lunes, 1 de octubre de 2007

Del fútbol en hora taurina

Sabrán Vds que los aficionados ingleses andan de uñas (y piensa uno que con razón) porque les ponen los partidos a horarios intempestivos, al capricho de las cadenas de televisión. Aquí nos pasa lo mismo pero los españoles somos menos organizados a la hora de protestar, y quizás deberíamos aprender de los ingleses. Sobre todo los del Atleti, visto lo de ayer.


Antes, cuando éramos chicos y los partidos eran los domingos a las 17.00 (como Dios manda), salíamos de casa a todo correr para llegar a tiempo al campo. No nos daba tiempo casi a comernos el postre y mucho menos a ver entero el episodio de Mazinger Z o de los Mosqueperros o del Inspector Gadget o lo que dieran (según el año). Íbamos deprisa hasta la calle Narváez para coger el Circular, que por aquel entonces aún era azul, para bajarnos en Puerta de Toledo, que al menos cuesta abajo no costaba tanto apretar el paso. El autobús ya iba medio lleno con gente con bufandas rojiblancas, y se llenaba hasta los topes a la altura del Gobierno Militar, donde te anunciaban el destino de la mili. No había tiempo para que los mayores que nos acompañaran se tomasen un café, pero daba igual: dentro del estadio había un señor que paseaba por las escaleras con un termo y un azucarero y vendía café y también copas de coñac (perdón, cooooopas de coñá), así que la sobremesa se hacía tranquilamente en la grada del Calderón, un sitio tranquilo, sí, créanselo. En esa época lo normal era afrontar con tranquilidad la mayoría de los partidos de casa, no como viene pasando estos últimos años. Pero es que en esos tiempos muchas cosas mantenían aún su autenticidad: las caseras tenían cierre metálico, las vespas tenían marchas y el Atleti era el Atleti.

Ayer el Atleti jugó a las cinco, hora de ir a los toros, y el equipo transmitió una inusual sensación de seguridad. Como bien ha apuntado alguna acertada cronista de la blogosfera, el partido de ayer recordó a esos partidos que jugábamos en esa época en la que el Calderón aún enseñaba el ladrillo: partidos a los que ibas sabiendo que ibas a ganar, con mejor o peor juego, con más o menos brillo, con más o menos contundencia. Ganar era la regla en la mayoría de partidos de casa y un empate o una derrota en uno de esos terminaba con una bronca de la que no se libraba ni el gerente de Mitsubishi Electric, en vanguardia y siempre avanzando. Pues bien, ayer llegó el Osasuna, que estos últimos años nos ha hecho unos cuantos rotos, y pareció menos de lo que nos esperábamos. O el Atleti es más de lo que parece, que también puede ser. El caso es que pareció que íbamos a ganar y ganamos, y la tranquilidad que empapó la grada se notaba en la plácida expresión de la cara de los que, enfundados en la camiseta rojiblanca, aún llenaban las terrazas de Pirámides a eso de las 11 de la noche.

El Atleti, el mismo que hizo dudar al que suscribe en el partido de Bilbao, pareció ayer haberse olvidado de precedentes de la temporada pasada, cuando metía un gol y se echaba atrás con maneras de perrillo faldero. El equipo tuvo su período de letargo, que eso es ya un clásico, pero no dejó la iniciativa del partido a Osasuna en ningún momento. No pareció el Osasuna el de otros años, aquel equipo duro y concentrado, rayando en lo bronquista, que metía a nuestros muchachos en su campo a fuerza de empuje y derrotes de manso peligroso. Pero ayer el Osasuna no metió miedo y la grada se relajó y lo pasó bien, sobre todo jaleando la carrera de una camillera rubia de sprint mejorable. El Osasuna es, por cierto, uno de los equipos peor recibidos por una parte de la grada y eso al que suscribe, que como saben es un sensiblón, le da penilla porque el Osasuna le cae la mar de bien, le encuentra mérito por ser modesto y le respeta por ser bravo y orgulloso, y sobre todo por ser navarro, claro, que para eso uno es reconocido fan de lo de allí.

El Atleti, decíamos antes de tanta floritura, pareció un equipo serio y eficaz, y esto es una noticia de campanillas. No solo llama la atención la luz que desprende Agüero, guía del ataque y de la grada, a quien casi todo parece salirle bien. Además del Kun, en un momento de forma espectacular, varios jugadores contribuyeron a la mejora del equipo de atrás hacia adelante. Entre ellos, qué cosas, Pablo, quien dejó entrever ayer que se acuerda de quien fue, noticia que de confirmarse será de las de portada. Alguien debería exorcizar de Pablo el espíritu del pusilánime que le poseyó el día que flirteó con un candidato del otro equipo grande de la ciudad. Si lo consigue y logra que vuelva por sus fueros primigenios, el Atleti tendrá un problema menos, sobre todo ahora que Perea no está para cubrir con sprints los errores propios y ajenos. Quién nos iba a decir que Perea terminaría por ser el apoyo fundamental de Pablo tras una primera temporada en la que pasó exactamente lo contrario. Pero el fútbol tiene estas cosas, y si no que se lo pregunten al que inventó la expresión “el fútbol es así”, que por cierto se debe haber forrado con los royalties.

Raúl García es otro de los destacados de la jornada, piensa uno. No sólo por el gol (más argumentos para compararle con Vizcaíno, oiga) sino por la concentración y las ganas, los recursos y la entrega. Raúl García puede ser demasiado bueno para limitarse a peón de brega y quizás, sólo quizás, excesivamente limitado para ser el único creador del equipo. Raúl García es notable en todo y aporta construcción y destrucción y un carácter que el medio campo del Atleti necesitaba como el comer, tras años de jugadores apocaditos. Puede que sea aún pronto, pero Raúl García debería ser importantísimo para el equipo si se confirma que puede convertirse en el cimiento del ataque y el apoyo para la defensa que su puesto requiere. No estará de más ver si con Motta su aportación a la construcción se amplía, dado que Maniche parece que estar algo eclipsado por su compañero en el medio centro.

Por terminar, el ataque. Que el Kun está en un momento impresionante es algo que ya se ha dicho. Se ha dicho menos, pero también, que Forlán aporta mucho más que el último remate: pelea, se enseña y aparece siempre que un compañero necesita una alternativa. Ayer estuvo especialmente activo a la hora de pelear balones por alto en el centro del campo. Otra historia son los interiores. Cambiados de lado parece que no aportan todo lo que debieran. Reyes sufre períodos de ausencia prolongados y Simao parece lejos de su forma física óptima (aunque en su descargo hay que apuntar que se llevó unas cuantas tarascadas en el primer tiempo). Claro que cuando no funcionan salen Maxi y Luís García, que no es poco. El primero pudo marcar ayer un par de veces y el segundo, una. De un robo de Maxi salió el pase a Agüero que el Kun se ocupó de convertir en un golazo, prodigio de cambio de ritmo y finalización.

En resumen, el Atleti empieza a tener pinta de Atleti. Si se hacen bien las cosas puede lograr ser heredero directo de la tradición del equipo de siempre, aquel en el que había ocho tipos con ideas claras y tres tipos con ideas brillantes. El Atleti de ayer no fue el equipo que hemos estado viendo estos últimos años para nuestra desesperación y que al parecer se llamaba Balompédica Cerezo. Eso sí, ahora viene el Barça, y ahí veremos la verdadera dimensión del equipo. Mientras tanto, esta semana la pasaremos con la misma tranquilidad de los que ayer se quedaron en las terrazas de Pirámides. Que dure.

18 comentarios:

Hele Atlética dijo...

Gracias por trasladarnos a aquellas tardes, que no sé porque siempre recuerdo soleadas. Su crónica desprende ese olor a café, copa y puro de aquellas sobremesas, hoy añoradas. Que vuelva ese espíritu y sobre todo, ese Atleti.

Helena

Pdta. Haga usted el favor de no jalear a los que ovacionaron a la rubia, que no pasaba tanta verguenza ajena desde que Brandon hizo el saque inicial.

Carlos Fuentes dijo...

pobre, sí, hasta Javi García se apiadó de ella ...
gracias a tí

Jesús dijo...

Buenas tardes, Maestro,

hoy coincidimos mucho más en lo narrado, ¿ve usted? Pero como a mi, por tradición, me toca el papel de Pepito Grillo en positivo de su rojiblanca bitácora, a ello vuelvo. ¿Por qué silencia usted la gran actuación de Seitaridis, el griego loco? Ayer estuvo magnífico en defensa y en ataque. Como el denostado Maniche, "la ardilla", que desde que le huele el culo a Eurocopa se empieza a parecer al caníbal del Oporto. También me gustó la seguridad que transmite Abbiatti (pese a que ayer tuviera poquísimo trabajo), es una buena noticia en cualquier caso: sea para motivar por fin al sobrevalorado Leo Franco, sea para quitarle el puesto. A Maxi le veo mejorando: ayer bregó con criterio, esperemos que vuelva a ser el que es. Pero para mi, más allá del buen juego del equipo y de su enorme capacidad defensiva, lo mejor de la tarde de ayer fue el renacer de Antonio López. Por fin volvió el Antonio que todos conocemos: fresco, ágil, entendiendo a la perfección el juego de banda y combinando muy bien con Simao, primero, y con Maxi y Jurado, después. Por cierto, ayer, en un corrillo de confidencias de muy buena tinta me enteré por fin de cuál ha sido el problema de nuestro bravo lateral izquierdo. Es una cosa muy triste, extradeportiva, que tiene que ver con enfermedades terminales de una persona muy muy cercana. Conociendo el asunto redoblo el aplauso por el resurgir de Antonio. Pernía para la Copa. Y para la vuelta de UEFA en Turquía. Por cierto, podríamos aprovechar para verlo juntos en nuestro irlandés de referencia, ¿no?
Salud!

Carlos Fuentes dijo...

ok a lo de la vuelta del partido de Turquía, hablamos porque no es seguro que esté en madrid

en cuanto al resto, es verdad que ayer Antonio López se pareció a ese buen lateral izquierdo que teníamos, de nombre Antonio López. Esperemos que siga así y que si su bajón se debe a lo que me cuenta, se le pase pronto. Se le echa de menos y de pensar en Pernía en el nou camp me entran sudores fríos.
Respecto a Seitaridis, soy escéptico: ya he dicho varias veces que no me explico como con sus condiciones físicas y técnicas no es mejor jugador. Cuando enganche una racha de buenos partidos y se aplique en defensa como debe, le daré a Vd la razón.
De Abbiati poco tengo que decir. Y Maniche sigue para mi sin ser el jugador clave que debería ser tanto por su posición como por sus actuaciones con Portugal.
En cualquier caso me alegra que sepa Vd apreciar el optimismo que imprimo a mis crónicas ultimamente. Y no me es tan complicado como Vd supondría. Aún veo falta de reservas para la defensa, blandura en los interiores y una media más convincente. Pero no vamos mal, no. Al menos hasta ahora

Carlos Fuentes dijo...

me dicen que es el jueves a las 18.00 ... si es así sí que estoy. Hablamos

Legalize25 dijo...

Como comente en otros blogs, el Atleti tiene uno de los 4 mejores ataques de esta liga, era cuestion de que la pelotita llegase arriba, una vez que al señor Aguirre le diese la real gana de empezar atacar con esos 4 hombres(Los extremos y los puntas) que tiene el Atleti es solo cuestion de que pasen minutos y lleguen 2 o 3 goles por partido frente a rivales de media o baja tabla

jagsolla dijo...

Viendo jugar a este Atleti, que para nada esta a su mejor nivel; tengo la sensación de que tarde y temprano vamos a marcar y al contrario, creo que es dificil que nos hagan un gol.

Me parece lamentable que Maniche sea tan poco valorado.
Ofensivamente Raul García sólo aporta disparos de rechace y pòco más, mientras nuno es un pulmón que no para de correr a buscar la pelota y mandarla a las bandas o hacer cambios de juego.
Por lo demás,
excelente como siempre sr.Fuentes.

Rubén Uría dijo...

Hola! Acabo de publicar el RANKING DE BLOGS DE FUTBOL DE SEPTIEMBRE 2007. No se basa en datos científicos, estadísticas o páginas vistas, sino en opiniones subjetivas. Aporta tu URL para los siguientes ránkings y así los demás usuarios podremos conocer tu blog. Un abrazo.

Borja y Pablo, atléticos por una vida. dijo...

Excelente visión de lo que ha sido y es el atlético.
Me ha gustado mucho el artículo. 5 estrellas para tí.

Jesús dijo...

Esto es gracioso:

http://lalibretadevangaal.blogspot.com/2007/10/el-efecto-pedro-picapiedra.html

Carlos Fuentes dijo...

ya que dos insignes y atinados comentaristas me tiran virtualmente de las orejas por no dar a Maniche su valor real, me comprometo a seguirle más de cerca los próximos partidos y dejar mi opinión al respecto
que me riñen Vds mucho, oiga

Villaykorte dijo...

El único punto negro es un tal Fabiano que decía ser el mejor central de Brasil.
Excelente crónica.

VITO dijo...

A pesar de la buena racha, todavia la plantilla no me convence, sigo viendo claras limitaciones.
Demasiados tragos amargos hemos tenidos en el pasado.
¿ Pesimista crónico ?

Carlos Fuentes dijo...

a mi me pasa un poco lo que a tí, vito. Estoy contento pero no acabo de fiarme. A Jesús, que es un tipo optimista (y no me extraña, con lo bien que vive) esto le irrita y lo entiendo, pero yo sigo sin tener excesiva fe en cómo se ha planificado la plantilla. Me dan miedo los laterales, me dan miedo los centrales, los medios centros (que creo que son la clave del equipo, la sala de máquinas) funcionan pero no transmiten aún la confianza suficiente.
Dicho esto, me ha gustado la progresión que voy viendo. Ya va quedando clara mi debilidad por Raúl García, y creo que es tanto por lo que he visto como por lo que quiero ver. Ya he venido comentando que lo que el equipo tiene por delante y por la periferia más adelantada me gusta, pero no estoy tan confiado en la columna vertebral. TEnemos una fachada barroca pero no sé si los cimientos son de madera o de mármol.
Así que puede que yo también sea pesimista crónico, o desconfiado a la fuerza, o simplemente escéptico. Dentro de unos cuantos partidos lo veremos. Pero, eso sí, las sensaciones que va transmitiendo el equipo son buenas (a pesar de que todos los años pasamos rachas positivas de estas)

Jesús dijo...

Que no me irrito, Maestro, que es por poner el contrapunto cariñoso. Este año, además de mimbres, que ya veía otros años, veo espíritu y más confianza, no solamente una racha. Veo jerarquía en el medio y dinamita adelante. Eso hacía años que no lo veía. Y, además, debo ser uno de los pocos que confía en Aguirre desde el principio. Pero bueno. Por mi parte hecho lo del jueves. Concretamos. Y, por último, ya puestos en pesimismo, le paso un enlace al análisis que sobre el Atlético hacen los enterados estos de Futbolitis, unos que no le han pegado nunca una patada a un bote, pero saben como ganar a cualquier equipo sobre el papel. No en balde autodenominan a sus charlas "análisis de calidad". Ahí es nada. En su último "análisis de calidad" vienen a decir que este año nos vamos a Segunda porque somos una puta mierda. Ya me callo, ya.
(Hay que pegar las tres partes
del enlace)
Salud!

http://futbolitis.blogs.terra.es/blogs/
futbolitis/archive/2007/10/01/
detrsdelostriunfosrojiblancos.aspx

Borja y Pablo, atléticos por una vida. dijo...

Eso, que dure que dure!!!

genial post compañero, el Atleti que pintas nos va a dar alguna alegría.

Por favor,mensaje a Aguirre:
¡¡¡Pernía fuera del equipo!!!

que alterne más a Maniche con Cléber, que el luso no está demasiado fino, a ver si mejora cuanto antes y tenemos una pareja de lujo en el medio del campo, con Raúl García, y otra pareja en el ataque, y se hinchan a meter goles, que lo necesitamos como agua de mayo.

1 abrazo!

el gato con botas dijo...

Muy acertado su comentario Sr. Fuentes sobre la crónica del partido del domingo.

Estoy con usted en que el equipo pinta bien, pero estamos un poco limitados en algunas posiciones, tano en el número de jugadores, como en la calidad. Me refiero al dentro del campo con Raúl y Maniche. Son buenos, pero no excelentes y no tienen, a mi juicio, sustitutos de garantías.

Yo también tengo un blog www.forzaatleti.com. Yo he enlazado éste desde el mío y le agradecería que hiciera lo propio con el mío.

Saludos.

Atletista sin solución.

ismael dijo...

Diversas dificultades con internet, me han impedido llegar a tiempo al debate, y ustedes ya lo han dicho todo. Lo que me sorprende es encontrar a defensores del sin par Maniche. Digo que me sorprende, no que me disguste. Será que yo no he tenido la capacidad de verle la gracia a semejante portugués. Prometo fijarme más, como en el chiste del buho, y me alegraré si resulto equivocado (por el bien del equipo).
Porque a mi me parece un petardo de marca mayor, pero enfin, lo dicho...
Por otro lado, de acuerdo con el tono de casi todos los comentarios, resumidos en un gran "si, pero..."
Ya veremos lo que hacemos ante el Barcelona. Atención a la alineación que presente el gran Aguirre...