viernes, 15 de febrero de 2008

Partidos, plantillas, jugadores

Una vez reposado el plomizo partido de ayer y vistas las confusas imágenes del escupitajo más famoso desde el de Rijkaard a Voeller, a uno le da por pensar en varias cosas. Así, como en fascículos, miren.


El partido.
¿El partido de ayer? Bueno, pues un poco lo esperado, salvo el final. Un equipo mejor que otro, una alineación sorprendente, un desenlace poco previsible. El equipo local que hace su tosco juego basado en la capacidad creadora de un jugador que se fue de la liga española por demasiado limitado y que en esta plantilla destaca y lo hace con solvencia. Un delantero grande, Davies, que asiste a los centrocampistas y un jugador, Diouf, que hace todo el resto: atizarle a los rivales, subir y bajar la banda, estar en todos los fregados y meter un gol. Poco fútbol parece tener el Bolton y un Atleti que hiciera honor a su historia no debería sufrir en exceso para pasar la eliminatoria.

El Atleti sacó un equipo raro, esto es, sacó a Mista de medio centro con Cléber, extraña pareja de baile llamada a tener el balón frente a un equipo justito de toque. A pesar de ello, fue Ivan Campo quien más balones condujo en la zona media, qué cosas pasan. El Atleti se dedicó durante el primer tiempo a ver cómo jugaba el rival, que era un poquito nada más. El Bolton tenía ocasiones pero el Atleti no parecía preocuparse en exceso; los jugadores parecían tener claro que tarde o temprano abrirían el melón rival, previsible y tosco. Poco tiraba el Atleti contra la portería rival, sin embargo, y uno es de la opinión de que contra un equipo como el Bolton el Atleti debería haber tenido al menos tres o cuatro ocasiones claras en el primer tiempo. Pero el Atleti jugaba a esperar, a que se cansara el rival y a achuchar en el segundo tiempo, con Agüero ya en el campo. Bueno, un planteamiento como otro cualquiera, tampoco nada especialmente sorprendente ni grave ni mucho más de lo que se podía hacer viendo el centro del campo del Atleti, con los dos arriba mencionados, un Maxi en horas bajas y un Reyes haciendo de Reyes, esto es, nada salvo poner cara de pocos amigos al ser sustituido tras hacer nada.

El Atleti sin embargo no tiene la capacidad de improvisación que tienen los equipos que leen bien los partidos. La impresión que los jugadores transmiten es de falta de concentración, con alguna honrosa excepción. Que el Atleti tenía claro que iba a ganar se veía de lejos; que no puso los medios para hacerlo, también. Incluso la política de laissez faire, laissez passer de ayer debiera haber bastado para sacar un resultado mejor en Bolton, pero naturalmente si algo se puede torcer, al Atleti se le tuerce. Una expulsión del jugador llamado a romper al rival ya cansado, un gol de rebote tras asistencia, no por repetida menos irritante, del centro de la defensa rojiblanca, esta vez de Cléber. Nada de esto es nuevo y sin embargo el equipo no lo anticipa, no piensa que pueda llegar a ocurrir. El equipo espera que pase lo que quiere que pase, sin centrarse en cumplir con su deber y evitar sorpresas. Cuando preguntaban a Wayne Shelford, capitán de los All Blacks y de la selección maorí que visitó España hace ya unos años, si el equipo venía dispuesto a dar espectáculo y jugar a la mano, contestaba “sí, cuando vayamos ganando de veinte”. Esto es, la versión deportiva del primero la obligación y después la devoción.

El Atleti no cumplió con su obligación, salió andando con el aire despreocupado del que sabe que tiene ahorros suficientes en el banco y pisó una piel de plátano. Falta de concentración, falta de espíritu competitivo, falta de carácter ganador y matador: falta de cosas importantes para un equipo que quiere y debe recuperar su lugar. El resultado es una eliminatoria cuesta arriba, pero factible. Si el Bolton es el de la ida, si el Atleti fuera el Atleti, no debería ser algo tan complicado. Pero no juega Raúl García, Simao es duda y Agüero estará posiblemente sancionado. Motta es una incógnita, también quién formará el centro del campo y quién se encargará de jugar con Forlán en punta.

La plantilla. Un equipo que sale a jugar tres competiciones en un año, que ya está sólo en dos y que tiene que andar haciendo experimentos día sí y día también tiene un nombre: equipo con plantilla mal pensada. A pesar de no haber sufrido lesiones largas y graves hasta el momento, el Atleti basa mucho de su potencial en las ganas de dos o tres jugadores y no tanto en un banquillo solvente. Mediada la temporada sólo hay un medio centro de garantías, cuya ausencia pesa como pesa en el escudo la mala gestión de la directiva. Cuando falta Raúl García tenemos un problema y el día que falte también Forlán apaga y vámonos.

Las variantes que hay que incorporar son mucho menos claras cada vez, ahora que se ve con nitidez que Maxi no está bien, que Luis García no está como se esperaba y que Reyes no vale, sencillamente. Simao, una pieza válida en ataque se lesiona demasiado, Motta no llega y no hay recambios en el centro del campo: Cléber y Jurado no son alternativas de garantía. Suponemos que Forlán habló ayer con Torres tras el partido y le diría que ahora le entiende, que comprende su cara de desesperación por tener que correr y correr y recuperar y mandar y volver a correr y encima llegar arriba con frescura y potencia para marcar. Forlán está ya como Torres, esto es, fundido y desesperado a ratos.

El jugador. Agüero, claro, el jugador del que hoy se habla. Agüero salió en el segundo tiempo a solucionar la empanada, cumpliendo con el guión previsto desde el banquillo. Pero en el campo había una sorpresa, un personaje con el que no contaba el guionista. Tras pocos minutos en el campo, al Kun le expulsó un linier. Los que vimos el partido por televisión no acertábamos a entender por qué, luego nos enteramos de que había sido por escupir. ¿A un rival? ¿al suelo? ¿al linier? No sabemos. El Kun se fue a la caseta y pensábamos que porque había dicho algo al línea tras una falta pitada en contra, en terreno de nadie, sin demasiadas complicaciones. Pensábamos que se había encelado con el linier, que Maxi no había acertado a convencerle de que se callara, pero no era eso. Al parecer Agüero escupió cerca del rival, el línea (posiblemente licenciado en protocolo clásico) se lo tomó mal y Agüero se fue a la calle. Muy poco más tarde, nueva espiral de fatalidades en el centro de la defensa, la misma poca contundencia de otras veces, el mismo gol innecesario de otras veces.

Puede que a Agüero este escupitajo le suponga una sanción seria. Si escupió o no, si lo merece o no, es la cuestión. No parece difícil concluir que si Agüero ha escupido al suelo sin ánimo de desconsiderar al rival, tendrán que quitarle la tarjeta y jugará el partido de vuelta. Pero, más allá de esta cuestión aparentemente perogrullesca, se plantea otra. ¿Qué le pasa a Agüero con los árbitros? Hasta ahora asistíamos impotentes a los arbitrajes que el chaval sufre en la liga española, pero … ¿también en Europa? ¿Es Agüero un diablo con cara de buen chaval que hace barbaridades que los mortales no vemos? ¿Inspira Agüero los mismos instintos destructivos que provocan, por ejemplo, Guti, Aída Nízar o el rubio de la Trinca? No lo sabemos. Uno sospecha que Agüero juega a veces al límite, pero no ve indicios claros que le sitúen en el top ten de los super villanos de la década.

En la liga española ya sabemos que hay barra libre contra este chico: hasta Villa habla aún de su gol con la mano (pero no de los goles de otros), los defensas tienen patente de corso para medirle el lomo durante el partido y si Agüero cae hay libertad a la hora de encararse con él, mentarle a la madre y desearle un retiro doloroso y miserable en Marina D’Or, incluso delante del árbitro. Si se acude al árbitro en busca de protección éste se alineará con los detractores del Kun, le pitará faltas inexistentes, le echará en cara tener ese sprint corto tan explosivo sin respetar al rival y se declarará aficionado al vallenato y enemigo mortal de la cumbia. Agüero no ha caído en gracia del estamento arbitral español y, a juzgar por lo de ayer, los árbitros españoles llaman a sus colegas europeos antes de los partidos (ayer en perfecto danés) y les dicen que ojo con el tipo bajito del tren inferior, cuidado con ese que es más malo que la quina, atención que anda siempre maquinando maldades para dominar el mundo, como el malvado Magneto, o Moriarty, o hasta el Barón Ashler.

Ante esta situación, ante este hecho incontestable, hay dos formas de actuar. Una atañe al propio Agüero. Puede que sea injusto, puede que sea una vergüenza, pero Agüero debe tener cuidado con lo que hace. Se está echando una fama que no le viene bien ni a él ni al equipo, se ha labrado una reputación que muchos no entendemos pero que tiene visibles y diarias consecuencias graves. No llegaremos al extremo de pedirle que le regale una manzana al árbitro antes del partido, como los alumnos pelotas, o que salga con pecas y coloretes pintados para inspirar infantil ternura. Tampoco le pediremos que pregunte a todos y cada uno de sus rivales cómo están sus señoras y sus niñas y que sepa los gustos de cada cual para así tener animadas conversaciones diplomáticas en los corners. Pero sí debe el hombre tener en cuenta lo que pasa, valorar cada acción y saber que cumple con la condena de vivir bajo una eterna sospecha, como el Dioni. Una pena.

Hay otra forma de buscar protección contra persecuciones injustas: a través de la directiva. En el caso de nuestro equipo, pedir a los del palco que den la cara por un jugador es poco menos que ciencia ficción. Desde hace varios partidos la grada del Calderón es un clamor contra la forma en que los árbitros pitan, en especial en lo relativo al Kun. Uno, que no tiene estadísticas a mano, sospecha que Agüero es uno de los jugadores de la plantilla a los que más faltas en contra le pitan y uno de los que más reciben. En situaciones similares hemos visto a directivos de otros clubes pidiendo protección y mesura, pidiendo justicia en los medios, hemos visto periódicos volcados en contar cada tarascada, en denunciar cada entrada a destiempo. En el Atleti esto no pasa. En medio de este clima hostil, las declaraciones más claras del palco sobre el jugador sólo han servido para indicar que Agüero se irá cuando un equipo grande se interese por él. Vamos, que la directiva no retendrá a Agüero y que el Atleti no es un equipo grande. Si esto lo dice Del Nido de, es un poner, Navas, le tiran al Guadalquivir. Los nuestros no, los nuestros lo dejan claro.

Uno se imagina a Cerezo diciendo que este chico está en venta, oiga, miren qué carita de listo, miren, miren qué muslamen (que es una palabra que me pega a mi en Cerezo, miren por donde). Si le atizan que le aticen, pero no mucho no sea que nos lo lesionen. Si le llaman tramposo que se lo llamen, total en cuanto venga un inglés con un saco de libras se lo vendemos. La directiva le dice a la prensa que no lo defiendan tanto, no sea que luego se vaya y la gente se lleve un disgusto. La directiva se ha reunido en sesudo consejo y ha decidido que cuando les pregunten por el equipo dirán que el año que viene jugaremos la Champions y cuando les pregunten cómo es eso de no poder retener a Agüero si hay dinerito fresco tras la venta del campo y Torres, le dirán al periodista que es un desagradable y que hasta ahí hemos llegado. Y es que menudos son estos de la directiva, oiga.

40 comentarios:

kiko19 dijo...

Como siempre perfecto, pero esta vez le voy a contradecir, oiga, la plantilla o la confeccion de la misma no está mal pensada, una cosa mal pensada, aunque esté mal, por lo menos está pensada, esta gente, que se imagina que manda, hace 22 años que no piensa nada, bueno algo si, ... "clin clin, caja", ese es su único pensamiento.
Por cierto ayer ese consejo de administracion en pleno, estaba en bolton, alguien de ese consejo, en algun momento pensaria, ¿el atletico de madrid, que ha jugado por todos los campos de europa, no vestia de rojiblanco?. hasta eso nos han quitado, sr gil marin, muchisimas gracias, por al menos mantener el escudo

MJ Navarro dijo...

Muy rijoso el rubio de La Trinca, mire, sí. En esa lista ¿podría Vd incluirme a José Antonio, oiga?

ISMAEL dijo...

Vaya, esta vez veo que soy el primero (creo).
D. Carlos, primero aplaudir su crónica, después decir que lo que más me ha gustado, es su comentario sobre el mal planteamiento que tiene esta plantilla (¿o se llama Planificación? No sé).
A mi me pareció que, el Atleti ,hizo un buen planteamiento (otra vez la palabreja) ante el Bolton, algo así como Parar, Templar, y Mandar.
El Bolton iba a plantear (¡caramba!) el partido a los balones largos, el choque, la presión, el juego aéreo, enfin lo suyo.
Frente a esto, el equipo estuvo muy, pero que muy firme en defensa (exceptuando la fiebre del despeje raro, que le entró a Abiatti).
Paró, templó (cuando el Kun salió, ya se veía, hacía un rato, que les ibamos a marcar), pero no mandó. ¿Porqué?
Porque le pasó algo parecido que frente al Valencia: expulsión injusta+ descomposición del equipo+ fallo tonto en defensa+ aguantar al final y ya veremos.
Triste, pero cierto. El Atleti con 10 es mucho mejor que el Bolton con 12, pero no se ve en el campo.
Ya opiné anteriormente, que este equipo está mal "parido" (con perdón), con deficiencias graves en defensa, y jugadores de otro nivel (el malo). Y eso es fatal en eliminatorias, ya lo vengo advirtiendo.
Cleber no puede acusar a nadie de no tener oportunidades para demostrar quien es, ¿que hace? nada de nada, partido tras partido. Esperando a Jurado, seguimos ¿hasta cuando?. De Reyes no digo nada, ahora se debe de haber pensado que es el Guti (Gutierrez Hernandez), ya ni corre. Recibe y, amaneradamente, lanza el pase definitivo... ¡¡¡Pero ¿que se ha pensado el mamarracho ese?!!!
Perdón, disculpen, se me ha ido el caracter, por la impotencia y vergüenza de ver su cara al ser sustituido. Vergüenza, lo cierto es.
Que a Agüero nos lo expulsen tanto, es para reflexionar. Usted lo hace D. Carlos, pero no toca cierta fibra sensible que debería responsabilizarse en primera persona: Aguirre. Todo entrenador de equipo grande (¿equipo grande?) debe saber canalizar el talento de sus estrellas (porque las tiene, le guste o no).
¿Que pasaría si hubiesen expulsado a Motta en el mismo partido? ¿que diríamos de él?
Pues bien, yo aún recuerdo un regalito que le envío el citado Motta a Guti, en el "de infausto recuerdo" último partido ante el Madrid, que me produjo mayor satisfaccíón que los escupitajos o manotazos del niño Agüero.
Reconozco que es duro, pero Agüero debe se admitir que no es Romario en el Barça, y estarse quietecito.
Acabo: Mista no está, corre y corre, se desgasta, lo intenta, lucha, pelea, pero no está ¿ese es todo el recambio que se previno para la delantera?
Nuestros dirigentes ( que bonito término para esos gañanes...) nos ofrecen un equipo que no barrió al Bolton, como debió haber hecho. Pese a ello, cierto jugadores se merecen el respeto y la fe, que Usted refleja en su crónica, y que yo comparto.
P.D.: No creo que la Mj le deje pasar lo del rubio de la Trinca, se lo aviso...

MJ Navarro dijo...

qué previsible soy, caracoles..

ISMAEL dijo...

Eso me pasa, por escribir un ladrillo tipo "D. Jesús".
- Se me adelanta Kiko con la planificación.
- Me regatea Dª MJ con el rubio de la trinca.
- Quedo tercero.

ISMAEL dijo...

Veo cierta foto.... de una verdurita que por aqui conocemos bien... Hum!, ¿será una indirecta?

MJ Navarro dijo...

Ladrillo dice, qué gracia..en casa del Pocero, oiga..

MJ Navarro dijo...

va mucho con mi personalidad, qué quiere que le diga

Eduardo Fernandez dijo...

Buenas y muy cansadas tardes,lo primero, agradecerte la coherencia y el sentido del humor que demuestras en cada crónica.
Por cierto, hace no más de tres días tuve aquí mismo más de tres reproches por mi crítica al parecido entre Maxi y la nada más absoluta cuando no está acertado ante el gol.
Hoy veo en sus lineas que empieza a no resultarte tan raro lo que digo.
Además, puesto que no aporta demasiado y lleva el brazalete domingo tras domingo, no estaría de más que obligase a sus muchachos a acercarse a saludar a los más de 600 aficionados que estuvimos ayer en el "cuco" Reebok Stadium de Bolton.
Esta queja empieza a convertirse en cabreo para cada vez más aficionados como pude comprobar ayer, porque, por lo visto, no se dignan a acercarse en ningún campo al que viajan..
Al final, dejarán de tener nuestro apoyo y la culpa será nuestra por no animar como acostumbramos y no de la pareja de cómicos Mariano y Miguen Ángel Ferrer, por ejemplo..

ISMAEL dijo...

La alcachofa la tengo yo como "algo amarguilla", pero de firme caracter: le diré un refrán que refleja el alto aprecio que se tiene por aqui, a este producto. Cuando algo se obtiene y se aprecia por su valor, se dice " Amb diners...carchofes".
No creo que nadie se ofenda porque no adjunte traducción (tal vez, algún radical del lenguaje, tipo "ninot indultat")

ISMAEL dijo...

No se meta con Mariano Sr. Fernandez, que se le lanza al cuello D. Carlos...
Hagalo con Fabiano, que es más fácil, y generalmente más justo (aunque eso le garantice las críticas de D. Jesús, un admirador del muchacho...).
De Maxi, lamento su crítica (y la respeto). Está mal, pero ¿ a quien ponemos?
Por cierto ¿que me dice del Cleber?

MJ Navarro dijo...

uy como es Vd de zalamero, oiga..

MJ Navarro dijo...

Haganmé un favor..dejemos ésto un rato..ya verán que carreras del dueño por el número de comentarios..

Carlos Fuentes dijo...

si, Eduardo (aunque preferiría llamarle Fernández, que me gusta mucho así), si yo estoy de acuerdo con Vd en lo de Maxi, está claro que no está bien y que le queda mucho para ser el que fue. No creo que sea la raiz de nuestros males ni que su ausencia solucione mucho, visto lo que tiene detrás. No tome como reproches las opiniones distintas.
Lo de no acercarse a la afición, de multa. Y no es una metáfora ni un chiste. Lamentable que no se acerquen los jugadores al menos a saludar a quien se ha hecho todos esos km.
Si quiere hablamos de eso con más profundidad cuando dejen el flirteo huertano aquí los de las fotitos gastronómicas

MJ Navarro dijo...

Hala, ya llegó D. Cicuta..

ISMAEL dijo...

¿que áspero es Usted con la gastronomía?
¿debo acaso recordarle que un pariente suyo fué "el inventor de la salsa mayonesa"?

MJ Navarro dijo...

Se pone muy cardo, sí..

Carlos Fuentes dijo...

A ver, D. Cicuta, el Pocero y cardo, por la parte de Nafarroa;
por la parte de Levante, como es amiguito de todos, me habla de uno que no era pariente sino conocido y me hace un chat sobre alcachofas pero no menciona el Cynar, que es bien sabido que es una de mis debilidades
nada, nada, desde ahora yo ya sólo hablo con Fernández, que es educadísimo

Carlos Fuentes dijo...

por cierto, creo recordar que hace poco alguien incluyó un comentario con una url de un blog para enlazarle. Con el lío de comentarios que hay ultimamente no sé ya si le enlacé o no ... si el interesado lee esto y echa de menos su link, podría por favor manifestarse?
gracias

MJ Navarro dijo...

y encima, olvidadizo, oiga

ISMAEL dijo...

Como me provoquen... me lio a determinar las diferencias entre el cardo y la penca... lo advierto.
Por otro lado, D. Carlos, yo le hacía a Usted más del Fernet Branca que del Cynar..., claro que, si acude a trabajar en ese estado... tan falto de memoria. Enfin, que se la va a hacer, siga Usted con el Sr Fernandez, que nosotros se lo disculpamos.
¿ha probado algún remedio para la memoria?

ISMAEL dijo...

Por cierto, veo que no está D. Jesús, asi que aprovecho para fastidiarle:
- Aguirre es tonto (demasiado gestito ayer).
- Cleber no vale ni para capitanear un equipo de patio.
- Fabiano, no.
- Pernía tampoco, aunque algo más.
- Maxi al banquillo (esto no lo pienso, pero es para fastidiar).
- Maniche, fuera Maniche...

MJ Navarro dijo...

De la berza ¿sabe Vd algo, D. Ismael? Ojo, que no es alusivo a los desmemoriados, oiga...

ISMAEL dijo...

Para ser franco, no puedo decir que sea una autoridad en la berza. Es cierto. Bien que conozca las teorias de Hans Metterling sobre la influencia de la berza, sobre la ausencia de retentiva en la memoria, no voy a abusar de la ventaja que me otorga el que D. Carlos, en este momento, ya no recuerde sobre qué punto lo azuzamos....

MJ Navarro dijo...

Estaría feo hacerle eso a un disminuido, retentivamente hablando, me refiero..

Carlos Fuentes dijo...

a ver si vuelve Fernández y pone orden, que este blog se ha convertido en un despropósito

Jesús dijo...

¡Alto ahí! Que la berza, con unto, siempre con unto, es tope de gama. Veo, por lo demás, que don Ismael ha caído en el navarrismo más extremo hasta acabar poniendo de los nervios al Maestro. En fin, mañana tres del Kun y a Aitor Ocio un gapo en el ojo.

Forza Atleti!

Sergio Medina dijo...

En un fútbol tan vertiginoso como el inglés poner a Cleber que es más lento que mi pobre abuela es un suicidio. Si hasta Iván Campo pareció bueno, que yo estando en el campo no me enteré mucho del partido, pero fue al único que vi algo.

MJ Navarro dijo...

D. Jesús, no se haga el buenecico, que Vd bien que culebrea cuando quiere, oiga..

Jesús dijo...

Se nota, Sergio, se nota que no te enteraste mucho en el Reebok Stadium, pero, en fin. Yo, mientras lleve la camiseta del Atlético de Madrid, defenderé a Cleber tanto como el Sr. Fuentes a Mariano. Diga lo que diga la reina de la alcachofa.

MJ Navarro dijo...

Ojo, Miss Alcachofa..y no me pinche. Travieso, oiga

Jesús dijo...

Tararí que te ví, Artichoke Queen. Al lío, titulares para mañana: Abbiatti, Antonio López, Pablo, Eller, Pernía; Raúl García, Maxi; Kun y Forlán. Sí, son sólo 9, porque Aguirre mantiene la duda, textualmente, de "Cleber o Jurado junto a Raúl" y "Luis García o Reyes". Por cierto, Sergio Agüero le ha marcado siempre al Athletic (aquí y allí) desde que llegó a España. A por más!

MJ Navarro dijo...

Ahora que está Vd en plan felpudo con el dueño, haga el favor de escribir Mariano, oiga

Jesús dijo...

No way, josey. Ahora me voy a degustar un cocido preparado por mi anciana madre, aunque me sale mejor a mi, todo hay que decirlo.

MJ Navarro dijo...

Qué bárbaro, que ramillete de cocinillas, qué cosas..

Carlos Fuentes dijo...

aqui ya no se respeta nada

MJ Navarro dijo...

Uy, D. Vinagre..me voy, que tengo curling

Sergio Medina dijo...

De verdad que no me entere y menos de los momentos clave porque se saco una pancarta y cuando la estaban retirando ya no estaba Simao, abían expulsado a Agüero e iba a marcar el Bolton. Pero no me digas que Cléber y Reeyes hicieron un partizado y me lo perdí??? Vamos no jodas.

Jesús dijo...

No, no, no te digo eso. Lo primero, no mezclemos a Reyes con Cleber, que eso es insultar al brasileño y, de paso, a mi. Lo que quería, Sergio, es rebatir esto que decías: "poner a Cleber que es más lento que mi abuela es un suicidio", supongo fruto de las prisas. Primero porque no le viste jugar y cumplió. Y, segundo, porque, sancionado Raúl García, lesionado Motta y recién salido de una lesión Jurado, poner solo a Cleber era la única opción de Aguirre, salvo arriesgar con Alex Quillo y que le pudiera la fiereza inglesa (como el propio Vasco reconoció). Y, repito, Cleber cumplió, en mi opinión. En fin...

ISMAEL dijo...

Yo creo que Cleber, si que cumplió con lo que se esperaba: Simplemente, no hizo nada.
Ese es el problema, que a menudo, no hace nada, ni bueno ni malo. Claro que, últimamente se está esforzando, y cada vez hace más gazapos...
Cleber es del Atleti, pero también lo es García Pitarch, ¿lo vamos a defender por ello?
Reconozco que, puedo parecer radical, pero es que viéndole la cara de espabilado que tiene el muchachote, no sé qué podemos esperar de él.
Ojalá me equivoque, porque falta nos hace, pero está gozando de infinidad de minutos y relevancia, que no le correspondían todavía, y lo está echando todo a perder. Una pena. A mi me gustaría que triunfara, pero aún recuerdo cuando él mismo se comparaba con Deco, en una entrevista. No sé si me tengo que reir, o ponerme a llorar.
Como dice un conocido mío: se le pasea el alma por el cuerpo...