viernes, 1 de febrero de 2008

¡QUE APROVECHE!

La verdad es que, ha sido abandonarnos por unos días D. Carlos, y empezar el equipo a hacer tonterías. Menuda papeleta nos ha dejado, a la hora de hacer las crónicas…


Con lo fácil que es, redactar unas frasecillas, cuando se gana el partido y el equipo ha estado entonado, cuando se ve la situación en positivo, y ha habido goles, y el Kun ha hecho algún golazo, o Raúl García ha vuelto a dar una demostración, de que es el mejor en su puesto, en la liga española… o Forlán ha vuelto loco al equipo contrario…pero, ahora que lo pienso, pero, ¿es que acaso no ha sido así?

Y, es que esto es un lío, fijándome bien y ahora que me acuerdo, el tipo del bar donde comí el jueves, me iba diciendo “que pena, el Valencia le ha ganado al Atleti, lo ha eliminado”.
¡Caramba!, si los que hemos ganado hemos sido nosotros…., eliminados sí, pero, ganar, ganó el Atleti.

Bueno, lo primero que debo confesar es que… soy valenciano.
Del Atleti hasta la médula, pero valenciano.

Y, digo yo ¿Qué demonios ha podido pasar, para que el Atleti no le haya sacado nada positivo, al peor Valencia de los últimos (como mínimo) 10 años?
Aunque, en realidad, y bien mirado ¿no le ha sacado nada positivo?

En fin, que estoy hecho un lío:

Me veo en la obligación de explicar cómo narices puedo estar orgulloso del partido que hizo ayer el Atleti y, al mismo tiempo, me siento un poco responsable (no olviden que soy valenciano) de haber sido parte (cuanto menos genéticamente) del perjuicio causado al equipo y afición de mis amores.

Así que, trataré de compensarles de algún modo, mientras les largo el ladrillo, en que explico lo que me gustó del partido de copa:

Les contaré el secreto de la Paella.

Si, si, ríanse, si quieren. Seguro que todos ustedes creen que hacen paellas en casa de las de chuparse los dedos, o tal vez, conozcan un bar, donde los jueves dan una tapa de paella, que está de perder el sentío.
Pues no, y no se me ofendan, ni molesten, que si no D. Carlos me mata. Pero no tienen ni idea, y aunque me juegue la propia ciudadanía al desvelarles tamaños secretos, yo he dicho que les compenso y les compenso.
Así que, vamos allá…

Lo primero que deben de hacer es armarse de un paella, es decir, nada de sartenes raras, ni instrumentos de caprichosa forma que “total, igual me valen”, no. Lo que necesitan es una paella. Si, si, esa de las dos asas de toda la vida.

Y con ella, un difusor de gas, que se aplique repartidamente en esa paella. Se lo ruego, no me concentren el fuego en un punto de la paella, repártanlo y dispónganse a enchufar el fuego…

Como enchufado salió el Atletí al partido del miércoles, enchufado y serio, con Forlán reforzando más que nunca el centro del campo, para compensar los problemillas que tiene Maxi en esa demarcación.
¡Cómo jugó el uruguayo, cómo trianguló!. De su intervención, y de la cada vez mayor entonación de Cleber por esos lares, salieron los dos goles. Soberbio el del Kun, que nos hizo estallar de júbilo, y que les puso a los jugadores de Valencia los atributos como guisantes…

Pues bien, no me pongan guisantes en la paella, por favor, ni pimiento morrón, ni nada raro. Ahora voy, con la verdura.
Previamente me han hervido la carne a pedazos, 20 minutos: pollo y conejo (nada más, ni magro ni nada que tenga que ver con el cerdo).
La verdura me la añaden y hierven a continuación, en el mismo caldo: habas frescas, alcachofas a pedacitos… ahora es tiempo de estas verduras y son las que mejor les irán. Diez minutitos bastaran.

Y eso fue lo que pasó, que el Valencia salió de su madriguera como un conejo asustado, y se encontró con el regalito del auto gol del Atleti. Y es que, o hacemos una mamarrachada o reventamos. Somos así, que le vamos a hacer.
Pero, ese no es el problema, el problema surgió en que nos quedamos todos congelados. Jugadores y (confesémoslo) el público. Esa ventaja que le dimos al contrario, nos sacó de la Copa, esos minutos que permitieron el segundo gol del Valencia. Nos dejaron fritos, vamos sofritos.

Para sofreír, sobre la propia paella y con aceite de oliva, me sofríen primero el pimiento rojo, luego me añaden la carne (la que se hirvió previamente) y me la dejan bien dorada. El tomate debe ser natural, rayado y, me lo sofríen también, añadiendo un poco de pimentón dulce (una cucharadita) y azafrán en polvo. Hecho esto, añaden la verdura que se hirvió aparte y se sofríe todo junto. Lo último el arroz, para que se mezcle todo.

Así es, enseguida lo mezclamos todo. Ya se podía oír en la grada “El Aguirre este es un inútil”, “la Defensa es de risa”, “Maxi no es el que era”, “Luis García no da una…” en fin lo de siempre.

Y entonces nos fuimos al descanso, con la sensación de que le íbamos a meter varios pirulos más al “Valencia B” este, que había venido a amargarnos la fiesta. Ya comprendo que decir esto, les va a resultar polémico, pero a mi alrededor éramos varios los que pensábamos que nos íbamos a comer a los de Koeman.

Y así fue, solo que en vez de varios, le metimos uno solo, cuestión de medida… como la paella.

Presten atención, pues es importante, me echan una tacita de arroz por comensal, y más tarde cuando todo ha quedado bien sofrito, tres de caldo por cada una de arroz. Fuego a tope, y a esperar que arranque a hervir. Desde ese punto, 10 minutos a fuego rápido y 10 a fuego lento (no he dicho mínimo, sino lento).

Mientras esperamos, veamos que hizo el Atleti la segunda parte: En mi opinión, todo.

Metió un gol, creó suficientes ocasiones para haber rematado la eliminatoria, arriesgó en defensa, tuvo que recomponer esa línea por lesión dos veces. Raúl García demostró lo que demostró (no lo pongo todo porque, si no, me paso de calificativos, y luego algún polemista, me contará las palabras), Maxi lucho como un poseso (sin acierto, todo sea dicho), Forlán siguió desequilibrando una y otra vez (como el Kun), Cleber se ganó el respeto de muchos aficionados (entre ellos yo), Valera nos recordó que tenemos lateral derecho (hasta demasiado lateral derecho, visto que acabó lesionado), Miguel de las Cuevas sacó los colores a más de uno (ya saben a quienes me refiero), que le quitan el puesto (por poco tiempo, visto lo visto) y nos dio una alegría al demostrar que gran jugador puede volver a ser. Falcón paró, Perea se multiplicó y….
Nos faltó meter ese gol, nos faltó esa poquita de suerte para eliminar al Valencia al que, ganar, le ganamos.

¡Menuda hubiese sido esta crónica! Con el mismo partido, fíjense, si marcamos una de esas ocasiones finales. A buenas horas iba yo a estar dándoles la brasa con la paella… ¡Dios mío, se me olvidaba la paella!

A ver, a ver, va bien porque parece que se va quedando sequita, con el arroz sin acabar de cocerse. Perfecto.

Verdecita de aspecto (la alcachofa y el haba le darán ese color), con el arroz repartido y sin que pongan mucho grosor (compren una paella más grande, señores, que el arroz debe de ser un dedito…). Cuando vean que se acaba el caldo, me la tapan a fuego mínimo con un periódico, un ratito (si, si con un periódico, aunque aquí les dejo que escojan alguno que no sea anti-atlético, si lo encuentran).

Ya acabamos.

La crónica: porque el Atleti debe de salir reforzado de esta victoria, en la que demostró que es un buen equipo, con jugadores con casta, y un esperanzador futuro en liga y Uefa.

La paella: en cuanto me vean el arroz hechito, quitan el periódico, ponen el fuego a tope hasta la que oigan crujir un poco (así se garantizan el célebre socarraet), y lo apagan.

¡Ah!, y el secreto, que ya pensaban que no lo iba a divulgar: Echen “arroz bomba”. Es el único que aguantará, si se quedan sin caldo y le tienen que añadir un poquito.

Bueno, no se olviden de dejar reposar el arroz cinco minutos, ni de sacar las lecturas positivas del partido de ayer, que aunque se empeñe el del bar amigo mío, le ganamos al Valencia.

¡Que aproveche!

16 comentarios:

Billie dijo...

Sin lugar a dudas, cuando habla usted de paellas, sabe de lo que se habla, válgame Dios, que ya he empezado a salivar y faltan cuatro horas para la cómida.

Con la próxima crónica espero la entrega de la fideuá, con anexo del imprescindible "ajoaceite"... bona terra València!

Jesús dijo...

Tiene pinta de haber quedado excelente, don Ismael. Y, por lo demás, celebro su valentía en la defensa de los nuestros y suscribo punto por punto todo lo dicho. Es una verdadera lástima no haber pasado, habiendo sido mejores en el global de la eliminatoria (el Valencia no nos creó ni una ocasión clara ni allí ni aquí, al margen de los goles). Claro que más lastimoso es verificar una vez más la falta de criterio de muchos que se dicen atléticos y que critican al equipo con los mismos argumentos derrotistas de siempre hayamos perdido en Mallorca jugando pésimamente o hayamos obtenido una victoria pírrica ante el Valencia jugando bien y con garra. La gente ha interiorizado tanto los mantras negativos y pupistas que aunque Cleber haga un partidazo, que lo hizo y lo vimos todos, hay que decir "este tío no vale ni para tercera división". En fin, que esto tiene que ser un punto de inflexión para bien y en ese sentido he interpretado las declaraciones de Falcón y Raúl García tras el partido. Una verdadera pena lo de Valera: un mes fuera. Pero, vamos, si el domingo le ganamos al Murcia, cuestión que yo no dudo, me hago la paella y le mando una instantánea.
Un abrazo!

ismael dijo...

D. Jesús, yo he llegado a la conclusión (después de verme llevado por algunos momentos de zozobra, lo reconozco) de que el equipo ni está tan mal, ni es tan malo.
Lo cierto es que tenemos un handicap en la defensa. Sea mala suerte, sea falta de nivel en algunos componentes, sean lesiones,sea lo que sea, ahí hacemos agua constantemente. Una pena. Imaginense como estaríamos sin tantas (fíjese que no escribo "ninguna", sino "tantas") concesiones y disparates en defensa. Por no decir, la repercusión que tiene esa inseguridad en las otras líneas: en ánimo y en desgaste.
Esto, una defensa insuficiente, es letal en partidos de eliminatorias, y deberíamos estar preocupados ante la Uefa.
El Club debiera haber reforzado ya esas demarcaciones. Tampoco hace falta fichar a tanta gente..., pero algo debieron hacer. Tal vez Aguirre debería tambien estar tirando de algún chaval de las categorías inferiores, pero desconozco si lo hay (con talento, me refiero), por no decir del riesgo que supone meter a un jugador en formación, en una linea con esa dinámica.
Pero, vaya, que estoy de acuerdo en ver "el vaso medio lleno". Este equipo, si no nos lo cargamos a base de depauperarlo, será temible...
Lo malo es que, a fuerza de darle la razón, vamos a perder la combatividad que siempre tuvimos. Prometo buscar motivos para chincharle.
P.D.: ¡asustado estoy de que no le salga buena la paella a Dª MJ Navarro!

Jesús dijo...

Yo creo que la Navarrich ni lo intenta, me da que no es cocinillas...

Hele Atlética dijo...

La Navarrich anda por las Alemanias, pero seguro que toma nota. Don Ismael, definitivamente, estuvimos en dos partidos diferentes, sólo así es posible una lectura tan distinta. A mí me pareció una delantera buena a kilómetros del resto del equipo. Poco más tengo que reseñar. El Atleti de las bandas no juega por las bandas, la defensa es de risa, lo de Cleber me ha dado hasta rubor. En definitiva, este Atleti no es el Atleti, aquel Atleti que jugaba cada eliminatoria de Copa como si fuera la final de la Champions. Contra este Valencia nunca se debió perder la eliminatoria y buscar justificaciones es hacerle flaco favor al equipo y a su memoria.

Un saludo
Helena

jagsolla dijo...

me ha gustado mucho la cronica.

te felicito

atletista sin solución dijo...

Es imperdonable que desperdiciemos dos goles de ventaja en ocho minutos en nuestra casa y jugándonos lo que nos jugábamos.

Me quedaré con la receta y lo intentaré repetir en casa, pero dudo mucho de que me salga tan rica como las que hacen en su tierra.

Abrazos.

ismael dijo...

Pués no dude que le saldrá rica, aunque es común opinión que, el que la cocina es quien menos la disfruta. Esto es así, porque al cocinarle se está inhalando los vapores de la misma, y ello impide obtener el mismo aprecio que quien "llega, se sienta a la mesa, y se la come". Le recomiendo que no se mantenga "encima de ella" mientras la prepara.
Vale, vale, ya me estoy poniendo un poquito pedante, lo siento.
La verdad es que da mucha rabia que nos eliminaran cuando ibamos 2 a 0 y borrando del mapa al rival. En el campo nos quedamos planchados todos, muertitos.
Pero, dos cosas le opino:
Primero que, ese gol (el primero del Valencia) fué pura mala suerte. Futbol es futbol, que decía aquel.
Lo segundo, es que, ese partido, normalmente, nosotros lo perdíamos. Y en cambio, lo ganamos.
¡Acabemos con la leyenda del pupas, de una vez!
Para mi, el Atleti fue mejor que el Valencia, de lejos. Nos eliminaron "por culpa del reglamento", que dice un amigo mio.
Insisto, en mi opinión, no es lo mismo perder así (otra vez, coño, ¡que ganamos!), que como en Mallorca.
Aupa Atleti!!

Jesús dijo...

Ahí, ahí, don Ismael, con la cabeza bien alta. Por cierto, da vergüenza, pero mucha, leer por ahí los palos que se lleva el pobre Cleber (que es un jugador nuestro, coñe, aunque lo haya fichado el inútil de Pitarch) después de jugar su mejor partido con la rojiblanca. Y, encima, le echan la culpa por un autogol de rebote. Esta tarde ganamos, compañero.
Forza Atleti!!!

MJ Navarro dijo...

Uy, perdonen, llego tarde..pues mire, se equivocan Vds..tengo una mano muy simpática en la cocina, y en concreto, con la gastronomía a la que hay que dejar reposar..
Traté de localizarles, pareja, pero creo que le hice gestitos a otros dos señores que, lógicamente, no entendían nada..

ismael dijo...

Yo me pasé estirando el cuello, todo el partido.
¡Menuda torticulis!
Pero no la ví, y eso que me atavié con un foulard "color imposible", para destacar y que me localizará. Una pena.
Como dijo Macartur ¡Volveré! ¿o era Fernando Torres?

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

La crónica del partido del Valencia creo que es la más optimista que he visto.
Ayer se demostró que de reforzamientos, los justos.
El domingo estaré en El Sardinero y espero celebrar una victoria. De lo contrario, otro año a la Intertoto...

ismael dijo...

Que sí, que sí, que es una crónica optimista. Pero tambien digo que hay pocos equipos en la liga, que estén atando los perros con longanizas. Estamos ahí, y hay que procurar no dejarnos llevar por el dramatismo habitual.
¿crisis? Ayer, hasta que marcó el Español ibamos cuartos... Pero eso ya lo contará D. Carlos (si vuelve algún día de vacaciones, el tio).
P.D.: no me nombre la Intertoto, hombre, que se me ha revuelto el estomago....

Jesús dijo...

Ahí, ahí, Ismael, no nos dejemos vencer por el dramatismo y el derrotismo habituales. ¡¡¡Que no somos el Valencia!!! (Y ojalá nunca lo seamos, ni como club, ni como equipo, ni como afición; por mucho que se empeñen Calam y sus secuaces)
Forza Atleti!!

Drusty dijo...

El Atletico esta atravesando un buen bache, pero yo creo que despues de la primera vuelta se merece algo mas de confianza...

Saludos
www.elMERCADILLOdelFUTBOL.blogspot.com

Rubén Uría dijo...

Hola a todos! Por si os interesa, ya está disponible el Ránking de Blogs de Fútbol de Enero 2008. Un abrazo