viernes, 11 de mayo de 2012

Días que nunca olvidaremos


Hay días que nunca olvidaremos, por lo bueno y por lo malo. Hay gente a la que le ha tocado vivir días horribles con los que nos gusta más pasar los días buenos, aunque sean días de alegrías pequeñas y sin trascendencia cuando se comparan con otras cosas. Nos alegra especialmente haber contribuido un poquito al alivio pasajero, aunque fuera sólo durante unas horas y a pesar de necesitar ser tranquilizados en vez de tranquilizar. Nos maravilla y nos hace poner sonrisa de medio lado pensar que el Atleti, ese ente inclasificable que no es mineral, vegetal ni animal sino casi divino, se sume a la causa de hacer más llevaderos aniversarios dolorosos como si fuera uno más del grupo, sobreponiéndose a malas gestiones y intereses bastardos para dar una alegría a uno de los suyos tirando de camiseta y orgullo, lo único que le queda al club expoliado. Porque el Atleti, que no es sólo un club de fútbol sino un montón de gente distinta que aparece cuando hace falta, que no es un equipo sino una forma de entender lo bueno y lo malo, que es una excusa estupenda para recordarnos de vez en cuando quiénes somos y dónde estamos, al final aparece cuando debe, tiene estas cosas que le hacen a uno levantar las cejas, hacerse preguntas y ladear la cabeza entre asombrados y cómplices, admirados ante el prodigio, agradecidos por la suerte de estar dentro de este bicho asombroso e inclasificable que llamamos Club Atlético de Madrid cuando en realidad nos queremos referir a su afición y sus jugadores, así, de rojiblanco, sin contratos ni despachos .



La calle


Para empezar, una afirmación sin matices: Bucarest, o al menos el centro de Bucarest, lo que hemos conocido, es un sitio estupendo. En Bucarest lo hemos pasado de maravilla, nos han tratado estupendamente, nos hemos muerto de risa y de felicidad y encima volvemos campeones. Ni jaurías de perros agresivos ni callejones oscuros y amenazadores; más bien miles de bares, cuidadísimas iglesias ortodoxas y edificios preciosos que lo serán aún más cuando se les pase una bayetita. Bucarest tiene un centro peatonal lleno de terrazas y de gente tomando cervezas, ambiente de pueblo latino y vida nocturna de ciudad universitaria, lo perfecto para una final europea aunque pille lejos, a trasmano y no sea Budapest, donde también ha ido alguno. La verdad es que el centro peatonal es casi todo lo que uno conoce de Bucarest, pero el recuerdo que guarda es estupendo.


Ocupando el centro (casi en sentido literal), la afición del Athletic de Bilbao. Si eran mayoría el martes por la tarde y noche, el miércoles eran mayoría aplastante. La afición del Atleti pareció llegar algo más tarde y concentrarse cerca de la Fan Zone que la organización había previsto para los nuestros mientras que los llegados de Bilbao y de muchos otros sitios se quedaron en la zona más céntrica. Excelente elección, por cierto. Uno, poco dado a ir donde le dicen y como saben interesado en ver aficiones de equipos rivales desde dentro, se quedó los dos días en cierta zona de Bucarest mucho más parecida a la calle Pozas que a Transilvania. Incluso el restaurante que todo el mundo buscaba, el más antiguo de Bucarest, el Cara´cu Bere, fue tomado por la afición del Athletic y era casi imposible encontrar algún aficionado del Atleti. ¿Imposible? ¡No! En medio de la marea bilbaína ondeaba el estandarte de la Peña Scotland, resistiendo orgulloso en medio de la afición rival como los pictos a los romanos al otro lado del Muro de Adriano, atrincherados en el piso de arriba, luciendo Cruz de San Andrés. "Si queréis nuestras cervezas, venid a por ellas", parecían decir. "Aquí abajo hay bastantes, si quieren Vds unas aceitunas ya nos dicen, pues", parecía responder la afición rival. Aquello fue una oda a la competición cervezera, una batalla histórica, oiga, la Batalla del Cara'cu Bere, que en el futuro glosarán bertsolaris, gaiteros y hosteleros rumanos nostálgicos de los buenos tiempos en los que los barriles de cien litros se agotaban en diez minutos.


La afición del Athletic, que como la del Atleti mueve muchísimas familias, abuelas, niños, lesionados, lactantes y sumillers, es una afición perfecta para encontrarse en una final y en un espacio reducido. Simpática, salada, amistosa y buena guía gastronómica (con especial mención en todos los campos a los aficionados de cincuenta para arriba, más contentos y graciosos aún que el resto), la afición del Athletic es altamente recomendable para estas ocasiones; si el Athletic y el Atleti organizaran un partido anual para celebrar la relación matriz-filial en, es un poner, Logroño, sería un evento fijo en el calendario de los aficionados al vino tinto y la polifonía. Uno tiene la impresión de que había cierta desconfianza hacia la afición rival por parte de ambos bandos, a ver de qué van estos, a ver si no hay problemas, esperemos que no haya provocaciones ni que meta la pata nadie. No ocurrió nada de eso, y cuando hubo un conato mínimo, un cántico poco amistoso (sin siquiera llegar a lo levemente insultante), ni fue seguido por la mayoría ni pasó a más. Lo que sí hemos compartido con la afición del Athletic de Bilbao han sido brindis, conversaciones, historias sobre nuestros equipos y su origen común, recomendaciones sobre bares y vinos y un montón de anécdotas y chistes. Un placer, una maravilla, lo que debería ser siempre.



Pero no sólo nosotros debemos estar agradecidos a la afición del Athletic, también la villa de Bucarest les debe mucho, y no sólo a ellos, también a los nuestros. El caso es de una trascendencia importante y de él se beneficiarán muchos turistas y locales en el futuro hasta convertir Bucarest en una meca a la que peregrinar, y si no, al tiempo. Y es que el martes, con los primeros aficionados llegando a los bares, tomarse un gin tonic en Bucarest era un poema. Vasos pequeños, poco hielo, un limón grandísimo, tónica caliente.


- Pero bueno, oiga, esto qué es,

- Un gin-tonic

- ¿Un gin-tonic, dice Vd? Anda ya, que venga el encargado.

- No está el encargado

- Pues entonces que venga el Alcalde

- Ahora no puede, le están regañando en otra mesa esos señores de Bilbao.


El martes, cada gin tonic que venía a la mesa se recibía con cejas arqueadas y una catarata de instrucciones: mal, mal, oiga, maaaal, el vaso más graaaande, el limón mas chiquitiiiito, más hieeeeeelo, menos tóóónica, así, así, ¿ve Vd? Muy bien, traiga otros siete. Pero un día más tarde, sólo un día, la machacona insistencia de ambas aficiones hizo mella en el hábil sector hostelero rumano y las cosas eran muy diferentes, Bucarest era un sitio renacido, un valle próspero, el testigo de una nueva era.


- A ver, oiga, tres gin-tonics cuando Vd pueda

- ¿En vaso grande, con mucho hielo, poca tónica y limón el justo?

- Si es así, traiga seis, oiga.





La grada



Una vez cerca del campo, y por primera vez rodeado de los suyos, uno siente cierto alivio. No es por haber estado en zona rival, sino porque según va subiendo la presión y los nervios, según se acerca el inicio, uno tiende a refugiarse en los suyos, en los que sufrirán como uno cuando empiece el baile, en los que, como uno, saben que el Atleti es capaz de hacer maravillas y de echar todo por la borda con idéntica facilidad. La entrada al campo tiene esa mezcla de saber que por fin ya estamos todos juntos y, a la vez, que ya llega el momento de pasarlo mal a ratos; Vds ya saben de lo que les hablo, oigan.



Y la afición del Atleti, aquella que tanto criticamos cuando insulta al visitante, cuando dice lo que no debe o no protesta lo suficiente, la que nos gustaría que fuera aún mejor y más ejemplar, en la grada no tiene rival. No hay forma de callar un fondo del Atleti, no hay minuto del partido en el que no se esté cantando y saltando, algo muy gordo tiene que pasar para que la grada enmudezca cinco segundos. Durante noventa minutos, con la única tregua del descanso, el fondo del Atleti fue un clamor constante, una sucesión de cánticos uno tras otro, a veces solapados, a veces a compás, a veces no. Los cánticos nacen de arriba y a la izquierda, de abajo, de un lado, de otro. A veces los lanza un aguerrido funcionario palentino que tardó 40 horas en llegar a Bucarest, otras veces un seminarista escapado por unas horas con la complicidad del profesor de Teología Sistemática, otras, una señora peinada de peluquería y con pendientes de perlas que, con los papeles perdidos, grita en honor a Arda Turán a pesar de quejarse siempre del ruido que produce el kebab de su portal, con el que a partir de ahora será mucho más comprensiva. La grada actúa como un único ser, al unísono en el caos, coordinada sin que nadie se ocupe de la coordinación, todos a una aunque nunca se hayan visto. Y lo hace todo el rato, todo el tiempo, se sufra o no, se gane o no, se pierda o no. Si uno quiere ver el partido calladito y sentado, si uno quiere charlar con el vecino de negocios o diseccionar tácticas con concentración y análisis, la grada del Atleti en día grande no es su lugar en el mundo. Gracias a Dios, así son las cosas.



La afición del Athletic, bullanguera y alegre todo el día, encajó mal el primer gol de Falcao y pareció más silenciosa y tímida de lo esperado. Tampoco ayudaba la acústica del estadio, que multiplica el sonido cercano y casi ensordece el que viene del fondo opuesto, pero la sensación fue luego confirmada. Quizás demasiado confiada en un triunfo sobre el Atleti, el gol cayó como un jarro de agua fría y los fantasmas de la derrota en vísperas de otra final contra un equipo dificilísimo parecieron pesar mucho. Tras el segundo de Falcao, poco a poco el fondo del Athletic se fue quedando en silencio y sólo durante unos minutos del segundo tiempo apretó un poco San Mamés. Para cualquier aficionado a un equipo, es imposible no sentir un escalofrío al ver las caras de la afición durante el partido, así como las imágenes de los congregados en el San Mamés de verdad. Por ellos, para desearles suerte en la final de Copa del Rey, irá nuestro próximo brindis. Queden en todo caso tranquilos los del Athletic; acaba de nacer en Madrid Manu, un leoncito con 50% de sangre bética que promete tardes de gloria por la banda izquierda. Al tiempo.



El Partido



El aficionado esperaba una final reñida y llegó el Atleti, que tiene estas cosas, y jugó un partidazo. En poco tiempo se puso por delante gracias a un gol estratosférico de Falcao y, lejos de hacer estas cosas tan suyas y tirar el partido por la borda, jugó de manera inteligente y contundente. Tres cero acabó el partido, y si Falcao mete otro u otros dos tampoco habría que haberse asombrado; qué cosas tiene este equipo nuestro.



Si Falcao fue el protagonista absoluto, como se encargan de repetir los diarios de medio mundo, es de justicia decir que el protagonista total fue el equipo. Nadie jugó mal, alguno jugó su mejor partido en el Atleti, todos pelearon, nadie se escondió. Courtois estuvo firme y seguro e hizo dos intervenciones clave, Juanfran anduvo cómodo y casi siempre superior a su par y Filipe Luis Filipe, Froilán para los amigos, hizo un muy buen partido con el que se empezó a quitar motes y prejuicios. Filipe Luis, hoy por fin sí, ha acabado la temporada fuerte e involucrado, mucho mejor que en partidos pasados y eso que no ha contado con ningún partido de reposo ni suplente de garantías. Filipe Luis, al que tantas veces hemos hecho rabiar, hizo un gran partido o incluso, siendo él, un partido gran partido. Aquí queda escrito, como es de justicia, y esperemos que sea el inicio de una progresión geométrica.



Partido enorme hicieron ambos centrales, Miranda y Godín. Llorente, la gran amenaza mediática que curiosamente no generaba tanta confianza en los aficionados del Athletic con los que hablamos del tema, se quedó en blanco gracias en parte al enorme partido de ambos defensas y gracias también al planteamiento del Cholo. Ni un balón lateral recibió Llorente, anulando así su gran y casi único recurso, y todo gracias a la labor del centro del campo y los laterales, que crearon un embudo difícil de superar para el rival; cuando el balón llegaba a Llorente, normalmente desde el centro, los centrales del Atleti estuvieron contundentes y sin fallos, concentrados, enormes. Simeone ató a los finos centrocampistas rivales y dejó más libertad de movimientos para Muniaín, que corría en horizontal con ese ritmo acelerado tan suyo sin que nadie le saliera al paso con facilidad; sólo cuando estaba apurado, aparecían tres centrocampistas del Atleti para robar y salir. Para esta tarea inteligente contó el Cholo con Gabi, jugador que claramente tiene carácter suficiente para tapar sus carencias en este tipo de ocasiones, dominador de espacios, tácticamente impagable y encargado de meter al resto del equipo en el partido cuando no se tenía el balón suficiente tiempo; en un par de ocasiones lanzó carreras suicidas destinadas únicamente a recuperar balones incluso para echarlas fuera, sólo para mandar el mensaje de que con el Cholo en el banquillo y él en el campo, no se relaja ni el acomodador.



Párrafo aparte esta vez para Mario Suárez. De Mario dudaban muchos, sobre todo el que suscribe. Uno no se fiaba de su frialdad, de su blandura, de su carácter para un partido así, de sus últimos partidos. Mario salió confiado y concentrado, hizo un partido extraordinario y, quizás para no quedar como un bobo tras ese tweet tan poco afortunado de hace unos días, calló la boca a muchos, sobre todo al que suscribe, que nos tragamos nuestras palabras con una felicidad extrema y rojiblanca. Mario fue clave en la recuperación y condujo el balón con calidad en varias ocasiones, no perdió el sitio y mantuvo a raya a los rivales que se acercaban a su parcela. Mario fue la sorpresa de la final y una alegría enorme para los que más manía le tenemos, hoy calladitos y la mar de monos, oiga.



En la parte de arriba, Arda jugó cuando quiso, que para eso es Arda, e hizo la jugada que acabó con el segundo gol de Falcao, un golazo tirando rivales al suelo por el camino. Adrián estuvo más apagado que otras veces pero, aún así, produce en los rivales una valiosísima sensación de pánico que ayuda a empujar hacia su área al equipo contrario. Diego, algo despegado del juego y de sus tareas defensivas el primer tiempo, se agigantó el segundo tiempo y mantuvo el balón, condujo contraataques y terminó marcando un golazo que trajo la tranquilidad a todos los que en esos momentos, desafiando a la lógica pero fieles a la personalidad del Atleti, aún pensábamos que aquello se podía perder. Diego se adornó en demasía un poco más tarde con un alarde innecesario y Simeone le cambió para que se llevara la ovación del respetable y el grito de "Diego, quédate"; nadie en el club hace tanto como Simeone para contar con un equipo competente el año que viene, qué cosas.



Y por último, aunque poco, Falcao. Falcao hizo un partido de jugador enorme, marcando dos golazos y casi un tercero. Inteligente, hizo astillas el frágil parapeto que supone Amorebieta, toda una ventaja para los rivales y una maldición para la Vino Tinto. Mantuvo con los centrales del Athletic un duelo de los de recordar, sin quejarse nunca, sin desfallecer nunca, sin dar nunca un balón por perdido a pesar de haber marcado dos veces. Una vez más, Falcao fue un fenómeno y no sólo por sus goles sino, sobre todo, por su entrega y compromiso. Gracias.



Un dato sobre el Athletic. Desarbolado por el Atleti, que fue mejor, lo intentó en varias ocasiones y quedó claro que la bola no entraría. En el fútbol pasan estas cosas, hay días que sí y días que no, y para el Athletic ese día fue no. Los goles de Falcao y el entramado del Cholo, junto con la constatación de que suerte no tenían, hizo entrar al equipo en fase de depresión; aún así, ni una patada, ni una simulación, ni una trampa. Esto, que parece una tontería, es muy inusual, muy honorable y muy importante.


También Simeone, que en el banquillo no muestra las formas broncas que en el campo tenía a veces, dispuso un precioso pasillo para el rival que, al acercarse a por su trofeo, recibió una ovación estruendosa desde el fondo del Atleti. Otro detalle muy valioso, para que tomen nota otros.


Neptuno


Mientras algunos volvíamos al centro de Bucarest a tomar champaña (que es como se llamaba antes el champagne) con algunos seguidores del Athletic, mucha gente bajó a Neptuno. Algunos comparan la emoción de vivir una final in situ con los pelos de punta que produce ver cómo, justo al final del partido, empiezan a salir de todos los rincones de Madrid camisetas y bufandas rojiblancas que se van uniendo, en ríos, con dirección a Neptuno. Los que no vivimos eso hace tiempo sentimos muchísima envidia de ese momento precioso y por eso nos irrita especialmente que no se pudiera vivir de nuevo. La plaza entera de Neptuno, nos cuentan, estaba acordonada, una medida sin precedentes, repleta de antidisturbios acorazados. El resultado es que la gente no pudo celebrar las cosas como antes, que familias enteras tuvieron que huir a la carrera para evitar que se aporreara a niños y ancianos y que los más inclinados a responder a provocaciones encontraran la excusa perfecta.



Conocida es la fobia del que suscribe a la policía blindada y malhumorada que acude a los estadios españoles, casi tan virulenta como la que padece hacia aquellos que van a este tipo de acontecimientos a provocar altercados y arruinar la fiesta al resto. Es curioso, no obstante, que en la mayoría de situaciones en las que uno ha vivido de cerca los problemas, la policía estaba especialmente agresiva; en Bucarest, sin ir más lejos, con diez mil aficionados por cada bando y una policía igualmente acorazada pero amable y cooperadora, no pasó absolutamente nada. Alguien debería pensar seriamente en esto.



Uno no entiende esta manía de la autoridad de obstaculizar las manifestaciones espontáneas de alegría y las celebraciones naturales. Uno, además, empieza a aborrecer estas celebraciones programadas con itinerario, speaker, pasarela, horario de imposición de bufanda, partitura y desfile de autoridades militares y eclesiásticas. Que el fútbol es cada vez más negocio y menos de la gente es obvio. Que en los estadios haya más ejecutivos y agentes que aficionados propiamente dichos es vergonzoso. Que ya hasta en la calle programen cuándo y dónde uno puede uno alegrarse so pena de recibir un porrazo en el cráneo, es ya lo último.



Los medios


Los medios, entusiastas en la exaltación del Athletic y sumisos a los intereses de la directiva del Atleti durante toda la fase previa al partido, aprovecharon el pitido final para especular sobre el futuro de los jugadores del Atleti. Con actitud más propia de la facción más odiosa de la afición del otro equipo grande de la capital, la prensa no dio ni un minuto de tregua. Ni un minuto dieron a los aficionados colchoneros para alegrarse, ni un sólo minuto sin hablar de despedidas, de fichajes por otros equipos, de ofertas millonarias procedentes de rivales odiados. Aquéllos que vieron el partido por la televisión que lo retransmitía en España han hablado de arcadas ante el tratamiento, y los que hemos podido ver las reacciones posteriores, no podemos más que denunciar el trato hacia los aficionados y la institución, ya que los encargados de hacerlo no dirán nada, como siempre.



Es una falta de respeto no permitir las celebraciones en la calle, es una falta de respeto convertir en noticia de primera plana lo que es un disgusto para la parroquia a los cinco minutos de un triunfo histórico. Los medios no respetan al aficionado y sólo mueven la colita esperando el trozo de información que manda la directiva, como un perrillo amaestrado, sin importarles si lo que dicen duele o no duele. Ríen las gracias y las meteduras de pata del presidente, alimentan los rumores más dolorosos sobre fichajes y tapan los agujeros negros de la gestión y los motivos para la vergüenza. Luego se quejan de la animadversión de la masa rojiblanca, luego se sorprenden y exigen el respeto que ellos nunca tienen hacia el aficionado de a pie.




Reflexión final, entrega de trofeos y exaltación de los valores rojiblancos (Ad Maiorem Choli Gloriam)



Contra viento y marea, centímetro a centímetro, el Atleti de Madrid, esto es, entrenador, jugadores y  grada, ha ganado un nuevo título europeo. A pesar de la gestión desastrosa, de las deudas, de los cambalaches, de los entrenadores títere, de la prensa sorda y muda, de la exaltación mística del rival y de nuestras propias carencias, esa camiseta con vida propia ha vuelto a convertir un collage de cedidos, nuevos, buenos y no tan buenos en un equipo campeón. Nos venderán lo que quieran, nos contarán milongas sobre presupuestos y fichajes, nos dirán que vendrá uno mejor o igual que otro, pero los que ahí estamos siempre sabemos bien lo que pasa, quién es en el fondo el motor de los éxitos y quién es el responsable de los fracasos, quién suma y quién resta en este club con directiva enana y grada gigante.



A pesar de los pesares, la camiseta de las rayas rojiblancas y el Cholo Simeone nos han devuelto a la gloria. Enorme es el mérito del Cholo, ese entrenador que vive el Atleti como nosotros, que se alegra como nosotros y sufre tanto o más que nosotros, el tipo duro que heredó una plantilla mal hecha y mal entrenada y la ha convertido en un equipo serio con un entrenador sensato y elegante. Pasará más adelante lo que tenga que pasar, veremos en qué se convierte el Atleti, pero, por ahora, gracias Simeone, gracias Atleti por hacernos tan felices a pesar de que te lo ponen tan complicado.


Nadie nos ayudó ni nadie nos ayudará. No era fácil, como no lo es nunca lo nuestro, pero es lo que elegimos, lo que somos y lo que nos gusta ser.


Ahí queda, para quien quiera oírlo, Aúpa Atleti.

86 comentarios:

qsP dijo...

IMPRESIONANTE
Gracias Cholo, Aúpa Atleti.

cristian vieri dijo...

Parece que tengo el honor de ser el primero en darle a usted las gracias por ponerme los ojos como los tenía el Cholo mientras observaba a sus chicos disfrutar por el césped tras la victoria; ligeramente llorosos, ligeramente enrojecidos, ligeramente brillantes, sin estridencias, pero disfrutando enormemente por ser del Aleti, uno de los nuestros. Para mi fue la imagen parlante de lo que todos nosotros sentimos por este escudo.
Por otra parte, y puesto que usted no pudo verlo por la tele, el momento cómico se produjo en ese señorial pasillo a los vizcaínos, cuando el Pelucas tuvo que ver cómo Bielsa se negó a estrechar la mano que ufanamente le tendía este insensato. Lo volvió a intentar con un jugador, y visto el fracaso absoluto, se dedicó a aplaudir y a salir en las fotos, algo en lo que es un maestro.
En cualquier caso, desde Asturias, desde Oviedo, donde salir a la calle con las rayas rojas y blancas es un riesgo por si te toman por sportingusita, sólo tengo una palabra: ORGULLO, de pertenecer a estos colores. Un abrazo a todos.

cristian vieri dijo...

(Pues no, el segundo. Tanto da).

Gonzalo dijo...

El Atleti es la vida misma con una camiseta de rayas, por eso es tan grande.

Yo vivo en una ciudad donde el Atleti (en realidad, nada que no sea el duopolio) parece existir y, ayer, tras llegar al aeropuerto, con más de 50 horas sin dormir y henchido de gozo, el conductor del autobús me mira, sonríe y espeta: "Joder, ya era hora, uno de los mios". Y no solo eso. De camino, por la ventanilla vi a un taxista, en la parada de taxis mientras departía con otros compañeros, con una bufanda del Atleti... DE LANA (estábamos a 32 grados).
Don Carlos, la sensación es indescriptible y yo me alegro de poder haberla disfrutado con todos los mios, y con los de la afición rival (me felicitaron en el avión de regreso), y también con los que, como ese taxista, están en lugares recónditos donde podríamos pensar que no existe nada más allá del pensamiento único.

Lo de Neptuno, según me cuentan amigos muy fiables, fue denigrante. Y los medios son muy golfos, sí, pero es que si un dirigente "nuestro" dice una semana antes que prefiere entrar en Champions a ganar el título, o la noche anterior a la final que será difícil mantener a Falcao, ¿qué queremos?

FORZA ATLETI!!!! y, para el 25, AUPA ATHLETIC!!!!

Cholo79 dijo...

Uno que ha estado leyendo su cronica, antaño uno compraba el marca y el as en estas ocasiones ahora espera su cronica, primero darle las gracias. Por partes, el q habla se encontraba a las 14.30 en la parte de arriba del citado restaurante con mis dos compadres compartiendo cervezas,fotos,historietas y aversiones compartidas hacia el equipo mas antipatico con camiseta lavada con ariel.....si alli estuvo uno disfrutando de una aficion ayer rival y siempre amiga y que invito al que esto escribe a ir al proximo partido que ambos juguemos en San Mames....las cosas como son, los hubo menos simpaticos y tb algo subiditos...en todo caso uno se emociona por haber vivido lo extraordinario cuando eso deberia de ser lo normal...Por el resto aplaudir con fuerza su cronicar y corroborar que a un fondo del Atleti no lo calla ni la madre que lo pario...y cuanto se disfruta.....y cuanto nos ha gustado Bucarest y que risa nos ha hecho pasar tal cantidad de cable en las calles....y las rumanas que mujeres tan guapas....y la ursus bebida por docenas y encontrarse con Tomas Reñones en un baño....MUY BIEN TOMAS....y con Manolo....y por estar con todos ustedes en un estadio IMPRESIONANTE....que somos cojonudos señores y que nadie nos lo va a decir, ni falta que hace y que sin conocerles les quiero a todos como si fueran de mi familia, porque en realidad lo son....GRACIAS dios por el futbol,por el Sr. Fuentes, por el Atleti...por estas lagrimas...

Miguel dijo...

Señor Fuentes, yo sí que estuve la noche del viernes en Neptuno. La organización era más propia de una reunión del G7 para repeler a los anti-sistema, que una celebración deportiva. NO se podía acceder a la plaza, estaba acordonada en todos los accesos. Las aceras colapsadas y el tráfico abierto a las 23:30. NO he escuchado a nadie del club criticar esta medida del Ayuntamiento de Madrid y/o La delegación de Gobierto. Aupa Atleti y gracias por sus crónicas

Carlos Fuentes dijo...

gracias a Vds.
Algo subiditos sí estaban algunos, es cierto. Puede que sea el carácter, puede que la prensa les haya hecho pensar que no hay mejor equipo en el mundo o que el Atleti es un equipo perdedor presidido por un galán de crucero fácil de doblegar. Pero como la parte subidita no fue ni una mínima fracción de la afición ni sería justo hacia la inmensa mayoría de seguidores del Athletic, la referencia queda aquí, en los comentarios, un poco más escondidito. Mejor así

Russeus Albusque dijo...

Muy grande su crónica, Maestro. Muchas gracias.

Entonces, al final, LFL es Filipe Luis y no Luis Filipe? nunca te acostarás sin saber una cosa más.

Qué tiempos estamos viviendo! De felicidad absoluta (con enormes alegrías como Rugby Atleti y el pedazo de Europa League que hemos hecho, y otras también reseñables como el Socios casi en descenso que le gana a la Peña Madridista La Maqueta que van primeros o así...) mezclada con unas incertidumbres tremendas (Champions el año que viene?, qué pasa con el equipo?, que pasa con la SAD? irán los maderos a detenernos a nuestras casas si algún vecino nos delata como seguidores rojiblancos?...).

Felicidad y emoción a raudales, aunque mucho más de lo primero, claro.

Carlos Fuentes dijo...

por cierto, por si no lo han leído, tremebundo artículo de JM Díaz
http://elopiodelpueblo.wordpress.com/2012/05/10/bucarest-cerezo-neptuno-y-la-policia/

Fran Omega dijo...

Aunque sigo pensando en no repetirlo jamás, porque lo que me encanta es hacer poco más o menos lo que Don Dueño cuenta que ha hecho, y cruzarme con la gente dando abrazos -excelente compañía el propio Don Dueño sin ir más lejos- y comer, y tomar cafés, cañas, copas con calma, conocer el centro con paralelas y perpendiculares ... ha sido una experiencia maravillosa estar en Bucarest.

No ha sido ni siquiera el "un diíta nada más" previsto, sino unas horas en plan mini-maratón; pero Bucarest nos recibió maravillosamente (aunque los hielos para gin tonics se los habían acabado entre Don Carlos y los del Athletic) y lo que vivimos después ...

Día maravilloso, crónica maravillosa, recuerdos imborrables, una pléyade de niños atléticos por las calles, llevando orgullosos la rojiblanca, y siempre ese placer de compartir todo eso con ustedes.

¡Forza Atleti! ¡Viva El Rojo y El Blanco!.

Homero Aguilar dijo...

Muchas gracias Don Carlos por hacerme vivir a miles y miles de kilómetros, del otro lado del gran charco, lo que sentí pegado a un televisor, en mi hora de comida, y otra robada al trabajo, viendo a nuestro glorioso Atleti ganar la EL. Volví más que feliz a mi trabajo y luego en la noche a festejar en casa.

Carlos Fuentes dijo...

Don Homero, no diga Vd mucho eso del trabajo que por aqui escasea!

Vicente dijo...

"...golazo que trajo la tranquilidad a todos los que en esos momentos, desafiando a la lógica pero fieles a la personalidad del Atleti, aún pensábamos que aquello se podía perder...", como siempre tiene Ud. una frase que resume algo que creo a todos se nos paso por la cabeza.
Si hubieran visto a mi hijo de 8 años en el descanso dándonos ánimos a mi y a mi padre incredulo él de lo que podía pasar y no pasó..., se pueden imaginar los recuerdos que me trae y traerá esta frase, cuando tengamos que releer el articulo en los sin duda, duros momentos que volveremos a vivir.

Eso si, estos imborrables recuerdos permanecerán para siempre, gracias a estas plantillas 2010 y 2012, que por unas razones o por otras, pero sin duda a pesar del duo prescrito, nos han hecho inmensamente felices.

Y esas imágenes del Cholo en la banda al acabar el partido, dejando de lado su merecido protagonismo y luego tendiendo la mano uno por uno a los jugadores del Athletic. ¡Cuanto han podido aprender algunos y que pocos lo harán!

Vicente dijo...

¡Aúpa Atleti!

Russeus Albusque dijo...

Pues yo, si les digo la verdad, cuando Falcao metió el primero, quedé absolutamente seguro de que ganábamos 3 ó 4 a 0; así se lo dije a unos amigos, que me miraron como diciendo "tú no conoces al Atleti", pero yo estaba superconvencido, oigan... no sé, o es que soy poco atlético, o es que los de pueblo semos mú brutos.

Y respecto a lo del artículo que menciona don Dueño, sí lo leí, y se puede decir más alto pero no más claro. Pero francamente, creo que hay un tema que no tengo claro y que creo que es fundamental para hablar sobre el asunto: si una semana antes sí se cortó, o no, el tráfico en la plaza del Ayuntamiento. Mmmmmmhhh, me queda esa duda, pues creo que no se cortó en cuyo caso el tema varía sustancialmente, pero he oído que sí. (Y les habla uno que se fue a Madrid a ver el partido sólo para poder acudir a Neptuno después, cosa que no hice cuando me fueron advirtiendo de los altercados, lo que me dió una rabia que Vds ni se figuran). Desde luego, si se cortó la plaza de los otros, pero no la nuestra, y el cluzzz no hace nada, es para que lo hagamos nosotros (lo mínimo es un escrito al Ayuntamiento protestando y diciendo que hay que ver lo mal que le queda a la Botella la sagrada camiseta de las rayas rojiblancas, "Sra Alcaldesa, lamentamos decírselo, pero la hacen todavía más gorda")

Puerta34 dijo...

Un relato sin duda a la altura del acontecimiento, que esta vez alcanzó una de las más altas cimas deportivas de la Historia de nuestro club.
Que delicia vivirlo en directo y que placer poder leerlo.

Manchego Curado dijo...

Precioso. Y ahora, que entre D. Vito y nos hable de Falcao. Si alguno de Vds tiene alma de archivero....

ElCatenacho dijo...

Gracias. Cuando los medios dedican tan escasísimo tiempo y espacio a este equipo, (y la mitad del mismo lo ocupan en chotearse), no sabe lo que se agradece poder leer sus crónicas. Muchísimas gracias.

Luismi dijo...

Hasta un poco antes de aquí:

"Es una falta de respeto no permitir las celebraciones en la calle, es una falta de respeto convertir en noticia de primera plana lo que es un disgusto para la parroquia a los cinco minutos de un triunfo histórico. Los medios no respetan al aficionado y sólo mueven la colita esperando el trozo de información que manda la directiva, como un perrillo amaestrado, sin importarles si lo que dicen duele o no duele. Ríen las gracias y las meteduras de pata del presidente, alimentan los rumores más dolorosos sobre fichajes y tapan los agujeros negros de la gestión y los motivos para la vergüenza. Luego se quejan de la animadversión de la masa rojiblanca, luego se sorprenden y exigen el respeto que ellos nunca tienen hacia el aficionado de a pie."

soberbio.
A partir de ahí, sublime.
El Atleti vuela alto, incluso con pesados lastres de a 25 años y 200 kilos. Solo con Hacienda... Tela, el potencial del bicho.

Un saludo.

felipe dijo...

Muchas gracias "Nobel", muchas gracias.

jesusez dijo...

Según estoy empezando a escribir, veo justo debajo de la ventanita de "haga su comentario" una foto. Una imagen de dos capitanes del Atleti. Dos capitanes que inician un abrazo mutuo y se miran a los ojos dedicándose una sonrisa cómplice, ufana, honesta y limpia. Señal de la satisfacción por el deber cumplido.

Si me hubiera fijado bien en los detalles que encierra esa foto oigan, no habría dudado por un segundo en el éxito a la postre alcanzado. Mírenlos. Con qué poco se conforman porque aman al Atleti. Porque es de lo mejor que les ha pasado en la vida. Como a nosotros.

Gracias Don Carlos por ser faro. Y gracias infinitas a los que se desplazaron a Bucarest por elevar hasta la gloria el estandarte de esta hinchada.

AÚPA ATLETI !!!

Dr. Balaban dijo...

No sé qué decir. Si simplifico y digo GRACIAS puede parecer que me quedo corto. Si intentara contar todo lo que sentí no podría. Lo resumo diciendo que mi CAMPEÓN me acompaña siempre en estos momentos, que usted (y usted y usted y usted y...) me acompañan siempre. Que son ustedes quienes me transmiten fuerza. Yo me limito a devolverles un poco de lo que me dan. GRACIAS!!!

Tiro Fijo dijo...

Hola a todos,

Sin ir, estuve allí. Gracias a Don Carlos, al Dr. Balabán y a Manchego Curado

Salieron todos muy guapos en la tele

¡Forza Atleti!

Carlos Fuentes dijo...

Y desde que municipio vio Vd esa tele, Sr Tiro Fijo?

Abantos dijo...

Qué maravilla de crónica y cuanto me alegro de que lo que usted relata haya sido como siempre supimos que sería. No podía ser de otra manera entre dos equipos tan grandes.

Grande el Atleti y grande el Rojo y el Blanco.
Felicidades a todos, y que los demás, aprendan, si pueden, a disfrutar en la victoria como nosotros.
Qué cierto es, así somos y así queremos ser!!

Sigo buscando el contacto con los locos maravillosos kirguises, que estarán disfrutando de lo lindo.
Entre el vodka y las celebraciones no consigo localizarlos, pero todo se andará.

Dr. Caligari dijo...

Viva Bucarest!

Falcao fue enorme, digno sustituto interino de Diego Costa!

Carlos Fuentes dijo...

Una petición para el Presidente del Blog Sr D. Paquito
Habría forma de poner la foto del pasillo?

Tiro Fijo dijo...

El municipio, sr. Fuentes, está cercano a otro donde un doctor recomienda comer torreznos. Al mío le bautizaron Zizurquil

Carlos Fuentes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paquito dijo...

¿Va bien ahí?

Paquito dijo...

Perea I

Perea II

Jose Ramón dijo...

¡Como se disfruta con estas crónicas!
Son de las que se releen una y otra vez.
(y cada vez te gustan más)
Aunque quisiera, sería incapaz de explicar la emoción y la alegría que sentí antes, durante y después del partido.
(oigan)

Carlos Fuentes dijo...

Que fue de MAE?

Carlos Fuentes dijo...

Perfecto, muchas gracias, Presidén

Manchego Curado dijo...

El Cholo estaba tristísimo ayer en sala de prensa...

Vicente dijo...

Yo nunca he sido de los de alegrarse de las tristezas ajenas, excepto y con moderación de las del equipo que sueña mientras nosotros conquistamos Uropa, pero el equipo amarillo no me era de los mas simpáticos... Y obviamente lo del Sporting ha sido una pena.

Russeus Albusque dijo...

Je, je, qué grande Perea:
-Ocho años son muchos en un mismo equipo de fútbol.
-Y sobre todo en éste que ha tenido períodos irregulares.

A un tipo tan moderado no se le puede pedir que diga lo que todos pensamos, pero ahí ha estado fino el hombre.

Bueno, pues a partir de ahora, sin Champiñones que llevarnos a la boca (ya sé que eso sólo es la excusa formal, pero ya la tienen), a ver qué pasa con el equipo... nos espera un verano apasionante, creo que con una tensión latente Cholo-Dúo Sacacuartos que a ver en qué desemboca.

Y, por supuesto, con unas finales europeas, la del Niño, la de balonmano, la de Mónaco, y una Eurocopa por medio, apasionantes.

Paquito dijo...

Las fotos del partido y la entrega de la Copa

Bender a Cristiano

jesusez dijo...

Don Carlos Fuentes, el escritor mexicano, ha fallecido a los 83.

Cada día que pasa soy más pereista.

Y del Cholo de por vida.

Buena puesta de sol.

Carlos Fuentes dijo...

Que pena más grande londe Carlos Fuentes. Varios de sus libros, entre mis favoritos

Homero Aguilar dijo...

Sí, una pena muy grande lo de mi paisano. Compartimos ese otro gusto Don Dueño.

Manchego Curado dijo...

Buenos, señores. Pantic se va.

Manchego Curado dijo...

Es definitivo. Me acabo de encontrar al interesado

jesusez dijo...

Otro ídolo que se ve avocado a buscarse la vida fuera. La verdad es que es un asunto complicado si el B no le llena, estando Cholo ahí...decisión lógica bajo esos parámetros, que no se si son los correctos, por cierto.

Mucha suerte Don Milinko !

Emilio dijo...

Pues sí que ha durado poco la intención de atletizar lo desatletizado...

¡Qué recurrente sensación de derribo cada verano!

Vicente dijo...

Pues no se si Uds. han oído la tertulia de Radio Marca, pero entre que no saben sumar y Roberto Gómez hablando de Diego Costa como sustituto ideal de Falcao y la prima de riesgo en 500 puntos básicos, me encuentro absolutamente perdido...

Russeus Albusque dijo...

Leí el otro día el artículo más abyecto y repugnante que he visto nunca sobre la mafia del gilismo-cerecismo.

No podía estar escrito más que por uno del otro equipo grande de la capital.

Les adjunto el enlace, con el comentario que he hecho, y que como está sujeto a censura ("moderación" dice el blog) no creo que salga finalmente.

http://gasparrosety.wordpress.com/2012/05/14/la-razon-cerezo-gil-marin/#comment-22

Fran Omega dijo...

Lo de D. Milinko Pantic me duele mucho, la verdad. Tener al primer y al segundo equipo en manos de admirables atléticos, es uno de los milagros inexplicables que hemos vivido ... pero es que aquí hay que disfrutar de cada décima de segundo, cuando se puede, porque nunca se puede esperar nada bueno para mañana.

En cuanto al artículo que aporta el Sr. Russeus; no hay más que ver la salida a palestra de "atléticos grandes y de cuna" que se están poniendo ciegos a elogios durante estos días (Rosety, Ansón, Roberto Gómez ... ¿estará al caer un artículo de Ussía, tal vez?) para que se vea claramente quienes son los amigos de esta gente. Pues eso, lo que veníamos diciendo, ¿no?.

Vicente dijo...

Rosety llega muy tarde!. Creo que solo puede aspirar a un cargo de relaciones externas en gilmar.

Carlos Fuentes dijo...

háganse cargo de que su apellido rima con Tonetti, y eso implica una tendencia innata al humor

Russeus Albusque dijo...

Pues será eso. Ansón rima con guasón. Etcétera.

Ah, no les dije que el artículo lo ví en el foro de Señales, y ahora veo que también han intentado poner comentarios, entre otros don Jesusez. No creo que pasemos la censura ninguno.

Russeus Albusque dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Russeus Albusque dijo...

Definitivamente, don Carlos, tiene Vd más razón que un santo: la web del susodicho, desternillante.

El lema que figura en la misma: "El peridismo es la ciencia de buscar la verdad y el arte de saber contarla... (atención, tachán, agárrense Vds a la silla) ...¡desde un procedimiento ético!". Tócate el níspero, María Juana.

Rosety rima con Tonetti. Y Gaspar con descojonar (uy).

Dr. Caligari dijo...

La Piedra de Rosety...más allá del bien y del mal...

Vicente dijo...

Yo la verdad es que no me canso de ver videos e imagenes de hace una semana...

Les paso lo último que he visto:

http://www.falcao.com.co/video/uel-campeón-1112-atlético-de-madrid

Carlos Fuentes dijo...

columna de Manolete en el As en la que demuestra, o bien que no va al campo, o bien que confunde Norte con Sur. No sé qué es peor

Dr. Caligari dijo...

Qué pasó con Pantic?

(y qué es eso de Raul Garcia al Valencia?)

Russeus Albusque dijo...

En el as en papel, no? en el virtual parece que no, pero vamos, seguro que será de aplicación lo de "Manolete, Manolete, si no sabes escribir pá qué te metes"? (a propósito, don Paquito, estuvo Vd muy bien con lo de Bender al danzante musliexhibiente, hoy dice precisamente en as.com que es mejor que Messi... en fin).

Lo de Pantic, aparte de una no-amigable relación con el Cholo, parece que tiene que ver, por un lado, con aspiraciones no satisfechas de entrenar al primer equipo cuando se fue el dómine Manzano, y especialmente con una presión tremenda de los agentes que todos sabemos para que ponga a sus jugadores en el B, lo que ha confluido en una temporada rara, con un juego por lo que dicen no muy bueno del filial. Y lo de Raúl García, pues qué va a ser? lo de siempre, Dottore, lo de siempre.

Vicente dijo...

Manolete le ha sacado tarjeta amarilla al Cholo. ¡De no leerlo no creerlo!

Carlos Fuentes dijo...

y sitúa el ramo de flores de Pantic en el fondo Norte ...

Vicente dijo...

Era obvio que lo de los puntos cardinales lo llevaba en chuleta cuando se examino!

Fran Omega dijo...

Para Manolete, norte, sur, este, Atleti, decencia ... Son términos relativos.

Yo, en el tema Pantic (paciente empleado de la Fundación desde 2003), lo que diga la señora del ramo de flores.

Russeus Albusque dijo...

... que, por cierto, es de la provincia "el bolo", y casi paisana.

Así que era eso... a Manolete, cuando era chico (o sea, a Manoletín) le dijeron este oeste y se pensó que había que elegir entre dos (luego no le explicaron que eran puntos cardinales, total, vieron con claridad que un muchacho así de bolo a lo más que podía llegar en la vida era a periodista del As).

Libros Mondo dijo...

Raúl García al Valencia por 5 millones. Menudo papelón.
Buon giorno, Dottore!

cdelrui dijo...

La máquina es Campeón de Europa.
Enhorabuena D. Fernando.

jesusez dijo...

Felicidades Don Fernando José Torres Sanz, nos vemos en Mónaco...

No hacer mención del golazo de Falcao en Cali sería imperdonable...chicharrazo !!!

Que pasen un buen Domingo.

Russeus Albusque dijo...

Enhorabuena a don Fernando, a pesar de seguir siendo ninguneado por su entrenador -lo de la prensa ya es una constante en su vida-. En Mónaco será un encuentro emotivo.

Dr. Caligari dijo...

Bien!

Jose Ramón dijo...

Fernando Torres convocado.
(bien)

Libros Mondo dijo...

¿Alguien por aquí lo dudó?

Russeus Albusque dijo...

Y yo creo que Juanfran también estará en la lista definitiva.

Manchego Curado dijo...

Mi negrito
http://www.youtube.com/watch?v=VWILqBDuOKo&feature=uploademail

jesusez dijo...

Qué tierno el negro Perea...se hace querer la verdad. Me proclamo pereista a tutiplén, por si no lo había dicho antes. Y ardaturanista, que conste.

Jose Ramón dijo...

¿Cuantos de ustedes aceptarían cambiar a Falcao por Torres?

Dr. Caligari dijo...

Jurado, again...

Manchego Curado dijo...

La más grande (y culona), qué pesadilla de persona

Vicente dijo...

D Paquito, espectacular lo de las fotografías de la final de la EL.
Muchas gracias por haberlas compartido!

Paquito dijo...

No se merecen, gracias a Vds.

Russeus Albusque dijo...

Yo, don José Ramón. La Máquina está a tope, en la Eurocopa lo va a demostrar.

A un bar corriendo, que está a punto de torear Morante!!!!!

Buenas tardes.

Gonzalo dijo...

¿por qué hay que elegir? Hubo un tiempo en que era lícito pensar en tener a jugadores de gran nivel jugando simultáneamente en el club.

Falcao es uno de los mejores 9 del mundo, está agusto aquí y se ha integrado perfectamente. Debe seguir, sí o sí.

Fernando no es del Atleti. Simplemente, es el Atleti. Por tanto, una vez que ha dicho que no es feliz, no estaría de más que viniera a ganar con su equipo la supercopa en Agosto.

Qué bonito es soñar, señores. Verán como viene alguno con el gesto torcido y lo fastidia.

Dr. Caligari dijo...

Hoy suena el jubilado Emre. Qué verano nos espera (otro más).

Fran Omega dijo...

Y eso, caro Dottore, que entre recuperar al Colibrí, encima pagando, y traer a Emre ... ¡qué quiere que le diga!.

Pese a todo, espero sinceramente que Hakan Sükür no siga en activo, por las ocurrencias ...

Gonzalo dijo...

Yo creo que es el momento de Rosicky o de Riquelme, ahora que nadie se lo espera, así, sin avisar...

David Vivancos Allepuz dijo...

Carlos, acabo de hacerte en mi blog uno de esos regalos envenenados que no sabes muy bien cómo sentará al receptor del mismo. Antes de insultarme, valora el hecho de que disfruto una enormidad con tus textos. Después de haber meditado sobre ello ya puedes, en consecuencia, hacerlo a voz en cuello:

http://grimasyleyendas.blogspot.com.es/2012/05/premios-liebster-blog.html

Un abrazo,

D.

Russeus Albusque dijo...

Vaya, don Dueño, pues resulta que a este señor que le premia le recuerda usted a don Joaquín Vidal, que es una de las primeras impresiones que tuve yo cuando empecé a leerle. Me alegro de la coincidencia.
El premio tendrá dotación económica? Si fuera así, sus lectores nos ahorraríamos los cafeses si eventualmente coincidiéramos con el Turco Fuentes, no?

Ah, don Gonzalo, no dé usted ideas, no dé ideas.

Miguel Molina dijo...

Me encantó la crónica. Yo estuve en Bucarest (llegué el mismo día del aprtido a las 9 de la mañana) y ratifico uno por uno todos los comentarios de lo que fue la fiesta que se vivió allí antes y durante el partido.

En cuanto a la crónica del partido completamente de acuerdo en todo (solo hay una cosa que no sabía, lo de Luis Filipe como Froilán. Nunca lo había oído).

Enhorabuena.

Añupa Alteti.