viernes, 14 de enero de 2011

Elogio del (extinto) nervio intenso

El Atleti perdió un partido que jugó sin intensidad, sin rabia y sin nervio. Normal.


Miren que nos ha pasado ya veces, pero no escarmentamos. Llevamos años sin ganar, pero nada: siempre pensamos que esta vez será la buena, la que quiebre la racha, la que acabe con la maldición. Quizás en el fondo sepamos que no lo será, pero también tenemos todos esa vocecita interna que, con acento argentino, nos dice que por qué no. Que por qué no, que por qué no esa vez, por qué no va a pasar algo que es posible y que otros con menos motivos y medios consiguen. Por qué no va a pasar lo que antes pasaba con cierta frecuencia, por qué no vamos a ver de nuevo ese equipo aguerrido que, hace un par de años sin ir más lejos, dio un recital de contraataque y agresividad en el mismo campo. Por qué no vamos a ganar a este equipo al que tantas veces hemos ganado, por qué somos capaces de ganar al Inter, al Barça y no al este otro. Siempre lo pensamos y rara vez lo decimos ya, porque lo hemos dicho tantas veces que no tiene mucho sentido repetirlo de nuevo. Lo decimos entre nosotros, cuando nos llamamos y contestamos a la eterna pregunta - "¿cómo lo ves?" - con el eterno "yo siempre lo veo bien, no, en serio, claro que podemos ganar, yo creo que hoy ganamos".

Antes teníamos nervios desde el día antes, nos costaba desayunar y casi no comíamos. Recibíamos llamadas que nos preguntaban por los ánimos, oíamos bromas en la oficina y comentarios de ánimo en el bar. Ya no tanto. Ahora los nervios siguen ahí, pero empiezan una hora antes y se pasan normalmente antes del final del primer tiempo. Y no son los mismos nervios, no son esos tan fuertes y tan intensos que le hacían a uno tener dolor de estómago y pocas ganas de hablar, pero se parecen. Quizás sean los mismos, pero ya cansados, como más maduros. Nervios con canas, nervios con gafas, nervios que cenan sopa de fideos y prefieren pasar el viernes por la noche en casa en vez de salir. Ahora que lo pensamos, quizás seamos nosotros los de las canas y las gafas y las ganas de sopa ... pero quizás no. Porque tuvimos los mismos nervios el año pasado en Hamburgo, y en Madrid unos días antes viendo al equipo en Liverpool. Ese día estuvieron con nosotros los buenos, viejos nervios de los buenos, viejos tiempos y estaban en plena forma. Querían cerveza fría y quedarse afónicos, querían contar historias épicas y reírse a carcajadas, no querían ni oír hablar de sofás y mantitas y comedias románticas en dvd.

Lo que pasa es que ellos, los nervios buenos, aparecen cuando consideran que el acontecimiento lo merece, y nosotros les esperamos incluso cuando, por no tener sentido su presencia, son ellos los que están en el sofá tomando sopa de letras. Qué listos son estos nervios.
____

Salió el Atleti al campo del otro equipo grande de la capital y algunos se persignaron y otros bebieron un sorbo y otros dijeron "al lío". Algunos miraban al equipo con gravedad y fijeza, otros con cara de susto, alguno lo miraba de una forma que no importaba porque lo hacía llevando unos grandes guantes de conejo gujarati que le quitaban toda autoridad. El caso es que salió el Atleti y la afición sintió nervios, alguno nervios templados y otros nervios fríos, alguno nervios calientes y otros nervios atérmicos. Pero nervios, por más licuados que estuvieran, por más amaestrados que estuvieran, por más cansados que estuvieran, sentimos todos.

Salió el Atleti y la afición se hizo la primera pregunta retórica. ¿Qué hace ahí Juanfran? Juanfran, recién llegado, era titular en la visita al estadio de ese equipo con speaker. Los mensajes que con ello mandaba el entrenador eran variados. Por un lado, parece que venía a decir "saco a éste, que es mejor que cualquier otro de los que tengo". Un mensaje así es naturalmente todo un aliciente para esa plantilla que el entrenador insiste en recuperar psicológicamente (no sabemos bien de qué, ya que lleva una temporada larga al frente del equipo). Por otro lado, la titularidad de Juanfran puede implicar otra cosa más preocupante. "Salga ahí y haga lo que quiera; total, no hay nada que yo le pueda indicar, no hay movimientos que Vd deba conocer de memoria y no hay consignas asumidas por todos que yo le pueda enseñar, porque no las hay". Uno imagina a Juanfran diciendo vale, vale, yo salgo, pero dígame algo, no sé, dónde me pongo, subo siempre o me quedo, cómo se llama el del pelo corto, a éste le llaman "Kun" o "Sergio". Salga ahí, oiga, y haga lo que quiera. En los corners a favor decida Vd si al primer o segundo palo, en los corners en contra se pone Vd donde le diga el de la melena y la barba ... o donde le diga el colombiano ... mejor no, se ponde donde Vd quiera, ya entre Vds se apañan, se reparten a los otros. Yo le recomiendo ponerse cerca de uno bajito, siempre es más cómodo, je je, como ve soy hombre de fútbol y sé de estas cosas, luego uno sale diciendo la palabra sensaciones, gestión, psico-motriz y anatema, y pasa uno por un erudito. El caso es que salió Juanfran de titular y, con semejante embolao, a uno le pareció que no lo hizo mal teniendo en cuenta que podían haber acabado con él ya de inicio.

Empezó el partido y la gente se fijó especialmente en el equipo durante los primeros minutos, a ver qué impresión dejaba el equipo. Estaba la gente calibrando el tema cuando el Atleti metió un gol. Un gol a los cinco minutos, una magnífica noticia si no fuera porque el aficionado atlético tiene demasiadas referencias malditas en los últimos años como para no tirar de recuerdo cenizo. El año del gol del Kun en el primer minuto, junto al palo; el año del penalti y expulsión de ese jugador de Santander con peinado de senador romano y del gol postrero de Albertini. Otras muchas ocasiones en las que el Atleti se puso por delante y terminó por detrás o empatado. Aún así se celebró el gol con ruido, con rabia, con venas hinchadas y puños al cielo, con abrazos, como siempre se hacía. Como debe ser.

Con casi noventa minutos por delante, el Atleti tuvo reacción de toro manso, de equipo chico, de boxeador con sobrepeso. Pegó los cuartos traseros a las tablas y se metió en su área, planteando los noventa minutos restantes como si faltaran cinco. Puso la defensa en línea dentro de su área y dejó a los medio centros con mucho espacio para ocuparse de muchos jugadores, a merced del rival. Éste, muy motivado y físicamente muy superior, se encontró cómodo con la propuesta. Siete minutos tardó en empatar con una posible falta que no pareció al que suscribe, y a partir de ahí puso un asedio a la portería de De Gea que habría hecho pensar a cualquier despistado que el partido estaba en la prórroga. El rival jugaba con ganas, a un ritmo elevadísimo, con la seriedad con la que se juegan los partidos grandes; mientras, el Atleti se quitaba golpes de encima con los ojos cerrados, manoteando por delante de la cara y apretando mucho los labios, como los niños en las peleas por los columpios. El centro del campo del Atleti no podía en ningún momento con el centro del campo del equipo Betandwin, la defensa achicaba balones con maneras de marineros sacando cubos de una vía de agua, el rival jugaba bien y el Atleti jugaba mal, perdiendo cada balón recuperado tras uno o dos pases, sin conseguir tener pausa, ni imponer calma, ni buscar a los delanteros.

Viendo el temporal, la afición dio un nuevo sorbo y pensó en qué hacer. Contra un equipo superior físicamente, un equipo puede intentar tocar y tocar y salir tocando, pero para ello hay que ser muy bueno, tener mucha calma y mucha fe en uno mismo. Contra un equipo superior técnicamente, un equipo puede jugar a cerrarse y esperar, a presionar en el centro del campo e intentar robar, tocar y salir corriendo a montar el contraataque, pero para ello es necesario ser aguerrido, ambicioso, rápido y resistente. El Atleti carece de gente lo suficientemente dotada como para salir tocando por el centro y con la cabeza alta entre el avispero que le preparó ayer el rival, eso parece claro y meridiano y no es cosa de estos días. El Atleti tiene centrales limitados y medio centros defensivos que corren y cortan pero que pueden perder el balón con facilidad si no viene alguien rápido a iluminarles con un foco y darles tranquilidad. Parecería por tanto que, teniendo además jugadores de talento arriba, lo más lógico sería plantear en las circunstancias del partido de ayer una defensa agresiva que empezase por los medios, que permitiera robar balones o al menos de forzar al medio campo rival a hacer pases imprecisos o salir trastabillado de la presión para que los centrales y laterales se beneficiaran de los errores forzados. Pero para ello, amiguiños, hace falta fondo, fuerza, carácter, ganas y nervio, mucho nervio.

El nervio lo puso ayer el rival, cuando era el Atleti el obligado a enseñarlo. El Atleti se mostró desbordado, asustado, desinteresado a ratos. Casi pusilánimes, los jugadores del Atleti no entraban al choque aún cuando había un árbitro que, por fin, no pitaba cada contacto, toda una buena noticia por más que tuviera fallos de bulto. Los del Atleti no mordían en la presión, no seguían a su par, no intimidaban y permitían al rival intentar cosas, paredes, pases, desbordes. El Atleti mostró un fútbol acomplejado, recluido en su área y mirando al cronómetro desde el minuto cinco. Totalmente desconectados del resto, los dos puntas miraban con hastío cómo el rival tenía el balón continuamente, cómo los fallos en sus pases acababan en despejes directamente a otros rivales, como nadie en el centro del campo era capaz de levantar la cabeza y mirarles, porque sólo miraban al suelo . En la cabeza de todos, parecía cuestión de tiempo que los de Reny Picot marcaran.

El banquillo, como acostumbra, no reaccionaba. Ni un cambio táctico hizo el Atleti mientras le peinaban a raya. El entrenador no metió más músculo, quizás porque no lo tenga. No quitó a un interior sino al medio centro con más carácter - desafortunado toda la noche - y lo cambió por otro jugador del mismo corte pero menos aguerrido. El rival, que había jugado a un ritmo frenético el primer tiempo, notaba el cansancio e iba bajando de revoluciones, pero el Atleti no sacaba partido. Quizás un equipo más experimentado habría anticipado que pasaría eso y se habría beneficiado, quizás un equipo más aguerrido habría ido imponiendo sus kilos en los choques, quizás un entrenador con una idea más clara, de esos que entienden que un jugador presentado por la mañana no conoce todo lo que debe saber para ser titular por la tarde, habría dado una vuelta de tuerca para volver la situación en su favor. Nada de eso ocurrió.

Y, aún así, el Atleti mantuvo el empate hasta el minuto sesenta. Pudo marcar Forlán pero dio en el palo tras una buena jugada de Agüero, pero marcaron los otros. Marcaron justo un minuto después tras una posible falta y, una vez más, tras permitir que por el centro del campo jugase cómodo un centrocampista. Marcó el rival ante la atenta mirada del incomprensiblemente estático Ujfalusi y el autor del gol, propietario de unas botas de motitas, celebró el gol como correspondía, esto es, con un bailecito simiesco previamente preparado en alguna sesión a la que, gracias al cielo, nadie conocido fue forzado a asistir. Marcó el rival cuando pudo haber marcado el Atleti, que da el doble de rabia, y sin embargo el partido pudo cambiar más.

No cambió porque Forlán no tiró cuando debía, sino que pasó a nadie, ni si quiera a Reyes, caído por obra y gracia del nuevo árbitro de guardia del otro equipo grande de la capital, el heredero de otro jugador de ese mismo equipo, malagueño, de verbo espeso y maneras mezquinas y matoniles en su relación con rivales y árbitros. No cambió porque el Atleti prácticamente no se acercó al área rival y porque, a pesar del bajón físico del rival, no supo imponerse. Contra un equipo cansado, el Atleti siguió sin ganar los choques, sin meter el pie, sin imponerse en el centro. Ujfalusi recibió una entrada igual que una que él mismo hizo, justo antes de aparecer en las portadas de los periódicos deportivo bajo el lema "se busca", pero no hubo protestas airadas, ni broncas visibles, ni exigencias de respeto, ni tánganas rompe-ritmos. El contrario bajaba de vueltas y el dos a uno invitaba a echar el resto, pero el equipo seguía con actitud de Benito Bodoque, tibio, blandito, casi excusándose.

Quizás un equipo en forma habría tenido una segunda reserva de aire para aprovechar el bajón rival. Quizás un entrenador audaz y con variantes habría cambiado el aire al equipo y habría hecho más difícil la vida del rival. Quizás un equipo con más orgullo, con más amor propio, se habría ido a por el partido o al menos a mantener el resultado defendiendo en campo ajeno. No pasó ni una cosa, ni la otra, ni la otra. El Atleti mostró sus carencias físicas, dejó dudas sobre qué hace realmente la plantilla en los entrenamientos y muchas más dudas sobre si realmente los jugadores entienden lo que el otro equipo grande de la capital significa para la afición. En los momentos en los que el orgullo es lo que hace recuperar el resuello y tirarse de cabeza al ruck, los jugadores carecen de referencia. Su idea de la rivalidad es la foto de un presidente productor sonriendo mientras sostiene la camiseta que en teoría deberían odiar, con lo que no es fácil motivarse. No hay en el Atleti actual nadie que pegue voces en esas situaciones, que consiga a gritos que no se pierda un metro, que ruja para empujar a los compañeros hacia el área contraria y para helarle la sangre a los depilados rivales. No hay referencias en esos momentos, no hay intensidad ni rabia ni motivación extra, y uno no puede culpar a los jugadores, recién llegados en su mayoría o demasiado joven en el caso de los canteranos, de no saber plasmar en el campo lo que se sabe en los bares.

Sí hay, al contrario, una cierta fatalidad. El Atleti pudo llevarse más goles durante el partido, pero De Gea y los centrales sacaron algunos balones que podrían haber sido gol. El dos uno era un resultado esperanzador y remontable, pero la fatalidad estaba ahí. En el último minuto un despeje torpe de Filipe Luis Filipe dio en Domínguez quien, tras una caída cómica, dejó de rebote el balón en bandeja para que cayera el tercer gol. Tres uno en el minuto noventa de rebote, la historia se repite con demasiada frecuencia y demasiada crueldad cuando el rival es cierto equipo.

Para pasar, el Atleti está obligado a ganar dos cero en casa. Este resultado, asequible para un equipo con autoestima y ante su afición detrás, se antoja complicadísimo. No lo habría parecido en un pasado muy reciente, pero ahora mismo parece un abismo insalvable. Se antoja tan difícil un dos cero como un uno cero, dado que parece altamente probable que el rival marque algún gol si el Atleti continúa haciendo un juego tan blandito, tan de sobrino pequeño. Para ganar éste y más partidos el Atleti necesita nervio, ese nervio tan suyo que perdió hace años, ese nervio tan nuestro que no nos dejaba dormir ni comer ni casi hablar y que ahora se conforma con ver de vez en cuando el partido por encima de las gafas, mientras sostiene un bol de sopa y un mando a distancia. Qué cosas.

68 comentarios:

Carlos Fuentes dijo...

errataaaa

jesuskun dijo...

El que lucha contra nosotros nos refuerza los nervios y perfecciona nuestra habilidad,dijo un tal Edmund Burke, un señor irlandés muy serio y liberal, partidario de la Revolución Francesa.
Pero anoche, tras el minuto cinco, sólo luchó un contendiente, mientras el otro, pusilánime y acomplejado, encajaba un golpe tras otro y ni siquiera se resintieron sus nervios porque se los había dejado en casa junto a ese plato de sopa de fideos que usted cita.
Aquí se neceita algo más que una simple revolución como la francesa, ni la madre de todas las revoluciones nos saca de este estado de resignación que el presidente productor nos quiere adjudicar.
Recuerdo como culminaba usted su anterior crónica Don Dueño, lo recuerdo muy bien, y creo que puede y debe aplicarse una vez más.
Veremos...

Vicente dijo...

Ese nervio D Carlos, que ha hecho a mi hijo de 6 años despertarse antes de lo normal esta mañana y preguntarme el resultado. Se ha puesto a llorar como una magdalena y comentar que se iban a chulear de él.
Pero muy poco podemos esperar de los derbis de aquí a unos años, es triste pero así es.

Jesús dijo...

¡Grande, Maestro! Que pena de equipo, que pena de entrenador y que pena de Presidente. Hace un momento le he visto repetir varias veces en directo por la tele "cedeses". ¿Dónde están todos esos cedeses que se venden?
Eso también me pregunto yo. ¿Dónde?

jesuskun dijo...

no se dice cedeses ?

qué curioso Don Vicente, los atletistas tenemos hijos que nos hacen las mismas preguntas nada más despertarse...aunque nunca nos pregunten por qué somos del Atleti.
Al menos ellos duermen felices, por ahora.

Gonzalo dijo...

Cierto es que la sensación de marcar primero en el estadio del equipo de Parmalat y celebrarlo con abrazos entre los compañeros atléticos es algo por lo que merece la pena seguir ilusionándose cada año.

Lo peor de todo es que cuando les consigamos ganar, no dejará de ser una anécdota, como pudieron ganarle el Alcorcón o el Getafe. Ni siquiera podremos sacar pecho o verlo como algo normal. Intuyo a más de uno yendo a Neptuno con cierto pseudoperiodista que aporreaba el acordeón.

Señores, me ha emocionado lo que comentan de sus hijos. Hacen ustedes un grandísimo ejercicio de responsabilidad con la causa atlética consiguiendo que unas criaturas que no han visto aún a su equipo ganarle al de Jimmy Jiménez Arnau, entiendan que es un motivo para llorar. Ello quiere decir que hay esperanza, al menos para esos niños que tendrán la suerte de no sufrir a Cherry y al otro (espero y deseo).

Buenas noches.

Fran Omega dijo...

Pues el mío me llamó ayer por teléfono, mientras andaba yo a caballo entre el shock provocado por ese cómico gol del final, la profunda impresión que me causaron unos guantes inenarrables, únicos, las conversaciones con los queridos amigos (joé, anda que ... manda huevos ...) y las prisas ansiosas propias, de quien tuvo poco menos que saltar a caballito, por encima de las atléticas y atléticos que llenábamos bar legendario, para fumar ese cigarro que cierta ministra, enemiga a partes iguales del tabaco y del champú, nos ha negado a los más indecentes y viciosos de entre nosotros.

Me llamó mi hijo, digo, para hablarme de un Calderón convertido en caldera, de unos jugadores que volarán, y de una noche mágica que viviremos.

Se me ha ido la mano con la educación, pienso, qué mala suerte tiene este chaval, con un padre tan tarado e ilusorio ... pero hace un año me hablaba de títulos, y yo le daba palmaditas cariñosas, ojalá, ojalá, mientras pensaba "joé, pobre chaval, lo que le he hecho". Y sin embargo ...

Gracias, Yzaguirre, una vez más. ¡Al lío!.

Fran Omega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vicente dijo...

Creo, si ud. me lo permite D. Carlos, que no deberíamos seguir lamentándonos mucho sobre lo que debería ser y, por muchas y variadas razones, no es.
Creo que deberíamos tener un plan, el mío pasaría por este, para el partido del lunes, puesto que como dijo D Paul, efectivamente estamos en inferioridad física por disponer de un día menos de descanso. No deja de sorprenderme, pero lo estamos.
Joel
Valera, Pulido, Godin, A. López
A. Perea, Raul Gª, Koke, Mérida
D Costa, Borja
Y los demás miembros de la plantilla, aislados y concentrados planificando el partido. Creo que está sería la única forma de obligar al equipo de Pérez Rubalcaba y Aznar a dar el 120% en el partido del jueves.
No confío mucho en QSF y en que tenga planes alternativos para nada pero tras ver como ha estado Mou mareando la perdiz con Granero, para que sea Ozil el jugador decisivo del partido de ida, no puedo más que ver que todo es susceptible de planificación y de análisis y mientras unos están pendientes de rectificar declaraciones de días anteriores otros se levantan cada día con los deberes hechos y como ya he dicho anteriormente nos tienen más respeto que el equipo él mismo.
Y el equipo de Zanussi y Teka tiene un miedo reverencial al fracaso ese es su punto débil y el que tristemente, después de un 0-1 y el Bernabeu preparado para abroncar al amigo de Zidane, sólo somos capaces de mantener el resultado cinco minutos.

cristian vieri dijo...

En primer lugar querría agradecerle a Don Carlos que no sólo lea sino que incluso a veces tenga en cuenta las opiniones de los que aquí nos expresamos, algo que se puede apreciar en sus extraordinarias crónicas.
En segundo, me pregunto por qué el año pasado, en el 2-1 contra el Barcelona, se pudo apreciar todo lo que el profesor explica que debe hacerse frente a un rival superior con la pelota, es decir, presión empezando desde arriba, sobre todo de los medios y ocluir las líneas de pase interior juntando mucho los jugadores. Aquel partido Simao acabó extenuado, y hasta Reyes defendió como un león. Contra el equipo patrocinado por Otaysa, no sé porqué, nunca sucede nada de eso. ¿Es que a los jugadores se les ha dicho que nuestro rival máximo es otro? ¿Que nuestra Liga son Villarreal, Getafe y Sevilla? Qué se yo. El caso es que la añoranza de otros tiempos se está convirtiendo ya, al menos en mi caso, en una enfermedad de esas que le carcome a uno día a día, sin pausa ni respiro. Joder, si los centrales fueran Iglesias, Jayo u Ovejero y los medios Adelardo, Ruiz o incluso hasta el barbudo Robi, iban a hacer filigranas los del equipo Parmalat, ¡seguramente! En fin, será aquello de perder con honra...

Conil dijo...

Absolutamente de acuerdo con su crónica. El partido solo tuvo malas noticias hasta la desesperación. En estos partidos, para el Madrid sigue siendo un derby y para el atleti el partidillo de los jueves.
Que jugara Juanfran no me parece mal; cuando algo no funciona, cámbialo. Total, empeorar lo de Alicante era difícil.
Mi hija me preguntó lo mismo a la mañana siguiente. Misma respuesta. Misma reacción.

Jose Ramón dijo...

Gran crónica.
Buenísimas las seis últimas lineas.
Sigo pensando que remontamos.

ISMAEL dijo...

Yo siento decirles que me he quedado sin ningún tipo de nervios.
Ni ví el partido del lunes, ni el del jueves (ni veré el del lunes próximo).
Y no lo digo con chulería, sino con dolor: han conseguido agotarme del todo, dejarme indiferente.
Nada de lo ocurrido en el estercolero del rivál, me sorprendió lo más mínimo.
Lo siento, pero el resentimiento que albergo hacía el incalificable entrenador que sufrimos, me tiene bloqueado de ira.
Pura desilusión.
... (se me olvidaba).

Dr. Caligari dijo...

Ya se pueden ver los resultados de las palabras de don Ismael: Agüero, dos semanas de baja.

ISMAEL dijo...

Ya tiene QQ la justificación oportuna. Bah!

Jesús dijo...

Que desgracia más grande...

Fran Omega dijo...

Desde luego, sería cómico, si no fuese tan triste.

La palabra "homérico", que pronuncio siempre al modo Fitzgerald, ya me parece escasa, para lo que tiene que hacer (lo que queda de) el equipo el jueves.

Vicente dijo...

¿Se ha solucionado lo del transfer de Elias? O lo han enviado por mar para ahorrar?.

jesuskun dijo...

Ya podría haber jugado en el Cuerna Don Vicente, pues estaba el transfer.

Lo del Kun aniquila todo tipo de ilusiones de ganar los partidos que falte. Pésima noticia, òptima para alimentar la resignación del presidente productor.

Juanma dijo...

Pues sin Kun se acabó; no es que antes hubiera muchas esperanzas... Qué largo desierto de aquí a mayo.

Dr. Caligari dijo...

Lo nuestro es "homérico" de Homer Simpson.

Carlos Fuentes dijo...

En el AS dan como noticia que Godín no se irá este invierno. Es noticia, al parecer, que el fichaje estrella de hace unos meses no se va por ahora, qué cosas.

Al parecer el Chelsea ofrece el doble de lo que se pagó por él. Es curioso este dato, porque Godín sólo es del Atleti al 50%, siendo la otra mitad del Villarreal, por lo que si se vende se ingresaría lo mismo que se pagó, sin ganancia alguna.

¿Para qué se compra un jugador al 50%? Más aún, ¿para qué se vende el 50% de un futbolista? La única explicación razonable es que juegue un poco, se revalorice y se venda rápidamente, para que cobre el vendedor y el comprador. No tiene sentido vender el 50% de un jugador a un equipo rival, que en teoría se va a jugar la Champions con el nuevo equipo del jugador, si no es para hacer negocio por otor lado.

Últimamente QSF ha decidido que Godín es malo y no le llama. No juega, lo que es malo para el negocio descrito, pero bueno para evitar que la gente se mosquée si se va. Si a esto se le añade que el Atleti ha comprado otro central, Miranda, la sensación que le queda a uno es que Godín se va a quedar poco tiempo por aquí. Conociendo cómo se hacen las cosas aquí, no nos extraña.

Jesús dijo...

¿Y qué opinará Pulido de todo eso?

Gonzalo dijo...

¿Y por qué tenemos que aguantar que el mismo diario siempre que hay partido contra nosotros, salga diciendo que el Kun se va a ir a jugar al equipo de Esperanza Aguirre? ¿No hay nadie del cluzz para dejarle las cosas claras a esa gentuza que tanto daño hace? ¿No queda ni un ápice de dignidad, ya no digo de sapiencia?

Don Jesús, Pulido opinará lo mismo que Keko, o que Cedric, los cuales se marcharon en verano a otros equipos cuando el equipo ya sabía que Simao tenía fecha de caducidad, o que Reyes es susceptible de perderse partidos por sanciones estúpidas o lesiones. Con la gente de la cantera no hay comisiones y no renta tenerles.

Fran Omega dijo...

Tiene usted razón sin duda, Dottore ... Aunque creo que Homer Simpson nos tiene que perdonar.

Si fuese cierta la oferta del Chelsea; supongo que Roig estaría ya en Madrid obligando a firmar al mejor dirigente del mundo mundial, ¿no?.

Es decir, que la claridad del mensaje de Don Dueño es total, y parece lógico vender, al alza, a un jugador con quien tu técnico (ese hombre, ese ejemplar conductor de grupos) no cuenta.

Todo es estupendísimo. Desde el mn. 80 del partido del jueves, nos llueven las magníficas noticias. Estoy emocionado.

Jesús dijo...

Hay que trasmitir sensaciones en positivo para ver de gestionar el grupo. Este grupo, a veces, te da estas sorpresas y gana dos títulos cada veinte años.

Paquito dijo...

13 De Gea
27 Joel

_2 Valera
_3 A López
_5 Tiago
_7 Forlán
_8 Raúl García
_9 Elias
11 Mérida
12 Assunção
14 Filipe
15 Godín
17 Ujfaluši
18 Domínguez
19 Reyes
20 Juanfran
21 Perea
22 D Costa
32 Koke

Jesús dijo...

El otro Perea y Borja Bastón no van a ir convocados ni aunque se lesione el propio QSF, ¿no?

jesuskun dijo...

Siento decirle Don Dueño que se equivoca con QSF...no es que piense ahora que Godin es malo, es que cree que si solo tenemos el 50% del jugador, sólo puede emplearle en el 50% de los partidos.Lógico, no?

Espero que de esa convocatoria con sólo dos delanteros, no se caiga uno de ellos, porque sobra un jugador que ha de ser descartado.

Jose Ramón dijo...

Buen partido de Fernando Torres.

jesuskun dijo...

El bucanero Cerezo hablando en contra de su gremio...pero robar a un ladrón no tenía "azausanyiars" de perdón ???

http://www.nacionred.com/legislacion-pi/enrique-cerezo-presidente-de-egeda-y-ex-socio-de-jesus-gil-espana-es-uno-de-los-paises-mas-piratas

Jose Ramón dijo...

Ryan Giggs 600 partidos de liga con el Manchester United.
Jugadorazo.

Jesús dijo...

QSF: "El del Mallorca es un partido fundamental, porque, entre otras cosas, nos tiene que dar para recaudar todo tipo de emociones positivas que nos lleven a ese otro partido del jueves, que es el segundo en importancia a día de hoy. Queremos revertir los resultados sobre todo, tener buenas sensaciones y hacer un buen partido para seguir manteniendo la persecución de nuestro objetivo Champions. Y queremos hacer un buen partido para los aficionados, porque sé que en los dos últimos partidos han tenido malas sensaciones, esperaban más de nosotros y queremos darles los suficientes motivos para que piensen que, el siguiente partido del jueves, el equipo necesitará nuevamente su apoyo".

Dr. Caligari dijo...

Sensacional!

Blutarsky dijo...

Como entrenador vuestro que soy os debo una explicacion y esta explicacion que os debo, os la voy a dar. Que como entrenador vuestro que soy...

Dr. Caligari dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dr. Caligari dijo...

(Jijijijijiji)

ISMAEL dijo...

Doctor, he sabido que Quique es de esa escoria de Frente Popular de Judea...grrrr

Dr. Caligari dijo...

Uy, ahora los Python!

Frente De Juradea?

Fran Omega dijo...

QSF, mismamente:

http://www.youtube.com/watch?v=Uik3F5G5hpA&feature=related

Paul Marble dijo...

Mal partido el de anoche. Si no es uno, es otro: ayer Antonio López estuvo a un nivel ínfimo. Elías estuvo .... Vamos a darle tiempo, pero me da que tampoco. Bien Mérida, Tiago y Reyes. Fenómenal De Geas.
Lo del brazalete de capitán del Atlético fue anoche, una vez más, esperpéntico:
-Comienza como capitán Antonio López. Correcto.
-Cuando es expulsado, el brazalete pasa a Forlán (todos sabemos su compromiso con los colores).
-Cuando es sustituido el uruguayo, se lo pone Valera (¡¡¡!!!).

Dr. Caligari dijo...

Mi incurable optimismo me hizo suponer que Elías pudiera ser el Nuevo Cléber...

Jose Ramón dijo...

Solamente hay cinco equipos que llevan más goles a favor que en contra.

Vicente dijo...

¿Reyes ayer bien?, por favor fue lamentable en actitud, compromiso y juego. ¡Es más creo que hay un problema muy serio entre él y Forlan! y desde luego bastante más compromiso pone el uruguayo que el utrerano.
Este último, por cierto, podría aprender de Juanfran a provocar expulsiones en los equipos contrarios en vez de autoexpulsarse.

Fran Omega dijo...

Carezco de objetividad para todo (Dios me libre, que las pasiones son las pasiones) y, como le tengo manía al que detenta el 19 de Kiko, soy incapaz de reconocerle mérito alguno ...

... Dicho lo cual, no creo que jamás haya corrido tanto como ayer, ni haya tocado tanto balón, ni se haya movido por tantas zonas del campo. Si existen los "reyistas", cosa que me parece francamente inconcebible, ayer supongo que tuvieron un día decentito.

Ayer le ganamos, con una tranquilidad muy superior a la habitual, a un equipo que estaba empatado a puntos con nosotros.

Y le doy mi más sincera enhorabuena a Don Diego Forlán porque, ayer, ausente el Ilmo. Sr. Don Kun, el chaval Fran Mérida, le metió un pase genial, de los que recibe poquitos. Últimamente, menos.

Paul Marble dijo...

Una cosa es que Reyes no debiera haberse enfundado jamás la Sagrada y otra no recononocer su actitud y, en ocasiones, su juego. En los últimos tiempos está siendo el más regular en todo.

Jesús dijo...

Del partido de anoche yo destacaría el penalty no señalado por mano de Valera. Un prodigio de técnica, la de Juan, para lanzarse en plancha así para rebañarla con la mano. Increíble.
(Buenos días)

Fran Omega dijo...

En pudiendo, Don Paul, está muy bien reconocer, por igual,los méritos de todos. Claro que sí.

ISMAEL dijo...

¿incluido a Valera?
Lo digo por mencionar un patito feo...

Paul Marble dijo...

Valera ayer metió un gol. Esto es información.
Valera ayer estuvo mal. Esto es opinión.
Valera es el jugador favorito de don Ismael. Esto es debate.

jesuskun dijo...

Reyes ayer bregó bastante pero estuvo más fallón que de costumbre. En el segundo tiempo, además, se estorbaba con Franjuan, que también batalló lo suyo.

Al profeta hay que darle minutos para que coja ritmo suficiente, porque me da que los entrenamientos del Atleti no suelen ser de mucha intensidad física. No se le puede juzgar por el publireportaje de anoche.

Tiago, aunque sea andando, se nota. Pero mejor acompañado de dos medios.

Y Valera para mí fue de los mejores, si no en aptitud, sí al menos en actitud.

Jose Ramón dijo...

Llamarse Valera en lugar de Varela denota (y propicia) confusión.
Y hace a Valera más confuso de lo que en realidad es.
(y eso que ya de por sí lo es mucho)

ISMAEL dijo...

Yo lo veo bastante claro: un malo que puede llegar a jugar bien (aunque tal vez un partido completo sea un imposible). Limitado, torpe y honrado. Como tantos otros que no tienen nivel para jugar en el equipo que nos gustaría que fuese el Atleti.
A veces lo defiendo, es cierto, pero lo hago por lo mucho que me molesta el reverso que veo en otros: los que son buenos y pueden jugar mal (y nunca se abstienen de hacer su monería costosa para el equipo), los otros...

Jesús dijo...

Cerezo tranquiliza a la afición: "Kun no se mueve. Florentino jamás me ha comentado nada sobre él. A Sergio se le baja la cláusula porque con ella o sin ella los jugadores juegan donde quieren y además era inalcanzable".
"Para tener que negociar se va a tener que negociar sobre esa base. Dicho esto no creo que haya que negociar nada. Agüero va a estar con nosotros mucho tiempo".
¡¡¿Dónde están los cedeses?!!

Vicente dijo...

Es que estamos en el centro del debate, hoy la pregunta en una radio deportiva, que ya no merece la pena oir era: ¿qué 9 tiene que tener el equipo de Jose Plaza la temporada que viene?:
F. Llorente.
Kun.
F. Torres.

Jesús dijo...

http://www.elmundo.es/blogs/deportes/blogiblanco/2011/01/18/schuster-ficha-a-mejias.html

cristian vieri dijo...

Pues yo que soy un poco más reyista que la mayoría, ayer le vi chupón, sobre todo en dos contras claras en la segunda parte, en una de las cuales Forlán terminó abroncándole (lo que no es noticia). En cuanto al pobre Valera, siempre digo que la culpa es de quien le fichó, no suya. Ayer marcó un buen gol, no hizo ningún penalty y muchas de sus internadas no fueron ¿entendidas? por sus compañeros, sobre todo por el chupón Reyes. Lo único que llevó el jolgorio y las carcajadas a la grada fue un balón que le dio en el talón y propició su caída y un peligroso contraataque de los baleares. No es mucho. (Lo que sí es noticia).
De Gea, portentoso. No tanto por parar un penalty, sino por la seguridad con que detuvo varios disparos, sobre todo uno que le botó justo delante y que paró como si tal cosa. Para mí, el mejor ayer.

Vicente dijo...

¡Se me ha adelantado D. Jesus!.

La verdad es que he tenido que leer dos veces la noticia que reseña para interiorizarla. ¡Qué bárbaro!

Manchego Curado dijo...

De Reyes me hace Vd el favor de preguntar a su 99%, D.Paul. Letra y música. Y si Vd ya perdona lo que jamás se ha perdonado aquí, allá Vd. (jijiji) Dicho lo cual y a pesar de la risa, jamás.

Vicente dijo...

Dña. Manchego perdone por preguntarle algo intimo y personal...

Ayer le darían ganas de aplaudir, por lo menos un poco, a Juanfran ¿no?.

ISMAEL dijo...

Uy!

Dr. Caligari dijo...

Re-Uy!

A Aznavour siempre se le tiene que aplaudir, aunque esté, inexplicablemente vestido de corto, sobre un césped, y sin cantar.

Jesús dijo...

Ese pelo es, simplemente, deplorable...

Dr. Caligari dijo...

Esto siempre, DonJe.

Fran Omega dijo...

Pues hay una foto del otro día (http://www.daylife.com/photo/0bGLangg9ycZ4?q=Atletico+Madrid) en la que parece que está a punto de arrancarse con el She, en momento allegro ma non troppo, tras el solo de orquesta (http://www.youtube.com/watch?v=d_pXZ-hDVxw&feature=related).

Carlos Fuentes dijo...

ya estamos con el capilarismo

Carlos Fuentes dijo...

cambio de folio, oigan