy dando cuenta de que aún no he puesto una coma... pues para lo que queda ya no lo hago ¡Toma! Saludos.

fueradelcalderon dijo...

Rojiblanco:

Acude a la Puerta O, el próximo 3 de mayo, una hora antes del partido, para gritar contra Gil y Cerezo.

Si realmente quieres al Atleti, es el momento de demostrarlo PACÍFICAMENTE. Con la fuerza de la palabra.

http://www.fueradelcalderon.tk

Carlos Fuentes dijo...

efectivamente, billie, Vd ha entendido más bien poco

ISMAEL dijo...

A mi me ha gustado muchísimo su relato MJ (me permito medio tutearla quitando el Dª, que la hace mayor).
Hasta un poquito de congoja y todo he sentido, con lo de las emociones de la Comunión.
Fabulosa la fuerza que tiene la afición, de este equipo tan malo que nos ha tocado sufrir.
Por favor, la pido que nos escriba más veces, ande.
Yo sí he entendido lo de Martín y el Betis (es que leo despacio, vamos). Pero lo del amaranto, es sospechoso, si.

miguel diaz dijo...

Sr. Fuentes, Don Carlos,
Estoy enamorado se su pluma (sin más sentidos que el literario) y de su blog. Sin embargo, por culpa de uno de sus cuentos, estoy ultimando un nuevo blog atlético. Me he permitido la licencia de colocarlo (por supuesto, mencionando autoría suya de Vd.).
Antes de que sea definitivo, me gustaría contar con su autorización.
un saludo
miguel diaz

Red dijo...

Sólo paso por aquí para saludar al señor Fuentes y a la señora (¿o señorita?) Navarro. Un abrazo para el primero, y un beso para la segunda.

Jim Stein dijo...

Muy bonito cuento, me ha recordado mucho Bartmizva. Suerte con Huelva. Muchos saludos.

Jesús dijo...

Otro chicharrete de La Máquina!!

Carlos Fuentes dijo...

Hola a todos, en especial al Sr Díaz,
Encantado de que el cuento figure en su blog, gracias. Eso sí, ha puesto Vd sólo la cuarta parte (que no el 25%): el cuento consta de tres historias previas a esa, y ninguna de las cuatro tienen sentido si no se leen juntas. Si quiere Vd añadir las otras tres, proceda, oiga.

miguel diaz dijo...

Sr. Fuentes, Don Carlos,
Efectivamente, el cuento consta de cuatro partes, que como toda obra forman un conjunto indisoluble,
Me he permitido escojer sólo la cuarta parte, puesto que era la que más encajaba en el "motto", o lema que decimos los castellano parlantes, de "Al Principio Sólo Fueron Unos Pocos".
Muchísimas Gracias por permitirme su publicación, iré colocando parte a parte con la advertencia de que se trata sólo de una de las cuatro que componen la obra.

Carlos Fuentes dijo...

estupendo
gracias por el link en el blog, cuando recuerde cómo se hace pongo un link yo al tuyo en éste
saludos

JefeIndioDeLaReserva dijo...

buen relato compañero.
hacemos un intercambio de linsk¿
saludos

Billie dijo...

Ahora ya lo he entendido, había dos "Martines". Ya se sabe a buen entendedor... y a mal entendedor... No se lo tomen a mal. Saludos.

Carlos Fuentes dijo...

nada, D. Billie, hombre de Dios, ¿acaso nos hemos tomado alguna vez algo a mal por aqui? Un saludo, oiga

Sergio Medina dijo...

Yo que pocas veces pongo comas y que escribo fatal, vuelvo a decir lo de siempre, especialmente hoy por el relato y por el día que es: ¿Hay algo más bonito que ser del Atleti?

Carlos Fuentes dijo...

por cierto, el gran Jose Manuel Díaz nos cierra el blog y nos hemos llevado un disgusto y además nos hemos sumado a esta campaña que han lanzado en The Kid Torres
http://www.thekidtorres.com/
2008/05/no-al-cierre-del-blog.html
(pegar el enlace)

Manu dijo...

Como siempre ENORME don Carlos. Aprovecho la ocasión para comunicarle que le enlazo desde mi blog (http://enestepais.wordpress.com) para que más gente pueda aprovecharse de su arte. Aprovecho también para celebrar el 3-0 contra el Recre..que iga así la cosa por Dios...

Un abrazo,
Manu

Billie dijo...

Quedo más tranquilo, saludos

Carlos Fuentes dijo...

madre mía cómo ha repartido hoy la Navarro ...

Sergio Medina dijo...

Gran programa de la señorita Navarro, donde el peor parado ha salido Miguel Ángel y buena mención al foro Gaudeamus.

Silvia dijo...

Es la primera vez que entro aquí, he entrado a través del blog de Sergio Medina y me ha gustado lo que he leído. Me gustan los casos humanos mezclados con el fútbol y sobretodo me gusta quien al escribirlos despierta emociones. Aunque yo como chica que soy te haré una matización no sólo en las comas está la diferencia entre un hombre y una mujer a la hora de escribir ..... y hasta ahí puedo leer ;-)))

Saludos y a ver si entre todos haceis al Atleti todo lo grande que merece por Martín y por muchos otros que desde atrás siempre empujan.

futbolsevilla dijo...

Hola que tal.

2 partiditos, por fín, para saber cuál de los dos equipos va a champions. Digo cual de los dos porque espero que mañana le ganemos al Rácing.

A ver si termino con los estudios, que ya me queda poquito, y puedo cometar como hacía antes.

Álvaro dijo...

Todo un detalle para la juventud de hoy en día(de la que me considero partícipe),cosas así hacen que te decidas por un equipo o por otro,teniendo en cuenta si del equipo que eres te sientes distinto a los demás,me refiero a distinto debido a que tiene la mejor afición del mundo y se siente algo muy especial viviendo el partido en el maravilloso Calderón,todo un recuerdo para los atléticos que no podemos ir todos los domingos al estadio.

Saludos(me ha llegado al alma el post).
www.delatletihastamorir.blogspot.com

miguel diaz dijo...

Acabo de escribir un artículo para relajarnos, echárle un vistazo y cargar pilas que falta nos hace a todos.
un abrazo
miguel

Nathaniel Maris dijo...

Poco movimiento y trasiego veo aquí, pardiez.

Por cierto, el dueño qué...¿echando la siesta?.
Menos mal que he descubierto el canal de youtube para popular TV...qué gozada de programación!!!!

Jesús dijo...

Tensa espera se llama, Nati, tensa espera. Esta noche nos vemos, ¿no?