domingo, 26 de abril de 2015

Cosas de críos




El  miércoles pasado, cuando el Atleti era eliminado de la Champions por el tercer equipo de la capital (tras el Atleti B), una nube negra se posó sobre la ciudad, nublando la vista y ocultando el paisaje, oscureciendo la luz de las farolas y llenando de hollín las hojas de los árboles.

Científicos desplazados a la ciudad tomaron muestras del desagradable polvo en suspensión y analizaron su contenido en laboratorios y universidades utilizando potentes microscopios, programas informáticos de última generación, tecnología molecular patentada por la NASA y grandes gafas de culo de vaso. Tras hacer reaccionar las muestras con compuestos químicos que pudieran dar una pista de su composición y hacer reposar precipitados y mejunjes en probetas y vasos de nocilla, las conclusiones de la investigación fueron viendo la luz en las horas siguientes.

-        Ya lo tenemos, Profesor
-        Pues dígalo ya, oiga, que es Vd muy pesado
-        Hombre, tampoco se ponga Vd así.

Lo que los científicos miopes con bata blanca de laboratorio y muchos bolígrafos en el bolsillo superior de la misma habían encontrado no tenía precedente, pero no resultó del todo soprendente para muchos de ellos. El polvo negro en suspensión que irritaba gargantas y ennegrecía futuros, el hollín que amargaba momentos y llevaba a los amargos a arrastrar a otros en su vorágine fatalista y catastrofista estaba compuesto de diferentes tipos de malos humos.

Entre los compuestos presentes en el vapor flotante los científicos descubrieron un gran volumen de gas sabihondo, el residuo que produce el ego cuando actúa enjuiciando con petulancia las obras de los que saben más que uno. La repetición excesiva de la frase “se ha equivocado Simeone” produjo además una acumulación de polvo de rencor, extracto de bilis y otros sólidos en suspensión que producen ceguera temporal, alteración en la percepción de la realidad y cara de tonto. Entre estos humores pestilentes había también acumulaciones peligrosas de deseo de revancha, vapor de envidia, extracto de ajuste de cuentas, arrogancia en partículas, miedo a la burla en la oficina, resignación ante la necesidad de tragarse las palabras propias pronunciadas en un momento temerario ante vecinos que profesan religión con despertador en el pecho, rabia por no ser uno entrenador de fútbol diplomado sino simple oficinista, esencia de persona pequeña, fiebre por querer ser popular en las redes sociales, mezquindad en polvo y zumo de prepotencia. Todas estas miasmas provenían, cosa curiosa, de las campanas extractoras de domicilios de ambos signos en los que se había visto el partido de Champions.

Sobre todo, los químicos detectaron enormes cantidades de falta de respeto condensado en pequeñas gotas, que una vez inhaladas o tocadas eran causantes del delirio con el que se expresan estos días propios y extraños que quieren convertir un partido de fútbol perdido (y bien perdido) en el fin de una época que aún no ha acabado, en una mancha en el historial gigante de un equipo que seguirá aplastando tópicos unos cuantos años más y que, si no lo hace, pues tampoco pasa nada. Las autoridades aconsejan huir a toda costa del contacto con este fluido por producir alteraciones de humor, deudas futuras a costa de las opiniones disparatadas vertidas en el presente y serias consecuencias para una vida social sana.

En medio de esta nube tóxica amaneció al ciudad el jueves, con adultos amargados incluso ante la perspectiva de revancha inmediata en la oficina, y niños medio dormidos. Muchos de esos niños, que no pudieron ver el final del partido como en aquél cuento de Sacheri, se levantaron con sueño, se fueron a la cocina, se sentaron en una silla y esperaron al colacao. ¿Cómo quedamos?, preguntaron, y sus padres les dieron la mala noticia. Tragaron leche, masticaron sin ganas los cereales, se bajaron de la silla y se fueron a su cuarto. A los dos minutos, volvieron.

-        Papá, ¿Puedo ir hoy con la camiseta del Atleti al cole?
-        Pues claro

La presencia masiva de niños con camisetas, mochilas y anoraks del Atleti en las estaciones de autobús a la mañana siguiente del sofocón fue poco a poco diluyendo la nube negra y radiactiva que sus padres  y los padres de sus rivales en el colegio habían generado con su idiocia el día anterior. Sabiendo que iban a pasar un día duro, muchos niños de los que no se atreven a dar lecciones de táctica a entrenadores profesionales, que no dudan de la calidad de los jugadores de su equipo porque simplemente son sus ídolos y a los ídolos no se les cuestiona nada, que no saltan a twitter a demostrar al mundo que eso que no funciona ya lo habían advertido ellos hace tres meses en unos treintaidosavos de Copa contra un Segunda B, que no viven el fútbol con la amargura del que se resiste a vivir el momento presente con la felicidad que merece porque ello supondría reconocer que su pomposa opinión sobre tal o cual partido era simplemente errónea, que no entienden la pertenencia a una afición más que como una fuente de alegría e identidad que se forja también – o quizás sobre todo – en los días malos, cogieron la camiseta del Atleti para asombro de adultos refunfuñones y amargos y se fueron directos al avispero, sin saber – o quizás sí – que el chaval que iba a pasar un día duro en el colegio defendiéndose de una multitud burlona iba a volver a casa siendo alguien mejor.

____

Un par de días después, en el Calderón, 10.000 de esos niños que dieron lecciones a muchos adultos del Atleti y que debieron hacer sonrojarse (y admirar hasta la envidia) a muchos forofos de equipos rivales estaban en las gradas viendo cómo el equipo de la Intercontinental, el que perdió una final de Copa de Europa en el último minuto sólo para seguir ganando y ganando títulos los años posteriores en la época en la que los adultos malhumorados y revanchistas de hoy eran niños que pedían dormir con la camiseta del Atleti en los días señalados, hacía el saque de  honor en el estadio en el que todos querríamos jugar un partido grande.

La prensa, que nos sigue sorprendiendo muchas veces por su capacidad para no enterarse de nada de lo que ocurre en la grada del equipo cuyas vicisitudes sigue a diario, esperaba un plebiscito, un referéndum, un examen a Simeone. En su lugar se encontró con una grada feliz que hacía la ola, con 10.000 niños cantando y saltando, con un estadio entregado a los que ganaron tantas copas en el pasado y al entrenador que ha llevado a este equipo ya legendario que juega día tras día en el Calderón, con la afición del Atleti dejando claro, una vez más, que aquello que otros verían previsible para nosotros no es sino impensable.

¿Realmente esto sorprende a alguien que sepa lo que pasa en esta grada? ¿Qué mueve a alguien, aparte del deseo de venganza, a incitar un plebiscito en el Calderón en esta situación? ¿Es que alguien del Atleti esperaba otra cosa? ¿Alguien del Atleti habría silbado a unos jugadores que cayeron en el minuto final de unos cuartos de Champions con el mismo estruendo con el que antes se caía en treintaidosavos de Copa contra el Jaén? ¿Alguien del Atleti se siente con la necesidad de afear algo al Cholo y los suyos? ¿Alguien que vaya con frecuencia al Calderón se sentiría bien si eso hubiera pasado? ¿Es que no hay nadie en ciertos medios que entienda lo que pasa en la grada?

Pero, sobre todo … ¿Hay alguien que no sea un niño del Atleti capaz de ir al cole con la camiseta de su equipo el día después de la debacle? 

38 comentarios:

MSC dijo...

Me quito el sombrero, D. Carlos. Una vez más.
Dicho lo cual, creo que el Atleti sobrevaloró al Madrid.

Gonzalo dijo...

Yo estuve en la grada de ese estadio donde no perdemos una final de copa contra el equipo local y justo después de acabar el partido, los más de 3.000 que allí estábamos cantábamos eso de "orgullosos de nuestros jugadores", "Cholo, sácalos" o el himno del Atleti. Los que ganaron, que ya saben ustedes cómo son, nos enseñaban todos los dedos de ambas manos como si eso fuera algún motivo de deshonra para con nosotros. Le aseguro que nadie de los que estuvimos allí, hizo reproche alguno. Se asumió que habíanos estado peor y ya está.
Hoy he leído, seguro que igual que ustedes, una de las crónicas más ventajistas, vomitivas, oportunistas, injustas y, sobre todo, FALSAS que nadie jamás ha hecho sobre el partido de ayer. Y lo peor, el que la ha hecho, dice ser atlético. Con amigos como estos...
Yo hace tiempo que no me creo nada que no vea con mis propios ojos. Y lo que vi es a un equipo haciendo piña tras la consecución del segundo gol en el banquillo local. Se ve que no hay unión, es verdad...

ISMAEL dijo...

LO QUE HAY QUE HACER, ES PARTIR MAS PIERNAS.
MAYOR Y MEJOR VIOLENCIA!

Costa dijo...

Muchas gracias.
Al final del partido, cuando a mi hijo, 10 años, le decía eso de "esto es como en el cole, unas veces se gana y otras se pierde, no pasa nada. Ya sabes al año que viene estaremos de nuevo en la champions...", me miró, se me puso a llorar con ese sentimiento que solo tienen los niños. Fue terrible. Pero a la vuelta del cole, al día siguiente, le vi mas fuerte, y el sábado en el Calderón (ese que se resiste a caer bajo las piquetas a fuerza de sentencias), disfruto, animó, hizo la ola. A quién le importa un titula mas o menos pudiendo ser del ATLETI.
Abrazos a todos

Carlos Fuentes dijo...

Ein?

Libros Mondo dijo...

Buenos días, Maestro,

Pepa Odeta ondeó su bandera rojiblanca antes, durante y, sobre todo, después del partido.
Respecto a todo eso que bien comenta, le dejo unos comentarios realizados, con su buena educación y elegancia habitual, por don Diego Pablo Simeone en la rueda de prensa posterior a la solvente victoria por tres a cero frente al Elche:

"La etapa de la Champions terminó, donde creo que competimos muy bien en una competencia muy linda".

"El otro día competimos muy bien contra un gran rival y en 178 minutos estuvimos presentes en la eliminatoria, más allá de que a algunos les hayan gustado un poquito más las formas o no, pero hasta el minuto 178 estábamos en el partido. Nadie te asegura que de otra manera hubiéramos estado en el partido en ese minuto, pero bueno, podemos discutir de fúbol, que es muy lindo, en otro momento".

"Competimos y vamos a seguir compitiendo. Guste al que le guste y no le guste al que no le guste".

"Unas veces podemos jugar unos metros más atrás, otras veces podemos jugar unos metros más adelante, pero es todo palabrería. Lo que importan son los hechos y el hecho es que estamos luchando para estar entre los tres mejores del campeonato, que posiblemente sea el mejor campeonato de toda Europa".

Aguante Cholo!!!

Libros Mondo dijo...

Y, por cierto, los mismos que sacaron toda su bilis para cargar contra un Entrenador que "les molesta", se han deshecho en elogios por la preciosa propuesta futbolística del Celta, al que le metieron cuatro.

ISMAEL dijo...

Lo que quise decir, es que ya está bien de acusarnos de violentos, y demás zarandajas. Estoy seguro de que, si se analizan estadísticas, debemos ser de los equipos más castigados en el plano físico por los contrarios: Saúl, Raúl, Manchu, etc...
Ahora sale el Kaiser a decir sandeces, así de oido...
Bah!
(Por cierto, magnífico el zas en toda la boca del Cholo a esas declaraciones...)

Carlos Fuentes dijo...

Ein?

Vicente dijo...

Pues no hay duda de q mi hijo también iría al cole con la camiseta del atleti, pero su madre no le deja (además de q tiene q ir de uniforme). Pero me encantó su reacción después del acto q organizaron los 50 el sábado por la mañana. Ayer domingo me pidió permiso para mojarse los labios con una cerveza, Mahou, por supuesto y brindar por el cumpleaños del atleti.

Iván Sánchez dijo...

Si las debacles en el Atleti del Cholo consisten en perder en cuartos de final de la Champions, contra uno de los grandes favoritos, por un solo gol encajado cerca del final y cuando se jugaba con uno menos, no hace falta decir nada más del trabajo que está haciendo Simeone en este equipo.

Borcam dijo...

Pues en un cole público de Chamberí, en quinto de primaria para ser exactos, cinco camisetas del Aleti y dos del tercer equipo. El jueves, claro.

Es que no se enteran Sr. Fuentes. No-se-enteran.

Nota.- mire que lo de la ola no me gusta pero si se trata de hacer cultura de club hasta paso por ahí. Y por duplicado.

Benson Señora dijo...

Pues pese a haberse equivocado estuvimos a un cabezazo de Koke de pasar la eliminatoria. Impresionante este Cholo equivocándose en: cada uno de los planteamientos, los cambios, los fichajes, el color de camisa, y hasta la elección de vino para acompañar un cachopo.

Hay gente que se ha pasado en tuiter con 5 duros. Dejadme disfrutar pesaos!

Aúpa Atleti!

Fran Omega dijo...

Muy bien, señor Fuentes. Como no nos entienden, y les da rabia no entendernos, hay que dejàrselo todo así de clarito. Les va a dar igual, pero al menos nos damos el gustazo.

¡Ah!. E inevitablemente, me ha encantado ese "que se resiste a caer bajo las piquetas a fuerza de sentencias" del Sr. Costa.

Jose Ramón dijo...

Marca Torres, marcamos todos.
https://pbs.twimg.com/media/CDyiRTtUIAADAUA.jpg

Russeus Albusque dijo...

Qué gozada fue ver primero la potencia y el pundonor marca de la casa, luego la calidad de crack en el recorte, y finalmente el temple de jugador maduro en el remate!

Libros Mondo dijo...

Y en la matinal del domingo un perfecto testarazo!

Dr. Caligari dijo...

Yesss!

Dr. Caligari dijo...

y ahora, huelga.

Costa dijo...

Pues siento decirles que ante una consulta por email realizada al Club por esta persona, en la información sobre la renovación de mis hijos como socio-infantil desaparecía misteriosamente el "día del niño", una señorita muy amable me ha llamado por teléfono para decirme que:
"No hay suficientes asientos libres para tantos niños y eso crea un problema, por lo que se ha tomado la decisión (supongo que los maravillosos gestores) de cambiar el día del niño por descuentos que pueden llegar al 80 % en algunos partidos"
Vamos, que te cambio dos partidos gratis por uno y un posible descuento, y además, como el día del niño funciona muy bien, campo lleno contra el Elche, pues lo quito y a otra cosa, que me interesa algo que dé dinero y no futuros aficionados que llenen el campo dentro de diez o veinte años, que a saber de quién es el club para entonces.
Un abrazo

Libros Mondo dijo...

¿Queeeeeeeeeee? ¿Vacaciones anticipadas?

Libros Mondo dijo...

http://ctxt.es/es/20150528/deportes/1251/El-plan-de-Simeone-f%C3%BAtbol-Atleti-Atl%C3%A9tico-de-Madrid-Real-Madrid-Bar%C3%A7a-Simeone-Liga-Champions-League-La-colchoner%C3%ADa.htm

Muy bueno lo de Uría.

Dr. Caligari dijo...

Una vez más, hip hip Uría!

Libros Mondo dijo...

Que cosa más fea y más necia:

https://instagram.com/p/3YpkzwMAPR/

Fran Omega dijo...

¡¡Es insoportable ese tío!!.

Libros Mondo dijo...

Poesía rojiblanca.
http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/01/actualidad/1433158494_206022.html

Dr. Caligari dijo...

Uy, yo conocía solamente a su hermano Retro...

Libros Mondo dijo...

Hola Chavales!

http://estatico.vozpopuli.com/imagenes/Noticias/53E1EB06-11D0-096E-21E8-1ED97B2D8691.png/resizeCut/789-0-679/0-43-394/imagen.jpg

Dr. Caligari dijo...

Siete novias para siete hermanos

Benson Señora dijo...

Si como al parecer Miranda y Manduca se van sólo desearles suerte.

A Miranda por todo. Jamás olvidaré su gol contra el innombrable en la final de copa (final que vi en un bar del barrio portugués de Burdeos).
Y a Manduca lo de siempre, su año ha sido ejemplar. En un estilo en el que no cuadraba, con un equipo en reconstrucción ha tenido actitud y compromiso. Suerte.

PS: He de comprarme un traje y aprovechando que ando por Madrid. Me recomiendan algo?

Gonzalo dijo...

A mí lo de Mandzu me duele, la verdad. No lo entiendo. Claro que hay que desearle suerte porque pocos jugadores se han jugado el pellejo por esas rayas en su primer año como el croata. A mí sí me encajaba en el equipo pero quizá pagó en exceso el bajón físico del resto de compañeros en los últimos meses.
Miranda pasó al Olimpo colchonero de un año a otro sin que nos diéramos apenas cuenta. Aún se me encoge el alma cuando recuerdo aquello de "ahora mi hijo podrá ir con la cabeza alta en el cole". Eso resume perfectamente lo que hemos recuperado con la llegada de Don Diego Pablo.

Libros Mondo dijo...

"Para ganar plata posiblemente haya equipos mejores"
http://www.marca.com/2015/06/20/futbol/equipos/atletico/1434809731.html

Libros Mondo dijo...

Acá la nota entera:
http://www.tycsports.com/noticias/Simeone-y-la-importancia-de-la-Copa-America-20150620-0001.html

Fran Omega dijo...

Ahí, Ahí ... Con un par.

A Mandzu le enviaban un pase en "mini profundidad", cuatro-cinco metros por delante y no llegaba, Don Gonzalo. En un equipo como el nuestro, en el que tiene tanta importancia el repliegue y la salida en velocidad, nunca acabé de verle, ni creo que encajase, ni recuerdo otro gol de arranque en velocidad y tiro ajustado, como el que le marcó al Madrí y nos dio la Supercopa. Eso, sin contar su tercio final de temporada, francamente malo y no sólo por falta de goles.

Lo de Miranda, snif, desde luego sería lo contrario.

Gonzalo dijo...

A rey muerto, rey puesto. Se viene Jackson.
A mí me parece un acierto, como lo de Vietto. Y deseando estoy por ver a Angelito Correa.
Lo de Arda, solo espero que se solucione rápido y ya habrá tiempo de hablar.

Libros Mondo dijo...

Pues ya está solucionao: un turco mercenario y pesetero y un notas con la cara torcida en un yate en el Mediterráneo haciendo lo que le enseñó a hacer su padre, contar billetes distraídos del patrimonio del Club Atlético de Madrid.

Gonzalo dijo...

Disfrutemos del Cholo, no queda otra. Es lo único a lo que podemos aferrarnos en estos tiempos. A él y a su ejército de guerreros. Los demás, no me interesan, por más que duelan las formas, que duelen.
Quiero pensar en Óliver y en Angelito Correa. Y en todos los que están dentro de ese vestuario y que dignifican muchísimo más la camiseta del Atleti que aquellos que llevan tres décadas en él y aún no se han enterado de que no hay equipos más grandes, por más que sí los haya con más títulos. Eso duele muchísimo más.

Borcam dijo...

Pues ya solo quedan 48 horas para leer al Sr.Fuentes.