lunes, 24 de diciembre de 2007

De las cosas que se ven venir y de las ganas de evitarlo

Ayer, ya lo saben Vds, el Atleti perdió en casa un partido importante y hoy, ya lo saben Vds, el Atleti no está en Champions. El Atleti ha perdido cuatro partidos contra los cuatro que van por delante y eso da bastante que pensar.


Volvía el Atleti a jugar a las cinco y en Madrid hacía un día de esos tan suyos de invierno. Hacía buen tiempo, el sol lucía, el Atleti jugaba a una hora estupenda y si ganaba se metía de lleno en el lío de arriba. Aquellos, pobres, que sigan estos artículos ya habrán oído más de una vez eso de que cuando el Atleti tiene todo a tiro para redondear un fin de semana estupendo para sus seguidores puede uno estar seguro de que lo echará a perder. Y sí, ayer perdió un partido importante que le hubiera acercado al segundo puesto, que es el puesto en el que el Atleti ha acabado la liga en más ocasiones. No pasa nada, hay tiempo por delante y todo eso pero, qué quieren que les diga, a uno le hubiera gustado pasar las navidades en un puesto más honroso que el quinto. Pero vamos, no es para tanto.

Ir a fútbol en días como ayer es un placer, y así lo fue ayer también. Como es navidad y esas cosas hay mucha gente que vuelve a Madrid y entonces uno tiene la ocasión de ver a amigos a los que no veía hace tiempo. Cuando en este estado de espíritu tan positivo uno entra en el estadio y le dan el Forza Atleti, es imposible no hacer gran cantidad de chascarrillos y chistes de esos que uno no haría en una situación en la que uno se jugara su reputación de tipo con chispa. La portada de ayer (foto de Cléber sobre el titular “Very Cléber”) y un encarte sobre disfunciones eréctiles son toda una provocación para los amigos que vienen de tomarse un pacharán, así que a nadie extrañaba ver en la grada un gran ambiente en el que aficionados con pelucas navideñas se mondaban imaginando que titular hubiera elegido el ingenioso portadista del Forza Atleti si el Club llega a fichar a Kaká o Elano. En fin.

El caso es que empezó el partido y el Atleti se hizo chiquitito y le dio la iniciativa al Espanyol. El Espanyol es un buen equipo que cuenta con jugadores que van desde aseados a muy buenos, y así es más fácil jugar bien. El Atleti, por contra y obra de la dirección técnica, cuenta con un plantel en el que el espectro cualitativo va desde estrella a nivel mundial a petardo de feria ambulante, lo que complica las cosas. El Atleti lleva un tiempo encomendado a lo bueno que tiene delante a pesar de lo limitadito que tiene detrás, y en partidos como el de ayer se nota. El Espanyol metió al Atleti en su campo cuando eran once contra once presionando con autoridad y jugando bien, y esto es mérito del Espanyol; pero también es algo preocupante en tanto uno recuerda al menos cinco equipos que han jugado con igual iniciativa y suficiencia en el Calderón en lo que va de año. El Atleti pierde fuelle en casa y eso es innegable, y si ha perdido ya contra tercero y cuarto, conviene recordar que hay que recibir a primero y segundo en dentro de no mucho.

El partido, decíamos, pintaba en azul y blanco durante el tiempo en que fueron once contra once y no pasó lo mismo después de que el árbitro expulsara a Agüero. Agüero se expulsó un poco él solo y el árbitro le ayudó. Que Agüero, estrella máxima del Atleti y la liga, haya sido expulsado dos veces seguidas en casa dice mucho sobre él y sobre el Atleti. Sobre él dice que aún no ha asumido su condición de objeto de agresión tolerada, que comete algunos errores y que no consigue moderar su sangre caliente cuando le están zurrando. Sobre el Atleti dice que al Atleti es fácil arbitrarle en casa, porque uno no se imagina a las estrellas de los equipos grandes expulsados día sí y día también en casa: las directivas, la prensa y hasta la curia vaticana se encargarían de que así no fuera. Pero la directiva del Atleti no está para esas cosas que lo suyo es hacer perras, lo suyo es publicar las cartas pro directiva en el Forza Atleti y anunciar clubes de carretera en los vídeo marcadores y remedios contra la impotencia en la revista oficial para así, de paso, promocionar “Desde que amanece, apetece”, que es otra fuente de ingresos.

El caso es que Agüero se fue a la ducha, confirmando lo que ya todos sabíamos: que en la liga española uno puede darle una sarta de patadas a la estrella del Atleti, que como mucho le sacan a uno una amarilla y si hay suerte el Atleti se queda con diez. El árbitro, horroroso, también pudo pitar un penalti por mano (rara) de Raúl García y pudo haber dado un gol al Espanyol que anuló por fuera de juego (raro) de Corominas, que marcó tras una dejada de cabeza de Eller de la que la gente no habla por que habla del gol anulado, que si el gol vale a Eller le tiran al río. Así que el árbitro, que pudo ser determinante, resultó ser malo para todos y aún así no pasará nada, como de costumbre. El público respondió a la expulsión presionando en cada jugada, empujando al equipo arriba y buscando otra amarilla en alguno de los sancionados del Espanyol y aquí el público demostró ser más avispado que los jugadores del Atleti, que renunciaron a forzar otra amarilla rival.

Y a todo esto, y haciendo una de esas cosas extraordinarias que el Atleti hacía cuando éramos pequeños, el Atleti marcó un gol con uno menos. Simao para ser más exactos, que metió otro golazo de falta de esos que echábamos de menos en el Manzanares. Simao Sabrosa, un tipo liviano con idénticas iniciales en nombre y apellido, nombre de super-héroe de paisano como Peter Parker o Matt Murdock, parece ser el único portugués con futuro en el equipo tras las actuaciones de los otros super héroes lusos, el tímido elfo Zé Castro y Maniche, el Vengador Tóxico. Maniche, cuando mejor estaba y más falta hacía al equipo, cuando parecía que se entendía bien con Raúl García y cuando todos dábamos por confirmada su trayectoria ascendente, parece que se va del equipo. Indisciplina, poca profesionalidad, vida nocturna ajetreada y algún desplante en el vestuario parecen haber motivado lo que se antoja un problema gordo (y no es con doble intención). Ya andaba justa la plantilla de jugadores de garantías en ese puesto: Motta no se sabe si volverá a jugar con continuidad, Raúl García acabará pagando el esfuerzo titánico de cada partido y Very Cléber, que ayer jugó algo más confiado y con más solidez, no parece que sea el jugador que el Atleti necesite para dar consistencia y jerarquía en la parcela clave del campo. Más le vale a la errática dirección técnica del equipo fichar a alguien para ese puesto o la segunda vuelta puede ser una tortura. Veremos.

Jugó el Atleti con diez y lo hizo mejor, con más raza y convicción que otras veces. Lo intentaba el Espanyol, sobre todo con Riera, a quien Perea dio excesivo espacio todo el partido, pero ná. El Atleti se metía atrás, quizás demasiado atrás, quizás demasiado pronto. Cuando uno se mete atrás intenta garantizar que en el área chica nadie será humanamente capaz de rematar, pero hasta en esto el Atleti es distinto: con todos dentro del área, Tamudo metió un gol regalado, el enésimo gol regalado a balón parado. Hasta entonces Abbiati había hecho paradas de mérito y alguna más haría, pero el Espanyol empataba gracias a un balón en el área chica que daba saltitos, feliz, entre montones de defensas rojiblancos que no sabían qué hacer con él. No es nuevo. Tampoco era nueva la expulsión de Pernía, que tenía una amarilla y por allí cerca a Tamudo, ese tipo del que no hay que fiarse nunca. Pernía a la calle, es fácil arbitrar en el Calderón, el Atleti con nueve con empate a uno y treinta y cinco minutos por delante, ahí es ná.

Se mascaba la tragedia ahora que Iván de la Peña estaba en el campo y el Atleti con dos menos. De la Peña pedía el balón y nadie le encimaba, así que el peligro era constante. El Atleti había optado por replegarse, quizás en exceso, quizás no. Sólo un tipo parecía creer en la posibilidad de un milagro. Forlán, sólo y agotado, reclamaba fe. Muchas veces pidió el balón, varias veces abroncó a sus compañeros por no jugarla con él, hasta dos veces pudo marcar. Forlán, una vez más, dio clases de clase, casta y profesionalidad. Si mete ese gol de cabeza, si gana Forlán el partido, se cae el estadio y cierra la clínica de disfunciones eréctiles.

Pero el Espanyol atacaba y atacaba y el Atleti esperaba atrás, quizás demasiado atrás. Se fue Maxi y entró Jurado, el Hombre de la Posición Natural, y si hay un partido en el que Jurado no debe salir es el de ayer pero Aguirre tiene estas cosas. El Espanyol lo intentaba sin éxito y a cinco minutos del final el Atleti seguía vivo en contra de lo que muchos hubiéramos pensado y uno veía con orgullo la resistencia épica de los nueve que quedaban en el campo. Si uno hubiera sido aficionado del Espanyol se tiraría de los pelos y criticaría con dureza a ese equipo que no conseguía meter un gol a un rival con dos menos. Aguantaba el Atleti y parecía que nos podríamos llevar la alegría menor de un empate pero al final, justo a la orilla, cerca ya de la salvación, cuando casi se tocaba el chiringuito, el Atleti se ahogó. Tuvo que emplearse el Espanyol, tuvo De la Peña que hacer un pase de los suyos para conseguirlo, porque si no el Atleti se hubiera llevado el puntito y pasaría la nochebuena en Champions, pero no. El Atleti perdió, el Espanyol ganó y a uno, como a muchos, le escoció sobremanera la forma en que todo esto ocurrió.

Y escoció a pesar de lo anunciado porque el Atleti no perdió por encajar un gol en inferioridad contra un buen equipo. Tampoco perdió por no echarle la casta que tantas veces hemos reclamado. Perdió por tonto, perdió por no templar ánimos y por tentar a la suerte de un árbitro malo. Perdió por encajar una vez más un gol tonto a balón parado. Perdió quizás por tener una plantilla descompensada y por tener jugadores ya al borde del agotamiento. Y todo esto da una rabia especial, porque al Atleti ayer le vimos apretar los dientes como hacía tiempo que no le veíamos, le vimos desafiar a la lógica, negándose a aceptar lo que todos pronosticaba, que es lo que hace años hizo que el Atleti sea el Atleti. Y esto, dentro de lo malo, es una buena noticia. Feliz Navidad.

24 comentarios:

MJ Navarro dijo...

¿Podría alguien saludar a Tamudo de mi parte, y que parezca un accidente? Feliz Navidad para Vd también, oiga

jagsolla dijo...

Ha sido cambiar el color de fondo de el blog a azul, y perder contra los blanquiazules del español.

Un saludo y feliz navidad.

Por cierto, ya no aparezco linkeado en tu web :S

Billie dijo...

Totalmente de acuerdo con la "entradilla". Perder contra los cuatro primeros debería ser motivo de seria reflexión. Feliz Navidad.

Argantonios dijo...

Se ve venir algo parecido al año pasado, un plantilla muy corta y no bien cubierta, además, en varios de sus puestos, el agotamiento que comienza a hacer aparición sin haber finalizado la primera vuelta y los cuatro puestos de arriba, que deberían ser el mínimo exigible a un club como éste y que no se le exige desde hace una década, se empiezan a alejar,...pero vamos, no hay que preocuparse, para el año que viene se prepara un "proyecto" impresionante, como el del año anterior y al anterior a ese y....si es que somos muy exigentes en este club, por diez años que no ganamos nada y como nos ponemos, bueno, mejor dicho, como no nos ponemos :-( .......muy buen artículo, en mi opinión, como siempre, un saludo.

ismael dijo...

Pues yo conocí otra forma de tortura: como no me fiaba del partido, lo vi en el multifutbol ese. No se imaginan lo que es: "conectamos con el Calderón, y siempre el Español atacando..." Angustioso. Por no decir de los últimos minutos, cuando solo queríamos aguantar el empate: "conectamos con el Calderón, conectamos con el Calderón otra vez...". Horroroso.
No se lo recomiendo, oigan.
De acuerdo con su crónica, D. Carlos: en cuanto aparece un equipo ordenado y bien entrenado (lo siento D. Jesús), a pasarlas canutas. Ya nos paso con los griegos esos del jueves.
Demasiada descompensación quitarnos a dos de arriba (Maxi y el "Kun Afuera"). Y eso que no salió Reyes...
De todo ello, algo tendrá que decir el mister, vamos digo yo. No hace nada le oimos decir aquello de "manejar los tiempos" y "no ir a por los partidos desde el primer minuto". Pues vaya la solución que nos ha dado. Si le dejamos presionar arriba a cualquier equipillo ordenado, se nos come. y no digo que el Español sea un equipillo, es un equipazo. Bien entrenado.
Lo de Cleber, es de ordago, solo nos faltaba (para sustituir al comprometido Maniche) este turista accidental, con mucha planta, pero poca sangre.
Por último, hasta yo (desde el mortal Multifutbol) me preguntaba porque el mister no mandaba a nadia a tapar a De la Peña: una y otra vez se veía que nos la liaba.
Claro que ¿a quien sacaba para esa función (visto lo que tenía en el banquillo)? Desde luego que a Juradillo no. Pero fue lo que hizo (porqué lo hizo, él sabrá).
Pero vaya, que nadie se desanime, con medio equipo estamos ahí, ¿que pasaría con un equipo completo?
Aupa.
P.D.: Por cierto, D. Jesús, yo soy uno de los que se hará con el libro ese de Lyndon. Para que luego diga que me meto con Usted.

Jesús dijo...

Bueno, bueno, bueno, esto se calienta. Y, como siempre, en los peores momentos salen los que aprovechan para cargar contra el equipo, confundiéndolo con la directiva y sus secuaces, los que de fútbol saben poco más o menos que son once contra once, los forofos descerebrados y los que se creen lo del Pupas. No lo digo, obviamente, ni por el Maestro ni por don Ismael. Pero, en fin, no seguiré por ahí, que sino tendría que mirarme por encima algún blog de estos pseudoatléticos y me da pereza porque no saben hilvanar siquiera una frase en castellano con cierta corrección.
Iba a cargar contra usted, Maestro, por la crónica derrotista, pero al llegar al último párrafo me he calmado. Y le doy la razón, en general.
Al compañero, maestro y (espero) amigo don Ismael, en primer lugar afearle que hable de un partido que no ha visto, que ya le vale comentar por el resumencillo del Multifútbol. Hablando de oídas, carga contra Cleber que ayer estuvo muy bien y, a ratos, fue el mejor. Su odiado Aguirre, querido Ismael, no mandaba a nadie a tapar a De la Peña porque éramos nueve y convenía más tapar otras cosas. De hecho, a los cenizos antiatléticos estos que confunden el equipo con su directiva, les recordaré que un equipazo como el Espanyol, que había preparado este partido tranquilamente durante toda la semana (y no en dos días, como nosotros, y bajo el tormentón interno del caso Maniche) y jugando contra nueve valientes casi rendidos por el cansancio nos creó dos ocasiones: una que paró espectacularmente Abbiatti y la que metió el vikingo de Luis García. En esos cuarenta minutos nosotros tuvimos dos de Forlán.
La verdad es que cansa leer las críticas de cuatro don nadies que se empollan el AS y repiten lo de "tenemos mala defensa" o patatín o patatán sin tener ni puñetera idea. ¡Joder!, ayer, como en los cuatro partidos anteriores, Pablo estuvo imperial e incluso Eller cumplió, mientras Perea bailaba con la más fea y estuvo a la altura de las circunstancias, que fueron terribles. De Raúl García no digo nada porque todo sería poco: prodigioso. Y si salieron Jurado y Luis García, probablemente los dos jugadores con menos sangre de la plantilla, fue porque, literalmente, Simao y Maxi no podían ni con las botas. Y Maxi, aún desfondado, se mosqueó con el cambio, dada su casta.
Yo ayer vi a un Atleti con garra, con cojones, con coraje y con hambre. Y vi a un equipazo como el Espanyol histeriquito y jugando al borde del reglamento: Torrejón, Angel y Zabaleta debieron ser expulsados aplicando el mismo criterio con el que se midió a Patapalo Pernía, al igual que Tamudo, que agredió sin balón a Pernía. Ayer vi al peor árbitro de Primera División haciendo el ridículo. Ayer salí del campo jodido por la derrota pero con la cabeza bien alta y confiando a muerte en los míos, no rumiando mi pobreza de espíritu con que si hemos perdido contra los cuatro primeros y con que si la abuela fuma y además Ducados rubio.
Y hoy lo que vuelvo a ver es a cuatro tuercebotas que aprovechan la mínima para hablar de gilipolleces y manchar nuestro nombre.
Lo cual, lógicamente, no lo digo ni por el Maestro, ni por don Ismael, ni, muchísimo menos, por la reina de la fruta escarchada.
Y encima en Nochebuena, ¡tócate las gónadas!

¡¡Atleti o Muerte!!

Abuelo dijo...

No se puede culpar al árbitro de la derrota de ayer, aunque este sea rematadamente malo. El Español fue superior. El Atleti luchó como hacía tiempo que no veía a este equipo luchar. Menuda diferencia con el de otros años. sigo siendo optimista. Felices Fiestas.

ismael dijo...

Nos infunde Usted optimismo D. Jesús. Solo por eso, ya vale la pena provocarle.
La verdad es que hay un trasfondo de orgullo con el equipo, que compartimos todos. Y eso ya es diferente de otros ejercicios. Lo aplaudo.
La casta con la que se ganó a los griegos esos el jueves, es de las que ayudan a sacar pecho.
Pero queremos más, queremos un equipo al nivel de los que estan abanderando este nuevo Atleti, queremos calidad en más de una linea. Y que se juegue al futbol, y no a verlas venir.
Y queremos dejarnos de "casis", y no me refiero al Casis de Dijon, sino al "casi ganamos", "casi aguantamos" etc.
Un equipo con solvencia, es lo que pido. El que tengamos jugadores de los de caracter de verdad, no quita que tengamos mequetrefes. Y ya saben a quienes me refiero.
Bueno lo dejo, que estoy divagando.
Dos cosas:
-Muy cierto lo que dice usted de Pablo: está descomunal.
-Lo de Cleber, lo veremos. Pero yo espero a M. de las Cuevas (los que le vimos jugar nos acordamos de su calidad).
Hale! feliz Navidad don Jesus, y no se me enfade por lo del Multifutbol...

Jesús dijo...

Ve, en lo de Miguel de las Cuevas coincidimos totalmente. Reconozco que el alicantino es mi debilidad, pero últimamente me tienen negro con eso mis mejores fuentes en el Club, que no paran de repetirme que este chaval nunca volverá a jugar, que está cojo y que me acuerde de Van Basten o de Kiko y sus tobillos. Pues no quiero, ¡ea! Ojalá sea titular en la Copa dentro de diez días. En fin, salud!

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Efectivamente los últimos minutos de este equipo fueron para sentirse orgullosos, pero no creo que porque la plantilla esté descompensada no puedan llegar los triunfos.
Que la defensa es débil se sabe desde el principio, pero estando más serios se puede llegar lejos.
FELIZ NAVIDAD desde Un grande sin memoria

Hele Atlética dijo...

Mira que acogedor ha quedado el saloncito, así de azul. Ya veo a Jesús y a Ismael debatiendo en la mesa camilla. Dónde va a parar con el gris ese tan frío, tan de pared de despacho.
El Colsa´s Face Devil debe andar de vacaciones porque le leo un espíritu bastante magnánimo. Serán las navidades. Felices para todos ustedes.

Un beso

Pdta... sabía que el encarte del Forza Atleti no pasaría desapercibido para usted.

Carlos Fuentes dijo...

es que uno, con la edad, va siendo receptivo a estas cosas, mire Vd.
el azul es en efecto más acogedor, hasta ahora no habíamos tenido tiempo de pintar las paredes y estabamos con el gotelé con el que nos entregaron el piso. La avalancha de críticas provenientes de la parte de Navarra y el convencimiento de que es necesaria la opinión femenina y obligado su seguimiento y cumplimiento nos animaron a llamar a los pintores.
Además el tono hace un contraste muy indicado con el color de las pastas que traemos a los duelistas cuando les llenamos las tazas de té (PG Bonds Pyramidial, naturalmente).

Teixi dijo...

No se acaba el mundo por perder este partido la linea del equipo es buena, el Español es el equipo revelación de esta temporada y pueden ganar a cualquiera.
Me quedo con la buena actuación de Abbiati y que Simao cada dia va a más.

saludos, thepremier.blogspot.com

Carlos Fuentes dijo...

no se acaba el mundo, es cierto. La línea del equipo es buena, pero discontínua: estamos más o menos con los mismos puntos y en el mismo puesto que el año pasado, por más que las sensaciones sean mejores. QUeda mucho y hay que mejorar, que nos creemos que vamos de cine y confiamos demasiado en que el resto pinche. Optimismo moderado con atisbos de identidad algo recuperada, pero sin dar volteretas

MJ Navarro dijo...

Ay, D. Jesús..ya no quedan hombres como Vd. "La reina de la fruta escarchada"..conquistador, so zalamero...

Jesús dijo...

Y de Cuatro Caminos...

MJ Navarro dijo...

Válgame,San Válgame..una perdición, oiga..

Carlos Fuentes dijo...

qué derroteros toma el blog ... se ve que está la afición contenta

MJ Navarro dijo...

Camarero! Dónde estará este hombre ahora???

ismael dijo...

Pero, bueno, Maestro, ¿es que no va a hacer Usted una crónica "resumen anual" como hace todo el mundo?
¿ no se da cuenta que no tenemos apenas nada de que discutir?
Por favor, ponga carne en el asador, hombre, que no vayamos a estarnos aletargados hasta la reanudación de la liga. Trabaje usted...
y no me diga que está de vacaciones: no me extrañaría. La gente de la tercera edad enloquece en estas fechas.
¿no se habrá ido a Benidorm ataviado con una orca hinchable?
Haga algo, hombre, ahí tiene a Cleber, a Pernía, a Reyes, a Eller, a Maniche (si, don Jesús, a Maniche), a Juradito, a Ze Castro (Dios mio, que lista tan larga) para hacer sus reflexiones...
Diga algo, salga de su ostracismo, provóquenos, corrijame las haches...

Carlos Fuentes dijo...

pues mire, sí que la tengo
deme Vd unas horas

MJ Navarro dijo...

Peroooooo...cortita, ¿vale? que es que no tengo almendras rellenas, ni tiempo,ni uvas pelás, oiga..

ismael dijo...

¿la orca hinchable?....¿no es Usted un poquito mayor para esas excentricidades, Don Carlos?
Le espero cruzado el año, y le felicito de paso. Como creo que sabe, estaré jugando al Golf, deporte denominado elitista, del que es Handicap 0 Diego Forlan (lo que equivale a decir profesional, cosa dificilísima, que cualquiera que haya jugado alguna vez a ese cruel deporte sabe que es "otra dimensión"). Menudo angelito!!

ismael dijo...

¿la orca hinchable?....¿no es Usted un poquito mayor para esas excentricidades, Don Carlos?
Le espero cruzado el año, y le felicito de paso. Como creo que sabe, estaré jugando al Golf, deporte denominado elitista, del que es Handicap 0 Diego Forlan (lo que equivale a decir profesional, cosa dificilísima, que cualquiera que haya jugado alguna vez a ese cruel deporte sabe que es "otra dimensión"). Menudo angelito!!